UN TORERO A CABALLO

UNICO

Cartel

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Estadistícas en esta plaza
FESTEJOS
4
TOROS LIDIADOS
8
TROFEOS
8 orejas y 1 rabo
PUERTAS GRANDES
2

 

Una de las plazas más importantes de América se encuentra en Bogotá, la capital de Colombia. Por ese escenario han pasado todas las figuras del toreo desde que se inauguró en 1931. Nombres míticos de las distintas épocas, como los de Domingo Ortega, Manolete, Luis Miguel Dominguín, Antonio Ordóñez, Paco Camino, El Cordobés, Paquirri... llegaron desde España para dar forma a los carteles de la temporada taurina bogotana.

Hoy en día, próxima a cumplir los ochenta años desde su inauguración, sigue vigente su importancia en el planeta taurino, pues hay obligación de confirmar su alternativa para todos los matadores que hacen su primer paseíllo en la Santamaría. Su nombre se debe a su impulsor, Ignacio Sanz de Santamaría, quien también puso en funcionamiento el antiguo coso de San Diego, por donde pasaron igualmente importantes toreros españoles, como Rafael El Gallo y Bienvenida. Ese escenario pasó a mejor vida tras la inauguración de la nueva plaza, para la que Santamaría invirtió una gran cantidad de dinero. El 8 de febrero de 1931 se celebró la primera corrida, con toros de Mondoñedo que fueron lidiados por el valenciano Manolo Martínez, Mariano Rodríguez y Ángel Navas. En esa primera temporada se celebraron doce espectáculos. Dos años después, Sanz de Santamaría, alma máter de la plaza, falleció en Bogotá.

La construcción del edificio, con capacidad para 14.400 localidades, corrió a cargo de los ingenieros Adonai Martínez y Eduardo Lascano, y en la década de los cuarenta el arquitecto español Santiago Mora modificó la fachada, que­dando tal y como hoy se conoce.

La seriedad de su afición y su conocimiento del toreo confieren a este escenario una gran singularidad. Allí tomó la alternativa César Rincón en 1982, y allí se retirará el 24 de febrero de 2008, en una efeméride que forma parte de la gran historia de la plaza bogotana.


FUENTE: Alfonso Santiago (6TOROS6)


La plaza colombiana Santamaría, una de las más importantes del orbe taurino, recibe este domingo de nueva cuenta a Pablo Hermoso de Mendoza, quien tiene en este coso un protagonismo especial e histórico puesto que en su debút en dicho coso, acontecido el domingo 23 de enero 2011, obtuvo un rabo, trofeo que no se concedía en este albero desde hacía ya largos 56 años. El jinete navarro se sublimó con una actuación mágica que le deparó dos orejas de su primero y los máximos trofeos en el que cerró plaza. Pablo alternó esa tarde con los diestros Luis Bolivar y Cayetano, lidiándose astados de Ernesto Gutiérrez. CURRO, SARAMAGO, CHENEL, ICARO, SILVETI, PATA NEGRA y PIRATA fueron decisivos en el triunfo del navarro.

Siete días después regresaría Pablo a la Santamaría, ante una expectación tremenda, con un lleno de "no hay billetes", si bien en esta ocasión el pesímo juego de los toros de Achury Viejo dio al traste con las intenciones de triunfo de los participantes en el festejo. Hermoso de Mendoza fue ovacionado en su primero y obtuvo una trabajada oreja del que cerró plaza. CURRO, CHENEL, ICARO, PIRATA, SARAMAGO, SILVETI, CHENEL y PATA NEGRA llevaron el peso de una atrde en la que su jinete alternó con Pepe Manrique y Miguel Angel Perera.

FECHA 29 de Enero de 2012
LUGAR Plaza de toros Santamaría, Bogotá, Colombia
ENTRADA Lleno
TOROS
RESEÑA Ramses (silencio tras aviso y oreja)
Daniel Duque (silencio y silencio)
Pablo Hermoso de Mendoza (silencio y oreja)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Juan Bernardo Caicedo, número 288, 457 kg, de nombre Laguteyo; De  salida UNAMUNO (1 rejón de castigo); en banderillas VAN GOGH (2 banderillas) e ICARO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (dos pinchazos).

Segundo toro de la Ganadería de Juan Bernardo Caicedo, número 188, 445 Kg, de nombre Vagabundo; De  salida UNAMUNO (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) y DALI (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas, un par de cortas a dos manos y dos rejones de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

ESTELLA, GARIBALDISILVETI Y MANOLETE


Despidió Pablo Hermoso de Mendoza una apoteósica temporada colombiana con su actuación en la Plaza Santamaría de Bogotá. Una gira exitosa, donde todos los días ha conseguido tocar pelo y donde solamente en dos ocasiones ha dejado de abandonar el ruedo en hombros. Todas las plazas en las que se presentó, lo vieron abrir su puerta grande, por lo menos en una ocasión y consiguió devolver el público a unas plazas donde las asistencias ya se estaban resintiendo.

Una de las que no logró salir a hombros en su segunda tarde fue precisamente la que cerraba el ciclo colombiano: Bogotá. Lo cierto es que Pablo rozó con los dedos esa puerta grande, que por otra parte no le es ajena, porque hace una semana ya salió por ella. Para ello el navarro eligió dos toros con mucho trapío, muy serios de cara y que dieron un juego diferente, destacando el primero de ellos. Y si Pablo no triunfó, fue por diferentes circunstancias. Una ajena a él, porque su primer toro se rompió una mano cuando iba a comenzar el tercio final. Y la otra si fue más de su cuenta, porque un pinchazo y un metisaca fueron el colofón a su segunda actuación y con ello solo obtuvo una oreja.

Méritos suficientes sí había hecho el estellés, que en esta ocasión quiso presentar a dos caballos que no habían actuado en la plaza capitalina y que desde luego gustaron y mucho en los tendidos. El primero fue UNAMUNO, que lidió de salida los dos toros, con muy buena nota sobre todo en el primero, un toro con más codicia en la embestida y que el caballo templó a la perfección. En el segundo, un toro más agarrado al piso, tuvo que ser UNAMUNO quien llegara a los terrenos del toro. La otra presentación fue la VAN GOGH, un caballo que se ha consagrado en Colombia como un elemento importante en la cuadra de Hermoso. VAN GOGH es la emoción en forma equina en cada confrontación con el toro. Pisa unos terrenos muy comprometidos y que transmiten torería y emoción a los tendidos.

Tras el castaño, Pablo dio entrada a ICARO, que tuvo una de sus tardes más redondas de la gira ante un toro que tenía temple y acudía a todas sus provocaciones. Toreaba una y otra vez con su cuerpo, vaciándose en cada reunión. Todo iba bien y en el último lance, el toro se rompió una mano. Aquí acabó la lidia del mejor toro de la tarde y al que Pablo trató de finiquitar desde PIRATA, pero era imposible porque el astado perdía las manos cada vez que quería embestir. Al final tuvo que ser apuntillado.

El sexto fue más soso y mucho más agarrado al suelo. Sus galopadas fueron contadas y desde luego exprimidas al máximo por un CHENEL convertido en el ídolo de la afición colombiana. Volvió a deleitar, en esta ocasión, más toreando con el pecho que con los galopes de costado, porque el toro no tenía continuidad. Mención especial para el trincherazo por los adentros en los tendidos de sol que fue magistral y levantó al público de los asientos. Finalizó con DALI un tercio en el que los caballos tenían casi embestir al toro, pero que nunca volvieron la cara, poniendo en los lances toda la emoción que el astado no tenía.

PIRATA colocó tres banderillas cortas antes de que el toro ya se refugiara en tablas. Para el par a dos manos tuvo que tirar innumerables veces del astado para sacarlo de tablas con PIRATA. Cuando lo consiguió, fue por los adentros como dejó el par al primer intento. Matar era difícil e incluso tuvo que ser el auxiliador el que sacara al toro de su querencia hasta el tercio. Fue al segundo intento con un metisaca de rápidos efectos cuando Pablo acertó y obtuvo así una oreja con la que cerraba nueve tardes triunfales por la tierra del café.


COBERTURA DE PRENSA


EL TIEMPO (www.eltiempo.com). Por Antonio Caballero



Los toros fueron malos por sosos. Sin sabor, sin picante, sin transmisión ninguna.



Se confirmó en Bogotá lo que había dicho en Duitama la mala lengua de un aficionado que siguió a Pablo Hermoso de Mendoza por todas las plazas colombianas: que el ganadero Juan Bernardo Caicedo se equivoca con sus toros: manda los de primera a las plazas de segunda y guarda los de segunda para las de primera.
Yo no vi sus corridas de Cali y Manizales, pero lo de Duitama y Bogotá fue exactamente así: toros nobles y encastados en la pequeña plaza boyacense, y toros sosos y rajados en la Santamaría de Bogotá.
Malos por sosos. Sin sabor, sin picante. Sin transmisión ninguna.
La expresión de "transmitir", en los toros, data de los tiempos en que los resultados de las corridas se transmitían por el recién inventado milagro del telégrafo. Y consiste en que el juego de los toros, desde el ruedo, mande oleadas de emoción hasta lo alto de los tendidos. Los del domingo no la tenían, o no sabían comunicarla: no transmitían. De ahí el vago desencanto con que salimos de la plaza.
Tampoco Hermoso tuvo su mejor tarde: la única de su temporada colombiana en que no ha abierto la puerta grande de la respectiva plaza. Y no porque no pusiera todo su talento, y el de sus admirables caballos, que hacen piruetas y recortes inverosímiles y que lo dejan a uno estupefacto: graderíos enteros de bocas abiertas de asombrado placer. Y ni siquiera por la ya mencionada sosería de los toros: Hermoso es capaz de sacarles partido a los más mansos y cansinos bueyes de carreta. Pero el tercer toro de la tarde, al que le había bailado con la grupa de su caballo 'Van Gogh' y encelado bajo el rugido de la plaza con las galopadas de costado de 'Ícaro', se estropeó una mano en ese ruedo que parece de piedra, y caído de rodillas, como suplicante, hubo que apuntillarlo. Y el sexto perdía las manos cada vez que el jinete le exigía algún esfuerzo. Lo mató Hermoso de un pinchazo trasero y un buen rejonazo de muerte, desde los lomos de 'Pirata', que llegó de Medellín con un rayón en la blancura del anca y se fue de Bogotá con otro más. Cortó una oreja.
.........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



EL TIEMPO (www.eltiempo.com). Por Luís Noé Ochoa



Se despidió de Bogotá el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza

Hermoso sólo pudo cortar una oreja ayer. Fue una corrida del casi.



La tarde misma ayer en la Plaza de Santamaría de Bogotá fue de luz, de sol, con el cielo apenas martillado por nubes, como manchones de los caballos tordos. Pero en arte y pelajes fue castaña. Y bordeó el castaño oscuro. Aunque se cortaran dos orejas. Otra vez se llenó la plaza.

Fue una corrida del casi. Se lidió un noble encierro de Juan Bernardo Caicedo, disparejo de presentación, en el que imperaron jaboneros y castaños. Pelearon en varas, no fueron así, bravos, pero casi; no fueron mansos, pero casi se van al abismo; no se rajaron del todo, pero... Es decir, casi se quema el castaño.

..........

Pablo Hermoso de Mendoza, sin proponérselo le puso el castaño a la corrida. Porque de este pelo eran los toreros caballos 'Unamuno', 'Van Gogh', 'Ícaro' y 'Chenel'. 'Dalí' es alazán, es decir, no castaño, pero casi. Y castaños fueron los toros para el navarro.

En el primero, Hermoso mostró otra vez la doma, la inteligencia, la torería. Y el conocimiento de los toros y de los terrenos del ruedo. Quebró en la cara para poner banderillas, llevó a sus caballos cerca del toro apagado para provocarlo y le pegó verónicas y molinetes. Lo obligó y le puso bien banderillas y buscó el temple. Cortaría la oreja, pero el toro se malogró y tuvieron que apuntillarlo. Casi.

En el segundo despedimos la cuadra y a Pablo este año. Otra faena de las suyas a un toro que buscó tablas. Tal vez lo mejor, un par pasando por un metro entre la barrera y el toro. Mató de pinchazo hondo y un rejón fulminante. Una oreja, pero casi se va en blanco. Casi. Y esa era la noticia, porque aparte de sus 15 caballos, en el avión de carga llevará un baúl de orejas cortadas en esta temporada.

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



EFE (www.efe.es). Por Rodrigo Urrego



Ramsés y Hermoso de Mendoza cortan oreja en la tercera corrida de Bogotá



El colombiano Ramsés y el rejoneador español Pablo Hermoso de Mendoza triunfaron hoy domingo en la tercera corrida de la temporada en Bogotá. Ambos cortaron una oreja en el segundo toro de sus respectivos lotes.

Se lidió un desigual encierro de Juan Bernardo Caicedo, flojo y con pocas opciones,



........

FICHA DEL FESTEJO: Seis toros de Juan Bernardo Caicedo. Muy desiguales de presentación, con dos toros, primero y segundo protestados. Con la fuerza justa y sin suficiente casta. Destacó por su calidad el cuarto, y el tercero hasta que se lesionó una de las manos.

..........

Pablo Hermoso de Mendoza: el toro se inutilizó en la faena (palmas) y dos rejones (oreja)

...........

Pablo Hermoso de Mendoza se despedía de Colombia y los toros a los que se enfrentó no ofrecían facilidades. Es cierto que el primero tuvo mayor codicia. Fue acertado que no se castigara mucho al animal para que durara.

El rejoneador engañó las embestidas con una serie de quiebros con Van Gogh, pero se ajustó mucho, casi al límite con en el valiente Ícaro, que se dejó acariciar sus pechos en suertes comprometidas. El toro se rompió una mano y la faena quedó inconclusa.

Mayores exigencias planteó el sexto, toro manso que se fue rajando y cerrando a tablas. Pero las veces que se movió le permitieron a Chenel templarlo en recorridos cortos para cambiar de terreno por dentro de las tablas.

Hubo limpieza y mayor emoción cuando con Pirata clavó un par de banderillas cortas a dos manos. Pese a dos intentos con el rejón de muerte, el público quiso darle una oreja al rejoneador, en un gesto de despedida.

...........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



BURLADERO (www.burladero.com). Por Juan Arturo Díaz Reyes



Pablo Hermoso llena y toca pelo con Ramsés



Los de Juan Bernardo (en Domecq), dos jaboneros, tres castaños y un negro, flojearon hasta la inutilidad. Tanto los livianos como los más pesados, los de rejones. Además carecieron de codicia. O no la tenían, o la tenían y no podían transportarla, o todas la anteriores. Encima, el tercero se partió la mano izquierda debiendo ser apuntillado en el ruedo.

La noticia, como siempre fue Pablo Hermoso, y esta vez porque no abrió la puerta grande. Llevaba siete en fila; dos en Cali, dos en Manizales, dos en Medellín y una en Bogotá. Cuando un hombre muerde a un perro... Esa fue la noticia.

Pero no fue culpa suya, ni del público ni de la presidencia, siempre tan obsequiosos. Estuvo poco preciso con los hierros, aceptemos, pero eso no fue problema para los rabos y las apoteosis anteriores ¿Por qué lo habría sido ahora? Las deficiencias de los toros tampoco pueden ser culpadas ¿No ha cortado rabos a mansos y a flojos?

Para qué buscar el ahogado aguas arriba. El asunto fue la fatalidad. Sí, la fatalidad de este ruedo quiebrapatas ¿Cuántos toros se han malogrado esta temporada para no contar las anteriores? Un ruedo pétreo (y no me refiero al cesáreo alcalde antitaurino que lo reclama, quién sabe para qué), un ruedo tan pétreo, que cuando Daniel Luque quiso clavarle el estoque para dar sus luquesinas no halló un lugar en que la punta penetrara, se doblaba y se doblaba contra el duro piso, teniendo que arrojarla el sevillano con enfado.

Si el tercero no se fractura en él, la crónica de hoy se llamaría ocho de ocho, pues la gente andaba tras de eso y las destrezas del navarro la tenían fuera de sí. Ahí estuvo el quid.

Al sexto, soso, parado, sin embestidas, que termino entablerado, le orbitó alegre con sus caballos, acudió a los tendidos, puso el primer rejón de muerte tan atrás que él mismo corrió a quitarlo antes del buen rejonazo final y sin embargo le cortó una oreja. ¿Entonces?

...........



Ficha del festejo

Plaza de Bogotá. Lleno. Toros de Juan Bernardo Caicedo, desiguales de juego y blandos en general. El mejor fue el cuarto.

........

Pablo Hermoso de Medoza: palmas y oreja

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



COPE (www.cope.es). Por Juan de Dios Miranda



Oreja para Hermoso de Mendoza y Ramsés en Bogotá



Por circunstancias de los toros se cortaron dos orejas solamente en la tercera corrida de Bogotá, en agradable tarde con buen clima, ambiente y animación general en los tendidos. Por una única vez en su campaña colombiana, Hermoso de Mendoza no salió por la Puerta Grande. Faltó poco para el lleno. La voluntad de los toreros suplió en parte las carencias de los toros.



Bogotá (Colombia), domingo 29 de enero 2012. 3ª de la Temporada Grande. Lleno holgado. Toros de Juan Bernardo Caicedo, bien presentados, serios, desiguales de juego, nobles, sin fuerza, con calidad. El tercero de la tarde de Hermoso de Mendoza, se partió una mano. .............Hermoso de Mendoza, palmas y oreja.



Sólo una oreja alcanzó ésta vez Hermoso de Mendoza en su última actuación de despedida en la plaza de Bogotá y cierre triunfal de campaña por los ruedos colombianos. Su nombre hizo el milagro una vez más, de reunir en la tarde a casi 14 mil espectadores que ratificaron la grandeza de éste rejoneador fuera de serie, constituido por sus condiciones maravillosas y su magistral destreza, en el mejor rejoneador del mundo y con respeto para muchos, el mejor de la historia.

Con los toros tercero sexto de la tarde, alternando sus hermosos caballos, desgranó paso a paso su dominio, como ayer, anteayer y siempre, con la magia y la calidad de la grandeza del toreo a caballo. Con Unamuno recibió al primero un castaño oscuro bravo de salida, noble con fijeza, reservón, que fue a más hasta quebrársele lamentablemente la mano derecha. Con Van Gogh, Ícaro y Pirata, ya había hecho las delicias de los presentes y el delirio era colectivo. Vino el infortunado accidente y con él todo se vino a menos, quedando en palmas. Fue apuntillado el noble ejemplar rápidamente en el ruedo.

Con un primer rejón de castigo llegándole a la cara con Unamuno, despertó al reservón segundo toro que puso poca emoción y desplazamiento. Vino Chenel y entre la música del pasodoble 'Cielo Andalúz', y el entusiasmo general lo corrió varias veces llevándolo pegado al cuerpo del caballo, saliendo por dentro entre las tablas en giros milimétricos entre la expectación viviente. Se recreó y se entregó con emoción en banderillas con Dalí rematando con cabriolas toreras en la cara. A dos manos colocó impecables banderillas cortas con Pirata y el escándalo cubría ya los tendidos cuando entró a matar dejando un rejón trasero, enmendado inmediatamente con otro fulminante que sólo la presidencia valoró para un sólo trofeo. Ovación grande con pañuelos y triunfal despedida con cariño en interminable vuelta al ruedo.

...........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



SEMANA (www.semana.com)



Tercera de abono en Bogotá: tarde clara y fondo oscuro

El trofeo fue el hasta pronto de una afición que disfrutó Hermoso de Mendoza, incluso en las adversas condiciones de esta tarde.



La tercera del abono bogotano sucumbió ante la falta de materia prima de un encierro de Juan Bernardo Caicedo que no encontró su propio fondo y el saldo, - dos orejas, .una para Pablo Hermoso de Mendoza

........

Además, el rejoneador español no tuvo del lado la suerte, al menos en el primero de sus ejemplares, un toro prometedor de salida pero luego a la defensiva, que se rompió una de las extremidades anteriores cuando la faena parecía tomar vuelo.
La relativa revancha vino en el sexto, en el que 'Chenel', en toda su dimensión de artista, y 'Dalí', siempre en el frente de batalla, levantaron los tendidos. El trofeo fue el hasta pronto de una afición que disfrutó Hermoso de Mendoza, incluso en las adversas condiciones de esta tarde.
.............

Ficha
Temporada bogotana 2012
Tercera de abono
Seis toros de Juan Bernardo Caicedo
Desiguales de presentación, protestado el primero por chico. El segundo flojeo. El tercero se invalidó en las banderillas de Hermoso de Mendoza. El cuarto, de buen pitón izquierdo. El quinto manseó . Y el sexto tuvo movilidad.
455, 536, 457, 496, 450 y 445 kgrs.
...........

Pablo Hermoso de Mendoza Palmas y oreja
Detalles: Plaza casi llena

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



MUNDOTORO (www.mundotoro.com). Por Alberto Lopera



Hermosa despedida



Otra magnífica tarde de toros se vivió en la capital colombiana, con tiempo primaveral y lleno en los tendidos de la plaza. Un encierro de Juan Bernardo Caicedo con presencia, kilos, pitones y hechuras. Tres de excelente comportamiento, especialmente el corrido en cuarto lugar, con mucha calidad

..........

Se despidió de Colombia Pablo Hermoso después de un periplo por las ferias de Cali, Manizales, Duitama, Medellín y Bogotá, abriendo la Puerta Grande en todas las comparecencias, menos en la del adiós. Solo una oreja esta vez ha sido el premio a la maestría nuevamente demostrada por el mejor rejoneador del mundo, en el último de la corrida, donde lució de nuevo con "Chenel" al torear a dos pistas por fuera y por adentro. Inmenso con "Pirata" en las banderillas cortas a una y dos manos mientras la plaza entera le brindó continuas ovaciones. En su primero dictó toda una cátedra del toreo a caballo con "Van Gogh" que presagiaba triunfo de apoteosis. Lamentablemente se malogró el toro y el asunto quedó en palmas.

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



EL ESPECTADOR (www.elespectador.com). Por Alfredo Molano Bravo



Pablo Hermoso se despidió de la Santamaría



No fue exactamente una corrida para la memoria la del domingo en la Santamaría. Todo estaba dado: cartel, encierro, clima y boletos agotados. No se dio. Y no fue de aquellas decepcionantes. No. Fue pasable, como pasaron los toros. Pasaban. No fue tampoco una tarde de abulia. Hubo cosas importantes: el pitón izquierdo de Malbec, segundo toro de Ramsés; las chicuelinas y la media verónica de Luque a su primero, Gavilán; el toreo sin hierros que hizo Hermoso de Mendoza a su segundo.

Lleno completo. También en los palcos de aficionados que viven en las Torres de Salmona y que no faltan a las corridas. Y tienen razón, no sólo por el espectáculo, sino porque temen que de un día para otro se prohíban los toros y les toque soportar espectáculos de vida y de amor como una presentación de Darío Gómez o Vicente Fernández y no por sus canciones o su estilo, que les pueden o no gustar, sino por el altísimo volumen con que suelen hacerse esos eventos. Salomón Kalmanovitz, mi amigo, debe estar arrepentido de haber escrito sobre los toreros muertos, porque le van a tocar espectáculos en vivo y frente a su ventana.

El encierro de Juan Bernardo Caycedo prometía. En corrales eran bichos bien hechos y que, como todos los toros de lidia, muestran una bella serenidad cuando se miran desde lejos. En Medellín el sábado dieron buen juego y siendo los de Bogotá de la misma camada, pues había fe en ellos.

............

Hermoso se fue con una mera oreja de su segundo. El primero, otro castaño, lo quebró de entrada con Unamuno. El toro traía ganas y el jinete las tenía todas. Con Van Gogh bailó pasodoble en el hocico del toro y con Van Gogh templó y puso las banderillas a pitón contrario. El espectáculo lo hizo Ícaro, caballo de pelea, que embiste al toro, que defiende a su jinete. Sabe jugar y divertirse haciendo quites con el anca y provocando con el pecho. A veces da la sensación que Hermoso sobra. No pudimos ver el final. Al toro se le quebró la mano izquierda y hasta ahí fueron fiestas. Se esperaba que en su último -chorreado en verdugo con 450 kilos- rematara su temporada en Bogotá. Sacó a Chenel, toreó por el gusto de torear, sin hierros y sin yerro. Entablerado salió del compromiso -como sale siempre- por el único hueco por donde pueden salir caballo y jinete: una puerta falsa como la de una catedral. Volveremos a verlo.

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



APLAUSOS (www.aplausos.es). Por Ivan Parra



Oreja para Hermoso en su adiós a Colombia

La desigual corrida de Juan Bernardo Caicedo impidió el éxito artístico del festejo mixto en el que cerraba su triunfal periplo por tierras colombianas Hermoso de Mendoza. El rejoneador navarro no pudo despedirse de esta tierra como lo ha hecho desde que aterrizó, triunfando a lo grande, debido a un lote que no le dio facilidades. Su primero se lesionó las dos manos impidiendo cualquier opción de lucimiento. Se impuso con recursos Pablo a su segundo, un ejemplar al que le faltó recorrido y emoción en su embestida. Su entrega con las cabalgaduras fue premiada con una oreja ganada a ley.
.............
Domingo 29 de enero. Toros de Juan Bernardo Caicedo, bien presentados, de juego desigual y que blandearon en líneas generales. Destacó el cuarto............. HERMOSO DE MENDOZA: Palmas y oreja. Entrada: Lleno

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



RADIO CARACOL (www.caracol.com). Por Guillermo Rodríguez



En Bogotá, un bravo 'Malbec' de Juan Bernardo con un sensacional pitón izquierdo al que un inspirado Ramses le cortó 1 oreja. Pablo Hermoso 1 al cierre de su temporada colombiana


El bravo cuarto que recargó en el caballo, empujó en la muleta y tuvo un pitón izquierdo sensacional, con nombre de vino bueno, "Malbec" ,de Juan Benrardo Caicedo, como toda la corrida, sobresalió , con diferencia, en un encierro bien presentado en La Santamaría al que Ramses le cortó una oreja. Pablo Hermoso otra en el sexto con un toreo a caballo de inspiración, de prodigio, de tonos dorados, y Luque, palmas.
La Santamaría de Bogotá se llenó.
La corrida delata su origen veragueño y salieron castaños, jaboneros y listones.
Lamento que se haya quedado un precioso, bien hecho y armado de pitones castaño en los corrales y otro jabonero....Es mejor no entrar en especulaciones pero lo deploro por la afición.....El ganadero trajo 12 toros y con discreción y educación dejó a los toreros escoger. Que no hay tacha ninguna a la actitud del criador......Pero...........
...........
PABLO HERMOSO.
Cortó una oreja al sexto y puso fin a una larga temporada colombiana que comenzó en Cali.
Su primero se partió la mano izquierda y con el respeto del estellés el puntillero cerró ese doloroso capítulo de un toro inválido.
Pero vino el desquite. Y fue con "Vagabundo", un toro con trapio.
Se recrea en las SUERTES, torea a cuerpo limpio de caballo.
Todo al estribo. Y ese Chenel, e Icaro, Dali, Van Gogh , Pirata, exhuberantes......
Como va este angel-torero por los adentros y pega un lance a cuerpo limpio. Torea. Lo saca a los medios. Las fibras de de la cola del caballo tocan los pitones del toro. Piruetas, rizos, sostenidos, tierra a tierra y más toreo. Las cortas a dos manos son un prodigio de valor, tecnica y cominio de equitador pues es preciso manejar con la cintura , las piernas y el estribo...
Hay ritmo, son sinfonía.........Una oreja y se va con indulto, rabos y muchas orejas y una estela que todos quieren volver a admirar...
Hasta siempre, señor......

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

DIARIO DE NAVARRA (www.diariodenavarra.es). Por Koldo Larrea



Hermoso corta una oreja en Bogotá y cierra su gira colombiana

Ha sumado nueve tardes y siete salidas a hombros, y ha cortado 21 orejas y 3 rabos



Pablo Hermoso de Mendoza pu­so fin el domingo a su campaña colombiana en la plaza Santama­ría de Bogotá, que volvió a llenar­se hasta la bandera y donde logró cortar una oreja.

.........

Se lidiaron seis toros de Juan Bernardo Caicedo, procedencia Domecq, flojos y faltos de codicia, tanto los más ligeros como los más pesa­dos, los de rejones.

Ante 15.000 personas, el caba­llero navarro no logró en esta ocasión salir por la puerta gran­de, debido a dos circunstancias. Una ajena a él, porque su primer toro se rompió una mano cuando iba a comenzar el tercio final. La segunda sí fue más de su cuenta, porque un pinchazo y un metisaca pusieron fin a su segunda ac­tuación y, por ello, sólo obtuvo una oreja.

En su primera actuación dictó toda una cátedra del toreo a caballo, sobre todo con Van Gogh, lec­ción que presagiaba un triunfo de apoteosis. Lamentablemente se malogró el toro en el último tercio y el público guardó respe­tuoso silencio.

El sexto fue un toro soso, para­do, sin embestidas, que termino entablerado. Pese a ello, lo toreó alegre con sus caballos, sobre to­do con Chenel, que lució con su to­reo a dos pistas y sus cambios por los adentros, y con Pirata, que hi­zo vibrar con las banderillas cor­tas a una y dos manos, mientras los tendidos le tributaban continuas ovaciones. En este toro, acertó al segundo intento con el rejón letal, lo que redujo el pre­mio a una oreja, la última de su gi­ra colombiana.

El jinete estellés presentó en esta plaza a Unamuno, que lidió de salida los dos toros, con muy buena nota sobre todo en el pri­mero, y a Van Gogh, que se ha consagrado en Colombia como una montura importante en la cuadra del navarro.

Despidió así Hermoso de Men­doza una apoteósica temporada colombiana. Una gira repleta de triunfos, en la que todos los días ha conseguido tocar pelo y en la que solamente en dos ocasiones ha abandonado el ruedo a pie. To­das las plazas en las que se pre­sentó le vieron abrir su puerta grande, por lo menos en una oca­sión, y, sobre todo, consiguió de­volver el público a unos escena­rios donde las asistencias se esta­ban resintiendo. En total, ha toreado nueve tardes, ha salido a hombros en siete ocasiones, y ha cortado 21 orejas y 3 rabos.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx