UN TORERO A CABALLO

UNICO

Cartel
Estadistícas en esta plaza
FESTEJOS
12
TOROS LIDIADOS
21
TROFEOS
17 orejas y 0 rabos
PUERTAS GRANDES
4

 

Hasta mitad del s. XIX todos los festejos taurinos en Corella, se celebraban en un espacio publico, la Plaza del Rosario. En 1845, tres corellanos, Miguel Poyales, Claudio Díaz e Hipólito Nieva, se asocian para construir a su cargo una Plaza de Toros en Corella. Compran terrenos en el paraje denominado “Las Eras de Santa Bárbara” y comienzan las obras el 17 de noviembre de 1845, terminando su ejecución en 1847. La corrida de toros que se organizó en Corella en 1846 con motivo de la boda de Isabel II, ya se celebró en esta Plaza, aun cuando faltasen por ejecutar ciertas obras que no afectaban al desarrollo del festejo taurino.

En 1849 los tres socios deciden constituir la “Sociedad Plaza de Toros de Corella” para dar entrada en la propiedad a todo aquel ciudadano que estuviese interesado en participar de aquel inusual negocio y sacan a suscripción publica el capital social de 57.227 reales de vellón dividido en 56 acciones que fueron suscritas por 53 accionistas.

Los antiguos socios, Poyales, Díaz y Nieva su adjudicaron el 25% del capital. El 75% restante lo suscribieron 50 accionistas, entre los que figuraban el Santo Hospital de Corella, El Marques de Bajamar, los Hnos. Bissié, el notario Joaquín Mª Campos, etc.

De 1854 a 1862 los tres principales accionistas recompran todas las acciones, de tal manera que en 1862 la Sociedad Poyales y Cia., compuesta por terceras e iguales partes entre Poyales, Díaz y Nieva, adquirió la totalidad de la propiedad.

Poyales, Díaz y Nieva inscriben la Plaza de Toros de Corella en el Registro de la Propiedad de Tudela el 23 de julio de 1866, quedando anotada la siguiente descripción:

Plaza de Toros situada extramuros de la Ciudad de Corella en el término del Ombatillo. Linda por Norte a terreno perteneciente a dicha Plaza y por Sur y Este a casas de Don Claudio Díaz; Don Miguel Poyales y Don Hipólito Nieva y por Oeste a terreno y era de los mismos Don Claudio Díaz; Don Miguel Poyales y Don Hipólito Nieva, consta de galería cubierta dividida en palcos; tendido; su fábrica se compone de mampostería y ladrillo y tiene una extensión superficial incluso el corral de los toriles de treinta y siete mil cuatrocientos dieciocho pies cuadrados, y su valor es cien mil reales de vellón”.

En la 4ª inscripción anotada el 30 de agosto de 1875 ya precisa que está situada en la calle Solanar.

En la inscripción 16ª fechada el día 13 de Diciembre de 1944 se describe la Plaza de Toros de la siguiente forma: “Plaza de Toros de Corella, en la calle del Solanar y termino del Ombatillo, consta de planta baja, galería cubierta dividida en palcos y gradas, tendido, ruedo, callejón, cuadras, corrales, chiqueros, enfermería, unas viviendas y otras dependencias, la superficie incluso el corral es de treinta y siete mil cuatrocientos dieciocho pies cuadrados que equivalen a dos mil quinientos sesenta y dos metros cuadrados con sesenta y cuatro decímetros cuadrados. Actualmente la superficie de la fabrica es de dos mil trescientos ochenta y siete metros sesenta y cuatro decímetros cuadrados por haberse vendido ciento setenta y cinco metros”.

La sociedad Poyales y Cia. se disuelve, y es valorada en 300.000 reales de vellón; D. Miguel Poyales compra en Enero y Marzo de 1867, las 2/3 partes hasta entonces en manos de D. Claudio Díaz y D. Hipólito Nieva, pagando a cada uno 100.000 reales, y haciéndose con el 100% de la propiedad del coso corellano.

Poyales fallece en Corella el 11 de mayo de 1873, pasando la propiedad a su viuda, Dña. Manuela Sesma Sobejano.
Como quiera que este matrimonio no tuvo hijos, al fallecimiento de Manuela Sesma, en 1874, son nombrados herederos universales por séptimas e iguales partes sus sobrinos los Hermanos Sesma Romeo (M.ª Cruz, Pascual, Marcelina, Jorge, Ana, Marcela y Manuela).

Desde 1875 y hasta 1928 los propietarios organizaron por su cuenta los festejos taurinos en la Plaza de Toros de su propiedad. A partir de 1930, el Ayuntamiento de Corella ha arrendado la Plaza de Toros de Corella a sus propietarios, los últimos 75 años, para subarrendarla a un empresario que organice los festejos taurinos de la Feria de San Miguel por su cuenta y riesgo. Los últimos empresarios de la Plaza de Toros han sido: Moneo Alaiza, Baquedano, José Casas, Manolo Cisneros, Julián Marín, José Luis Teruel y, actualmente, José Félix González, gerente de Sarot Asesores.



FUENTE: Ramón I. Villanueva Saénz / Ayuntamiento de Corella


Hasta el momento, son doce las actuaciones de Hermoso de Mendoza en Corella, once de ellas en la Feria de Corella en Honor de Nuesta Señora de la Merced y San Miguel, remontándonos hasta el 28 de septiembre de 1990 para contabilizar la primera, que fue en un festejo mixto junto a José Antonio Mondejar y el también navarro Sergio Sánchez, lidiando un toro de Angel Teruel y otro de Víctor y Marín. El resultado final, tras montar a GIRALDA, ALBAICIN, CAFETERO y ULZAMA fue de vuelta en su primero y oreja en su segundo.

La temporada 1992, Pablo la comenzó con nuevo apoderado en la persona del taurino José Luis Teruel, a la postre empresario de Corella y para dicha temporada, Pablo decidió presentar a sus nuevos caballos matando dos toros, uno de Rocio de la Cámara y otro de Javier Molina, a “puertas abiertas” en la plaza de Corella el 1 de marzo de ese mismo año. La cuadra que Pablo presentó esa fría mañana estaba compuesta por GIRALDA, CAFETERO, ALBAICIN, CAGANCHO, BYRON y FADISTA (en la foto).

Este año, Pablo fue incluido en la Feria en un festejo mixto que en principio se iba a celebrar el 26 de septiembre, pero la lluvia caída en la localidad ribera, obligó a aplazarla para el día 28, donde Pablo actuó ante un novillo de Víctor y Marín, del que obtuvo una oreja montando a BYRON,CAGANCHO, CAFETERO y compartiendo cartel con la rejoneadora María Sara y los matadores Tomás Campuzano, Francisco Javier Martínez “Paquiro” y Pedro Carra.

Al día siguiente la baja del cartel de Enrique Ponce, hizo que la empresa además de sustituir al valenciano con Rafael Camino, incluyese en dicho cartel de nuevo al rejoneador navarro que había sido el triunfador en la jornada anterior. Así junto a Camino y Pablo, efectuaron el paseíllo Juan Mora y Jesús Janeiro “Jesulín de Ubrique”. Pablo no tuvo suerte con el ejemplar de Ramos Moreno, manso y descastado, que lidió y fue silenciado tras escuchar un aviso. Entre lo poco destacable de esta tarde estuvo el toreo de salida a lomos de GIRALDA (en la foto).

No regresaría a la Feria corellana hasta el 30 de septiembre de 1995, esta vez en un cartel completado en su totalidad por los rejoneadores Javier Buendía y Antonio Correas y con toros de Angel Sánchez y Sánchez, aunque el sexto lidiado por Pablo fue un sobrero de El Sierro, siendo ovacionado y premiado con una oreja.BUENAVENTURA, CAGANCHO, CHICUELO, GALLO y BORBA compusieron la alineación de esa tarde.

El año siguiente, el día 29 de septiembre, toros de Fermín Bohorquez para Joao Moura, Pablo Hermoso de Mendoza y Andy Cartagena, montando el navarro a GIRALDA, BUENAVENTURA, CAGANCHO, CHICUELO, GALLO y PRINCIPE y siendo ovacionado en su primero y obteniendo una oreja del quinto.

Por fin lograría triunfar y por todo lo alto en el coso corellano el 29 septiembre 1997, con toros de Vega Texeira y en un mano a mano con el jerezano Fermín Bohórquez. Pleno del estellés obteniendo seis orejas de los tres ejemplares que lidió y abriendo por primera vez para él la Puerta Grande. Muchos caballos esa tarde y todos a un gran nivel; MARTINCHO, SABICAS, VENTURA, CHICUELO, TUPLIPAN, GALLO, BORBA y BUENAVENTURA y ausencia de CAGANCHO.

De nuevo en la misma fecha, esa ocasión del año 1998, actuó Pablo, en esta ocasión ante reses de Felipe Bartolomé y junto a los hermanos Luis y Antonio Domecq, obteniendo dos orejas y ovación como balance final, montando para ello a LABRIT, CHICUELO y MAZANTINI en su primero y a VENTURA, GALLO y ALDEBARAN en el sexto.

Tras un año de ausencia, volvería Hermoso de Mendoza a la ciudad de Corella, el 24 septiembre 2000, con toros de Puerta Hermanos, lidiados junto a Joao Moura y Andy Cartagena, y saliendo a hombros del coso ribero tras obtener dos orejas del segundo de la tarde, escuchando ovación en el quinto. Fue una tarde a lomos de MAGRITAS, FUSILERO, CHICUELO, SILVERIO, BORBA y MARIACHI.

En la temporada 2001, Pablo estaba contratado para actuar en Corella, pero la cuarentena que tuvieron que pasar los caballos para efectuar el viaje a México, impidió que el navarro pudiera celebrar este compromiso, teniendo que suspender su presencia en Corella, así como la que debía celebrar al día siguiente en Pozoblanco (Córdoba).

Sí toreó el 29 de septiembre de 2002, pero también condicionado por el viaje a México, porque ya el grueso de su cuadra había partido para el país azteca y Pablo se presentó en Corella con unos caballos que entonces no eran los más habituales. Eran FUSILERO (fotografía izquierda), MONTERREY, CAMPOGRANDE y MAZANTINI los cuatro caballos con los que Pablo despachó a los dos toros de la Condessa de Sobral y con los que fue ovacionado en su primero y obtuvo una oreja del cuarto. Esa tarde el cartel lo debía encabezar Joao Moura, pero el portugués pegó una de sus conocidas “espantadas” y a última hora se cayó del cartel, siendo muy difícil buscarle sustituto que abriese Plaza. Por ello Pablo abrió plaza a Javier San José y Sergio Domínguez.

Tendrían que transcurrrir dos años más para que el torero de Estella regresase a Corella. El 25 de septiembre de 2004 hacía el paseíllo al lado de Leonardo Hernández y Sergio Domínguez en la lidia de astados de los Herederos de Vinhas. Pablo realizó dos buenas faenas pero el uso del rejón de muerte le impidió el poder tocar pelo, siendo silenciado en su primero y ovacionado en su segundo. CURRO, CHENEL, CHICUELO, FOSFORO, SAMURAI, RANCHERO, CAMPOGRANDE y FOSFORO fueron los equinos que tuvieron trabajo en el albero corellano.

Diferente le rodarían las cosas el 29 de septiembre de 2007, fecha en la que de nuevo pudo abrir la puerta grande del escenario navarro al obtener una oreja de cada uno de sus toros. Pablo alternó en esa ocasión con José Andrés Montero y Roberto Armendáriz, lidiándose astados de Jódar y Ruchena. RONDEÑO, CHENEL, NATIVO, ESTELLA, VITI y SILVETI tuvieron esa tarde llamado a escena.

FECHA 29 de Septiembre de 2012
LUGAR Plaza de toros de Corella, Navarra, España
ENTRADA  
TOROS
RESEÑA  
CABALLOS UTILIZADOS

 

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

 


 



COBERTURA DE PRENSA