UN TORERO A CABALLO

UNICO

Cartel

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Estadistícas en esta plaza
FESTEJOS
24
TOROS LIDIADOS
44
TROFEOS
42 orejas y 3 rabos
PUERTAS GRANDES
14

 

Los mundialmente famosos "Sanfermines" atraen hasta esta ciudad a gentes de los cinco continentes. Y como centro neurálgico se encuentra la Monumental, que se convierte durante las fiestas en el lugar más visitado de la capital de Navarra.

Tan importante coso vino a sustituir a otro inaugurado en 1843, que a su vez sustituía a otro colocado en la Plaza del Castillo. Ese coso, construido en 1843 estaba situado en el actual arranque de la avenida Carlos III y tenía capacidad para unas 8.000 personas. La última corrida que se lidió en su ruedo fue de Santa Coloma, y la mataron el 11 de julio de1921 Juan Belmonte, Sánchez Mejías y Manuel Granero.

El crecimiento urbano obligó a construir una nueva plaza. La Comisión de Beneficencia del Ayuntamiento no quería que la gestión y los beneficios de la nueva plaza fueran a parar a una "empresa meramente especulado­ra" y de este modo recayó sobre la Casa de Misericordia (popularmente conocida como la Meca), tal y como se mantiene en la actualidad.

El Ayuntamiento cedió "a perpetuidad" terrenos por una extensión de 11.443 metros cuadrados así como también les dejaron los materiales de la plaza vieja, mientras que la financiación corrió a cargo de entidades locales. Concreta­mente, fueron Crédito Navarro, La Vasconia y la Agrícola quienes prestaron el dinero a un interés del 5% y sin cobrar comisiones.

El arquitecto Francisco Urcola, encargado de proyectar el nuevo coso, presupuestó los costes en 1.302.311,56 pesetas, teniendo en cuenta las obras de cantería, carpintería y albañilería, y entre los cuales lo más destacable era, con diferencia, la partida para el hormigón armado con el que se levantaría el edificio, para el cual se preveía una suma de 992.260,36 pesetas.

Desde que se pusiera en marcha el proceso para la nueva construcción en 1920 hasta su inauguración dos años después, todas las miradas volvieron a fijarse en la plaza vieja, preguntándose por el momento en que esta sería derribada. Pero las dudas se solventaron en 1921 cuando la vida de esta acabó con un incendio que, pese a que no existen pruebas fehacientes, se sospecha provocado. Sucedió un 10 de agosto, día de San Lorenzo, cuando el coso antiguo comenzó a arder "por tres puntos" y los testigos hablaban de "olor a gasolina" en las inmediaciones.

La Monumental se estrenó con las entonces Ferias y Fiestas de San Fer­mín un 7 de julio de 1.922, y de manera un poco accidentada, ya que se formó un montón en el callejón y hubo varios heridos. Por la tarde se celebró la primera corrida con con los toros de Vicente Martínez y los diestros Saleri II, Juan Luis de la Rosa y Marcial Lalanda. La feria se prolonga­ba entonces más allá del 14 de julio y las fotografías de la época ya dejan el testimonio de la música en el tendi­do de sol, un adelanto de la fama de ruidosa aunque muy alegre que el coso pamplonés ha mantenido. Las ventas fueron buenas en la primera feria y se consiguió una buena recau­dación, rozando las 100.000 pesetas.

En 1959, los festejos pasan a lla­marse Feria del Toro, colocando la figura del astado y de las ganaderías en el primer plano de la fiesta. A par­tir de entonces comienzan los años de más demanda de abonos en la pla­za y se hace patente la necesidad de una ampliación. Así, fue en 1964, con Juan Miguel Arrieta como alcalde, cuando se sentaron las bases para acometer la obra. Para ello, se con­vocó un concurso público y resultó vencedor el proyecto Dédalo de Rafael Moneo, con el que la Monu­mental ganó casi 5.800 asientos, ampliando la grada alta hasta convertirla en una enorme andanada con cubierta metálica.

Las últimas reformas vinieron en 2005, mejorando, entre otras, la accesibilidad de las instalaciones. Con estas últimas obras la plaza todavía dio una sorpresa a los pamploneses cuando se encontraron en el ruedo los restos arqueológicos de un puen­te de un solo arco, datado de 1581, y también de la Fuente Vieja de 1232, que abasteció al burgo de la Navarrería durante 300 años y que ha quedado bajo la arena.

Es conocida de sobra la particular manera de entender la Fiesta en esta importante plaza. La seriedad del toro que se lidia y la manera tan especial que tiene su afición de entregarse al toreo la convierten en un escenario único



Fuentes: Alfonso Santiago (6 toros 6) y Leire San Miguel (Diario de Noticias)


La relación de Pablo Hermoso de Mendoza con la Plaza de Toros de Pamplona se remonta hasta el mes de octubre de 1985, que en una becerrada de promoción en el mes de Octubre, supuso el debut del estellica en dicho coso, actuando entre otros junto a Sergio Sánchez y con caballos como CAFETERO o PEZAÑHA.

Desde este debut, hasta el año 1989, Pablo actuó varias veces en las fiestas camperas matinales, que se organizan durante los Sanfermines, en la última de ellas, el 12 de julio de 1989, compartiendo cartel con el novillero navarro José Luis González y con una joven sevillana, cortó dos orejas y rabo a un novillo de César Moreno y la base de su cuadra continuaban siendo CAFETERO (en la foto) y PEZAÑA.

El 24 de septiembre de ese mismo año, con motivo de las Fiestas de San Fermín Chiquito, se programó una novillada mixta con Pablo Hermoso de Mendoza, Antonio Caba y Marco Girón, cortando Pablo las dos orejas a su primer novillo de César Moreno, tras acabar con él desde el caballo, pero con el estoque de cruceta, a lomos de GIRALDA. Precisamente el día anterior al festejo, cuando Pablo realizaba un entrenamiento sobre el propio ruedo, su caballo HELIOS dio un mal paso, fracturándose una mano y quedando inútil para la lidia.

Su primera tarde en la Feria del Toro, se produjo el 14 de julio de 1990, con un toro de César Moreno, fue testigo de la alternativa del cirbonero Sergio Sánchez, en presencia de José Luis Palomar y José Pedro Prado "El Fundi", dando la vuelta al ruedo tras su actuación. Con esta presentación de rompía una ausencia de rejoneadores en San Fermín que venía desde el 6 de julio de 1977. Esa tarde Pablo utilizó a EBANISTA para el paseíllo, a GIRALDA en el tercio de salida, en banderillas a CAFETERO y ALBAICIN (no es el actual Albaicín) y para el último tercio a ARLEQUIN.

El 8 de julio de 1991 prologó el cartel compuesto por José Nelo "Morenito de Maracay", Víctor Mendes y Juan Cuellar, con un toro de Antonio Pérez y también dando la vuelta al ruedo, tras la actuación sobre los mismo caballos que la temporada anterior, pero con un solo cambio, que luego resultaría histórico: en el último tercio entro un caballo novato, que apenas debutaba en una plaza de toros y que se llamaba CAGANCHO.

La primera oreja que Pablo cortó en la Feria del Toro, ocurrió el 8 de julio de 1992 y fue a un toro de Osborne Domecq, siendo testigos de ello y compañeros de cartel, Juan Mora, Rafi Camino y Jesulín de Ubrique. Los caballos empleados por Pablo esa tarde fueron GIRALDA para el primer y último tercio, CAFETERO en banderillas, así como CAGANCHO que ya empezaba a brillar en este tercio, además de resolver esa tarde la papeleta con el rejón de muerte.

Ese mismo año, en la Miniferia Taurina de San Fermín Chiquito (hoy desparecida) se compuso un cartel eminentemente navarro, con Pablo Hermoso de Mendoza, Sergio Sánchez y el novillero Francisco Javier Martínez "Paquiro", frente a reses de Campos Peña, con el resultado para Pablo de vuelta y vuelta y apoyándose en GIRALDA, CAGANCHO, CAFETERO y EVORA para su primer toro y en BYRON, ZINGARO, CAFETERO y EVORA en su segundo toro.

En el año 1993 la Casa de Misericordia trata de contratar a Pablo, pero éste había perdido pocos días antes a uno de sus caballos emblemáticos, que era BYRON, muerto durante el entrenamiento en Acedo y debido al respeto que dicha Plaza la produce y al pequeño bache moral que aquello le supuso, prefirió pasar ese año sin acudir a Pamplona.

El 11 de julio de 1994, la Casa de Misericordia, ante el empuje que Pablo estaba adquiriendo, programó una corrida de festejos matinal, con toros de María Olea, para Joao Moura, Luis Domecq, Pablo Hermoso de Mendoza y Antonio Domecq, que pese a que no tuvo el tirón de público que se esperaba, en lo artístico fue un éxito y Pablo obtuvo una oreja en su toro y dos en magnífica collera con el portugués Joao Moura, saliendo ambos a hombros. Eran tiempos de caballos como GIRALDA, CAGANCHO, BORBA o CHICUELO.

La última actuación de Pablo en San Fermín Chiquito, ocurrió ese mismo año, concretamente el 25 de septiembre de 1994, ante toros de Cebada Gago, de los que obtuvo dos orejas y saludos, y acompañado por Pepe Luis Vázquez y Javier Conde. GIRALDA e INDIO de salida; CAGANCHO y CHICUELO de banderillas; y BORBA para el último tercio fue la "alineación" ese día.

En el año 1995, concretamente el 9 de julio, de nuevo vuelve a la tardes Sanfermineras, junto a Cristo González, Javier Vázquez y Pepín Liria, con un toro de José Vázquez, al que arrancó una oreja, a lomos de GIRALDA, CAGANCHO, CHICUELO y GARBANCITO.

En el año 1996 el empuje del rejoneador y del propio público, que exigía algo más que verlo prologar una corrida, hicieron que el 6 de julio lidiase dos toros, uno de Benítez Cubero y otro de Pallarés, dentro de la novillada que abría la Feria, cortando una oreja al de Pallarés, y actuando junto a los novilleros José Antonio Canales Rivera y Eduardo Dávila Miura. Es el año en que dejó de torear en esta Plaza la yegua GIRALDA, que fue sustituida por ALDABICA y BUENAVENTURA, además de GALLO, CHICUELO, CAGANCHO y PRINCIPE.

La misma fórmula se utilizó el 6 de julio de 1997, pero esta vez con un festejo de ocho toros, dos para rejones de Fermín Bohórquez y Benítez Cubero, al que cortó una oreja. Los novilleros que completaban el cartel fueron José Antonio Iniesta, Luis Mariscal y el estellés Francisco Marco y los caballos VENTURA, GALLO, CAGANCHO, CHKICUELO, BORBA y MARTINCHO.

La primera corrida completa de rejones dentro del abono se produjo el día 6 de julio de 1998, y contra todo pronóstico la Plaza registró un lleno hasta la bandera para ver en acción a Joao Moura, Luis Domecq, Pablo Hermoso de Mendoza y Antonio Domecq. La corrida fue de Benítez Cubero, si bien Pablo cortó las dos orejas de un sobrero de Peñajara, que había brindado al ciclista Miguel Indurain y que lidió con MARTINCHO, CAGANCHO, CHICUELO y BORBA.

Exactamente un año después, se repite la fórmula de los rejones, pero evitándose las colleras, así Joao Moura y Paco Ojeda acompañan a Pablo, en una corrida de toros de José Murube, y con una cuadra formada por MARTINCHO, GALLO, CHICUELO, CHAVELA, FUSILERO, BATISTA, LABRIT, CAGANCHO.....y ALBAICIN, que esa tarde toreó bajo las órdenes de Joao Moura. Este año la reventa comenzaba a moverse también para este festejo. Pablo cortó tres orejas.

Al año siguiente, el 6 de julio de 2000, de nuevo con José Murube como ganadero, Pablo cortó dos orejas a su segundo toro, siendo testigos Javier Buendía (que le brindó la muerte de uno de sus toros) y Fermín Bohórquez. Los caballos ese año fueron LABRIT, MARTINCHO, CAGANCHO, CHICUELO, ALBAICIN y MAZANTINI.

El año 2001, y en la fecha que ya se ha convertido en tradicional, esto es, el 6 de julio, hicieron el paseíllo junto a Pablo, un debutante en esta Plaza como Leonardo Hernández y uno que repetía del año anterior, como Fermín Bohórquez, ante toros de Murube. Nuevo triunfo de Pablo, con palmas en su primero y dos orejas en su segundo, montando en total a LABRIT, TABASCO, CAGANCHO, DANUBIO, CHICUELO y MARIACHI. La imagen ilustra la salida a hombros por la puerta grande del coso navarro.

Así llegamos a la fecha del 6 de junio de 2002, histórica para Pablo, para la Pamplona taurina y para todos los que tuvimos la suerte de presenciar uno de los más grandes espectáculos vividos en una plaza de Toros. Con una plaza a reventar y con la reventa por las nubes, esa tarde se despedía del público navarro el caballo CAGANCHO. Y el caballo, como siempre, pese a las pocas actuaciones de los últimos años, no defraudó a nadie y bordó una faena marca de la casa. Al final Pablo y CAGANCHO atravesarían la llamada Puerta del Encierro en medio de una maraña de gente que se acercaban a tocar unos instantes al mítico cuatralbo. Pero si CAGANCHO destacó esa tarde, lo cierto es que sus compañeros RONCAL, MONTERREY, FUSILERO, DANUBIO, BATISTA y MARIACHI le rindieron el mejor de los homenajes, con unas actuaciones importantísimas, como lo acreditan las cuatro orejas y un rabo que obtuvo al estellés de los toros de Murube que lidiaron, tanto él, como Fermín Bohórquez y Luis Domecq.

El 6 de julio de 2003, Año I después de CAGANCHO, se produjo la octava Puerta del Encierro para el estellés, las seis últimas consecutivas. El triunfo se produjo de nuevo ante una corrida de Murube y alternando con Luis Domecq y Sergio Galán. Dos orejas obtuvo de su primer toro, siendo ovacionado en el quinto de la tarde y alcanzando su máximo triunfo con GAYARRE, un caballo debutante en Pamplona ese año y que tuvo una de sus mejores tardes. También brillaron a gran altura MISTRAL, CHACAL, LABRIT, CHICUELO, GAYARRE, CAMPOGRANDE y CERVANTES.

La siguiente actuación del centauro navarro tuvo lugar el 6 de julio de 2004, ante otro lleno a reventar en una tarde en la que cayó un impresionante aguacero que hizo que prácticamente todo el festejo fuera pasado por agua. Ello no fue impedimento para que Hermoso de Mendoza deleitara al público que aguantó estoicamente el diluvio sin moverse de sus asientos y sumara su novena Puerta del encierro, séptima consecutiva, estructurando dos excelentes faenas en las que brillaron CURRO, CHENEL, FOSFORO, SAMURAI, CHICUELO y CAMPOGRANDE, obteniendo las dos orejas de su primero y una más del quinto con una fuerte bronca de por medio al palco por no haber concedido el segundo apéndice. El cartel lo completaron en esta ocasión Fermín Bohórquez y Sergio Galán.

Para el 2005, la actuación de Hermoso de Mendoza en la gran plaza navarra tuvo tintes tambien históricos, aunque en esta ocasión negativos ya que por vez primera no pudo salir en volandas por la Puerta del Encierro. Esto debido al fallo a espadas que emborronaron una excelente y meritoria labor en donde destacaron: FUSILERO, LABRIT, CAMPOGRANDE, NATIVO, CURRO, CHENEL y CHICUELO.

Y en el 2006 de nuevo historia, de la más grande, cuando el 6 de julio el torero de Estella se sublimó para brindar una actuación magistral que le deparó un total de cuatro orejas y un rabo, el segundo para su incomparable palmarés. El jinete navarro estuvo inspirado toda la tarde, se sacó la espina del año anterior y demostró el por que de su incuestionable hegemonía en el mundo del rejoneo. Para ello contó con la colaboración decidida de CURRO, SILVETI, FUSILERO, SARMATA, VILLA y CHENEL. Los toros provenían de las dehesas de Murube y el cartel lo completaban Antonio Ribeiro Telles y Sergio Galán.

Para el 2007, en la fecha acostumbrada, de nueva cuenta fue la mítica Puerta del Encierro la que se abrió de par en par a Pablo tras cortar dos orejas que por lo acontecido en el ruedo nos parecieron un marcador rácano y escaso por los méritos que el navarro ejecutó en la plaza y que quizás la presidencia no quiso pecar de casera. CURRO, CHENEL, SARMATA, LAGARTIJO, FUSILERO y SILVETI tuvierion su momento protagónico ante los toros de Fermín Bohórquez. Fermín hijo y Sergio Galan conformaron el cartel.

Para el 2008 misma fecha, nuevamente toros de Bohórquez y en cartel además de Pablo, Joao Moura y Sergio Galán. En esta ocasión Hermoso de Mendoza salió por su propio pie del coso; el motivo principal para que el triunfo no cayese de manos del estellés fue el mal uso del rejón de muerte en ambas ocasiones y todo ello a pesar de las dos buenas lidias que realizó. CURRO, CHENEL, ICARO, PIRATA, ESTELLA, SILVETI y FUSILERO fueron los caballos que ese día tuvieron que lidiar con el acostumbrado mal estado del piso en el ruedo pamplonica.

Llegamos a julio de 2009, mismo día, misma fiesta, mismo lleno impresionante, misma ganadería y en el cártel Joao Salgueiro, Pablo y Sergio Galán. La corrida representó otro episodio histórico para Pablo que sumo su tercer rabo en este su muy querido albero navarro, marcando además la proyección al estrellato de CAVIAR. Pablo salió de la plaza con tres orejas y un rabo, logrados también con la participación destacada de DALI, CHENEL, ICARO, PIRATA, ESTELLA y SILVETI.

Enseguida damos cuenta de lo sucedido el 6 de julio de 2010, fecha en la que Pablo alternó con Fermín Bohórquez y Sergio Galán, en la lidia de bureles con el hierro de el padre del primero de ellos. En esta oportunidad de nueva cuenta el genio navarro salió en volandas de la plaza, merced a desorejar al primero de su lote, al que le realizó la faena de la tarde, una completa obra de torería que rayó la perfección. Con su segundo poco pudo hacer ante las complicacione sy falta de transmisión del astado. DALI, CHENEL, ICARO, PIRATA, CURRO, SILVETI y PATA NEGRA apoyaron con su sólida actuación el triunfo del jinete de Estella.

Y cerramos por el momento este largo prólogo refiriéndonos a lo sucedido el 6 de julio de 2011, fecha en la que Pablo alternó con Sergio Galán y Roberto Armendáriz, en la lidia de astados de San Mateo y San Pelayo. El navarro pudo cuajar otra tarde notable en el albero pamplonica, realizando una estupenda faena al que abrió plaza para mandarlo desorejado al rastro, mientras que en su segundo la espada de descabello y la merienda se conjugaron para que el genio de Estella recibiera solo una fuerte y cariñosa ovación. Los caballos que empleó Hermoso de Mendoza esa tarde, todos enjaezados en blanco y rojo, a la usanza pamplonica; fueron: DALI, CHENEL, ICARO, PIRATA, CURRO, MANOLETE y MACHADO.

FECHA 6 de Julio de 2012
LUGAR Plaza de toros de Pamplona, Navarra, España
ENTRADA No hay billetes
TOROS
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (silencio y dos orejas)
Sergio Galán (silencio y oreja)
Roberto Armendáriz (ovación y dos orejas)
CABALLOS UTILIZADOS Primer toro de la Ganadería de San Pelayo, número 20, 593 kilos, de nombre Canastito: De  salida DISPARATE (1 rejón de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) e ICARO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas y tres rejones de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de San Pelayo, número 22, 618 Kg, de nombre Bolillero: De  salida CHURUMAY (1 rejón de castigo); en banderillas VAN GOGH (2 banderillas) y MANOLETE (2 banderillas);  y para el último tercio PIRATA (dos cortas, un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte).
OTROS CABALLOS DESPLAZADOS GARIBALDI, VIRIATO y DALI

Nueva puerta del encierro para Pablo Hermoso de Mendoza en la que es la corrida de su tierra, la de la capital Navarra y la de la entrega de los navarros con Hermoso de Mendoza y de Hermoso de Mendoza con sus paisanos.

No comenzó bien la tarde para Pablo Hermoso de Mendoza, porque cuando se disponía a colocar el segundo rejón de castigo al toro que abrió plaza, DISPARATE perdió las manos y quedó a merced del toro. Una fuerte voltereta en la que se fueron al suelo jinete y caballo, aguantando este varias acometidas del toro y varios topetazos. Afortunadamente DISPARATE y Pablo salieron ilesos, salvo algunos golpes, sobre todo el caballo, pero sin  ninguna cornada o fractura importante. Antes el toro muy reservón de salida, apenas se había empleado y recibió un rejón de castigo, pero sin colaborar nada en el toreo. Tras el suceso, el toro se quedó si cabe más áspero, aunque con más movilidad. Solamente un magistral CHENEL podía con levantar una tarde que se había puesto tan complicada. CHENEL a pesar de esa aspereza, se dedicó a torear al toro muy de cerca, a medir los terrenos donde podría vencer sus defectos y a pocos minutos de pisar el nuevamente complicado piso de Pamplona, CHENEL ya era el amo de la lidia. Pablo también enrabietado por el golpe, llevaba a unos terrenos apretados, pero donde el caballo se sentía a gusto. Toreaba a de costado a lo largo del anillo de la plaza desde sol, hasta sombra, y remataba con ajustados muletazos con la cola al hilo de las tablas. Fue una labor magistral por las complicaciones que tenía y sobre todo por la solvencia con que CHENEL las venció.

A continuación el arrimón fue de ICARO, éste más en corto, con el toro más metido en el cuerpo, pero también midiendo muy bien los terrenos para salir siempre limpio de un toro que ahora derrotaba arriba. El toro se paró e incluso hizo un amago de echarse, como si le hubiera dado algo, pero solo fue eso, un amago, porque pronto volvió a embestir a ICARO en cortos, pero complicados arreones. Para colocar las cortas, Pablo situó al toro en el centro y tras unos giros de adornos, fue colocando una tras otra, hasta tres en lo alto del morrillo. La tercera ya la colocó con el toro ya escudándose en tablas, de donde tras sacarlo levemente, le hizo la suerte del teléfono. También fue la boca de riego el lugar elegido para matar al toro de Capea, pero un resbalón del astado en la reunión hizo que el primer pinchazo entero cayese cruzado. Tras este, otro pinchazo medio y uno entero que bastó y que dejó en silencio una faena que si algo tuvo fue torería marca CHENEL.

Salió el cuarto de la tarde, el de la merienda y lo hizo con más nobleza y algo más de movimiento que el anterior. CHURUMAY se encargó de torearlo muy despacio, muy suave para llevar una embestida que carecía de fuerza a pesar del volumen y que había que cuidar. Colocó un rejón de castigo y luego pasó varias veces con la bandera para ver si era necesario otro rejón. Las condiciones del toro hizo que el estellés decidiera dejarlo con uno. Las banderillas comenzaron con VAN GOGH y aunque el caballo pareció que estuvo un tanto desajustado con el toro, lo cierto es que analizando la lidia, fue el toro el que estuvo desajustado al principio, porque a cada requerimiento del caballo, el astado salía muy suelto lejos del caballo y al jinete le resultaba imposible dejar la banderilla. A pesar de que Pablo no dejaba la banderilla, VAN GOGH ejecutaba la suerte a la perfección, llegando muy cerca, como llegaría en las dos que el toro se tragó la banderilla, sumamente ajustadas ambas. La tarde comenzó a v venirse para arriba con MANOLETE que consiguió que la gente quitase la vista de los bocadillos y continuasen con la boca abierta, pero ahora con las piruetas del tordo. No tuvo un solo renuncio en su labor, ni en banderillas, ni en piruetas, consintiendo mucho a un toro escaso de fuerzas.

El toreo, la chispa y la raza de Hermoso habían hecho que el bocadillo quedase en un segundo plano, pero PIRATA hizo que lo olvidaran del todo. Soberbia labor del tordo y de Pablo, ambos enrabietados y dispuestos a arrancar un triunfo que no estaba fácil. Dos cortas en los medios, con el caballo dando el pecho, diciéndole al toro "ahí voy" y reuniéndose en los medios. Tras las cortas Pablo no se alejaba, sino que continuaba descolgado en el testuz, aguantando derrotes y cabezazos del toro. Cuando Pablo agarró dos cortas y soltó las riendas, la plaza ya estaba entregada y con la digestión hecha e incluso batiendo palmas acompañando los compases de PIRATA. La reunión en los medios, el par perfecto y la algarabía con un Pablo enrazado agarrando ambos pitones del toro e incluso llevándose un pitonazo en las costillas. Hubo acierto con el rejón de muerte y el toro dobló sin puntilla con un PIRATA que a pesar de estar suelto no se quería retirar del ruedo. Seguro que quería compartir el botín de las dos orejas con su jinete e incluso acompañarle por esa mítica Puerta del Encierro.


COBERTURA DE PRENSA


PAMPLONA En hombros con Roberto Armendáriz

Hermoso de Mendoza se 'merienda' la tarde



Volvieron a abrir la Puerta Grande Hermoso y Armendáriz y la gente de la tierra salió tan contenta. Pero más allá del resultado, conviene profundizar más allá del resultado y resaltar una tarde de gran fondo, propia de una primera figura, de Hermoso, muy por encima del susto inicial, de abrir plaza, de la merienda... para dejar constancia de su primacía.

.............

Disparate, caballo de salida de Hermoso de Mendoza, resbaló en la cara del toro cuando el navarro trataba de encelarlo. A pesar de sufrir varios derrotes cuando se encontraba en en el piso, ni la cabalgadura ni el propio Hermoso han sufrido daños, según las primeras informaciones. De hecho el torero estellés llevó a cabo una labor de mucha transmisión con el tendido fruto de la intensidad y la pureza con que realizó las suertes. Chenel volvió a ser determinante en la lidia con sus templadísimos galopes de costado al hilo de las tablas y sus arriesgadas pasadas por los adentros. La demora con el rejón de muerte se llevó los trofeos.

El cuarto tuvo nobleza y calidad pero Hermoso le cuajó una labor excepcional. Su caballo Van Gogh brilló a gran altura con varias batidas inverosímiles, igual que Manolete, que atacó de frente y pirueteó en la misma cara del astado. A las peñas la exhibición del torero navarro les pilló de merienda y quizá por eso no acabaron de meterse en la obra. Por eso tuvo que tirar de Pirata y con varios 'telefonazos' y un par excepcional de cortas a dos manos se 'merendó' de golpe a toro y público. Cosas de maestros.

...........

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX



MUNDOTORO (www.mundotoro.com). Por Mundotoro



Su caballo 'Disparate' arrollado

Hermoso, de milagro



Disparate, caballo de salida de Hermoso de Mendoza, resbaló en la cara del toro cuando el navarro trataba de encelarlo. A pesar de sufrir varios derrotes cuando se encontraba en en el piso, ni la cabalgadura ni el propio Hermoso han sufrido daños

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



MUNDOTORO (www.mundotoro.com). Por mundotoro



DECLARACIONES Hermoso explica su triunfo

'Mi obligación es no dejarme y la de la juventud, apretar'


Hermoso de Mendoza conquistó al público de Pamplona en una faena llena de emoción: 'Había que estar un poco arrebatado para meter a la gente en la faena. No había podido cortar al primero ninguna oreja y luego la merienda... había que estar así. Lo he dejado crudito e incluso con Van Gogh me he atropellado un poco con ese ansia de que no se me fuera el triunfo. Mi obligación es no dejarme y la de la juventud, apretar. El toro también ha tenido cierta calidad,' confesó ante los micrófonos de Canal+.
Sobre el primero explicó: 'Ha habido momentos. Quizás tras el percance el toro se ha quedado un poco áspero pero con Chenel ha habido cosas importantes y alguna pasada cerquísima del burladero. Si hubiera matado hablaríamos de otro premio.' En este toro sufrió una caída con 'Disparate' sin consecuencias ni para el jinete ni para el caballo: 'Perdió las manos y cayó. No tenía nada pero no podía levantarse porque tenía el estribo debajo pero todo bien.'
..........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



BURLADERO (www.burladero.com). Por Manuel Sagües



Orejas arrancadas



Se calcó el resultado de caballeros y orejas del año anterior. Dos orejas para cada jinete navarro, Hermoso de Mendoza y Roberto Armendáriz, y una para Sergio Galán. O que es lo mismo, los forales en volandas y a hombros por la Puerta Grande del Encierro

...........

Los murube del Capea y del campo charro lucieron un apetecible y hermoso escaparate, mas casi dan para titular desgarrigle por doquier si no es porque los grandones y bien armados, Botijero y Veleto, quinto y sexto, fueron cuidados con un único rejón de castigo y se dejaron en plan manejable ante las monturas.

También se puede decir que el año pasado las orejas se cortaron y que en esta ocasión las orejas se arrancaron. Sobre todo en el caso de Hermoso de Mendoza. El gran maestro de Estella, que estrenaba traje rondeño en Pamplona, perdió las orejas ante el tramposo Canastito, toro que rompía plaza, por fallar con los aceros de muerte. No ocurrió lo mismo con Bolillero, un cuarto cabroncete por reservón y geniudo, al que el navarro le arrancó las orejas con una labor de tanta raza como rabia; ambas cosas las tildó de forma superlativa en los telefonazos y desplantes a lomos de Pirata. La hoja de peral se fue bastante baja, lo que no fue óbice para premiar de forma discutible el conjunto de una tarde de lidia y técnica superiores. Pablo fue derribado a primeras de cambio, sin consecuencias, en la salida del primero. Con Chenel se ajustó por trincherazos imposibles aprovechando hasta los resquicios de las troneras de los burladeros. Y con Ícaro arriesgó lo imposible ante un toro que alternaba derrumbes con arreones. El cuarto, Bolillero, fue una prenda deslucida y traidora. Lo siguiente de todo puso en armas Hermoso con Van Gogh y Manolete. De nuevo con Pirata ya fue el cuerpo a cuerpo final a muerte.

..........

Los toros. Seis toros de San Pelayo. Corrida bien presentada en kilos y hechuras. Despuntados. Escasos de fuerza y descastados. Muy deslucidos 2º, 3º y 4º, manejables. Muy a menos el 1º. Manejables sin brillo y con sólo un rejón de castigo el 5º y 6º.

Los rejoneadores. Hermoso de Mendoza. Rejón trasero y atravesado, pinchazo y rejón (silencio). En el cuarto, rejón caído (dos orejas).

........

Presidencia. Generosa a cargo de Bañales, asesorado por Reta y Eguíluz.

Ambiente. Llenazo en tarde agradables y muy buen ambiente en todos los tendidos, gradas y andanadas.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



DIARIO DE NOTICIAS (www.noticiasdenavarra.com). Por Manuel Sagües



Orejas arrancadas

Flojos 'sanpelayos' y puerta grande para los forales Hermoso y Armendáriz



Se calcó el resultado de caballeros y orejas del año anterior. Dos orejas para cada jinete navarro, Hermoso de Mendoza y Roberto Armendáriz, y una para Sergio Galán.

.......

La corrida no tuvo el fuste y lucimiento que la de 2011. Los murube del Capea y del campo charro lucieron un apetecible y hermoso escaparate, mas casi dan para titular desgarringle por doquier si no es porque los grandones y bien armados, Botijero y Veleto, quinto y sexto, fueron cuidados con un único rejón de castigo y se dejaron en plan manejable ante las monturas. También se puede decir que el año pasado las orejas se cortaron y que en esta ocasión las orejas se arrancaron. Sobre todo en el caso de Hermoso de Mendoza. El gran maestro de Estella, que estrenaba traje rondeño en Pamplona, perdió las orejas ante el tramposo Canastito, toro que rompía plaza, por fallar con los aceros de muerte. No ocurrió lo mismo con Bolillero, un cuarto cabroncete por reservón y geniudo, al que el navarro le arrancó las orejas con una labor de tanta raza como rabia; ambas cosas las tildó de forma superlativa en los telefonazos y desplantes a lomos de Pirata. La hoja de peral se fue bastante baja, lo que no fue óbice para premiar de forma discutible el conjunto de una tarde de lidia y técnica superiores. Pablo fue derribado a primeras de cambio, sin consecuencias, en la salida del primero. Con Chenel se ajustó por trincherazos imposibles aprovechando hasta los resquicios de las troneras de los burladeros. Y con Ícaro arriesgó lo imposible ante un toro que alternaba derrumbes con arreones. El cuarto, Bolillero, fue una prenda deslucida y traidora. Lo siguiente de todo puso en armas Hermoso con Van Gogh y Manolete. De nuevo con Pirata ya fue el cuerpo a cuerpo final a muerte.

..........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



DIARIO DE NOTICIAS (www.noticiasdenavarra.com). Por A. Egües



"Había que estar arrebatado"

Hermoso de Mendoza consiguió dos orejas con su segundo toro



. Los dos rejoneadores navarros, Pablo Hermoso de Mendoza y Roberto Armendáriz, consiguieron salir ayer por la puerta grande de la Plaza de Toros al conseguir cortar las dos orejas de sus segundos toros en una corrida muy variada. Hermoso de Mendoza se mostró alegre y triunfante al salir a hombros de la plaza mientras Armendáriz expresó, juntó a esa emoción, la "falta" que le hacía el triunfo.

El torero estellés Hermoso de Mendoza no consiguió matar bien a su primer toro, Canastito, a pesar de que le dio "muy buenas banderillas" y una pasada "ajustadísima" entre el burladero y el toro que "ha tenido una emoción tremenda". Además vivió un momento "impresionante" cuando al toro parecía que le daba una convulsión. "Pensaba que le estaba dando un ataque al corazón y que se iba a morir, pero gracias a Dios solo ha sido algo momentáneo", subrayó.

No ocurrió lo mismo con su segundo toro, Bolillero, que estuvo "sensacional" y del que consiguió las dos orejas. "Era un toro con cierta calidad, se venía un poco a menos, pero sus metidas eran claras y era muy diferente al primero", expresó. Y es que a la hora de la merienda el torero estuvo "arrebatado" para meter al público en faena. "He estado un poco arrebatado por el ansia de que no se me fuera otra vez el triunfo", afirmó.

...........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



DIARIO DE NAVARRA (www.diariodenavarra.es). Por Koldo Larrea



LARGA VIDA AL REJONEO NAVARRO

Como el año pasado, los dos toreros navarros salieron por la puerta del encierro

........



Lo más positivo de la segunda del abono pamplonés vino fue que funcionó la reventa, buena señal en estos tiempos críticos o de cri­sis, no sé, y que todo el mundo -veinte mil almas de Dios- salió de la plaza dispuesto a repetir el año que viene.

Y positivo fue también el toreo de los tres jinetes, merecedor de otras tantas puertas grandes. La lograron los navarros y el palco se la cerró al madrileño al no con­ceder un trofeo del segundo toro, con una petición mayoritaria, que, sin embargo, tras la nega­ción, no se plasmó en una vuelta al ruedo sino en el caprichoso si­lencio de un público festivo y muy poco taurino.

Lo cierto es que volvió a triun­far el rejoneo navarro, sí, navarrro; ya es hora que se hable de él. Hasta hace unos treinta años, más o menos, lo digo un poco a ojo de buen cubero, el rejoneo era un juego de caballos, con, si se quiere, dos estilos, el portugués, con una larga y seria tradición, pero sin muerte de astados, y el andaluz, un tanto acortijado, re­ducto de señoritos y algo abusón, por eso de las colleras. Pero, de pronto, sorpresivamente, sin que nadie los esperase, ni los propios rejoneadores mandones, apare­ció un chaval, que más de 25 años después no lo es tanto, de ese vie­jo reino de Navarra, al norte, estellés para más señas, que convir­tió ese tiovivo con los toros en to­reo serio, de verdad, templado, pausado, serio y vibrante, que po­nía al rojo vivo los tendidos. Se llamaba Hermoso de Mendoza,

Pablo después, Pablito al princi­pio y maestro definitivamente. Gracias a él, el rejoneo pasó a lla­marse toreo a caballo. Y es que ese navarro, no jugaba con los to­ros, no, simplemente toreaba, y hacía fácil lo difícil, o eso parecía desde el cómo tendido. Y ese des­conocido, se ganó justamente el título de maestro, y creó escuela, y hoy en día, el rejoneo, gracias a él, es algo serio y la mayoría de ji­netes le intentan imitar, quieren torear tan bien como él.

El estellés lo demostró ayer en sus dos intervenciones, ante dos toros de diferente condición. In­cluso se permitió el lujo de hacer debutar a una montura en un es­cenario tan importante, la de Ba­rullo. Ante su primero dio un re­cital con el medido toreo de costado de Chenel y su cambios por los adentros, con el osado toreo en redondo de Ícaro. Y ante su se­gundo con al elegancia de Van Gogh, que no sólo toreó sino que pintó las mentes de arte, y con ese vibrante toreo de Manolete y sus piruetas. Las dos grandes faenas las remató con el agresivo y au­daz Pirata, otro maestro del últi­mo tercio.

..........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



DIARIO DE NAVARRA (www.diariodenavarra.es). Por Pedro Mari Azofra



Navarra, en la cumbre del rejoneo



LO del ciudadano de la presidencia manejando los tiempos con el pa­ñuelo de premios y el comportamiento de los mulilleros mangando trofeos a ralentí no está a tono con la categoría de Pamplona ni lo necesitan dos torerazos como son Pablo y Rober­to. Hermoso, con sombrero calañés de bandolero, se pasó de celo y profesionalidad encelando a Disparate que sufrió una voltereta horrorosa. Con Chenel dio unos lampreazos por los aden­tros de lujo y verónicas gruperas para descararse con Ícaro tras banderillas. Montando a Manole­te bordó banderillas y piruetas y puso en pie la plaza con las cortas a dos manos sobre Pirata.

........

El emperador Pablo tiene su­cesor, antes de que se inicien sus hijos, cosa que no sucedió con Ca­ñero, los Peralta, Vidrié y otros. A Pablo le quedan 40 años y más pues ocurrirá como cuentan del Cid montando en vez de estar en la balda.

..........

PITOS

. A los lances innecesarios de los auxiliadores en muchos casos.

. Al excesivo roneo de salida antes de clavar banderillas que es el "número".

. A Galán por no anunciar los nombres de los caballos y a los tres por excesos de carreras.

PALMAS

. A los tres toreros por dejar enteros de salida a los toros... que amenazaban debilidad.

. A las facultades de los auxiliares coleando toros derrumbados.

. A Pablo Hermoso por retirar de inmediato los caballos tocados



Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



DIARIO DE NAVARRA (www.diariodenavarra.es). Por Mariano Pascal



Lo que nunca falla



El diapasón de los Sanfermines cobró hace trece años un reclamo para la tarde del seis de julio. Lo protagonizaba, y sigue haciéndolo, Pablo Hermoso de Mendoza "el que nunca falla".

Ése blasón podría colgar en el coche de cuadrillas de Pablo, o en los camiones de aspecto americano que invaden el Paseo Hemingway las mañanas de corrida de rejones. Porque Pablo llega, torea y triunfa. Así de sencillo y así de complicado.

Mientras las calles de Pamplona sufrían la habitual invasión zombi, con locales y foráneos armados de tetrabrick, sangría y camisetas violáceas, la Plaza de toros vivía un espectáculo protagonizado por navarros a caballo. El nervio sanferminero asumió hace una década que al chupinazo le seguía la tarde de rejones, quedando la "marcha de vísperas" en el desván de la memoria. Ayer en la plaza, los comentarios sobre el riau riau duraron lo que Pablo tardó en hacer la primera pasadas por dentro.

Y en lo que "el que nunca falla" tardó en reponerse de un resbalón que lo encorajinó y le hizo sacar toda la raza en el ruedo. Pablo realizó en esos momentos los pasajes, taurinos, más brillantes de toda la tarde. Tras ello, lo que no pusieron los toros debieron ponerlo los toreros.

Pero la corrida de rejones de Pamplona no es un espectáculo de doma, ni de lidia estricta. Un seis de julio Pamplona es emoción, y la corrida de rejones no puede serlo menos. Por eso ha ocupado su sitio en las fiestas.

............

El espectáculo de la tarde del chupinazo acostumbra a tener un colofón triunfal. Ayer volvimos a vivirlo. Dos navarros de nuevo a hombros por la puerta del encierro. Feliz el personal.

Miguel Criado decía que lo de los toreros navarros era tanta ruina como lo de los pelotaris sevillanos. Y aunque cuentan que hay una artajonés que vende palas y pelotas en el Cerro del Águila, lo de los rejoneadores navarros ya no es ruina. Es un seguro de emociones.

Es el espectáculo que desterró al riau riau del programa emocional de los sanfermines hace varios años.. por causas obvias. Ayer volvió a demostrarlo

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



DIARIO DE NAVARRA (www.diariodenavarra.es). Por Irache Castillo



Hermoso de Mendoza y Armendáriz, por la puerta grande



Tras el chupinazo que ha inaugurado las fiestas de San Fermín de 2012, este viernes en la plaza de toros se celebra una corrida de rejones con Pablo Hermoso de Mendoza, Sergio Galán y Roberto Armendáriz en el cartel.
En el primero de la tarde, el rejoneador estellés no ha tenido suerte: ha sufrido un revolcón sin consecuencias y ha matado al tercer intento, por lo que se ha quedado, de momento, sin premio.
..............
En el cuarto, Hermoso de Mendoza ha firmado una actuación a la altura de su categoría y se ha llevado dos orejas.
................

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



EL MUNDO (www.elmundo.es). Por Zabala de la Serna



Hermoso y Armendáriz, por la puerta grande



Pablo I de Navarra es y será el número uno, el puto amo, del toreo a caballo. El mejor de la Historia escribí tiempo atrás un día en Sevilla. Y me reafirmo. Un día, más pronto que tarde, caerá la Medalla de Oro de Bellas Artes en su persona, la cumbre, la cima, el techo de la evolución del rejoneo. Es muy posible que las dos orejas que le cortó al cuarto de San Pelayo enmarquen todas las crónicas del 7 de julio. El tipo de toro ideal para los caballos, de los de ahí me las den todas. Pero Hermoso de Mendoza a mí ya me había conquistado en la primera faena, en la magistral obra con un funo encastado, duro de pies, con mucho que torear, derrotador por arriba. 'Disparate' perdió el apoyo de los cuartos traseros y 'Canastito' se cebó con sus ancas y su vientre. Un milagro que no hubiese sangría. Entonces Pablo cabalgó a 'Chenel', y sobre su montura enrazada le echó unos cojones de figura de cualquier época. En plan Rincón con 'Bastonito'. De poder a poder la batalla. En maestro. No hubo compensación porque el rejón de muerte se encasquilló. En mala hora. El rejón certero llegó en el ultimo de su lote, como la puerta grande. Una bella faena al uso con las piruetas de 'Manolete' incluidas. No la cambio por la anterior. Un magisterio bipolar, de dos caras. Reverencia a su puerta grande.

............

En serio, fuera de paisanajes. Se elevó a la altura de la puerta grande de Pablo. No fue justo que Sergio partiera a pie.

Ficha:

Monumental de Pamplona. Viernes, 7 de julio de 2012. Segunda de feria. Lleno de 'no hay billetes' (20.000 espectadores). Toros de San Pelayo, bien presentados, reglamentariamente despuntados, fuertes de apariencia; flojearon el rítmico 2º y el arrítmico 3º, que se echaron en momentos puntuales; encastado al altivo 1º; obediente el 4º; bueno el 5º; sensacional el 6º.

Pablo Hermoso de Mendoza, tres rejones defectuosos (silencio). En el cuarto, rejón (dos orejas).

....

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



LA RAZON (www.larazon.es). Por EFE



Hermoso de Mendoza y Armendáriz, doble puerta grande con acento navarro



Pablo Hermoso de Mendoza fue de nuevo profeta en su tierra y volvió a demostrar su hegemonía, junto a Diego Ventura, en el toreo a caballo. Esta vez no hizo siquiera falta salir de sus aposentos. En Pamplona, dentro de su Navarra del alma, el estellés cortó dos orejas del cuarto para salir a hombros junto al también local Roberto Armendáriz, que hizo lo propio en el sexto.

Tras el susto inicial del resbalón con «Disparate», afortunadamente sin cornadas, el navarro bordó el toreo a dos pistas con «Chenel», estrella de su cuadra, que templó al de San Pelayo. También destacó a lomos de «Ícaro», que dio el pecho con torería. Sin embargo, el centauro local marró con el rejón de muerte y perdió un triunfo rotundo.
Dicho éxito llegó en el cuarto, del que cortó las dos orejas. El estellés arreó de lo lindo, aun a riesgo de algún que otro apuro para sus monturas, y puso todo cuanto faltó a su adversario. Volvió a destacar con «Chenel». Clavó un brillante par a dos manos con las cortas sobre «Pirata», con el que dejó un rejón de efecto fulminante después de mil y un alardes en la cara del toro.
.......

Pamplona. Segunda de la Feria de San Fermín. Toros reglamentariamente despuntados para rejones de San Pelayo y Carmen Lorenzo (6º), bien presentados. Con bondad, aunque de poca raza. Hermoso de Mendoza, saludos y dos orejas;

...........

Lleno de «No hay billetes».

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



EL CONFIDENCIAL (www.elconfidencial.com). Por Juan Miguel Núñez



Hermoso y Armendáriz triunfan en Pamplona y el "palco" ningunea a Galán
Los rejoneadores navarros Pablo Hermoso de Mendoza y Roberto Armendáriz abrieron la Puerta Grande en la corrida de la especialidad celebrada hoy en Pamplona,

..........

FICHA DEL FESTEJO.- Cinco toros de San Pelayo y uno -el sexto- de Carmen Lorenzo, grandes y afeitados, y en el límite de la raza y de las fuerzas. Pablo Hermoso de Mendoza: medio rejón trasero y atravesado, rejón corto y nuevo rejón (silencio); y rejón bajo con vómito (dos orejas). ..........La plaza se llenó en tarde agradable.

EXAGERADO CHAUVINISMO Hermoso lo es todo en Navarra, su tierra, y no se diga cuando actúa en la plaza de Pamplona en corrida con ambiente "sanferminero". Todo gira en torno a él. Y la verdad que también el jinete navarro se esfuerza una barbaridad por hacer las cosas bien y agradar. De hecho en su primer toro cumplió una actuación muy completa sobre la base del valor, la técnica y el lucimiento artístico. Hubo un aparatoso revolcón a su caballo "Disparate" tras clavar el primer rejón de castigo. Pero se sobrepuso el hombre montando a "Chenel" e "Ícaro" en banderillas, en ajustados galopes a dos pistas, cambios de pitón por dentro y quiebros. Faltó sólo la rúbrica del rejón final. Sin embargo, en el cuarto, con menos toro y una faena también de corto recorrido, al matar a la primera la plaza se volcó en la petición del doble trofeo que finalmente paseó.

.........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



APLAUSOS (www.aplausos.es). Por Redacción Aplausos



Hermoso XVI de Pamplona



Magistral actuación en sus dos toros de Pablo Hermoso que cortó dos orejas del cuarto.

...........



Segundo festejo de la Feria del Toro de 2013 y segunda vez que se abre la puerta grande. En esta ocasión para ver salir en hombros a dos jinetes de la tierra: Hermoso y Armendáriz.

Pablo Hermoso, que vistió su cuadra con los colores de San Fermín, así como las banderillas, escogió para abrir su actuación a "Disparate", con el que resbaló después de poner el rejón de castigo tras empujarle el toro por los cuartos traseros y cayó al suelo siendo prendido el caballo por el de San Pelayo de manera aparatosa pero afortunadamente sin consecuencias. Fue sustituido para poner banderillas por "Chenel" con el que lució en el galope a dos pistas rematando por los adentros y con batidas perfectas de frente. Con "Ícaro" pisó terrenos comprometidos, exponiendo y transmitiendo emoción a los tendidos en todo momento. Cerró con una serie lucida de tres cortas con "Pirata" pero erró con el rejón de muerte, perdiendo los trofeos de una gran actuación.

..............

Pablo Hermoso sacó para recibir al cuarto a "Barullo". Ya a lomos de "Van Gogh" puso emoción con quiebros inverosímiles batiendo en la cara a pitón contrario del de San Pelayo, llegando muy cerca y exponiendo, llevando la emoción a los tendidos. Con una serie de piruetas sobre "Manolete" despertó al público y con "Pirata" se pegó un arrimón con desplantes antes de colocar un lucido par de cortas a dos manos que puso al público de pie. Rubricó con un gran rejón de muerte y el toro dobló en los medios. Pañuelos rojos al aire de Pamplona y dos orejas y puerta grande para Hermoso... y ya van 16.

...........

Viernes 6 de julio. Toros de El Capea para HERMOSO DE MENDOZA: Ovación y dos orejas; ............. Entrada: Lleno de "No hay billetes".

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



MARCA (www.marca.com). Por Carlos Ilián



Pablo Hermoso y Armendariz, a hombros

Lección completa del toreo a caballo a cargo del maestro navarro.



Toros:Toros de SAN MATEO (1), de gran presencia, de juego desigual, destacando 4º y 6º, y en general bajos de casta.

Toreros

PABLO HERMOSO DE MENDOZA: Rejón caído, pinchazo hondo y rejón (silencio). Rejon desprendido (dos orejas) (3).

.....

......


La corrida de rejones ya es un clásico en los sanfermines. En estos quince años, bajo la maestría de Pablo Hermoso, los navarros sienten pasión por el toreo a caballo. El ambiente en la plaza es magnífico y uno quisiera que el resto de las tardes de esta feria se vivieran igual, es decir, con entusiasmo y con pasión por lo que ocurre en el ruedo. Este viernes era una gozada estar en la plaza pamplonica, con la gente metida de lleno en sus fiestas pero pendiente de lo que hacen los protagonistas sobre la arena.

Y la tarde empezó con un susto. En efecto, un resbalón de su caballo Disparate cuando encelaba a su primer toro, pudo costarle un disgusto a Pablo Hermoso, especialmente grave para su cabalgadura. Pero todo quedó en el susto y el maestro navarro se creció hasta el infinito en una actuación portentosa, escalofriante en algunos momentos, como las pasadas por dentro en el primero y los recortes, los quiebros y el dominio total del toreo a caballo en el, cuarto. Toda una lección magistral de un torero a caballo irrepetible.

..........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



ABC (www.abc.es). Por Andrés Amorós



Pablo Hermoso, de Navarra



Alas doce del mediodía, en la Plaza del Ayuntamiento, ha es­tallado «el Chupinazo»: el cohe­te que marca el inicio oficial de la fiesta (Según los pamplonicas, pro­duce tanto ruido como el despegue de un avión a reacción). Comienzan, así, más de doscientas horas de fiesta inin­terrumpida. Es lo que ha fascinado a tantos: el estallido unánime -ritual, casi religioso- de la fiesta, un pueblo ente­ro que olvida el trabajo, la tarea cotidia­na, para lanzarse al frenesí de la alegría colectiva: comiendo, bailando, bebien­do, saltando... Durante siete días, todo queda en suspenso, entre paréntesis.

Lo definió Hemingway: «A medio­día del 6 de julio, la fiesta estalló. No hay otra forma de expresarlo. Siguió día y noche durante siete días. Las co­sas que ocurrieron sólo podrían haber sucedido durante una fiesta... Era una fiesta y duró siete días».

En esta fiesta, llena de ritos, toca aho­ra la corrida de rejones. Pablo Hermo­so de Mendoza, navarro, el gran maes­tro del rejoneo actual, torea sus deci­moquintos sanfermines consecutivos, es un auténtico ídolo. Viste con chaque­tilla roja y camisa blanca -los colores navarros- en su corrida número 1.919. (La próxima temporada, llegará a las dos mil), En el primero, sufre un derri­bo con «Disparate»; brilla con «Chenel»; emociona con el bayo «Ícaro», muy en corto; se adorna con «Pirata»: una lidia precisa, magistral, pero -como otras veces- pierde los trofeos al matar, a la tercera. Huido el cuarto, lo encela con el tordo «Barullo»; quiebra espectacu­larmente, con «Van Gogh»; luce en pi­ruetas, con «Manolete»; clava a dos ma­nos, con «Pirata». Mata certero: dos ore­jas, pedidas con clamor.

.........

Pablo Hermoso, de Navarra: un rey del rejoneo, un verdadero maestro. To­rea a caballo, lidia, da auténticos «mu­letazos». (Su único lunar, a veces, el re­jón de muerte). Nos sigue asombran­do por su clasicismo, su facilidad. Clava de frente, dejándose ver, templando las embestidas del toro, sin galopes inútiles... Todavía recuerdo el asombro del gran poeta Paco Brines, mi ami­go, cuando descubrió gracias a Her­moso de Mendoza, que el rejoneo po­día ser un verdadero arte, de una ex­traordinaria belleza...

Además, Pablo se lo ha ganado todo con su esfuerzo. Creo que está al nivel de los más grandes caballeros de la historia: Branco Nuncio, Antonio Ca­ñero, Alvaro Domecq, Ángel Peralta... Es justo el orgullo que sienten, por él, Ignacio Usechi y mis amigos del Club Taurino de Pamplona El día que se re­tire, seguiremos paladeando sus lec­ciones, en el recuerdo. Sale en hom­bros, una vez más, de su Plaza.

...........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



LA GACETA. Por José Antonio del Moral



Estupenda novillada y desigual corrida de rejones



.........

Por lo que respecta al festejo de rejones, triunfaron Pablo Hermoso con dos orejas bien ganadas,

............

Con lleno total se cele­bró la corrida de rejones con reses murubeñas y sobrepesadas en su mayo­ría de San Mateo, que die­ron juego muy desigual aunque la mayoría deján­dose pese al derrumbe de algunas.

Aunque Pablo Hermoso de Mendoza y el también navarro Roberto Armen­dáriz salieron a hombros, quien lo mereció de verdad fue Pablo, ayer de nuevo magistral aunque fallido con el rejón de muerte en el primer toro, que fue el mejor del envío salmanti­no, como también la actuación del estellés. Sin embargo, la actuación de más mérito de Hermoso fue la que llevó a cabo fren­te al cuarto, un animal que mejoró en sus sabias manos y al que lució gra­cias a los acertados recur­sos que empleó, algunos muy para la galería, que todo hay que decirlo. Pero como esta vez acertó con el rejón de muerte al primer intento, cortó dos orejas, pensó que para compensar la que no pudo obtener del primero.

.........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



APLAUSOS. Por Manuel Molés



DOLOR TORISTA EN LA FERIA DEL TORO



............

Volviendo a Pamplona, el día de rejones se man­tuvo la regularidad. Si hubiese sido una quiniela se hubiese pagado poco. Pablo, soberbio, insaciable, sin techo. Agota calificativos. Es la responsabilidad y el sentido de la competencia, aunque sea consigo mismo, llevado al máximo exponente. Ya hace tiem­po que utiliza mentalidad de matador de toros figura frente al/a/r play de los rejoneadores de otras épo­cas.

..........

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX



APLAUSOS. Por Mauricio Brunet



DESLUMBRANTE HERMOSO DE MENDOZA

El navarro reino un año más en su tierra con una tarde sublime en la que abrió la puerta grande



Hermoso de Mendoza cuajó una gran tarde en Pamplona abriendo su puerta grande número 16. El rejoneador nava­rro, que vistió su cuadra con los colores de San Fermín, así como las banderillas, volvió a defender su feudo. Cuajó dos labores plagadas de una enorme tem­planza y torería, marcando diferencias con una tauromaquia en la que se acor­tan las distancias y se amainan las velo­cidades. Vivió un momento de peligro, aunque sin consecuencias, ante su pri­mero al caer con "Disparate", que perdió el equilibro tras tocarle el toro los cuartos traseros. Todo quedó en el susto. Se lució con "Chenel" en el galope a dos pis­tas rematando por los adentros y con batidas perfectas de frente. Con "¡caro" pisó terrenos comprometidos, toreando siempre de frente con valor. Cerró con una serie lucida de tres cortas con "Pirata" pero erró con el rejón de muerte, perdiendo los trofeos de una importante actuación.

Se pudo resarcir el navarro ante el cuarto, con el que puso el mercurio a tope con "Van Gogh" en quiebros invero­símiles, llegando muy cerca y exponien­do. Mantuvo la emoción en piruetas sobre "Manolete" y acabó con "Pirata" en un lucido par de cortas a dos manos que puso al público de pie. Rubricó con un gran rejón de muerte y el toro dobló en los medios. Dos orejas y puerta grande.

..........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



APLAUSOS



LA FIGURA. EL REY NAVARRO.



Pablo Hermoso de Mendoza abrió su puerta grande número 16. El navarro defendió su territorio como torero que ya ha marcado un antes y un después en el toreo a caballo. Torería, temple, despaciosidad y pureza fueron las armas con las que defendió su status.

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



APLAUSOS



HERMOSO DE MENDOZA



"Había Que estar así, era el cuarto toro y siempre cuesta meter a la gente. Mi obligación es la de no dejarme ganar la pelea y la de la juventud, apretar."

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



6 TOROS 6. Por José Luía Ramón



Hermoso y Armendáriz, un año después



Igual que en 2011, los jinetes navarros salieron a hombros en la segunda de feria

...........



Como si el tiempo se hubiera detenido, la his­toria se ha repetido exactamente igual 366 días después, uno más de los 365 habituales, porque este año es bisiesto. Igual que el 6 de julio de 2011, los rejoneadores navarros Hermoso de Mendoza y Roberto Armendáriz han vuelto a salir en hombros de la plaza Monumental de su tierra. Por méritos propios, naturalmente, pero también porque acertaron a la primera con el re­jón de muerte en sus segundos toros y, sobre to­do, porque así lo han querido sus paisanos. No obstante, aunque igualados en la foto final, capta­da tan cerca del marco de la puerta grande que no se usa como tal y que todavía conserva el escudo republicano de Pamplona, ése que se mantuvo ahí en alto incluso durante el franquismo, las fae­nas que propiciaron sus respectivos éxitos no fue­ron iguales.

Y nadie pide que lo sean. Hermoso de Men­doza lo hizo posible tras poner mucho de su parte en un toro al que le faltó casi todo, mientras que Armendáriz lo logró en uno noble pero un tanto soso. Al final, sendas orejas para cada uno y, de nuevo, dos rejoneadores de casta navarra a hom­bros por la Puerta del Encierro. Y el público, lógi­camente encantado con el espectáculo y con el éxito del maestro y de su discípulo. Porque eso es lo que son y así les ven, sin comparación posible.

.........

La corrida de San Pelayo, ganadería del Niño de la Capea, salió fácil pero justa de raza y fuer­za. Algún toro se echó durante la lidia, la mayoría acabaron parados y prácticamente ninguno si­guió a los caballos con emoción. Sí con docili­dad, pero no con transmisión. Pero en absoluto fue una corrida mala o deslucida, pues todos los toros les permitieron a los caballistas llegarles cerca y expresarse.

Cada rejoneador firmó una faena de premio. Pablo Hermoso de Mendoza en el cuarto toro, al que toreó despacio y en el que puso mucho de su parte para llegar a los espectadores. En este caso, esa fue la clave: añadir la raza de que care­cía el toro. Lo mejor de todo, su ambición para buscar el triunfo y la armonía de sus movimien­tos, siempre tan acompasados, sin una carrera de más ni un gesto técnico de menos.

............

De las faenas no premiadas, fue muy destaca­da la primera de Hermoso, por el toreo a dos pis­tas y por los terrenos tan comprometidos que pi­só, antes y después de que el caballo resbalase y ambos, caballo y caballero, resultasen cogidos sin consecuencias. También era faena de premio, pero Pablo falló con el rejón de muerte.

.........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

DIA DE CORDOBA. Por Luis Nieto



Hermoso, profeta en su tierra

El rejoneador navarro abre, por decimosexta vez, la puerta grande de la plaza de toros de Pamplona; siendo acompañado por su paisano, Armendáriz



El segundo festejo de los Sanfer­mines, espectáculo de rejoneo con un llenazo hasta la bandera, deparó la decimosexta puerta grande de Hermoso de Mendoza en su tierra, en su casa, en Pam­plona, al que acompañó Roberto Armendáriz, por mor del presi­dente, que sobrevaloró la faena al sexto y cometió una clamorosa in­justicia al no emplear la misma vara de medir con Sergio Galán, al que robó la salida a hombros.

Hermoso logró el éxito tras de­sorejar a su segundo astado, un ejemplar manso, pero con movili­dad. Se lució con Van Gogh, con quiebros inverosímiles; en uno de ellos, incluso se equivocó el rejo­neador y el toro corneó la pata de­recha de la cabalgadura, sin ma­yores consecuencias. Con Mano­lete, toreo para la galería con nu­merosas piruetas y otros guiños efectistas, como la suerte del telé­fono. Cerró con un gran par a dos manos y un rejón de muerte que cayó bajo y provocó vómito; sien­do premiado, de manera genero­sa, con dos orejas. Como hecho insólito, el caballo con el que eje­cutó la suerte suprema, Pirata, mordió al toro cuando estaba a punto de caer. En el arrastre del cornúpeta surgió otra anécdota: un mulillero cayó bajo el tiro de mulillas, siendo pisoteado por al­gún equino y golpeado por el tes­tuz del astado, ya muerto.

Hermoso había realizado otra interesante faena al que abrió plaza, un toro bravo. En banderillas sufrió un percance, al alcanzar el astado a Disparate. Afortunadamente, torero y caballo salieron ilesos. A lomos de Chenel consiguió momentos espléndidos, to­reando por los adentros. Tras otro tropiezo, en este caso a/caro, Her­moso cumplió en las cortas sobre Pirata. Pero no acertó con el rejón de muerte y se quedó sin premio.

.......

Pero la tarde tuvo un protagonista, que no fue precisamente Armendáriz, sino su paisano, el estellés Pablo Hermoso de Mendoza, quien volvió a ser nuevamente profeta en su tierra.

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx