UN TORERO A CABALLO

UNICO

Cartel

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Estadistícas en esta plaza
FESTEJOS
3
TOROS LIDIADOS
6
TROFEOS
7 orejas y 1 rabo
PUERTAS GRANDES
2

 

Una de las plazas más importantes de América se encuentra en Bogotá, la capital de Colombia. Por ese escenario han pasado todas las figuras del toreo desde que se inauguró en 1931. Nombres míticos de las distintas épocas, como los de Domingo Ortega, Manolete, Luis Miguel Dominguín, Antonio Ordóñez, Paco Camino, El Cordobés, Paquirri... llegaron desde España para dar forma a los carteles de la temporada taurina bogotana.

Hoy en día, próxima a cumplir los ochenta años desde su inauguración, sigue vigente su importancia en el planeta taurino, pues hay obligación de confirmar su alternativa para todos los matadores que hacen su primer paseíllo en la Santamaría. Su nombre se debe a su impulsor, Ignacio Sanz de Santamaría, quien también puso en funcionamiento el antiguo coso de San Diego, por donde pasaron igualmente importantes toreros españoles, como Rafael El Gallo y Bienvenida. Ese escenario pasó a mejor vida tras la inauguración de la nueva plaza, para la que Santamaría invirtió una gran cantidad de dinero. El 8 de febrero de 1931 se celebró la primera corrida, con toros de Mondoñedo que fueron lidiados por el valenciano Manolo Martínez, Mariano Rodríguez y Ángel Navas. En esa primera temporada se celebraron doce espectáculos. Dos años después, Sanz de Santamaría, alma máter de la plaza, falleció en Bogotá.

La construcción del edificio, con capacidad para 14.400 localidades, corrió a cargo de los ingenieros Adonai Martínez y Eduardo Lascano, y en la década de los cuarenta el arquitecto español Santiago Mora modificó la fachada, que­dando tal y como hoy se conoce.

La seriedad de su afición y su conocimiento del toreo confieren a este escenario una gran singularidad. Allí tomó la alternativa César Rincón en 1982, y allí se retirará el 24 de febrero de 2008, en una efeméride que forma parte de la gran historia de la plaza bogotana.


FUENTE: Alfonso Santiago (6TOROS6)


La plaza colombiana Santamaría, una de las más importantes del orbe taurino, recibe este domingo de nueva cuenta a Pablo Hermoso de Mendoza, quien tiene en este coso un protagonismo especial e histórico puesto que en su debút en dicho coso, acontecido el domingo 23 de enero 2011, obtuvo un rabo, trofeo que no se concedía en este albero desde hacía ya largos 56 años. El jinete navarro se sublimó con una actuación mágica que le deparó dos orejas de su primero y los máximos trofeos en el que cerró plaza. Pablo alternó esa tarde con los diestros Luis Bolivar y Cayetano, lidiándose astados de Ernesto Gutiérrez. CURRO, SARAMAGO, CHENEL, ICARO, SILVETI, PATA NEGRA y PIRATA fueron decisivos en el triunfo del navarro.

Siete días después regresaría Pablo a la Santamaría, ante una expectación tremenda, con un lleno de "no hay billetes", si bien en esta ocasión el pesímo juego de los toros de Achury Viejo dio al traste con las intenciones de triunfo de los participantes en el festejo. Hermoso de Mendoza fue ovacionado en su primero y obtuvo una trabajada oreja del que cerró plaza. CURRO, CHENEL, ICARO, PIRATA, SARAMAGO, SILVETI, CHENEL y PATA NEGRA llevaron el peso de una atrde en la que su jinete alternó con Pepe Manrique y Miguel Angel Perera.

FECHA 22 de Enero de 2012
LUGAR Plaza de toros Santamaría, Bogotá, Colombia
ENTRADA No hay billetes
TOROS
RESEÑA David Mora, que confirmó alternativa (oreja y silencio)
Luís Bolívar (silencio y oreja)
Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y silencio tras aviso)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Ernesto González Caicedo, número 88, 516 kg, de nombre Atigrado; De  salida ESTELLA (2 rejones de castigo); en banderillas SILVETI (2 banderillas) e ICARO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Ernesto González Caicedo, número 90, 536 Kg, de nombre Infernal; De  salida GARIBALDI (1 rejón de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) y DALI (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas, un par de cortas a dos manos y tres rejones de muerte y cuatro descabellos).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

UNAMUNO, MANOLETE y VAN GOGH


La primera gran noticia se produjo ya antes de iniciarse el paseíllo. Por tercera vez consecutiva, Pablo Hermoso de Mendoza había conseguido colocar el cartel de "Boletería agotada" en las paredes de la plaza Santamaría de Bogotá. La primera plaza del país, se rendía una tarde más al imán taquillero del número uno del rejoneo mundial. Y como suele suceder, Hermoso de Mendoza no defraudó a nadie y si no consiguió un triunfo más rotundo que esas dos orejas que al final campearon en su marcador, fue solamente por el mal uso del rejón de muerte en el sexto de la tarde, sobre todo, porque con este toro, Pablo estuvo incluso a mayor nivel que con el que desorejó.

Fue, este sexto de la tarde, un toro más suave que el primero, pero el recorrido se le acabó pronto. Después de una espectacular carrera metido en la cola de CHENEL y tras el remate en tablas a modo de trincherazo perfecto del castaño, el toro ya midió sus galopes y bajó de intensidad. No obstante esa intensidad la continuaron poniendo los caballos con un soberbio CHENEL en banderillas y toreando con el pecho en reuniones frontales. DALI ajustó las piruetas a la embestida del santacoloma y lo burló en los mismos pitones porque era la manera de que no se desengañara. Dándole ventajas era como el toro tenía emoción y los caballos aprovechaban esa corta embestida. PIRATA pronto metió al público en el bolsillo con la vibración de las banderillas cortas, todas ejecutadas metido en los terrenos del toro.

Parece que PIRATA tuviera un resorte y cuando el toro le va a tocar, sale de su jurisdicción limpiamente. Gran actuación de PIRATA tanto en cortas a una como a dos manos y en los desplantes posteriores agarrando el jinete los pitones del toro. También en las entradas con el rejón de muerte, PIRATA estuvo intachable, pero en esta ocasión a su montado no le acompañó la suerte y los rejones tocaron hueso. La suave salida del astado, se encargó de pararla y templarla un GARIBALDI al que pudimos ver en esta ocasión más relajado y haciendo más su toreo. El toro de aquí sale muy fuerte de salida y eso el joven caballo lo estaba acusando, por eso esta tarde, sí pudimos disfrutar de GARIBALDI en su mejor imagen. Templando con la bandera y con el sombrero y ajustando mucho la embestida del astado.

Si en esta sexto el rejón jugó una mala pasada, en el tercero fue una de las bases principales del triunfo, porque Pablo acabó con Atigrado de un espectacular rejonazo en todo lo alto. Resultó importante, pero desde luego sin lo que había acontecido anteriormente, esto no hubiera sido nada. Toro con buen son, pero con el sentido de lo santacolomeño, al que ESTELLA mostró el camino de la embestida, el camino del galope templado. Esa suavidad que el toro tenía, quedó patente con SILVETI, que volvió a la plaza donde un toro le hirió hace un año y que lo dejó inédito en esta plaza. Esta tarde SILVETI se sacó la espina y dio la medida de ese potencial de suavidad y toreo profundo. Llegó en los envites hasta los mismos pitones para luego salir con un toque suave, vaciando toda la embestida del toro a lo largo de su cuerpo. Eran muletazos largos y medidos pero dados con una muleta de trescientos kilos.

Cambió Pablo de caballo y salió con ICARO y el caballo volvió a dejar constancia de su valor. Posiblemente ICARO sea el caballo que más sufre con el toro de aquí, porque casi todos cortan la salida y el bayo la muestra mucho en su forma de torear. Eso hace que los toros se le presenten pronto en el pecho y a pesar de todo ICARO hace arrestos de habilidad y sale de la suerte limpiamente. Parecido es el toreo de PIRATA, otro genio de la cuadra que está en un momento de forma increíble, pero ya desde hace varias temporadas. Es una garantía para el último tercio y sobre todo una delicia para el espectador. No hay en el toreo a caballo un equino de último tercio que haga las suertes con la torería de PIRATA. Brilló en las cortas, desplantes y rejón de muerte, donde el navarro estuvo espectacular y ganó el derecho de la puerta grande.
Con este triunfo y a falta todavía de dos actuaciones, Hermoso de Mendoza ha conseguido salir a hombros por la puerta grande de todas las plazas donde ha actuado. Cali, Manizales, Duitama, Medellín y Bogotá han sido los escenarios de donde el navarro ha conseguido triunfos de Puerta Grande en alguno de sus actuaciones de esta temporada.


COBERTURA DE PRENSA


ABC (www.abc.es). Por Rodrigo Urrego


Hermoso de Mendoza corta dos orejas y sale a hombros en la segunda de Bogotá
AREA:
El rejoneador español Pablo Hermoso de Mendoza cortó dos orejas y se convirtió en el máximo triunfador de la segunda corrida de la temporada en Bogotá.

Se lidió un fino encierro de Agualuna y dos toros de Ernesto González para rejones.

...........

Se lidiaron cuatro toros de Agualuna, bien presentados y de juego desigual. Noble aunque sin fuerza el primero, inválido el quinto, de más a menos el cuarto, y el segundo manso y complicado. El tercero fue bravo y el sexto noble pero sin codicia.

.............

Pablo Hermoso de Mendoza: rejón (dos orejas) y tres rejones, dos descabellos (silencio tras aviso).

Pablo Hermoso de Mendoza volvía a la Santamaría un año después de su triunfo histórico, cuatro orejas y rabo incluido. Y consiguió cortar dos orejas, esta vez en una faena que también rayó los límites de la perfección.

Fue en el tercero de la tarde, ante un toro que si bien en principio pareció renunciar tras el castigo, en los tercios posteriores entregó su casta y persiguió con codicia.

Hermoso de Mendoza decidió que "Ícaro" sería la figura. Porque con este caballo se encunó entre los pitones del toro, los cuales parecían inferir cornadas pero el binomio supo aguantar en suertes imposibles.

Y "Pirata" puso el colofón de ese capítulo tan intenso por la calidad del toreo del navarro que le permitió jugar con las embestidas del toro, a tal punto de besar la frente del animal, en una suerte que puso la plaza boca abajo.

El sexto fue un noble que se vino a menos y al que le faltó transmisión. Con este, la figura fue "Chenel". Porque consiguió templar al toro al hilo de las tablas y cambiar de recorrido en un recorte muy emocionante.

Con "Dalí", el rejoneador de Estella levantó los tendidos con dos piruetas en la cara del toro. Pero no hubo acierto con los rejones de muerte y el frenesí se redujo.

..........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



DIARIO DE NAVARRA (www.diariodenavarra.es). Por EFE



Hermoso de Mendoza repite tarde triunfal en Colombia



Pablo Hermoso de Mendoza volvía a la Santamaría un año después de su triunfo histórico, cuatro orejas y rabo incluido. Y consiguió cortar dos orejas, esta vez en una faena que también rayó los límites de la perfección.
Fue en el tercero de la tarde, ante un toro que si bien en principio pareció renunciar tras el castigo, en los tercios posteriores entregó su casta y persiguió con codicia.
Hermoso de Mendoza decidió que "Ícaro" sería la figura. Porque con este caballo se encunó entre los pitones del toro, los cuales parecían inferir cornadas pero el binomio supo aguantar en suertes imposibles.
Y "Pirata" puso el colofón de ese capítulo tan intenso por la calidad del toreo del navarro que le permitió jugar con las embestidas del toro, a tal punto de besar la frente del animal, en una suerte que puso la plaza boca abajo.
El sexto fue un noble que se vino a menos y al que le faltó transmisión. Con este, la figura fue "Chenel". Porque consiguió templar al toro al hilo de las tablas y cambiar de recorrido en un recorte muy emocionante.
Con "Dalí", el rejoneador de Estella levantó los tendidos con dos piruetas en la cara del toro. Pero no hubo acierto con los rejones de muerte y el frenesí se redujo.
..........

FICHA DEL FESTEJO

Se lidiaron cuatro toros de Agualuna, bien presentados y de juego desigual. Noble aunque sin fuerza el primero, inválido el quinto, de más a menos el cuarto, y el segundo manso y complicado. El tercero fue bravo y el sexto noble pero sin codicia.
..........
Pablo Hermoso de Mendoza: rejón (dos orejas) y tres rejones, dos descabellos (silencio tras aviso).

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX



LA RAZON (www.larazon.es). Por Germán Jiménez



El rejoneador navarro cortó dos orejas a su primero en Colombia

Nueva puerta grande para Hermoso de Mendoza en Bogotá



Pablo Hermoso de Mendoza cosechó este domingo un nuevo triunfo en tierras colombianas, esta vez en la Santa María de Bogotá que colgó el cartel de "no hay billetes". El rejoneador navarro alternó con los diestros Luis Bolívar y David Mora, que confirmó alternativa. Ambos pasearon una oreja.
Muy por encima del primero de sus adversarios, Hermoso de Mendoza hizo lo mejor montando a "Icaro", con el que puso excelentes banderillas. Terminó su labor a lomos de "Pirata", con el que puso la plaza boca abajo tras clavar tres banderillas cortas. Fulminó de manera ipsofacta al morlaco de un certero rejón.
Con el que cerró plaza el de Estella puso todo cuanto no tenía el toro, al que hilvanó verdaderos "muletazos" con "Chenel", con el que cambió una y otra vez el viaje después de llevarlo de costado bordeando las tablas. Ya sobre "Pirata", y en el último terció, clavó sin solución de continuidad tres rehiletes cortos a los que sumó un arriesgado par a dos manos pasando por los adentros. Desafortunadamente las cosas se le torcieron tanto con los rejones de muerte como con el descabello.
............

Plaza de Santamaría. Se lidiaron cuatro toros de Agualuna y dos para rejones de Ernesto González, bien presentados y de juego desigual............; Hermoso de Mendoza, dos orejas y silencio tras aviso. Lleno de "no hay billetes" en los tendidos.

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



EL TIEMPO (www.eltiempo.com). Por Javier Baquero Jaba



Otra Puerta para Pablo, Pero...



Regresó Don Pablo Hermoso de Mendoza y las cosas le marcharon con la cara y la cruz, sin embargo abrió la puerta grande de la calle 27.

...........

A tan solo dos festejos de haber iniciado la temporada bogotana la Santamaría agoto el papel, hubo un lleno taurino y algunos revendedores se quedaron con algunas localidades que por su avaricia al especular con los precios no pudieron colocar.
Se lidiaron astados de dos ganaderías. Cuatro toros de Agualuna y dos de Ernesto González Caicedo. Los primeros con mucho trapío y peso, justos de casta, aunque con nobleza y mucha fijeza. Los de González Caicedo, correspondieron al exponente del arte de Marialba y fueron justos en lo que representa el clásico Santacoloma, aunque con bastante peso.
La terna la conformó un cartel mixto, no solo por las ganaderías, pues Don Pablo Hermoso de Mendoza, estuvo acompañado por los diestros Luis Bolívar y el español debutante David Mora.
Pese a que en la mañana la ciudad de Bogotá estaba encapotada a las tres y treinta de la tarde el cielo abrió y el sol fue el marco perfecto para una buena tarde de toros.
..............
Don Pablo Hermoso de Mendoza, que regreso a Bogotá luego de su gran actuación del año anterior donde cortó cuatro orejas y un rabo. La verdad el mejor rejoneador del mundo tuvo dos comparecencias disimiles entre si y con resultados justos al final de lo realizado. Iniciemos por decir que hay honestidad en el de Estella, pues trajo todo su arsenal, 14 caballos de primera línea.
Hoy salieron al ruedo siete de ellos en su orden: Estella, Silvetti, Icaro, Pirata, Garibaldi, Chenel y Dali. Con todos mostró dotes de buena monta y dominio con los astados, con sus respectivos reparos. En el tercero de la tarde dos rejones de castigo, el primero muy caído. Bien toreando de costado templando con Silvetti, con y sin banderillas en sus manos. Exposición con Icaro, muy cerca a los pitones del toro. Cortas muy vistosas, colocadas sin solución de continuidad, incluso a dos manos con Pirata. A dos pistas y con cambios de franco frente a la cara del burel, mostró las virtudes de Chenel, todo esto muy bien, pero me quedan dudas, en el primero colocó siete banderillas y su segundo nueve, y según recuerdo la Ley Taurina de Colombia, de la cual soy total defensor dice tres pares o seis banderillas, para ser más exacto, número superado sin ningún recelo.
Ayer en Medellín el mismo Pablo colocó hasta tres rejones de castigo sin pedir el respectivo permiso al palco, cosa por demás irrespetuoso, así sea Don Pablo, para el final ni los rejones de muerte ni el descabello fueron lo más destacado del rejoneador. En el tercero justas las dos orejas?, sí, pero el público salió de la plaza diciendo a la puerta grande le falto algo, y yo me pregunto que?, será que los capitalinos queremos a un Pablo cada vez mejor o que tanto rabo entregado en la presente temporada hace que los espectadores quieran ver magistrales tardes con cero errores y miles de aciertos. No sé pero ahí queda esto para su análisis.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

MUNDOTORO (www.mundotoro.com). Por Redacción

Magisterio de Hermoso



Pablo Hermoso fue el gran triunfador de la corrida celebrada esta tarde en la plaza de toros de Bogotá. El jinete navarro brindó una gran tarde de toreo a caballo y salió en hombros con dos orejas.

..............

Se lidiaron, con lleno de no hay billetes, toros de Agualuna.

Pablo Hermoso cortó las dos orejas del tercer toro de la tarde, un ejemplar noble y con fijeza con el que llevó a cabo una faena sobresaliente, que llevó la emoción a los tendidos de la plaza de Bogotá, especialmente a lomos de 'Ícaro' y 'Pirata'. Volvió a brillar frente al segundo de su lote, con el que llevó a cabo una labor templada y, de nuevo, emocionante. 'Chenel', en su mejor dimensión y 'Dalí' fueron esta vez los protagonistas. El rejón de muerte, sin embargo, dejó el premio para su faena en un aplauso.
...........
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



SEMANA (www.semana.com). Por



Hermoso no se detiene

A los lomos de Ícaro trajo el momento de mayor emoción, cuando templó, primero, para luego girar por dentro y no solo burlar la embestida del toro, sino hacer de la sorpresa una razón para que los tendidos reventaran.

Otra puerta grande y otra exhibición de poder y recursos. La campaña de Pablo Hermoso de Mendoza en Colombia paró ahora en Bogotá, para cosechar una nueva gesta, esta vez ante dos toros de Agualuna que, sin rayar en la excelencia, valieron para que el caballero de las páginas inolvidables firmara una más.
En el tercero, el de las dos orejas que le sirvió para irse a hombros, Pablo tuvo que pelear en los medios, allí donde el cárdeno se hizo fuerte para darles mayor categoría a todas las suertes que le propusieron. A los lomos de Ícaro trajo el momento de mayor emoción, cuando templó, primero, para luego girar por dentro y no solo burlar la embestida del toro, sino hacer de la sorpresa una razón para que los tendidos reventaran, hasta hacer parecer la plaza más llena de lo que se veía a simple vista. El rejón de la hora de la verdad fue fulminante y el palco le entregó la llave de la plaza.
En el sexto estuvo a punto de cortar otro trofeo, pero no acertó en la suerte definitiva. 'Chenel' y ´Dalí' pisaron terrenos prohibidos, mientras el toro iba de más a menos. Palmas.
..............
Ficha
Temporada bogotana
Segunda corrida de abono
Cuatro toros de Agualuna, bien presentados. El primero, con calidad pero sin fuerza; el segundo, de cara alta e incómodo; el cuarto, bravo y con movilidad, y el quinto, se invalidó en el ruedo. Y dos de Ernesto González, bien presentados: el tercero, bravo, y el sexto, sin romper. 500, 514, 516, 522, 528 y 536 kgrs.
...........
Pablo Hermoso de Mendoza Dos orejas y palmas
Detalles: Plaza llena. David Mora confirmó con el toro 'Eslabón', número 11 de 500 kgrs de la ganadería Agualuna. Tarde fresca

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

MUNDOTORO (www.mundotoro.com). Por Alberto Lopera

¿A éste quién le para?



Lleno de "No hay billetes" en la plaza de Santamaría en una tarde primaveral, gracias al nombre de Pablo Hermoso en el cartel. El rejoneador navarro se ha convertido en el mejor revulsivo de taquilla con que cuentan hoy las empresas en América.

Sensacional estuvo en su primero, un cárdeno precioso con el hierro de Ernesto González, al que le bordó una faena completísima desde el principio donde clavó rejoncillos mientras lograba encelar las nobles embestidas. Con "Chenel" armó un lío de escándalo en tres vueltas consecutivas al redondel con el toro acariciando su costado. Tres segundos demoró en doblar el toro después de la perfecta colocación del rejón mortal convirtiendo la plaza en júbilo y algarabía total. Dos orejas devolviendo prendas y recogiendo claveles. Y como el artista también es humano, falló con los de muerte en el que cerró la corrida, necesitó entrar tres veces, y cuatro intentos fallidos con el descabello.

...........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



EL TIEMPO (www.eltiempo.com). Por Luís Noé Ochoa



La magia del toreo a caballo en la Santamaría



Este domingo, tarde soleada y plaza llena. Luis Bolívar y David Mora cortaron orejas.



La Plaza de Toros de Santamaría estaba a reventar. Era una corrida de "No hay boletas". Estaba la crema y nata. Había varios ministros y ex ministros de Estado. Diplomacia, negocios y 14 mil aficionados más. ¡Una muy buena tarde de toros! Se cortaron cuatro orejas.

Sobre Bogotá, toda la mañana había millones de metros cúbicos de agua. Por eso la afición acudió con pintas de invierno, pero algún chamán taurino puso el péndulo y alejó las nubes. El paseíllo se inició con un sol esplendente.

Se lidiaron 4 toros, todos por encima de los 500 kilos, de Agualuna, negros hasta los pies vestidos. Tres fueron bravos, todos nobles y con clase. Dos de ellos de ovacionar. Y dos de Ernesto González, uno muy bravo y el otro sirvió.

............

Pablo Hermoso de Mendoza volvió a maravillar a la plaza entera con sus caballos inteligentes y toreros, que son como capas o como muletas; que desafían a los toros, los citan, les giran en la cara. Al primero, bravo, después del rejón de castigo, lo enseñó a embestir tras de las ancas de la yegua Estella, en dos vueltas al ruedo, sin dejarla tocar. Después en Silveti y en Ícaro puso banderillas largas y cortas en todo lo alto, con una suavidad, llevando al toro templado a centímetros de las ancas y los estribos, o poniendo el pecho de los corceles. Con Ícaro bailó flamenco frente a los pitones. Eso es torear a caballo y matar a caballo, porque clavó un rejón de muerte que fulminó como un rayo al toro. Dos orejas y la gente, loca, incrédula.

En su segundo salió Chenel, tal vez el mejor del mundo, un castaño asombroso, que lleva a los toros prendidos y de pronto hace un giro, como un molinete y pasa por entre las tablas y el toro, como si fuera una comadreja, no un caballo. Otra faena con notas de asombro, con banderillas cortas a dos manos a pura cintura. Pero mató muy mal. En algo tiene que fallar.

..........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



APLAUSOS (www.aplausos.es). Por Redacción



Hermoso ratifica su conquista colombiana en Bogotá

Corta dos orejas y emociona a la Santamaría con un toreo cargado de temple y verdad. David Mora, oreja en su confirmación.



..........

Pablo Hermoso de Mendoza cortó dos orejas tras una faena muy templada, torera y bien estructurada frente a un astado que desarrolló mucha nobleza de Ernesto González Caicedo. Lo paró magistralmente con la yegua "Estella". Con "Silveti" batió al pitón contrario con pureza y verdad, toreando con mucha suavidad y muy de frente. La Santamaría se puso de pie con "Ícaro", que se dejó llegar al toro con valor. Aprovechó Pablo la nobleza del astado para templar con un "Ícaro" que se metió en los terrenos de cercanías. Abrevió el navarro con un trío de ramilletes montando a "Pirata".

..............

El rejón de muerte dejó sin premio una templada faena de Pablo Hermoso de Mendoza a su segundo. Deslumbró con "Chenel" en un emotivo tercio de banderillas. Galopó de costado con el conocido equino al hilo de las tablas, cambiando el viaje en un imprevisto "muletazo" con la grupa por los adentros. Magistral "Chenel" y enorme Pablo Hermoso. Con "Dalí" siguió rompiendo cualquier barrera de las distancias y terrenos con piruetas en la cara. De nuevo volvió a rematar con "Pirata" en un ramillete de tres cortas que clavó sin pausa y un par de cortas a dos manos. No estuvo certero con el rejón de muerte y tuvo que echar pie a tierra para descabellar.

Plaza Toros Santamaría. Bogotá. Domingo 22. Toros de Ernesto González Caicedo para rejones y Agualuna........... Pablo Hermoso de Mendoza: Dos orejas y palmas tras aviso. Entrada: Lleno de "No hay billetes".

.........

Hermoso de Mendoza, tras asegurarse la puerta grande en su primero, afirmaba: "Venía con mucha presión porque lo del año pasado era muy fuerte y era todo un reto. Volvió a haber entendimiento con el público".

.........

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX



BURLADERO (www.burladero.com). Por Jorge Arturo Díaz Reyes



Puerta grande para el rejoneador

¡Pablo es humano!



La corrida mixta se dio con sol, llenazo y notablato. Siete ministros de estado, incluyendo la canciller y los de interior, justicia y educación, varios gobernadores y burgomaestres, líderes de industria y los hijos del presidente de la república. Parecían dar la tácita réplica del Gobierno central a las intenciones prohibicionistas del autocrático alcalde de Bogotá. El procurador nacional ya se había manifestado ayer en Medellín. Por su parte el común en pleno terminó coreando ¡Toro sí, Petro no!

De los cuatro Agualuna, el primero y el quinto fueron inválidos, el segundo manso bronco y el cuarto encastado, nunca sabremos si bravo, pues Viloria recibió una ovación por no picarlo. De los santacolemeños ernestos para rejones, bellos ambos, el tercero, noble y a más y el sexto, soso y a menos.

...........

Pablo Hermoso, vino, vio y triunfó. Sí, otra vez. Como en los días anteriores en las capitales de provincia, en esta del país también fue recibido en loor de santidad desde el paseíllo. ¡Que jaleo! Y él, en lo suyo, cabalgar, torear, acertar, sorprender, emocionar, desconchinflar a la rugiente multitud. La que formó con el tercero, un cárdeno, cuajado y nobleque como buen Santacoloma se creció en la sabia lidia. Atigrado se llamaba. Stella, Silveti, Ícaro y Pirata se turnaron en sus respectivas especialidades a cual más brillante. El último hasta le mordió un pitón al toro. ¡Hágame el favor!

La Santamaría era un turbión, un frenesí, un remolino. Vueltas completas a dos pistas, cambios repentinos e inverosímiles, cabriolas y la mejor ejecución de la surte suprema de cuantas ha ejecutado desde que volvió a Colombia el año pasado. Sí mereció algún rabo, sería este que no le pidieron. Por esta. Pero todos felices. Pablo más, al final dijo, me gustó mucho este Santacoloma.

El sexto, negro pero no menos hermoso, fue desganado, mansurrón, quedado y a menos. El navarro, nos consta, que no necesita ni de toro, estuvo maestro con Garibaldi, Dalí, Chenel y Pirata, que junto con los anteriores habían viajado en camión desde Medellín anoche y habían llegado a las diez de la mañana, no acusaban merma. Increíble.

Además la feligresía hermosista ponía la emoción que el toro no tenía. La faena iba de pelo y quizá doble. Pero Pablo volvió a sorprender, falló, y falló con el rejón de muerte, lo puso muy mal y trasero tres veces. Echó pie a tierra y dio cuatro descabellos escuchando un aviso. Sí señor sorprendió de nuevo a sus fieles. ¡Pablo es humano! Clamó uno, como si hubiese descubierto el agua tibia, y le siguieron diez. Pablo siempre enseña. Esta fue la moraleja de hoy. Pero se fue a hombros como entró, en loor de santidad.

Ficha del festejo

Plaza de Santamaría, 3ª de temporada. Sol 15º C. Lleno. 4 toros de Agualuna y 2 despuntados para rejones de Ernesto González, todos bien presentados, pero de comportamiento muy diverso y poca fuerza. Aplaudidos 1º, 3º y 4º.

........

Hermoso de Mendoza (rej.): dos orejas y silencio tras aviso.

Incidencias: Saludaron Gustavo García y Marcos Prieto tras parear al 4 y Pablo Hermoso salió a hombros al terminar

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



EL TIEMPO (www.eltiempo.com). Por Antonio Caballero



Hermoso de Mendoza. El placer de la doma, el placer de la monta, el placer del toreo a caballo.



A la salida de los toros del domingo me preguntó alguien que por qué había dicho yo que Hermoso de Mendoza había estado mal en la plaza de Duitama. ¿Cómo? Pero si en mi crónica lo había puesto por las nubes: sólo había criticado el exceso de triunfalismo pueblerino en los trofeos. Otro me comentó, sobre la corrida que acabábamos de ver en la Santamaría: "¿Por qué no le dieron las dos orejas a Luis Bolívar?". Y se respondió a sí mismo: "Es que aquí no sabemos apreciar lo nuestro". Pero no era eso, al contrario: es que la buena faena de Bolívar no era de dos orejas, y dárselas hubiera sido signo de triunfalismo pueblerino. No todo es perfecto en el toreo, por mucho que nos guste. No es perfecto Pablo Hermoso de Mendoza. Y no es perfecto "lo nuestro".

..........

¡Ah, y Hermoso de Mendoza! El placer de la doma, el placer de la monta, el placer del toreo a caballo. Hermoso no parece esforzarse, ni sus caballos tampoco, y ni siquiera el toro que le hace frente o lo persigue, burlado por la seda de la grupa o de los pechos. Es un juego ligado, trenzado, fusionado entre el jinete y los dos animales, caballo y toro, que parece que hubieran practicado la coreografía juntos.
A su primer toro, un bravo de Ernesto González Caicedo, cárdeno capuchino, lo emborrachó de carreras y de lances, de quiebres y de cabriolas y corvetas sobre sus muchos caballos, y lo volcó de un tremendo rejonazo certero sin puntilla. Dos orejas. Al otro, negro y grande, lo toreó con giros rápidos, o llevándolo prendido a todo galope de costado en amplios círculos del tamaño del ruedo, o cerrando la espiral hasta la asfixia, hasta el proverbial "palmo de terreno", en el que cabe, incomprensiblemente, la danza de un toro y un caballo. Así se baila el chotis madrileño: en un solo ladrillo del piso. Pero mató muy mal, y tuvo que echar pie a tierra para descabellar.
Vuelve el domingo que viene. Y volverá a llenar la plaza.

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



EL ESPECTADOR (www.elespectador.com). Por Alfredo Molano Bravo



Segunda de abono en la Santamaría

Una tarde de esperanza

Hermoso de Mendoza es perfecto. Él y sus caballos. Memorable faena le hicieron a Atigrado.



Los nubarrones pesaban por la mañana sobre Monserrate. Desde mediodía, en la carrera Séptima estaban los mismos niñitos que salen en la temporada a gritar las mismas cosas, dirigidos por los mismos viejos. Es bueno gritar en coro, da ánimos, crea amistades. Me sigue asombrando la serenidad con que los aficionados pasan al lado de esa barrera de insultos y van a la plaza dispuestos al diluvio. A las tres y cuarto y sol, no había un puesto vacío en los tendidos. Había sí, siete ministros del gabinete -incluyendo a la ministra de Educación Nacional- lo cual sugiere que -por lo menos en este gobierno- Petro no la tendrá fácil, ni siquiera por la vía del referendo. El antiguo defensor de la libertad de opinión hace ahora demagogia barata.

Con una plaza llena, una tarde con sol y tres toreros, emociona hasta el himno nacional.

............

¿Qué se puede decir de Hermoso de Mendoza? Poco. ¡Es perfecto! No sé bien si él o sus caballos. Ambos, claro está; con ventaja, la pareja que hace con Chenel, que torea tanto como Hermoso, y con Ícaro, que le tira al toro tarascazos por la testuz, o con Pirata, que trata de ayudar a matar con sus cascos. Bella esa complicidad de jinete y caballo en el ruedo, porque uno pensaría que los animales, por serlo, debían ser solidarios entre ellos. La faena que hicieron Hermoso y sus bestias a uno de González Caicedo, llamado Atigrado -516, cárdeno- fue memorable. Por todo. Desde las paradas de frente con los rejones, hasta el beso en la testuz, pasando por los quiebres de las banderillas, las cabriolas con las cortas, las piruetas en el hocico. Galopar templando es un logro, pero galopar de costado templando es una hazaña. Y quebrarle la carrera al toro, saliendo por adentro es prodigioso. Mató como si el toro fuera de cera, de cera caliente. Dos orejas. Ovación al toro, a los caballos y a Hermoso. Con su segundo iba por la misma vía con un toro medio aplomado, Invernal, de 534 kilos. Lo miró desde Garibaldi, le puso un rejón del que salió rebrincado el toro. ¡Y sacó a Chenel! Una bestia casi humana: inteligente, pero noble. Vuelta y media al ruedo templando con la cola, con el estribo y con el pecho al quebrarlo. Dalí estuvo a milímetros de un varetazo -en rejoneo equivale a trompicar-. Pero con Pirata entró a matar sin suerte y descabelló sin destreza. Hermoso tiene -dijo mi vecino- más fuerza en las piernas que en la muñeca. Un aviso que no le cerró la puerta grande, por donde suele salir.

Los silencios en la Santamaría son puros, elocuentes. Una afición entendida a toda prueba

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



EL ESPACIO (www.elespacio.com). Por Ricardo Rondón



Don Pablo y sus caballos de fantasía: El toreo sobrenatural



El domingo, la mejor respuesta a la escandalosa y verborréica tribu antitaurina, empeñada en acabar una fiesta de siglos, la protagonizaron los 14 mil aficionados que asistieron a la Santamaría, y los tableros de 'no hay boletas' en las pestañas de las taquillas. En la terrazas de las Torres del Parque, aficionados de binóculos y copas de vino en mano, también se unieron al festejo. Hasta el sol abrió brecha entre nubarrones, después de varios días de intensa lluvia (que no vayan a especular ahora que a la Corporación también le dio por contratar al archifamoso chamán del péndulo).
Hipnótico
Todo estaba perfectamente sincronizado: plaza, público, ambiente, ¡ambientazo!, con un cartel bien rematado, y una figura que en Colombia, desde el año anterior, viene cobrando visos de 'rockstar' con su toreo prodigioso, hipnótico, sobrenatural: Pablo Hermoso de Mendoza.
Con la máxima figura del rejoneo mundial es necesario pellizcarse para comprobar si lo que hace en la arena es real, de este mundo, o si se trata de esos 'hermosos' sueños de los que uno no quisiera despertarse, cuando nos vemos rodeados de pegasos, bajo un cielo limpio, estival, levitando sobre las copas de los árboles.
Pues lo de don Pablo no es distante de esa fantasía que leíamos codiciosos en los libros de los Hermanos Grimm. Él ya nos tiene acostumbrados, tarde a tarde, a leernos sus cuentos fabulosos en sus corceles 'alados', que danzan en el albero con la suavidad y parsimonia que demandan sus riendas, en manos de un prestidigitador inagotable que navega a su aire como en un carrusel de ciudad mecánica, y que se sale de los libretos del rejoneo convencional,
De pie
Con 'Ícaro', 'Chenel', 'Estrella', 'Dalí', 'Silveti', 'Pirata', 'Garibaldi', entre otros de su cuadra, Hermoso de Mendoza narra estas proezas excepcionales, próximas a la perfección.
Venía don Pablo de cortar tres orejas y un rabo el sábado anterior en La Macarena de Medellín, y reaparecer en Bogotá, como lo hizo el domingo, con un precioso traje rondeño, cubierta la testa por un sombrero calañés (porque proviene de Calañas, en la provincia de Huelva, España), y sentir la ovación rotunda de un público que se puso de pie para darle la bienvenida en el paseíllo, fue el mejor pretexto, de entrada, para que el caballero se luciera.
Y esa fue la jalea, el elixir que volvió a repartir por cucharadas en la abarratoda plaza con los dos ejemplares del hierro de Ernesto González Caicedo que le correspondieron: El primero, 'Atigrado', de 516 kilos, un torazo cárdeno que rebrincó soberbio con el primer rejón de castigo, y que se fue amoldando a la lidia a partir de los toquecitos que el jinete le dio con el banderín en el hocico.
Con qué facilidad
Provocar la embestida, o hacer la embestida con la colaboración de sus cabalgaduras, y mantenerla en todas y cada una de las ejecuciones, con una facilidad, que una cosa es contarlo y otra haber captado la fábula completa en la retina, con ese repertorio de sus banderillas al quiebro, sus cabriolas imposibles, arriesgando la vida en los estrechos terrenos de las tablas; y luego en los medios; toreando en redondo en un palmo de arena con los flancos, una y otra vez, hasta dejar el burel ebrio de arte puro, parado, hipnotizado, justo y preciso para que el de la cabalgadura se doblara con su cintura de látex y le estampara un beso en la frente, sobrepasa límites terrenales. La plaza se volcó enloquecida, y el delirio se prolongó hasta cuando acertó con un fulminante rejón que hizo caer el ejemplar como quien voltea un churrasco en la parrilla.
La afición pidió a rabiar los trofeos y la presidencia apuró a sacar las dos banderas blancas, traducidas en las dos orejas que se llevó Hermoso en su salida por la puerta grande.
Sí, porque repitió la dosis estimulante de su bálsamo en el segundo toro, 'Invernal', se llamaba, que le aguó la fiesta al final cuando pasó fatigas con la ejecución suprema: tres fallidos rejones y un número igual de descabellos, que la buena afición bogotana supo entender, tratándose de un figurón de su genio y talla.
...........

Así fue la corrida: un abanico de emociones, de maestría, de entrega, y de ese toreo sobrenatural, el de a caballo, en las manos de su máximo exponente, don Pablo Hermoso de Mendoza.
El de Estella (Navarra) repetirá el próximo domingo, esta vez con el colombiano Ramsés y el español Daniel Luque, quienes lidiarán toros de Juan Bernardo Caicedo

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



ESTO (www.oem.com.mx).



Pablo Hermoso está imparable
A HOMBROS EN BOGOTÁ Y MEDELLÍN



EL pasado domingo, el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza actuó en la plaza de toros Santamaría, de Bogotá, donde se registró una entrada de "No hay billetes". David Mora, que confirmó alternativa, oreja y silencio; Luis Bolívar, silencio y oreja; Pablo Hermoso de Mendoza, dos orejas y silencio tras aviso. Toros de Agualuna y Ernesto González Caicedo. La primera gran noticia se produjo ya antes de iniciarse el paseíllo: Por tercera vez consecutiva, Pablo Hermoso de Mendoza había conseguido colocar el cartel de, "Boletería agotada", en las paredes de la plaza Santamaría de Bogotá. La primera plaza del país se rendía una tarde más al imán taquillero número uno del rejoneo mundial. Y como suele suceder, Hermoso de Mendoza no defraudó a nadie, y si no consiguió un triunfo más rotundo que esas dos orejas, que al final campearon en su marcador, fue solamente por el mal uso del rejón de muerte en el sexto de la tarde, sobre todo, porque con este toro, Pablo estuvo incluso a mayor nivel que con el que desorejó.

Con este triunfo, y a falta todavía de dos actuaciones, Hermoso de Mendoza ha conseguido salir a hombros de todas las plazas donde ha actuado. Cali, Manizales, Duitama, Medellín y Bogotá, escenarios donde el navarro ha conseguido triunfos retumbantes.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

RADIO CARACOL (www.caracol.com). Por Guillermo Rodríguez



Hermoso cincela el rejoneo en La Santamaría... Bogotá descubre a David Mora y Bolivar valoriza sus credenciales. Variado encierro de Agualuna y dos de Gonzalez Caicedo




Pablo Hermoso es un ángel que arrasa en los ruedos colombianos con la complicidad de "Chenel", "Icaro", "Pirata", "Silveti" ......... volvió a salir por la puerta grande ( 2 orejas) en La Santamaría de " no hay entradas " cuya plaza descubrió a ese esteta y valeroso David Mora y le dio la bienvenida a un hijo " mayor" Luis Bolivar que tuvo el gesto en dos ocasiones de entrar a matar al toro sin la muleta con el peligro que esto comporta. Hay gestos que merecen respeto.
Mora y Bolivar cortaron cada uno una oreja.
Bien presentado el encierro y de variado juego para los de a pie y a caballo. Dos para Pablo Hermoso de Ernesto González y 4 de Agualuna para Bolivar y Mora que confirmó su alternativa en Bogotá.

PABLO HERMOSO
El cárdeno claro que hizo primero para él, de preciosa estampa. Buen pitón izquierdo. No tuvo la calidad del segundo pero a éste le cortó las dos orejas.
No puede haber más pureza en su toreo, no hay más compromiso a milímetros del toro, da lances o muletazos ( lo que usted prefiera ) en un quiebro espectacular.
"Icaro" danza, baila, hace el sostenido, banderillea al estribo. Cómo torea ese caballero en plaza, como encanta, como embruja.
Con "Pirata" los rizos, las piruetas y las cortas sin solución de continuidad. La PLAZA EN PIE y arrebatada.
Su segundo lo deja crudito. El toro tiene más temple y con "Garibaldi" solo le coloca un rejón de castigo.
Y sale "Chenel"......Silencio...prorrumpe la plaza en un olé, como si Placido Domingo hubiera concluido ese "Y sol" del maestro Agustín Lara en su especial versión de "Granada".
La locura se apodera de la plaza, la gente se lleva las manos al rostro (no lo pueden creer ) cuando comienza el festín del rejoneo y del TOREO con mayúsculas...A dos pistas, de costado, torea por dentro y esos cambios del flanco izquierdo para desengañar, al derecho , un espectacular cambio por los adentros. Va por derecho y sigue toreando sin incordiar, sin banderillas. Es que Pablo está toreando. Lo espera, lo incita, templa y por adentro. Nadie sabe, solo él como Houdine, donde está la magia (no el truco) para entrar y salir sin que los pitones toquen al caballo.
"Dali" pisa en un " huequito", resbala, el toro lo busca pero apenas es un toquecito.....Una pirueta en la cara del toro. Pablo Hermoso rompe las distancias, el tiempo, el espacio.
Para mi gusto, al final, al toro le falta chispa pero la vivacidad la tiene el rejoneador y sus caballos.
Y faltaban las cortas y, amigos, a dos manos toreando solo con el movimiento acompasado y rítmico de sus piernas para conducir a "Pirata". Todo arriba. Casi perfecto. La locura, los olés....pero a veces en ese instante del rito, el de la suerte suprema, se cae un vaso del oficiante, en este caso el fallo con el rejón y dos descabellos....No hay premio del palco pero sí de la afición que lo adoptó desde el año pasado....Ya es de estas tierras de la vieja Santafé de Bogotá...
.............

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



RCN RADIO (www.antena2.com.co). Por Julián Parra



Exitosa corrida en la Santamaría



La plaza de Santamaría registró el primer llenazo hasta las banderas, con la presencia en la plaza de muchas personalidades, ministros de Estado y funcionarios del alto gobierno nacional, quienes se acercaron al primer coso taurino del país atraídos por Pablo Hermoso de Mendoza.

La plaza de Santamaría de Bogotá registró un lleno de "No Hay Boletas", en tarde con clima muy agradable.
Se lidiaron cuatro toros de la ganadería de Agualuna-Zalduendo, bien presentados con cuajo y romana y dos de la ganadería del Doctor Ernesto González Caicedo, bien presentados dando mejor juego el primero de ellos y que correspondieron al rejoneador Pablo Hermoso.
Lo del rejoneador navarro es un antes y un después en el arte de Marialva, porque nunca antes se había rejoneado con tanta perfección y belleza. Su magnífica cuadra de caballos encabezada por Chenel, Ícaro, Garibaldi, Pirata, entre otros, es la conjunción perfecta de dos seres que nacieron para estar unidos, Pablo Hermoso y su caballo.
Pablo Hermoso ya había conquistado al público de la Santamaría desde el año anterior pero es que es tan profesional y tan maestro que siempre una tarde suya supera la anterior y se agotan los calificativos para describir las emociones que este hombre produce y genera desde el ruedo. Torea a dos pistas, va de frente al toro, carga la suerte a pitón contrario, en fin toda la técnica reunida para producir arte desde sus cabalgaduras. Volvió a salir a hombros de la Santamaría.
............
Pablo Hermoso de Mendoza, dos orejas y palmas

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

DIARIO DE NAVARRA (www.diariodenavarra.es). Por Koldo Larrea



Hermoso de Mendoza vuelve a triunfar en la plaza de Bogotá

El diestro navarro cortó las dos orejas al primer toro de su lote ante una plaza que colgó el cartel de "no hay billetes"



Pablo Hermoso de Mendoza regresó a la plaza de Bogotá y volvió a triunfar, como hizo hace un año y como ha hecho en las principales capitales de provincia colombia­nas. De la importancia de su actua­ción y de su figura dan fe los he­chos de haber agotado las casi 15.000 entradas -el boletaje, como dicen allí- y de la presencia en los tendidos de siete ministros de Es­tado, incluyendo la canciller y los de Interior, Justicia y Educación, varios gobernadores y burgo­maestres, líderes de industria y los hijos del presidente de la repúbli­ca.

Personalidades del Gobierno central que daban réplica así a las intenciones prohibicionistas del alcalde de Bogotá. Ante tal am­biente, el caballero navarro se de­dicó a torear, a sorprender y a emocionar a la multitud.

............

El jinete estellés se enfrentó a dos toros de Ernesto González Caicedo, ambos de bonita lámina y de diferente condición: noble y a más el tercero, y soso y a menos el que cerró el festejo. En su primera intervención puso la plaza boca abajo, provocó un auténtico albo­roto. Primero sobre Estella, con la que enseñó a embestir al santacolomeño, llamado Atigrado. Des­pués, en banderillas, con la clase, la elegancia y el temple de Silveti, que llegó en los embroques hasta los mismos del cárdeno, y con el valor temerario de ícaro, que vol­vió a lucir con su toreo de cercanía ofreciendo el pecho. Este bayo dio paso & Pirata, que brilló en tres cortas sin respiro, en diversos desplantes y a la hora de permitir que su dueño terminase con un rejón en todo lo alto, perfecto de ejecu­ción y colocación. La plaza seguía enloquecida mientras paseaba en triunfo las dos orejas del cuatreño. Su segunda faena, ante un toro negro, desganado y mansurrón, volvió a ser un recital de toreo a ca­ballo, con Garibaldi, Dalí, Chene ly Pirata. Incluso tuvo mejores argu­mentos de mérito pero la diferen­cia estuvo en la suerte suprema. El torero estellés falló reiteradamente a la hora de matar, pinchó en hueso en, al menos, tres intentos. Tuvo que echar pie a tierra y acer­tó al cuarto golpe descabello, lo que permitió que sonara un aviso, uno de los pocos recados presi­denciales que el navarro habrá escuchado a lo largo de su profe­sión.

Pese a ello, nada impidió que saliese a hombros por la puerta grande de la plaza Santamaría, declarada Monumento Nacional de Colombia.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


APLAUSOS. Por Iván Parra



Hermoso deleita



Pablo Hermoso de Mendoza cortó dos ore­jas tras una faena muy templada, torera y bien estructurada frente a un astado de Ernesto González Caicedo que desarrolló mucha nobleza. Lo paró magistralmente con la yegua "Estella". Con "Silveti" batió al pitón contrario con pureza y verdad, tore­ando con mucha suavidad y muy de fren­te. La Santamaría se puso de pie con "¡ca­ro", que se dejó llegar al toro con valor. Aprovechó Pablo la nobleza del astado para templar con un "ícaro" que se metió en los terrenos de cercanías. Abrevió el navarro con un trío de ramilletes montando a "Pirata".

El rejón de muerte dejó sin premio al estellés en su segundo. Deslumbró con "Chenel" en un emotivo tercio de banderi­llas. Galopó de costado con el conocido equino al hilo de las tablas, cambiando el viaje en un imprevisto "muletazo" con la grupa por los adentros. Magistral "Chenel" y enorme Pablo Hermoso. Con "Dalí" siguió rompiendo cualquier barrera de las distancias y terrenos con piruetas en la cara. De nuevo volvió a rematar con "Pirata" en un ramillete de tres cortas que clavó sin pausa y un par de cortas a dos manos. No estuvo certero con el rejón de muerte y tuvo que echar pie a tierra para descabellar.

............

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



6 TOROS 6. Por Víctor Duisabá



Hermoso no se detiene



Otra puerta grande y otra exhibición de poder y recursos. La campaña de Pablo Hermoso de Mendoza en Colombia paró ahora en Bogotá, para cosechar una nueva gesta, esta vez ante dos toros de Agualuna que, sin rayar en la excelencia, valieron para que el caballero de las páginas inol­vidables firmara una más.

En el tercero, el de las dos orejas que le sirvió para irse a hombros, Pablo tuvo que pelear en los medios, allí donde el cárdeno se hizo fuerte para darle mayor categoría a todas las suertes que le propusieron. A los lomos de "Ícaro" trajo el mo­mento de mayor emoción, cuando templó, prime­ro, para luego girar por dentro y burlar no solo la embestida del toro sino hacer de la sorpresa una ra­zón para que los tendidos reventaran. El rejón de la hora de la verdad fue fulminante y el palco le entregó la llave de la plaza. En el sexto estuvo a pun­to de cortar otro trofeo, pero no acertó en la suerte definitiva. "Chenel" y "Dali" pisaron terrenos pro­hibidos, mientras el toro iba de más a menos.

...............

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx