UN TORERO A CABALLO

UNICO

Cartel
Estadistícas en esta plaza
FESTEJOS
15
TOROS LIDIADOS
28
TROFEOS
22 orejas y 1 rabo
PUERTAS GRANDES
6

 

La Plaza de Toros de Valladolid se encuentra en el Paseo de Zorrilla de esta ciudad. Es obra del arquitecto Teodosio Torres, y se comenzó a construir en 1888, terminándose en 1890. Arquitectura ecléctica con una marca de impronta románica y neomudéjar.

Está edificada en ladrillo sobre zócalo de piedra y con estructura de acero. El edificio tiene forma de tambor poligonal de cincuenta lados y tres plantas de altura, rematadas con una crestería. Los huecos forman tres órdenes diferentes en altura y están cerrados por arcos de medio punto, separados por rehundidos que crean un claroscuro para evitar la monotonía. El ruedo mide 52 m de diámetro y el foso 2 m de ancho. Los tendidos son de piedra con 15 filas. Por detrás se sitúan dos graderíos: las gradas bajas y los palcos y gradas altas. Su aforo es de 11.542 personas, aunque T. Torres pretendió concibir un edificio capaz para 14.000. Tiene tres puertas de entrada desde el exterior a los corredores bajos, desde los cuales se accede por los vomitorios a los tendidos.

Existen los locales complementarios propios de este tipo de plazas: enfermería, ambigú, corrales, apartadero, matadero, cuadras y vivienda para el conserje, además de los servicios de la plaza. La plaza de Valladolid, muy importante en su época por su capacidad y comodidad de accesos, fue calificada por los contemporáneos como "monumental, airosa y agradable".

Toda la fundición de hierro se realizó en los talleres Hermanos Gabilondo de Valladolid. Se inauguró oficialmente el 29 de septiembre de 1890. Se lidiaron en aquella ocasión toros del Marqués de Saltillo, para una terna formada por los diestros Lagartijo, El Espartero y Guerrita.

La plaza es actualmente de segunda categoría administrativa, y propiedad del empresario Emilio Ortuño Jumillano, cuya familia compró la Sociedad Taurina de Valladolid, S.A. en el año 1956. Por su ruedo han pasado y continúan haciéndolo las principales figuras del toreo.

FUENTE: Wikipedia


La plaza de toros de Valladolid es una de las primeras de plazas de segunda categoría que dio la oportunidad a Pablo Hermoso de Mendoza de actuar en su feria.Eso ocurrió el 22 de septiembre de 1990, cuando ante un toro de Garzón y montando a GIRALDA, CAFETERO, ALBAICIN I, Pablo sorprendió a todo el mundo por su forma de torear a caballo y fue uno de los primeros toques de atención de cierta importancia. Actuaron con él, Curro Bedoya, Javier Buendía, Antonio Correas, Ginés Cartagena y Fermín Bohórquez y por los fallos con el rejón de muerte, solamente dio una vuelta al ruedo, pero fue el triunfador moral del festejo.

Pese a esa buena actuación, no volvería a Valladolid, hasta el 24 de septiembre de 1994, con una corrida de Angela Rodríguez de Arce y junto a Ginés Cartagena, Fermín Bohórquz y Javier Mayoral. Obtuvo dos orejas de su toro y fue silenciado en collera con Cartagena y empleó a caballos como GIRALDA, CAGANCHO, BORBA y CHICUELO.

El 23 de septiembre de 1995, se repitió el cartel tanto de toreros como de toros y aquí fue el gran aldabonazo de Pablo, que obtuvo dos orejas y rabo de su toro tras una perfecta faena. Luego en colleras con Javier Mayoral dio la vuelta al ruedo. Esa tarde mágica el equipo de Pablo lo compusieron entre otros CAGANCHO, CHICUELO, BORBA y GALLO. Tal fue el impacto de la faena de Pablo, que cuando el navarro daba la triunfal vuelta al ruedo con los máximos trofeos, su compañero Ginés Cartagena, desde el patio de caballo donde esperaba su próxima actuación, le lanzó su sombrero como reconocimiento a la exhibición que había efectuado. No fue el único reconocimiento, porque posteriormente sería distinguido con el prestigioso trofeo “Detalle para el recuerdo” que concede la cadena de hoteles Trypp.

El 11 de mayo de 1996, con motivo de la Feria de San Pedro Regalado y en la corrida que representaba el debut como rejoneador de Paco Ojeda, éste junto a Joao Moura y el propio Pablo, lidiaron toros de Los Espartales, saludando Pablo en su primero y cortando una oreja del quinto, todo ello sobre BUENAVENTURA, CAGANCHO, CHICUELO o ALBAICIN.

Ese año volvió a la Feria de San Mateo, el 21 de septiembre, también con toros de Rodríguez de Arce y como el día de su debut, con un cartel de seis: Joao Moura, Fermín Bohórquez, Javier Mayoral, Paco Ojeda y Andy Cartagena. Pablo pese a la buena labor de CAGANCHO, solo dio la vuelta al ruedo tras escuchar un recado presidencial.

Si volvería a salir por la Puerta Grande el 14 de septiembre de 1997. Esa tarde lidió un toro en solitario de El Torreón del que obtuvo una oreja y otro en collera con Paco Ojeda de Verónica Gutiérrez, con otra oreja de premio. El resto del cartel eran los hermanos Luis y Antonio Domecq, y también esa tarde destacó CAGANCHO.

El 27 de septiembre de 1998, Pablo no actuó en la corrida tradicional de rejones, sino que prologó una corrida con los diestros vallisoletanos David Lugillano y Manolo Sánchez. Destacó ALDEBARAN ante los dos mansos de Joao Moura que lidió y en los que fue ovacionado al final de ambas faenas.

Su última comparecencia consecutiva fue el 26 de septiembre de 1999, haciendo el paseíllo junto a Joao Moura, Paco Ojeda y el local Sergio Vegas. La corrida era de Luis Terrón, pero la suerte, o la mala suerte, hizo que el único toro de este hierro que había correspondido a Pablo en el sorteo fuese devuelto y salió un zambombo de Muñoz Hoyos de sobrero que había recorrido media España por corrales y plazas. Tampoco en la collera con Joao Moura tuvo suerte con uno de Abilio Hernández Jiménez. Pese a los esfuerzos de QUECHUA, MAZANTINI, CHICUELO (en la foto), CAGANCHO y ALDEBARAN, Pablo recogió una ovación en su toro y dio la vuela al ruedo con el portugués.

Tuvieron que pasar dos ferias en blanco para que Pablo regresara a Valladolid, el 15 de septiembre de 2002 y volviese a encandilar a un público que gusta mucho del toreo del estellés y con el que existe una comunión especial. Volvió, vio y triunfó de nuevo de forma rotunda con dos orejas en su primer toro y solamente una ovación en su segundo, pero por el rejón de muerte, porque la actuación fue tan buena o superior a la primera. Compartieron tarde con el navarro, Fermín Bohórquez y el vallisoletano Sergio Vegas, que lidiaron una corrida de Sánchez Cobaleda.

FUSILERO, ALBAICIN, DANUBIO, MARIACHI, EBANO, LABRIT y CAMPOGRANDE fueron los caballos que tan buena tarde dieron, destacando por encima de todos DANUBIO, como atestigua el titular del periódico El Pais: “DANUBIO” y en el que lo nombra como heredero directo del mito CAGANCHO. Otro titulares también destacan la labor del estellés, como El Norte de Castilla: “ EL REJONEO SE HACE ARTE. Enorme faena de Hermoso”. 6 TOROS 6 haciendo referencia a la última corrida del abono de San Mateo, titulaba “AL FINAL, UN HERMOSO DE GRAN DIMENSION” o El Diario de Valladolid,“HERMOSO CABALGA SOBRE EL TEMPLE”.

La labor de Pablo fue reconocida por los Maestres de Cocina de Valladolid, concediéndole el trofeo “Maestro de Maestres”, uno de los más prestigiosos que se otorga en la capital del Pisuerga y que por primera vez en su historia iba a manos de un torero a caballo.

Tras un año de ausencia, nueva actuación el 12 de septiembre de 2004 y con una gran expectación en los tendidos. Lástima que esa expectación se transformara en decepción por el pobre, o mejor dicho nulo, juego que dieron los toros de Castillejo de Huebra. Pablo escuchó palmas y obtuvo una oreja en el quinto, más por la entrega, que por otra cosa. Caballos utilizados esa tarde fueron CURRO, RANCHERO, NATIVO, FÓSFORO, SAMURAI, CHENEL y CHICUELO y los compañeros de cartel Fermín Bohórquez y Diego Ventura.

Para el 2005 la suerte en el sorteo fue peor y el torero de Estella se llevó un lote infumable, esforzándose sobremanera para rescatar una oreja de su primero, siendo fuertemente ovacionado por su gran voluntad y esfuerzo con su segundo. CURRO, CHENEL, FOSFORO, ZAPATA, SILVETI, FUSILERO y FOSFORO debieron de evidenciar toda su capacidad lidiadora ante tan poca materia prima. Ese día, 4 de septiembre de 2005, el cartel estuvo integrado además por Joao Moura y Andy Cartagena, siendo los astados de Fermín Bohórquez.

Tras estar ausente en el 2006, Pablo regresó al coso pucelano el 9 de septiembre de 2007, cuajando una de sus mejores actuaciones no solo en esta plaza sino de toda su temporada. Ante dos enrazados astados de Fidel Sanromán el estelles mostró su arte magistral y los desorejó a ambos. Especialmente se recuerda la emocionante lidia a su primero con el que CHENEL estuvo sencillamente cumbre. Por esta actuación le fueron concedidos todos los premios de la feria vallisoletana. Joao Moura y Andy Cartagena le acompañaron en el cartel, mientras que ESTELLA, SARMATA, SILVETI y FUSILERO completaron el equipo equino utilizados por Hermoso de Mendoza.

El 14 de septiembre del 2008 de nueva cuenta hizo su aparición el jinete navarro en el coso del Paseo Zorilla, alternando con Joao Moura y Andy Cartagena, enfrentando otro bien presentado encierro de Fidel San Román. A pesar de brindar un gran esfuerzo el jinete navarro solo pudo rescatar una trabajada oreja de su segundo, siendo silenciado después de pinchar en su primero. CURRO, CHENEL, FUSILERO, PIRATA, ESTELLA, SILVETI e ICARO apoyaron esa tarde la labor de su jinete en el ruedo vallisoletano.

Regresaría Hermoso de Mendoza al año siguiente, el 6 de septiembre de 2009, para cumplir con la que hasta el momento es su última actuación en este albero vallisoletano. Fermín Bohórquez y Andy Cartagena alternaron esa tarde con el torero a caballo de Estella, enfrentando astados de las dehesas de Luis Terrón. En esta oportunidad de nueva cuenta el navarro logro salir en volandas por la puerta grande al obtener una oreja en cada toro, si bien fue un balance pobre ya que la calidad de ambas faenas era para más. DALI, CHENEL, ICARO, PIRATA, CURRO, SILVETI y ESPARTANO tuvieron la oportunidad esa tarde de hacer sus evolcuiones en el ruedo pucelano.

FECHA 9 de Septiembre de 2012
LUGAR Plaza de toros de Valladolid, España
ENTRADA Dos tercios
TOROS
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y dos orejas)
Andy Cartagena (oreja y dos orejas)
Diego Ventura (dos orejas y oreja)
CABALLOS UTILIZADOS Primer toro de la Ganadería de Carmen Lorenzo, número 53, 516 Kg, de nombre Bolillero: De salida DISPARATE (2 rejones de castigo); en banderillas MANOLETE (2 banderillas) y VIRIATO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (3 cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de San Pelayo, número 8, 569 Kg, de nombre Botinero; De salida CHURUMAY (1 rejón de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) e ICARO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas, un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte).
OTROS CABALLOS DESPLAZADOS DALI, VAN GOGH y VILLA

Después de dos años de ausencia, Pablo Hermoso de Mendoza volvió a actuar en Valladolid, una de las plazas a las que en aquel lejano año de 1990 recibió a un chavalín navarro que nadie conocía y que a pesar de que aquel día no obtuvo trofeo, toda la plaza salió encantada de sus evoluciones. Han pasado doce años y el estellés ahora mira el escalafón de otra forma y también el público ya lo mide de otra manera y sobre todo lo espera con mucho cariño y muchas ganas.

Se notó en su primero, un toro de Carmen Lorenzo que era la "niña bonita" por la mañana en el sorteo. El toro que todos querían y que cuando te toca te ves encantado. Luego sale y todo cambia, porque resultó ser resevón, sin entregarse a la lidia y atacando con violencia cuando sabía que podía hacer presa. DISPARATE fue quien pronto dejó ver todos esos defectos del toro. Era complicado meterse en sus terrenos, pero si no lo hacías el astado no salía. Arriesgó mucho el castaño para sacar unas carreras que por lo menos tenían esa emoción de la violencia que el toro les imprimía. MANOLETE trató de templar y a pesar de la complicación lo consiguió en varios momentos, aunque pronto el de Capea volvía a sus terrenos defensivos. Solventó bien la difícil papeleta MANOLETE que puso la mayor vibración en las piruetas finales y en un muletazos por los adentros con la cola.

Era complicado resolver el final del tercio para VIRIATO y la verdad es que lo hizo con buena nota en banderillas, aunque poco pudo hacer por torear porque tenía la batalla perdida. El toro no tenía un pase y eso pronto lo vio el caballo y sobre todo el jinete. Un tanto más entregado resultó en el último tercio, donde PIRATA sí se metió con el toro en cada reunión dejando las banderillas cortas en un ramillete y saliendo limpio de un toro que se defendía por alto. Pablo entró a matar de dentro a fuera y acertó con un rejonazo mortal de necesidad y que fue el principal motivo para que el público pidiera el doble trofeo con tanta fuerza que el presidente acabó por concederlo. Muchas veces hemos hablado de lo que quita el rejón de muerte y en esta ocasión debemos hablar de lo que puede dar.

Lo contrario sucedió con el cuarto de la tarde. Un toro grande al que nadie quería por la mañana y que por eso se enlotó precisamente con el bonito. Pues mira por donde fue un toro enorme, con un temple espectacular y al que Pablo lo cuajó desde los inicios con un gran CHURUMAY sobre todo en los momentos de inicio cuando muy en redondo lo paró y lo enceló, toreándolo muy de cerca y sin que tocase su piel ni una sola vez. Esa calidad hizo que Pablo lo dejara con un solo rejón de castigo y se fuera pronto por CHENEL. El castaño todavía semiconvaleciente de su herida, también vio pronto las cualidades del astado y en la primera reunión marcó los tiempos perfectamente, permitiendo que clavara la banderilla el jinete en el mismo estribo. Luego vinieron los galopes de costado, muy templados, imprimiendo la velocidad mínima para que el toro aguantara. Remató por los adentros en dos ocasiones y levantó los olés del tendido. Realizó las suertes en varias ocasiones atacando en corto, llegando casi andando hasta la cara y cuarteando perfecto. Luego siguieron más galopes al hilo de las tablas.

El toro se adivinaba también bueno para ICARO y así fue. El bayo pronto lo metió en su muleta, lo llevaba cosido al estribo y el toro todavía se entregada con la bravura que había demostrado. ICARO no se cansaba de provocar y el toro acudía siempre marcando una figura que parecían uno solo. Llegamos al último tercio con el toro ya un tanto agotado y con PIRATA dándole aire entre cada banderilla. Fueron tres cortas pausadas, dando tiempo entre una y otra y luego un par a dos manos que a la primera el navarro no clavó, pero que redondeó al segundo intento y tras el cual volvió a estar certerísimo con la hoja de peral para obtener un pleno de orejas en este regreso al coso del Paseo de Zorrilla.






COBERTURA DE PRENSA


el norte de castilla (www.nortecastilla.es). Por Paco Aguado



Gran corrida de Niño de la Capea para cerrar las ferias

El gran espectáculo del rejoneo

Las máximas figuras del toreo a caballo se repartieron diez orejas



La feria se cerró por todo lo alto. Desde lo alto de los mejores caballos toreros del momento y desde los hombros de los costaleros que sacaron por la puerta grande a tres grandes jinetes que se entretuvieron en cortarle un total de diez orejas a una gran corrida con los tres hierros ganaderos de Niño de la Capea.

Con tardes como la de ayer se vuelve a confirmar una vez más que el toreo a caballo pasa por el mejor momento de su historia, con rejoneadores y equinos que han llevado esta especialidad taurina a niveles 'galácticos'. Y si, por ello, es cierto que el rejoneo es siempre garantía de diversión para todos los públicos, como decía ayer Hermoso de Mendoza en estas mismas páginas, el espectáculo llega a sus máximas cotas si además salen de los chiqueros cuatreños de tanta calidad como los que cría el que fuera gran torero salmantino. Las cotas de la emocionante armonía derivada de la fusión de toros, caballos y hombres.

Numéricamente, el triunfador de esta tarde de triunfadores fue el navarro Hermoso de Mendoza, que cortó cuatro orejas. El maestro de Estella ya se aplicó de firme con el primero, el único de los astados charros que sacó complicaciones. Pero a estas alturas de su carrera, en la cima de un oficio que él mismo ha revolucionado, parece que no haya dificultades insalvables para Pablo. Y así fue como un toro reservón, que siempre llevó la cabeza a la altura de la silla de montar, acabó entregándose a los valientes caballos de su cuadra.

Abrió pronto la espita de trofeos el presidente y, tras concederle los dos primeros al centauro de Navarra, el marcador se disparó en busca del pleno. Porque una hora después el propio Hermoso paseaba esas otras dos orejas del cuarto, este sí, un toro hondo y con un largo cuello que descolgaba para embestir a ras de arena y con un galope muy rítmico.

Esas dos virtudes del bravo le sirvieron a Mendoza para hacer gala de la suavidad de su monta y de la doma perfecta de sus caballos, que, confiados en la destreza de su jinete, parece que no salen al ruedo sino salen a pasear por las verdes colinas de su tierra. De esa forma, luce más si cabe el temple con que Hermoso clava banderillas y lleva cosidos a la grupa los pitones de los toros. Sobre todo con 'Chenel', su montura estrella, que se recreó en el segundo tercio tanto como el valiente 'Ícaro' hizo en el último, mirándose frente a frente en los ojos del toro salmantino. Magistral Hermoso de Mendoza en su vuelta a Valladolid.

………………………..

Valladolid. Último festejo de la feria de la Virgen de San Lorenzo. Entrada: Tres cuartos (más de siete mil personas).

Ganadería.Seis toros de los tres hierros de la ganadería de Niño de la Capea (Carmen Lorenzo, San Mateo y San Pelayo), bien presentados, aunque muy desiguales de volumen. En conjunto, salvo el reservón primero, una corrida brava y con gran calidad para el toreo a caballo.

Rejoneadores. Hermoso de Mendoza: rejón contrario (dos orejas); rejón contrario (dos orejas). Andy Cartagena: rejón contrario (oreja); rejón contrario (dos orejas). ……………….. Los tres jinetes salieron a hombros

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX



NOTICIAS CASTILLA Y LEON (www.noticiascastillaleon.com). Por Ana Alvarado



Tarde hermosa, venturosa y cartagenera

Última de Feria: La exitosa de rejones puso el broche en Valladolid



Con la de rejones llegó el fin de Feria, de auténtico lujo y espectáculo total. El público, que llenó en tres cuartos el coso de Valladolid, vibró y se entusiasmó con la gran tarde de rejones ofrecida por los jinetes y los toros, de desigual presentación, puesto que ha habido grandes diferencias en los pesos, pero de muy buen juego, si exceptuamos el segundo de la tarde. Salvo éste, todos fueron ovacionados en el arrastre.

Pablo Hermoso de Mendoza ejecutó un impresionante recibo al primero de la tarde, lo enceló y lo llevó templado, colocando dos buenos rejones. Se lució en todo, especialmente al colocar al quiebro una banderilla larga y mató de un rejonazo sin puntilla que le sirvió para pasear ya las dos primeras orejas de la tarde. Al cuarto le hizo un precioso comienzo, con tendencia el toro a rajarse, pero con buen tranco, Hermoso dio una lección de toreo a caballo, sobrio y elegante. Con Ícaro templó y citó de frente para las largas. Colocó varias cortas consecutivas y dos pares a dos manos, todo en un espacio mínimo. Tras un rejonazo fulminante paseó otras dos orejas.

…………………….
Ficha del festejo

Plaza de Toros de Valladolid. Tres cuartos de entrada. Se lidiaron toros de San Mateo y San Pelayo.
Hermoso de Mendoza; dos orejas y dos orejas

……………………..

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



MUNDOTORO (www.mundotoro.com). Por Mundotoro



Hermoso, Andy y Ventura triunfan

El cierre, de altura



El cierre de feria en Valladolid estuvo a la altura y se pudo vivir una gran tarde de toreo a caballo. Pablo Hermoso, Andy Cartagena y Diego Ventura salieron en hombros tras repartirse diez oreja de una buena corrida de Capea.

Abrió tarde Hermoso con una labor seria, bien estructurada y efectivamente rematada con el rejón de muerte. Desorejó al toro como también hizo con el cuarto. Este fue un buen toro al que supo entender y lucir el rejoneador navarro.

………………..

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



ABC. Por J.L. Hernanz



Exhibición de rejoneo en Valladolid



Gran corrida de rejoneo en la última de la feria de Valladolid. Se cortaron hasta diez orejas, algunas excesivas, pero, nú­meros aparte, los aficionados disfruta­ron de lo lindo con los tres caballeros. Hermoso de Mendoza desorejó a sus dos enemigos. Alcanzó más nivel su actua­ción frente al buen primero, aunque el rejón cayó demasiado bajo. En cambio, mató por arriba al cuarto después de cua­jar otra labor entonada pero de menor entidad porque el toro de la familia Ca­pea -lidió un buen encierro con los tres hierros de la casa- tuvo menos motor.

…………………….

El coso de Zorrilla se cubrió en me­nos de sus tres cuartas partes.

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



DIARIO DE NAVARRA. Por EFE



APOTEOSIS DEL REJONEO EN VALLADOLID



Diez orejas se repartieron ayer Pablo Hermoso de Mendoza (4), Andy Cartagena (3) y Diego Ventura (3), en la corrida de rejones ce­lebrada hoy en Valladolid, sexta y última de la feria de la Virgen de San Lorenzo, en un festejo que resultó una apoteosis del rejoneo. Se lidiaron toros de la familia de Pedro Moya Niño de la Capea.

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



EL DIA DE VALLADOLID. Por Manuel Illana



HERMOSO FINAL PARA LA FERIA

Los tres rejoneadores salieron a hombros. Faltó la presencia del mayoral de la ganadería. Brillaron los toros de 'Capea'



Mejor final no ha podido tener el abono vallisoletano. Fueron casi dos horas y media de enorme torería, de tensión al límite, de disfrute para los sentidos. Una tarde en la que desde el paseíllo todo fueron aplausos y ovaciones. Música por todo lo alto y sin parar. La terna de actuantes es ahora mismo de las más granadas del escalafón. El público respondió con una buena entrada.

Abría cartel Pablo Hermoso de Mendoza que se entretuvo en cor­tar las cuatro orejas de sus dos to­ros. Clavó los rejones de castigo siempre en su sitio y con sentido toreando con clase y buen ritmo. En su primero se valió de Manolete para el tercio de banderillas clavan­do largas y cortas a sus dos toros. Fueron dos faenas de acuerdo con la condición de sus toros, lógicas, acertadas y muy toreras entre las ovaciones del respetable que sabe apreciar lo que de verdad merece la pena. Cuatro orejas no se cortan todos los días.

…………………………..

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



DIARIO DE VALLADOLID. Por César Mata



El lusitano, afincado en Sevilla, bordó el toreo a caballo en dos faenas de magistral equilibrio y temple, mientras Hermoso recibió generosos trofeos

Ventura sublima el rejoneo



………………………………….

También mostraron un buen ni­vel en su toreo desde la montura el navarro Pablo Hermoso de Mendo­za y

………………………

Numéricamente, Hermoso de Mendoza ganó, pues desorejó a cada uno de sus dos oponentes de la casa Capea, que se lidiaron bajo los hierros de Carmen Lorenzo y San Pelayo, éste último creado ex profeso para el rejoneo.

……………………..

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



APLAUSOS. Por Manuel Illana



Tres caballeros de puerta grande



Hermosa fue la tarde de toreo a caballo vivida en la última de feria. Al final, los tres rejoneadores a hombros por la puer­ta grande, a los que tenía que haber acompañado por méritos propios el mayoral de la ganadería de la casa Niño de la Capea, que envió un extraordinario encierro con sus dos hierros.

Pablo Hermoso de Mendoza se entretuvo en cortar las cuatro orejas de sus dos toros tras dos brillantes faenas. Toreó, clavó con gusto y mató con acier­to. Sigue siendo todo un lujo.

………………………

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



6 TOROS 6. Por Julio Cayón



TODOS A HOMBROS



Valladolid cerró su feria con un clamor en los tendidos. Lluvia de orejas -todas merecidas- en una tarde en que los tres rejoneadores, Hermoso de Mendoza, Andy Car­tagena y Diego Ventura, dictaron un lección bellísima del toreo a ca­ballo. Cada uno en su estilo, con su torería, pero, en conjunto, de alta escuela. Hubo rivalidad, y mucha, entre la terna actuante y ello propi­ció que la corrida resultara comple­ta, gracias, además, al extraordina­rio juego de los toros lidiados, propiedad -se jugaron tres hierros-de Capea.

Hermoso estuvo perfecto en sus dos toros. Más. si cabe, con el que abría plaza, el único astado que no resultó redondo en su comporta­miento. El navarro hilvanó una ac­tuación seria y de poder, muy medi­da, amplia y profesional. Con el cuarto, un gran toro, el navarro se lu­ció en las suertes, dándole espacio al astado, haciéndole galopar y lleván­dolo siempre muy toreado.

……………..

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX