ESTELLA RECIBIENDO AL BUEN TORO DE LOS ENCINOS VAN GOGH ATACANDO Y LLEGANDO PARA HACER SU SUAVE QUIEBRO VIRIATO VACIANDO LA EMBESTIDA AL ESTRIBO ESPECTACULAR DESPLANTE CON PIRATA GARIBALDI TUVO QUE HACER TODO ANTE UN TORO QUE NO SE ACOPLABA CHENEL LLEGANDOLE MUY DE CERCA AL ASTADO PERFECTO DALI EN EMBROQUES DE GRAN CALIDAD UN EUFORICO PABLO DANDO LA VUELTA CON LOS MAXIMOS TROFEOS Y FINALMENTE EN HOMBROS, JUNTO CON SUS ALTERNANTES, POR LA PUERTA GRANDE