UN TORERO A CABALLO

UNICO

Cartel
Estadistícas en esta plaza
FESTEJOS
18
TOROS LIDIADOS
36
TROFEOS
16 orejas y 0 rabos
PUERTAS GRANDES
4

 

La plaza de toros "Nuevo Progreso", antes "Monumental de Jalisco", fue diseñada para albergar a 16,561 espectadores. Leodegario Hernández y su amigo más cercano y además socio, el ex novillero hidrocálido Carlos González, lograron estrenar la plaza de toros sobre una superficie total de terreno de 60,000 metros cuadrados. El proyecto arquitectónico fue encomendado para su elaboración al arquitecto José Manuel Gómez Aldana y la construcción la realizó Constructora México, S. A. cuyo director era el arquitecto Leopoldo Torres Águila.

La plaza está conformada por cinco filas de barrera, siete del primer tendido, seis del segundo tendido, zona de palcos de siete personas cada uno, los asientos poseen grapas laterales de metal y la zona general en la parte superior de la plaza donde acude la gente con menores recursos; el número de vomitorios fue calculado para desalojar la plaza en cinco minutos.

La plaza tiene 9 corrales, diez cajones de toriles y el ruedo fue diseñado en una circunferencia de 46 metros de diámetro y un callejón con cuatro metros de ancho. El patio de cuadrillas es amplio y posee terreno suficiente para las maniobras de los camiones a la hora del desencajonamiento, hay caballerizas y vestidores para las cuadrillas, además la plaza está dotada con moderna enfermería y bonita capilla, palcos para Autoridad, ganaderos y empresario, oficinas, sanitarios y alumbrado, lo que le permite celebrar festejo nocturnos.

Posteriormente la plaza se mantuvo cerrada algunos años, casi una década habiéndose celebrado solamente cuatro temporadas en ella y fue transferida por Leodegario Hernández a una empresa conjunta formada por Espectáculos Taurinos de México y Don Ignacio García Aceves, quienes la remodelaron y la reabrieron el 20 de octubre de 1979. En 1990 fue adquirida en su totalidad por la Empresa Espectáculos Taurinos de México, quien es el propietario en la actualidad. Es indiscutiblemente un coso de primera categoría.


FUENTE: plazanuevoprogreso.com.mx

La perla tapatía, como se le conoce a esta bella metrópoli del occidente de México, cuenta con la segunda plaza en importancia del país, "El Nuevo Progreso", en cuyas gradas se da cita una de las aficiones más entendidas y, por ende, exigentes de cuantas se puedan encontrar en el mundo taurino tanto de América como de España.

El público tapatío vio por vez primera al navarro el día 20 de noviembre de 1999 y fue precisamente esa su segunda actuación en tierras mexicanas. Lidió toros de San Marcos junto a Eulalio López "Zotoluco" y Fernando Ochoa, dando una vuelta al ruedo en su primero y obteniendo una oreja de su segundo.

No pasó apenas un mes, para que Pablo volviese al Nuevo Progreso, más concretamente el 12 de diciembre del mismo año, esta vez en un festejo de rejones, con toros de Mariano Ramírez, para Lorenzo Cue, Giovanni Aloi, Pablo y Antonino López, obteniendo una oreja en solitario y saludando desde el tercio en la collera con Cue. Pese a lo parco en trofeos, ambas tardes de Pablo Hermoso de Mendoza ese año en Guadalajara, dejaron un gran sabor de boca en los aficionados y críticos, hasta el punto que fue declarado máximo triunfador de la Temporada en la Plaza Nuevo Progreso.

Con estos argumentos comenzó la siguiente temporada, y al amparo de Pablo, se consiguió llenar, como no se conseguía hace años, las gradas del coso tapatío. Con un ambiente totalmente de gala, el 12 de noviembre de 2000 hacían el paseíllo Pablo Hermoso de Mendoza, Oscar San Román y Enrique Espinosa "El Cuate", que se enfrentaron a toros de Montecristo. Con su primero Pablo, no tuvo suerte con el rejón de muerte que tocó la médula del toro, y escuchó división de opiniones, lo cual, lejos de achicarlo, lo enrabietó, y en su segundo salió dispuesto a todo, y así consiguió cortar dos orejas y salir a hombros por primera vez de esta Plaza. Los caballos esta tarde fueron LABRIT, MAGRITAS, CAGANCHO, CHICUELO, ALBAICIN, DANUBIO y BORBA.

El 25 de marzo de 2001, fue una fecha señalada en la carrera de Pablo, porque volvía a Guadalajara, pero además en ese marco, despedía su histórica temporada en México, tras sesenta y cuatro actuaciones por todo el territorio mexicano y con un tremendo éxito de público y en lo artístico. El cartel para esa tarde, mitad mexicano, mitad hispano, lo componían Pablo Hermoso de Mendoza, Fernando Ochoa, Alfredo Gutiérez y Antonio Barrera, con toros para caballo de Fernando de la Mora y a pie de Pilar Labastida. Montando a LABRIT, TABASCO, CAGANCHO, CHICUELO, ALBAICIN, DANUBIO y MARIACHI fue silenciado en su primer toro y en su segundo, que brindó a toda su cuadrilla, apoderados, caballerangos...Pablo obtuvo las dos orejas con fuerte petición de rabo, que la presidencia no concedió y fue sacado a hombros por su propia cuadrilla.

Ese mismo año regresó a Guadalajara el 11 de Noviembre de 2001, también con lleno en los tendidos numerados y lidiando un toro de Fernando de la Mora, con el que escuchó palmas y otro de Santa Bárbara, del que obtuvo una oreja con petición de la segunda. Completaron el cartel Alfredo Lomelí y Alfredo Gutiérrez y los caballos empleados en esa tarde fueron LABRIT, TABASCO (foto superior), ALBAICIN, FUSILERO, DANUBIO, CHICUELO y MARIACHI.

El 3 de marzo de 2002, se produjo la siguiente actuación del navarro en esta plaza, ahora junto a Alfredo Gutiérrez y Antonio Bricio y con toros de De Santiago, ante los que cosechó una oreja en el cuarto, siendo silenciado en el primero, montando en ambos toros a LABRIT. CAMPO GRANDE, ALBAICIN, VITI, DANUBIO, CHICUELO y MARIACHI.

No regresaría Hermoso al coso de la Colonia Monumental sino hasta el 10 noviembre de 2002. El cartel lo integraban aparte del caballero en plaza los matadores Oscar San Román y José María Luévano, despachando toros de la dehesa de Vistahermosa. Una vez más los tendidos se llenaron y el navarro correspondió a la afición entregándose ante dos toros que no le pusieron las cosas fáciles, terminando por cortar una oreja de su segundo. EBANO, LABRIT, CAMPO GRANDE (imagen derecha), MAZANTINI, RONCAL, ALBAICIN, CHICUELO y MARIACHI fueron los equinos que tuvieron participación esa tarde.

La historia de Pablo en la Nuevo Progreso continuó el 16 de febrero de 2003, cuando actuó en la corrida programada como parte de las celebraciones por el aniversario de la fundación de la Ciudad. Ante otra excelente entrada hicieron el paseíllo además del navarro los diestros aztecas Fermín Spínola y Alejandro Amaya, como responsables de despachar un serio encierro de las dehesas de Teófilo Gómez. Hermoso de Mendoza no tuvo mayor suerte en su primero, a pesar de que en todo momento intentó hacerle fiesta. Pero con su segundo dió una catédra de torero a caballo ante un astado que en sus manos se vio mejor de lo que era, despenándolo de un extraordinario rejonazo para cortarle las dos orejas, convenciendo de nuevo a la afición y cruzando a hombros la Puerta Grande de la plaza tapatía. Para lograrlo contó con la colaboración de RONCAL, DANUBIO, CHICUELO, CHACAL, MONTERREY, FUSILERO, GAYARRE y CERVANTES.

El siguiente capítulo escrito por el estellés en la arena tapatía tuvo lugar el 15 de febrero de 2004, de nuevo tomando parte en la corrida que formaba parte de los festejos de aniversario de la metropoli. Le acompañaron en el cartel los jovenes matadores José María Luévano y Antonio Bricio, correspondiéndole al navarro un astado de Bernaldo de Quirós y otro de Reyes Huerta, Esta fue la primera ocasióno en la que Pablo no pudo tocar pelo en la perla tapatía, recibiendo en sus dos turnos sendas ovaciones de un público entregado que valoró el actuar de Hermoso de Mendoza y de su cuadra integrada por: LABRIT, NATIVO, CERVANTES, CURRO Y FUSILERO.

Este recuento cronológico tiene continuidad el 17 de octubre de 2004, Pablo aparecía de nueva cuenta por la puerta de cuadrillas de la Nuevo Progreso, acompañado por Miguel Espinosa "Armillita" y el toricantano local Guillermo Martínez, para despachar bureles de Fernando de la Mora. Hermoso de Mendoza brindó una actuación con tintes de exquisitez ante dos toro mansos que lejos de ayudar dificultaban el actuar del jinete y su cuadra. CURRO, CHENEL, FOSOFORO, SAMURAI, FUSILERO y CAMPO GRANDE aportaron todo su esfuerzo para que el torero navarro saliera de la plaza con un apéndice cortado a su primero, perdiendo cuando menos otro más al no estar certero con el acero en el quinto de la tarde.

La siguiente actuación del coloso estellés en el albero de la calzada Independencia tuvo lugar el 20 de febrero de 2005, de nueva cuenta dentro de los festejos programados por el aniversario de la ciudad, alternando con Miguel Espinoza "Armillita" y Eulalio López "Zotoluco" ante bureles de Fernando de la Mora. Ante otra excelente entrada Pablo realizó dos meritorias faenas que sin embargo no le depararon trofeos en virtud de andar poco fino con el rejón de muerte. Así el navarro fue ovacionado en sus dos toros, a los que lidió con la ayuda de SAMURAI, DELFIN (hoy SILVETI), FUSILERO, CURRO, CHICUELO, CHENEL TOSCANO y FOSFORO.

La contabilidad continua el 19 de febrero de 2006. Ese día alternó con Rafael Ortega y Omar Villaseñor. despachando astados de San Miguel de Mimiahuapam. En esta ocasión tampoco Pablo pudo descorrer el cerrojo de la Puerta Grande, yéndose en blanco de trofeos, en gran medida por haber tenido que recurrir a la espada de cruceta para finiquitar a sus dos adversarios. VILLA, LABRIT, DOMINGUIN, CURRO y CHENEL se emplearon a fondo para intentar redondear el triunfo que no llegó.

Este largo previo continua su historial el domingo 18 de febrero de 2007, alternando Pablo con Omar Villaseñor y Arturo Macías en la lidia de bureles de Fernando de la Mora. Esta fue una extraña tarde para el navarro ya que a pesar de haber cuajado dos grandes faenas, solo se llevo en la espuerta una sola oreja, del que abrió plaza. A su segundo le armó un auténtico lío y lo mató de un rejonazo fulminante, pero el hecho de que el rejón asomase por abajo de la res fue el extraño motivo por el que la gente se enfrió y el navarro se tuvo que retirar al callejón ante una leve división de opiniones. CHAMAN, RONDEÑO, SILVETI, CHABOLA, CURRO, CHENEL, FUSILERO y SARMATA aportaron su esfuerzo para este malogrado triunfo de su jinete.

Y así seguimos ahora reseñando la actuación del navarro que tuvo lugar el 4 de noviembre de 2007, alternando con Rodolfo Rodríguez "El Pana", y Juan Antonio Adame, en la lidia de astados de Los Encinos para rejones y de De Santiago para la lidia ordinaria. En esta oportunidad, ante un entradón en el albero tapatío, el infortunio con los rejones de muertes impidió a Pablo redondear un triunfo por demás notable, ya que en la arena realizó dos grandes faenas que le hubieran significado un importante número de trofeos. ESTELLA, CHENEL, MERLIN. ORO VIEJO, CURRO, SILVETI y FUSILERO fueron los protagonistas de esa tarde.

Continuamos este recuento haciendo alusión a la fecha del 15 de febrero de 2009, cuando el navarro provocó quizás la mejor entrada que en los últimos años se ha visto en el coso de la Colonia Independencia. Alternando con Arturo Macías y Joselito Adame, lidiando la terna astados de las dehesas de Los Encinos. El caballista estellés bordó el toreo en su primero al que holgadamente le hubiera cortado las dos orejas, pero el fallo a espadas hizo perder cualquier posibilidad de trofeo. De su segundo sí pudo rescatar un apéndice, logardo a base de entrega y enjundia. ESTELLA, TIZIANO, FUSILERO, PIRATA, DALI, CHENEL y ESPARTANO fueron los equinos empleados por Pablo en esa tarde del mes de febrero.

Y para el 14 de febrero de 2010 otro entradón en el coso de la Colonia Independencia para ver a Pablo acompañado de los jóvenes diestros Joselito Adame y Mario Aguilar, lidiándose astados de Bernaldo de Quiros. Hermoso de Mendoza se llevó la tarde deleitando a la exigente afición tapatía con dos completas lidias que en cualquier otro coso le hubieran abierto la Puerta Grande, pero el protagonismo inexplicable de la Presidencia le cerró tal posibilidad al negarle la oreja en su segundo, muy a pesar de la petición unánime del público asistente. A final de cuentas Pablo salió por su propio pie con una oreja en la espuerta, pero muy satisfecho del cariño y de la entrega de la afición de Guadalajara. ESTELLA, CHENEL, ICARO, PIRATA, MARQUES, SILVETI y ESPARTANO conformaron la cuadra empleada por Hermoso de Mendoza en este festejo.

Al año siguiente, 2011, la fecha señalada para la actuación de Pablo en la capital de jalisco fue el 13 de febrero de 2011, alternando en esta ocasión con José Mauricio y Octavio García "El Payo", lidiándose astados procedentes de las dehesas de Los encinos. Una tarde más en la que se conjugaron dos factores en la plaza tapatía: una gran entrada y que Pablo perdiese la Puerta Grande por los fallos a espadas. El estellés realizó dos faenas por demás interesantes, entregándose en una actuación que hizo disfrutar al público de Guadalajara, más sin embargo el balance fue de división de opiniones en ambos toros que enfrentó. CURRO, CHENEL, ICARO, PIRATA, SARAMAGO, MANOLETE y PATA NEGRA dejaron la impronta de su calidad en el ruedo de la Nuevo Progreso.

FECHA 10 de Febrero de 2013
LUGAR Plaza de toros Nuevo Progreso, Guadalajara, Jalisco, México
ENTRADA Más de tres cuartos
TOROS
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (ovación y 1 oreja)
Fermín Spínola (silencio y 1 oreja)
Octavio García “El Payo” (1 oreja y pitos tras aviso)
CABALLOS UTILIZADOS Primer toro de la Ganadería de Los Encinos, número 25, 520 Kg, de nombre Chapatin. De  salida CHURUMAY (2 rejones de castigo); en banderillas MANOLETE (2 banderillas) y VIRIATO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (3 cortas y 1 rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Los Encinos número 41, 510 Kg, de nombre Chamaco.  De salida CHURUMAY (2 rejones de castigo); en banderillas DISPARATE (2 banderillas) y DALI (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (3 cortas, 1 par de cortas a dos manos y 1 rejón de muerte).
OTROS CABALLOS DESPLAZADOS ESTELLA, NAPOLEON, VAN GOGH y HABANERO

El imán taquillero que mantiene Pablo Hermoso de Mendoza quedó evidenciado de nueva cuenta esta tarde en Guadalajara, que al conjuro del nombre del jinete navarro presentó una de las mejores entradas que se recuerde, con las localidades numeradas llenas y cubierto gran parte del aforo general. Un marco importante para el retorno del estellés a la Nuevo Progreso, que tras su ausencia del año pasado, volvió para deleitar con su concepto taurino a esta conocedora y a la vez exigente afición.

La actuación del centauro español estuvo llena de matices, y a base de casta y maestría cinceló dos faenas importantes que le depararon una oreja, si bien consideramos que su labor merecía más. Iniciando ante un burel complicado y peligroso de Los Encinos, que salió a la arena enterándose, distraído y abanto, CHURUMAY tuvo que porfiar para poder hacerle sangre, demostrando ya desde ese momento el astado que iba a vender cara su vida. MANOLETE abrió el tercio de banderillas y pudo galopar de costado y meterse incluso por los adentros, además de pegar alguna pirueta, pero lo hizo a costa de arriesgar el físico ya que el toro no obedecía los toques que le marcaba el binomio y a punto estuvo de provocar un fuerte desaguisado.  Y aquí quedó demostrada, una vez más,  la casta que le mantiene como gran figura del toreo, cuando otros hubieran optado por aliviarse, Pablo se plantó a ganarle la partida a su oponente, exponiendo una barbaridad en cada encuentro, domeñando en todos sentidos lo que se le venía encima. En ese tenor apareció VIRIATO, que llevó la emoción a cotas más altas por la forma en que afrontó los secos derrotes que le tiraba el burel, sin que ello hiciera mella a la hora de realizar su toreo, vaciando con majestuosidad las inesperadas arrancadas que pegaba la res. PIRATA llegó para corroborar como el de Los Encinos le esperaba, girando solo sobre su eje para al sentirlo cerca intentar prenderlo; aún con ello el azteca le ganó limpiamente la partida en una rueda de cortas rítmica y sin solución de continuidad, cerrando la labor con un rejón hasta la empuñadura que mandó al difícil astado al rastro. Extraño que después de esta muestra de entrega y dominio no se pidiese la oreja, escuchando Pablo una ovación al retirarse al callejón.

Era evidente que con su segundo el jinete en plaza iba a hacer todo lo posible por no pasar inédito en una plaza como Guadalajara, así que Hermoso de Mendoza salió como un jabato, decidido a por el triunfo, encontrándose ahora con un bravo burel que no se cansó de embestir hasta el final de una faena que resultó emocionante y sobretodo rebosante de maestría ya que el de Los Encinos exigía que se le llevase muy toreado. Así CHURUMAY se regodeó en los doblones, ganándole el tranco a un oponente que venía como locomotora, dándole lugar y tiempo para poder mellar su condición a través de dos rejones de castigo de impecable ejecución. El toro se vino para arriba con el castigo y DISPARATE aprovechó ese caudal de bravura y le llevó cosido a su grupa templadamente a dos pistas, reuniéndose en dos banderillas tan clásicas como majestuosas. El castaño inundó el ruedo con su elegancia y enseguida DALI lo inundó de alegría, de plasticidad y de emoción con su forma de citar, aguantando mucho en los embroques y adornándose en las piruetas que calaron hondo en los tendidos. Con el público totalmente metido en la faena apareció de nuevo PIRATA para otras tres cortas, de inmejorable colocación y manufactura, un gran par a dos manos, con el binomio toreando de verdad al astado que se les vino atravesado, desplantes temerarios y un nuevo rejonazo, con el que dobló el bravo ejemplar, habiendo ahora sí petición que se concretó en forma de una oreja, misma que Pablo mostró con orgullo en la vuelta al ruedo en la que quedó patente, una vez más, la admiración y el cariño que le tiene esta afición.

COBERTURA DE PRENSA