UN TORERO A CABALLO

UNICO

Cartel
Estadistícas en esta plaza
FESTEJOS
5
TOROS LIDIADOS
10
TROFEOS
11 orejas y 0 rabos
PUERTAS GRANDES
5

 

La localidad vallisoletana de Medina del Campo, consta que inuguró su primera plaza de toros el día 3 de septiembre del año 1893 con capacidad para 5400 espectadores, de obra de fábrica y dos pisos. La corrida inaugural con reses de Gómez Oñoro, que fueron estoqueadas por los diestros Juan Jiménez "Ecijano" y el cordobés Antonio de Dios "Conejito".

Estas dimensiones fueron ampliadas primero y encogidas después de forma anárquica, pero en ella se celebraron festejos de toda índole durante varios años.

El 31 de diciembre de 1.948, don Manuel Casares Ramos, propietario de los terrenos y el Ayuntamiento de Medina del Campo firman el contrato definitivo para la construcción de la nueva plaza de toros.

La nueva plaza es obra del arquitecto don Dacio Pinilla. El emplazamiento es el solar ubicado en la confluencia del camino viejo de Salamanca con el llamado carril del Herido, frente a los jardines del Hospital de Simón Ruiz.

El ruedo tenía y tiene 47,50 metros de diámetro y el callejón un ancho de 2 metros. Constaba de 8 tendidos con 21 filas de asientos, a los que se accede desde una galería general de circulación que circunda todo el perímetro; a esta galería se penetra desde el exterior a través de cinco puertas de 3,6 metros de anchura además de la del patio de caballos que también puede ser utilizada, para entrada, por el público. Las últimas 10 filas de la zona de sombra estaban cubiertas de tejadillo cubierto de teja.

Se coloca la primera piedra en fecha 12 de octubre de 1948; comienzan las obras el 1 de noviembre de 1948 y es inaugurada en fecha 3 de septiembre del año 1949, tras nueve meses de trabajo intensivo y con un presupuesto de 2 millones de pesetas.

Los tres corrales originarios, en la actualidad se han convertido en seis. Son cuatro corrales, de dimensiones parejas, colocados en dos filas paralelas de dos cada uno, que desembocan, del lado del patio de caballos, en otros dos; uno de ellos más pequeño y el otro más grande y centrado con el eje longitudinal de la fila de separación, que es precisamente el corral utilizado para los reconocimientos veterinarios y construido así para que tenga comunicación con: los dos corrales centrales, con el contiguo más pequeño y con las corralizas que dan acceso al túnel de chiqueros, mediante tres puertas.

De lo expuesto se deduce que pueden albergarse cinco corridas de toros, si bien lo normal es que permanezcan en estos corrales dos corridas. Los demás corrales son utilizados para albergar los animales de encierros, toros del alba y cabestros.

Posee un amplio patio de caballos y tiene una capacidad de ocho mil trescientos cuatro espectadores. El primer cartel celebrado en esta nueva plaza lo compusieron los matadores Ortega, "Parrita", que no pudo actuar por una cogida en la plaza de Requena y que fue sustituido por Pepe Luis Vázquez, y Manolo González y esto ocurrió en San Antolín de 1.949.

Con el transcurso del tiempo, en estas tierras donde los factores climatológicos son extremos, la plaza sufrió sus inclemencias. Consecuencia de ello, fue el derrumbamiento de parte de la techumbre de la zona de tendidos cubiertos. La envergadura de la restauración era tal, que se acordó quitar la cubierta por completo salvo en la zona de presidencia, al tiempo que se arreglaban algunos agujeros que se habían producido en los tendidos. Desaparecieron así, todas las columnas sustentadoras que, quitaban parte de visión a los usuarios de estos tendidos cubiertos.

Y como el deterioro iba avanzando y los tendidos ofrecían numerosos agujeros por los que entraba el agua de la lluvia, ante el temor de que los tabiques de sustentación sufrieran la destrucción total, el cabildo municipal optó por hacer un arreglo profundo que ha convertido a la antigua plaza, en un coso moderno y cómodo, si bien tan perfecto aspecto está infrautilizado.

Los burladeros circundan todo el redondel y pueden comunicar con cuartos interiores con solo abrir las puertas de comunicación pertinentes, convirtiendo cada burladero en un moderno palco VIP.

Se ha introducido el hormigón armado en la construcción de los tendidos y el hierro en las estructuras y protecciones de barreras y burladeros.

Se han puesto nuevas todas las tablas de barreras y burladeros, tanto externos como internos. Estas, están perfectamente pintadas y ajustadas con tornillos sobre pivotes metálicos que se empotran en el hormigón del suelo del callejón, amplio y cuidado.

Resulta una plaza moderna y comodísima para los lidiadores al no ser molestados por nadie en el callejón ya que todo el mundo tiene su sitio en los burladeros.



FUENTE: Luis Alonso Hernández


La plaza de toros de Medina de Campo ha sido una de las plazas de la provincia de Valladolid en las que antes hizo su presentación Pablo Hermoso de Mendoza.
 
Fue en el año de su lanzamiento hacia la cumbre del rejoneo cuando en la Feria de San Antolín de dicha ciudad, un joven Hermoso de Mendoza se presentaba con un caballo que comenzaba a labrar una leyenda alrededor suyo: CAGANCHO. Fue el 3 de septiembre de 1.994 en un cartel compuesto por Leonardo Hernández, María Sara, Javier Mayoral y Pablo Hermoso de Mendoza, lidiando toros de José Vázquez Fernández. Puerta Grande en su presentación merced a las dos orejas obtenidas en su toro individual, dando una vuelta al ruedo en el de collera con Mayoral.
 
Esa triunfal presentación, hizo que el navarro regresara nuevamente el 2 de septiembre de 1.995, ahora con toros de Isidro Ortuño y un cartel totalmente distinto: Antonio Correas, Ginés Cartagena, el propio Pablo y Eladio Vegas. Nueva puerta grande con GIRALDA, CAGANCHO y CHICUELO de estrellas y premiado con una oreja en lidia ordinaria y otra oreja en la collera con Ginés Cartagena.
 
Dos años tuvieron que pasar para que Hermoso regresara a Medina del Campo. El 2 de septiembre de 1997, también saldría a hombros del coso merced a las dos orejas obtenidas en la collera con Fermín Bohórquez de un toro de Francisco Madrazo. Vuelta al ruedo fue el resultado de su toro de la misma ganadería y que también lidiaron Paco Ojeda y Andy Cartagena.
 
El doble de tiempo tardó en regresar de nuevo y fue el 7 de septiembre de 2.001 ahora ya en un cartel compuesto por una terna. Joao Moura, Hermoso de Mendoza y Álvaro Montes lidiaron toros de Passanha y el estellés, montando a caballos como LABRIT, FUSILERO, MARIACHI, ALBAICIN o DANUBIO obtuvo una oreja de su primero y las dos orejas del quinto, componiendo así un pleno hasta la fecha de Puertas Grandes.

FECHA 2 de Septiembre de 2012
LUGAR Plaza de toros de Medina del Campo, Valladolid, España
ENTRADA Media plaza
TOROS
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (ovación y dos orejas)
Sergio Vegas (silencio y dos orejas)
Diego Ventura (oreja y dos orejas)
CABALLOS UTILIZADOS Primer toro de la Ganadería de Benítez Cubero, número 109: De  salida DISPARATE (1 rejón de castigo); en banderillas MANOLETE (2 banderillas) e ICARO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas, y un rejón de muerte tras pinchazo y dos descabellos).

Segundo toro de la Ganadería de Pallarés, número 72;  De salida VILLA (1 rejón de castigo); en banderillas VAN GOGH (2 banderillas) y VIRIATO (2 banderillas);  y para el último tercio PIRATA (tres cortas, un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte tras pinchazo).
OTROS CABALLOS DESPLAZADOS DALI y MANZANA

Tras once años de ausencia, regresaba Pablo Hermoso de Mendoza a la localidad de Medina del Campo. Once años en los que varias veces se había prometido su presencia e incluso algún año incluso se había anunciado, pero que lo cierto es que nunca hubo conversaciones para actuar en esta localidad, por otra parte, tan querida por Pablo porque ha acudido muchas veces aquí a cazar con galgos y conserva muy buenos amigos.

En su regreso con un toro berrendo de Benítez Cubero no pudo disfrutar de un triunfo, una vez más por el rejón de muerte, pero sí dejó una labor templada y torera, saboreaba por los tendidos y ante un enemigo que no ayudaba mucho, sino más bien complicaba todas las evoluciones de los caballos. Cortaba la reunión de los caballos, no quería embestir hacia fuera de las tablas y sin embargo, apretaba fuerte hacia las tablas. Pablo sacó agua de donde el toro no la quería entregar y llegó a sus caballos al límite de la entrega. DISPARATE colocó un rejón de castigo lleno de compromiso y riesgo.

MANOLETE trató de poner emoción templando y girando, pero faltaba raza en el toro. ICARO es el que más pudo conseguir, merced a pisar unos terrenos muy, muy comprometidos y librar una batalla en la que embestía tanto el caballo, como el toro. Complicada también la labor para PIRATA con un toro que esperaba y giraba sobre sus manos. Al final ovación y saludos de reconocimiento tras una minoritaria petición de oreja. 

El triunfo llegaría en el cuarto, un toro que tampoco colaboró en el triunfo del estellés, pero otra vez fue él, aupado en cuatro magníficos equinos los que pusieron todo lo que el soso toro no tenía. Calidad y elegancia en VILLA toreando con la bandera, parando al astado y reuniéndose tanto para clavar, como para marcar los tiempos. VAN GOGH atraviesa un momento dulce, dejándose llegar mucho los toros, aunque con astados como este, más bien el que tiene que llegar es el al toro. Lo hace de forma soberbia y quiebra en un palmo de terreno saliendo toreando con el pecho.

VIRIATO también cuajó una gran labor muy metido con el toro, toreándolo una y otra vez para exprimir esas pocas embestidas que tenía y darles fundamento a las reuniones. Citó de lejos en banderillas y se dejó ver en todo momento. Final de faena con PIRATA levantando la tarde en banderillas cortas y desplantes y llegando al momento álgido de la faena con el par a dos manos, muy del gusto de la plaza. Rejonazo al segundo intento y doble trofeo para certificar así la quinta puerta grande de Pablo en Medina del Campo. Cinco actuaciones, cinco salidas a hombros.







COBERTURA DE PRENSA

DIARIO DE NAVARRA (www.diariodenavarra.es). Por Koldo Larrea




Hermoso suma dos orejas más en Medina del Campo


…………………….

Pablo Hermoso de Mendoza con­siguió triunfar el domingo en Me­dina del Campo, donde regresaba después de once años. Es una lo­calidad querida especialmente por el navarro, porque conserva buenos amigos por la caza con galgos, una de sus mayores aficiones.

En primer lugar, se las vio con un toro berrendo con el que no pu­do disfrutar de un triunfo, por no acertar con el rejón de muerte una vez más. Pese a ello, realizó una faena templada y torera, que sabo­rearon los tendidos, y ante un toro que no ayudó demasiado y compli­có las evoluciones de Disparate, de Manolete e Ícaro en banderillas, y de Pirata en el tercio final.

El triunfo grande lo alcanzó frente al cuarto, otro toro que no colaboró, por lo que todo lo tuvie­ron que hacer el estellés y cuatro de sus monturas. Primero, la elegante Villa toreando con la ban­dera y parando al cuatreño. Des­pués, el espectáculo llegó con Van Gogh, que se dejó llegar mucho al toro, y Viriato, que se enroscó con el toro y exprimió las pocas em­bestidas que tenía. El final de la faena lo protagonizó con Pirata, con el que levantó la tarde con las cortas, con los desplantes y con un par de cortas muy del gusto de la plaza. Terminó con un rejonazo al segundo intento y paseó en triunfo las dos orejas del astado. Certificó así su quinta puerta grande en esta plaza. Cinco actua­ciones y cinco salidas a hombros.

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



LA VOZ DE MEDINA Y COMARCA. Por Azabache y Grana



Puerta grande para Hermoso de Mendoza, Sergio Vegas y Diego Ventura

Las reses de José Benítez Cubero "Pallares", bien presentadas en un espectáculo que consiguió registrar medio aforo



De generosa puede calificar­se la actitud del presidente de la corrida del rejones del domingo, Javier Fernández Cisneros, a la hora de otorgar trofeos a los rejoneadores, garantizando a todos ellos la salida por la puerta grande, tras sendas faenas que, aún siendo aseadas, no fueron para pasar a los anales, realiza­das ante un respetable cifrado en medio aforo del coso de Medina del Campo.

Con reses de José Benítez Cubero "Pallares", bien presen­tadas en su conjunto, Pablo Hermoso de Mendoza estropeó la faena, en su primero, al fallar con el rejón de muerte. En su segundo, tras cierta vistosidad en los lances, remató al astado de un rejonazo en todo lo alto, consiguiendo dos orejas.

………………

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx