ESTELLA pronto tomó contacto con el caudal de bravura de TABACOSO. CHENEL subió un peldaño más en su trayecto al olimpo de los caballos míticos. Firmando una actuación portentosa que rayó en la perfección. Un abrazo que lo dice todo, la gratitud y el reconocimiento del jinete a su montura. ICARO enfrentando con su proverbial valor al astado que no se cansaba de embestir. Con PIRATA llegaron las cortas, los desplantes, rosas y el indulto. GARIBALDI recibió a un peligrosoburel. MANOLETE intentando resolver el acertijo de un toro que se le frenaba. DALI también sudó para cumplir con la papeleta.