VILLA SE LUCIO PARANDO AL TORO, PROVOCANDO LOS PRIMEROS OLES EN EL TENDIDO UN PLETORICO CHENEL VOLVIO A IMPACTAR EN LA TIERRA DEL CABALLO DALI ENFRENTO A UN ASTADO YA MUY PARADO DESPLANTE A DOS MANOS CON PIRATA DISPARATE REUNIENDOSE A LA PERFECCION VAN GOGH PUSO TODA LA CARNE EN EL ASADOR EN CADA QUIEBRO ICARO METIO AL TORO Y AL PUBLICO EN LA FAENA PRECIOSO Y PRECISO ESTE PAR A DOS MANOS LAS DOS OREJAS DE LEY, CON LAS QUE SE ABRIO LA PUERTA GRANDE