UN TORERO A CABALLO

UNICO

Cartel

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Estadistícas en esta plaza
FESTEJOS
4
TOROS LIDIADOS
8
TROFEOS
7 orejas y 0 rabos
PUERTAS GRANDES
2

 

La sociedad anónima Plaza de Toros de Cali se constituyó mediante escritura pública el día 30 de junio de 1995.

La estructura de la plaza estuvo bajo la dirección de los ingenieros Francisco Villaquiran y Gino Faccio, quienes empezaron la construcción con la financiación inicial del gobierno, algunos bancos y las 2.740 acciones que fueron compradas por la ciudadanía caleña.

El esfuerzo tenaz de personalidades como Joaquín Paz Borrero, Jaime Lozano Henao, German Tafur, Ernesto González, Ramiro Guerrero, Alfonso Bonilla Aragón, Alfredo Lloreda, Abraham Domínguez, Alberto Galindo y Gustavo Lotero, entre otros, llevo a feliz término la plaza caleña.

Esta obra con capacidad para 17.000 personas aproximadamente, fue construida en hormigón amado y con la impresión de ser una copa de champaña. Cuenta con los mejores corrales del mundo donde se puede albergar diez encierros diferentes, una amplia zona de parqueaderos y un espacio donde se encuentran ubicadas las oficinas administrativas.

En la actualidad tiene inscritas 20.595 acciones en circulación y está orientada por una Junta Directiva que es elegida por los accionistas cada dos años. Su objeto como sociedad anónima es la explotación del negocio de la construcción y beneficio de la plaza de toros, la compra y venta de reses de lidia, la explotación del negocio de espectáculos públicos de carácter deportivo, cultural, educativo o de esparcimiento en todos sus ramos y manifestaciones.

Durante más de 40 años se han celebrado en esta plaza las corridas de toros de primera categoría, lo cual le ha permitido ser ampliamente reconocida en América y España. Podríamos decir que toda la tauromaquia ha estado vinculada a esta plaza, ya que las principales figuras del mundo de toro han hecho el paseíllo dentro de su temporada taurina.

TEMPORADA INAUGURAL
Cinco corridas se programaron en temporada inaugural. La primera se celebró el 28 de diciembre de 1957 con toros de la ganadería de Clara Sierra que lidiaron Joselillo de Colombia, Joaquín Bernadó y Gregorio Sánchez.

PRIMER TORO LIDIADO "Resoplón", negro bragado, No. 14 que pesó 420 kilos aproximadamente (en esa época no había pesa)
PRIMERA VARA La colocó el picador Melanio Murillo
PRIMERA OREJA Concedida al español Joaquñin Bernadó en el segundo toro de la tarde.
1ra VUELTA AL RUEDO Para Joselillo de Colombia en su primer toro.

Además de su importancia en el desarrollo de la fiesta brava en el suroccidente colombiano, vale la pena resaltar su trascendencia social; ya que desde 1970, cuando la Asamblea de Accionistas decidió crear una fundación sin ánimo de lucro a la que llamó Fundación Plaza de Toros de Cali, no ha dejado de tener un aporte invaluable dentro de la comunidad. A esta Fundación se le entregó el manejo administrativo y financiero de la sociedad anónima, para de esta forma donar todas las utilidades del negocio a través de entidades que se encarguen de prestar servicios a las clases menos favorecidas de la ciudad.

Sigue siendo Cañaveralejo la plaza que más "Espectáculos Taurinos" realiza en el país y el epicentro de la Feria de la Caña de Azúcar de Cali, a la que le dio origen hace 45 años



FUENTE: Plaza de Toros Cañaveralejo


Este miércoles 28 de diciembre Pablo Hermoso de Mendoza abre su nuevo y esperado periplo colombiano actuando en el coso de Cañaveralejo dentro de la reconocida Feria de Cali, uno de los seriales taurinos más serios e importantes del continente americano.

Pablo ya ha tenido la oportunidad de actuar ante la conocedora y exigente afición caleña, siendo su debut hace 12 años, precisamente un 28 de diciembre, del año de 1999, actuando en un cartel mixto al lado de los diestros José Luis Moreno y Hernán Ruiz “El Gino”, en la lidia de bureles de Mondoñedo y Puerta de Hierro. A pesar de no tocar pelo el navarro cayó de pie ante el público de Cali, saludando en su primero tras recibir un aviso y escuchando un respetuoso silencio en su segundo.

Cuatro días después regresaría Hermoso de Mendoza a Cañavelarejo para tomar parte en el primer festejo del nuevo siglo en esta plaza, toreando al lado de José Gómez “Dinastía” y José Ignacio Uceda Leal en la lidia de bureles de Ambaló. En esta oportunidad Pablo se llevó la tarde al protagonizar dos faenas redondas que le depararon un total de tres orejas, las dos de su primero y una más de su segundo, abriendo con ellas la Puerta Grande del magno escenario caleño.

Todavía tendría Pablo ese mismo año un encuentro más con la afición de Cali, su último paseíllo hasta la fecha, el cual tuvo lugar el 4 de enero de 2000, alternando ahora con César Camacho y Miguel Rodríguez en la lidia de astados de Guachicono. El torero a caballo de Estella tuvo otra meritoria actuación, cortando una oreja de su primero y siendo despedido con una fuerte ovación a la muerte de su segundo.

FECHA 28 de Diciembre de 2011
LUGAR Plaza de toros de Cañaveralejo, Cali, Colombia
ENTRADA Lleno
TOROS
RESEÑA Daniel Luque (silencio y silencio)
Santiago Naranjo (silencio tras aviso y oreja)
Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y oreja)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Juan Bernardo Caicedo, número 161, 442, Kg, de nombre Elegido; De  salida GARIBALDI (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) y DALI (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Juan Bernardo Caicedo, número 150, 466 Kg, de nombre Lanudo; De  salida ESTELLA (2 rejones de castigo); en banderillas MANOLETE (2 banderillas) e ICARO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas, un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte tras pinchazo).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

TIZIANO y SILVETI


Buen comienzo para la gira colombiana de Pablo Hermoso de Mendoza que con su tirón taquillero consiguió que Cañaveralejo alcanzara un lleno que no se producía hace más de ocho años. Luego en lo taurino el navarro certificó ese interés con dos faenas muy distintas, porque los toros tuvieron un comportamiento muy distinto, pero con el sello propio del navarro y sobre todo, la primera de ellas, con una vibración y emoción inusitada en todo momento.

Fue un toro jabonero, de embestida sin final, bravo pero con violencia, que no se entregó en toda la lidia y no dio cuartel a ninguno de los caballos que le enfrentaron. Además en el inicio de esta lidia, cae decir que también hizo su presencia la lluvia, lo que tampoco facilitó la labor de jinete y caballos. El toro apretó de lo lindo a GARIBALDI en el primer tercio, donde el joven caballo tuvo que poner toda su habilidad y destreza para salir de las embestidas. El caballo un poco sorprendido al inicio, prontos e fue asentando y haciéndose dueño de la situación, pero sobre todo lidiando con cabeza, porque el toro no daba tregua para descuidos. La auténtica medida de un toro bravo, se ve y se disfruta cuando está enfrente un caballo del poderío de CHENEL. Impresionante el caballo, no dio en ningún momento sensación de dudar. Enfrentó siempre al toro con el pecho por delante en las reuniones para luego llevarlo ceñido a la cola en galopes que duraban más de una vuelta al ruedo. No fue una, ni dos...fueron varias las vueltas que "Elegido" daba tratando se "comerse" a CHENEL, que aguantaba templando lo que buenamente podía, porque había instantes en los que el galope de costado era imposible. Bravo toro y bravo caballo que fue despedido con una sonora ovación y con la gratitud de su jinete.

El sustituto fue DALI que continuó con la buena lidia y atacando al toro desde lejos para salir dejando la banderilla al estribo. En las salidas llegaron las piruetas de salida, que marcaron mucho en el tendido y que tenían la emoción de la justeza y la precisión. Gran fin de tercio con DALI que no permitió en ningún momento que el ritmo de la faena bajase ante de que PIRATA saliera a finiquitar una labor de triunfo grande. Con la rueda de las tres cortas, muy ceñidas y perfectamente reunidas, librando los cabezazos de un toro que ahora defendía su territorio por alto y al que Pablo colocaba su frente en el testuz. Cuando Pablo agarró el rejón de muerte en los tendidos se comenzaron a ver pañuelos pidiendo el indulto para el toro, pero el navarro ya había armado el rejón de muerte y entró a matar en los medios, dejando un rejonazo fulminante a un toro que ni al final se entregó y vendió caro su final. Vuelta al ruedo para el toro y dos orejas para el navarro que dejaba sus credenciales a la primera de cambio.

El sexto fue otra cosa, porque esperó muchísimo a los caballos hasta el punto de terminar muy rajado en el último tercio. Con ESTELLA se empleó a ráfagas, esperando mucho la llegada de la yegua, que con veteranía y ese temple que le caracteriza lo templo con la cola. Con el segundo rejón de castigo el toro dejó de embestir en largo, esperando la llegada de los caballos y defendiéndose en el momento de la reunión. MANOLETE comenzó la primera parte de las banderillas dejando los palos en muy buenas reuniones, llegando muy cerca de los pitones para que el toro embistiera. En todo momento le dio la ventaja al toro y consiguió salir luego airoso de las suertes. No hubo galopes de costado porque el toro no los consentía.

Esa condición del toro dio más juego con ICARO, porque dada la cercanía con el que torea el bayo, el toro en todo momento acudía y a base de torear en redondo, consiguió la transmisión que el toro no tenía. Para esta medida, el toro ya se estaba rajando y por eso ICARO le consentía una barbaridad para que no saliera suelto. Fue PIRATA el que encontró un toro ya totalmente rajado, sobre todo después de la rueda de cortas y las suertes del teléfono. Un buen par a dos manos, en el que tuvo que aprovechar las querencias del toro, lo mismo que con el rejón de muerte, donde la colaboración del toro ya fue nula. Acertó a la segunda de un buen rejón de muerte y volvió a tocar pelo, en esta ocasión, con una oreja.





COBERTURA DE PRENSA


MUNDOTORO (www.mundotoro.com). Por Alberto Lopera



PRIMER LLENO EN CAÑAVERALEJO

Apoteosis de PABLO HERMOSO



Primer lleno a reventar en esta feria caleña, en una tarde calurosa y matizada con pertinaz lluvia desde el comienzo hasta el tercer toro cuando San Pedro cerró los grifos para asomarse a ver también la prodigiosa actuación del mejor centauro del momento. Pablo Hermoso hizo el milagro de llenar la plaza y de que cesase la lluvia. Todo le salió perfecto ante un toro jabonero sensacional de Juan Bernardo Caicedo que le permitió dictar la más completa cátedra del toreo a la jineta. Desde parar y atemperar las arrolladoras embestidas con farpas de castigo, hasta lograr el paroxismo en los tendidos con las banderillas clavadas al quiebro en el imponente "Chenel", para luego torear de costado, insisto: torear, en medio de las ovaciones. Es que Pablo Hermoso torea y muy bien, con sus caballos. El rejón de muerte fue certero y efectivo mientras la plaza convertida en manicomio vestía de pañuelos blancos. Las dos orejas para el caballero y la vuelta al redondel para los despojos de "Elegido" # 161 que hará historia en la ganadería brava colombiana.

En el sexto, toro negro de diferente condición volvió el Maestro de Navarra a mostrar las nuevas técnicas del rejoneo. Farpas de castigo, banderillas a una mano y sobre todo un par de cortas a dos manos volvieron a encender los graderíos en la penumbra de la tarde. Otra oreja a ley, que han debido ser dos, fue el epílogo a una actuación apoteósica del mejor rejoneador del mundo.

........

RESUMEN- Feria de Cali, tercera corrida. Lleno absoluto. Toros de Juan Bernardo Caicedo de gran presencia y bravura los últimos cuatro.

.........

Pablo Hermoso de Mendoza, rejoneador, dos orejas y oreja.

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX



EFE. Por Agencias



Hermoso de Mendoza abre la puerta grande en la ciudad colombiana de Cali



El rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza regreso a la plaza de toros Cañaveralejo, y a sus múltiples conquistas, deberá sumar un triunfo rotundo. El que consiguió hoy cuando cortó tres orejas en la ciudad colombiana de Cali.

Hermoso de Mendoza fue el elegido de la tarde. Especialmente en ese tercer capítulo del festejo en el que contó, también como protagonista estelar un bravísimo toro de la ganadería Juan Bernardo Caicedo, que precisamente, se llamaba Elegido.

Porque el toro no se cansó de perseguir a los caballos del rejoneador, y lo hizo con codicia, ritmo y boyantía en todas las suertes a las que lo invitaba el navarro.

Gracias a esas virtudes, los caballos que guiaba Hermoso de Mendoza no solo pisaban terrenos comprometidos sino que templaban al hilo de las tablas las emocionantes embestidas.

Fue una obra rotunda. De gran toreo. Donde las voluntades del torero, sus caballos y el toro permitieron la emoción en los tendidos.

Las cuatro banderillas que clavó quedaron en lo alto. Y el epílogo contó con un entregado alarde de Hermoso de Mendoza quien redujo las distancias al máximo, y luego de acariciar los pitones del toro, besó la testuz de Elegido en un gesto agradecido y que llevó las emociones al límite.

Las dos orejas fueron incontestables, así como el premio de la vuelta al ruedo para el toro en el arrastre.

Y como la tarde era suya, Pablo se marchó con un trofeo más. En el sexto, un toro interesante, pero que se apagó, el rejoneador interpretó suertes con limpieza, siendo un par de banderillas cortas, clavadas a dos manos, la carta para su nuevo compromiso, el del 31 de diciembre.

............

Ficha

Cali, plaza de Cañaveralejo

Tercera de feria

Seis toros de Juan Bernardo Caicedo, serios y variados de capa. El tercero fue premiado con la vuelta al ruedo y el quinto ovacionado.

........

Pablo Hermoso de Mendoza: dos orejas y una oreja.

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



EL PAIS (www.elpais.com.co). Por Víctor Duisabá Rojas



Hermoso Mendoza brilló en la Feria Taurina de Cañaveralejo

Una faena histórica de dos orejas a un toro de Juan Bernardo Caicedo. Cortó otra en el sexto. Santiago Naranjo también se llevó un trofeo.

.

Pablo Hermoso de Mendoza, un nombre. Y mucho más que un nombre, un sello. Incluso, un mito. Un torero que conmueve, como lo hizo ayer en Cañaveralejo, para abrir puertas a la nueva afición y refrendar la de siempre. Un hombre que hace historia.

Historia como en esa faena al bravo tercero de la tarde, en la que debió sacar lo mejor que tiene en su prodigiosa cabeza el hijo de Navarra para aguantar la locomotora de 442 kilos que jamás renunció a ir a fondo. Y es que ese toro de Juan Bernardo Caicedo hizo valer su bautizo, el de 'Elegido', para, de paso, permitirnos disfrutar de la sapiencia de quien nunca termina de asombrar.

Porque, uno se pregunta, ¿cómo es que sobre la marcha, o mejor, sobre el galope, es capaz de solucionar el inmediato de los desafíos que le plantea el toro y programar el siguiente paso de la lidia? La respuesta podría estar en el oficio, en tantas y tantas tardes que le permiten contar con un hipotético manual, del que salen las respuestas a esas preguntas.

Pero es mucho más que eso. Es la doma de sus caballos y el lenguaje común con ellos; es, también, cómo no, el conocimiento pleno del toro; es, claro está, la preparación permanente para salir -indemne y torero- por esas estrechas rendijas que surgen cuando toros de la excelsa condición como éste, dan milésimas de segundo para decidir. Y es, ante todo, esa condición de revolucionario del toreo, ese don de los genios: únicos, irrepetibles.

Ahora bien, todo eso se puede decir de otra forma. Por ejemplo, que en el momento de templar en los lomos de 'Garibaldi', la imagen apurada pareció otra cosa, vale decir que casi se congeló en el tiempo, mientras la distancia entre cabalgadura y el bravo era la menor de cuántas podían caber entre ellos.

O que su gesto con 'Chenel' hizo que desde el cielo de los toreros el maestro Antoñete agradeciera el homenaje para creer que también en el caballo existen los que él llamaba "muletazos de oro". Porque ahí, en esa suerte, Hermoso de Mendoza citó de largo y se llevó ese toro hasta bien atrás, mientras que con el quiebro sembraba una banderilla en todo lo alto.

Y luego, con 'Dalí' como compañero de lucha, desafió las leyes físicas para girar en la propia cara del ejemplar de Caicedo y salir como quien camina al frente de un desfile en una parada militar. Las banderillas cortas tuvieron, más que colocación, una ejecución que siguió los compases de la música, como si estuviera montada de tiempo atrás en el repertorio.

Al final, 'Manolete' vino a poner la rúbrica y bajar el telón de una obra que se cerró con los tres protagonistas juntos en los medios, cada uno dueño de un trozo de esa ovación que se levantó a la par de las gentes en los tendidos.

Dos orejas y una vuelta al ruedo al toro significaban el premio que contempla el reglamento, pero el verdadero trofeo estaba en cada uno de los asistentes a esta plaza llena que supo esperar para disfrutar. En el último, cortó otra oreja a ese sexto emplazado, por el que tuvo que ir siempre.

..........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



EL PAIS (www.elpais.com.co). Por Aura Lucía Mera



HERMOSO CAÑAVERALEJO



Emocionante ver de nuevo Cañaveralejo hasta las banderas. Ya habíamos olvidado el colorido, al alegría, la imponencia de esta copa cuando está a reventar. Ya nos habíamos resignado a esos espacios vacíos mostrando graderías en cemento, como muelas gastadas. Un veintiocho para recordar.

Para no olvidar que sí se puede volver a cautivar la afición. El público responde. Cañaveralejo merece estar siempre así, festiva y de colores. Botas, jamón serrano, sombreros, brindis y oleeees.

Pablo Hermoso de Mendoza fue el encargado de llenarla. Aunque hace muchos años no venía, su fama trascendió mares y fronteras y el público se le entregó. Un fenómeno. Un centauro. Cuando salió, bajo la lluvia gris en su cabalgadura gris lluvia. Parecía una aparición bordada en la fantasía. Pero era realidad.

Qué toro el "Elegido". Color arena, cuajado, con cuatro años y medio, casta y bravura. Cómo se enceló con los caballos. Cómo le dio la oportunidad a Hermoso de Mendoza que es un lidiador. Que no es solo rejoneador. Que cita, templa, manda, torea. Que no exhibe su cuadra sino que la emplea a fondo en la lidia.

Hermoso de Mendoza parte en dos la historia del rejoneo. Así como Belmonte partió en dos la historia del toreo a pie. Han debido concederle el rabo. Presidencia regala una oreja a Santiago Naranjo y le escatima un trofeo a semejante faena de Pablo Hermoso. Inexplicable.

.............

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



EL PAIS (www.elpais.com.com). Por Manuel Molés



"O REY" PABLO



Tiene el gen de los ganadores. Por eso llena las plazas en tiempos de soledad.



Nada es casualidad. Por eso la gente lo huele, lo sabe, lo intuye, lo corrobora. La gente es lo más inteligente que hay y no se gasta los pesos para ver vulgaridades o cosas de medio pelo. La gente va a la plaza cuando tiene conciencia de que antes vale la pena pasar por la taquilla y dejar allí un buen dinero que te permitiría pasar un buen día en familia en otros menesteres.

Pero al gente es sabia y en unos años en que el cemento luce como un insulto, como una amenaza, como una advertencia, en las plazas de toros de todo el planeta taurino, resulta que llega Pablo "O Rey", Pablo el de Navarra y pone la plaza a reventar.

De la desolación al llenazo. De la indiferencia a la pasión. Y luego, ahí está el secreto, Hermoso no falla. Y no falla con un toro que era un cohete y que solo porque Pablo es quien es, no se lo comió por los pies a él y al caballo. Hacía años que no veíamos en la plaza un toro-express con ese reprís, con esa alta velocidad.

Ese toro al que le dieron la vuelta al ruedo tenía alas en lugar de patas hubiera desbarato a casi toda la nómina de jinetes. Y encima Pablo, al que los años parecen que no le afectan, se permitió el lujo, la valentía y la chulería, de dejarlo entero con un rejón y medio de castigo.

Así se midió Pablo y así alborotó los tendidos en una faena que era como un terremoto de emociones. Torero y bravo, arriesgado y creando belleza en aquella marejada de embestidas. El toro se quería comer al caballo, el caballo templaba al toro en su violencia y el jinete emergía sobre aquella locura, con la plaza puesta en pie. Diecisiete mil contribuyentes convencidos de que en ningún banco hubieran colocado mejor su dinero.

Ahora se entrega en el Valle del Cauca. Rejón perfecto arriba y sin rincones de ventaja. Y dos orejas, y se equivocan al no darle el rabo. Pero que más da. A ver quien supera eso y encima facilitó la vuelta al ruedo del toro atleta, el toro que batió el record de velocidad en plaza. Pero al que templó y toreó, el Belmonte del toreo a caballo. "O Rey" Pablo.

...........

La tarde guardaba el cierre para "O Rey". Un toro contrario a su primero. Si aquel tenía alas en los pies, este último de Caicedo llevaba plomo. Tuvieron que embestir Pablo y sus caballos. Y mejoró el nivel a base de ardor, oficio y casta. Porque tiene Pablo el gen de los ganadores. Por eso es quien es, por eso llena las plazas en tiempos de soledad. Y es que la gente gasta la platica en una inversión segura. Y se llevó una oreja que no le hacía falta.

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



EL PAIS (www.elpais.com.co). Por Demetrio Arabia



SOLO LES FALTO UN BESO



El mejor toro de la corrida fue "Espía", el quinto de la tarde, y el mejor momento fue el de "Elegido", a quien los mayorales de Juan Bernardo le pusieron ese nombre como presagio de lo que pasaría. Y lo que pasó no es más que la construcción de un poema donde el maestro del toreo ecuestre, Pablo Hermoso de Mendoza, resultó ser al mismo tiempo un maestro en la doma, en la monta y en el arte de torear.

Ayer el navarro ofreció el recital en dos tonalidades, uno abajo, otro arriba, conformando escenas de inusitada belleza. Lástima que los antitaurinos de antier no estuvieron en esta corrida para sentir en carne propia la emoción por la vía estética y no por la del peligro. Un concierto de cites en corto, templanza al recibir la embestida, cambios a izquierda y derecha durante la mudanza de los terrenos -en el primero- y cuando ya el toro está en suerte aparece el pecho de Garibaldi incitando su jinete la galopada, reuniendo banderillas, vaciando el embroque sin dejar de torear mientras el público salta de sus asientos auténticamente entusiasmado.

A los amantes del rejoneo les basta y les sobra que los rejoneadores cabalguen, mejor galopen, que corran a dos pistas, que hagan girar sobre sí mismos a los caballos y se vayan del toro dando vertiginosas vueltas. Y si se hubiese "ayudado" ayer con banderillas al violín, la plaza se voltea. En definitiva, las templanzas y galanuras de Garibaldi, Chenel, Ícaro y la torería de su jinete enardecieron un público al que no le hacía falta nada para entender y disfrutar de los toros.

Sombrerazos y caballazos no suman nada. Pablo Hermoso no los necesitó ni antes ni después para dominar al toro. El toreo verdadero es sobrio, efectivo y si se practica como lo hace el navarro, obligando al toro a seguir al caballo y no a las tablas, hasta las estrellas bailan.

Los caballos de su cuadra retaban siempre de frente, templando la arrancada y cabalgando a dos pistas y en su punto. Luego volvía a emprender nuevamente la suerte de banderillas sin solución de continuidad. Y así la reunión se consumaba casi en el centro y tanto de entrada como de salida, toro y caballo se plantaban cara mirándose a los ojos. Toro y caballo vis a vis, hocico frente a morro, sólo les faltó un beso.

..........

Tres orejas para Hermoso de Mendoza que tocó el cielo mientras a sus caballos solo les faltó un beso..

.......

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



EL TIEMPO. Por Jorge Arturo Díaz



Ante un encierro muy encastado de Juan Bernardo Caicedo, el genio navarro, ataviado de calañés, reaparecía en Cali tras once años de ausencia. Cañaveralejo vivió, en el tercer toro, la faena más grande de rejoneador alguno en este ruedo y la más completa del navarro en Colombia. "Elegido", con apenas el peso reglamentario, pero con gran bravura, lo exigió al límite. A lomos de las estrellas de su cuadra, "Garibaldi", "Chenel", "Dalí" y "Manolete", Pablo Hermoso de Mendoza maravilló a un público que copaba la plaza.

Desde los rejones de castigo, pasando por las banderillas largas a una y dos manos, las cortas en seguidilla y los templados y emocionantes galopes a dos pistas con la cara del toro uncida a las ancas de su cabalgadura, los tendidos enloquecieron. El rejón de muerte quedó completo y en sitio y tiró al toro sin puntillas. Las emociones llegaron al paroxismo.

Esta faena quedará en los anales de la plaza. Algunos enloquecidos pidieron el rabo. El toro recibió los honores de la vuelta al ruedo.

El sexto fue un manso frente al cual el jinete lo puso todo y, después de un pinchazo y un rejón descentrado, la presidencia otorgó una oreja, sin petición del público.

..........

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



APLAUSOS (www.aplausos.es). Por Redacción

Tres orejas para un arrollador Hermoso de Mendoza en Cali



Comenzó bien la gira colombiana para el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza. El navarro triunfó doblemente al llenar en primer lugar la plaza de toros de Cañaveralejo y salir de ella por la puerta grande con tres orejas gracias a dos faenas distintas pero con el denominador común de la emoción.
Ante el jabonero tercero puso la plaza en pie con Chenel, que se impuso a las dificultades de la bravura del toro para llevarlo ceñido a la cola en galopes que duraban más de una vuelta al ruedo. Terminó el tercio con Dalí antes de finiquitar con Pirata en un carrusel de tres cortas muy ceñidas y reunidas. Se pidió incluso el indulto del toro pero el navarro acertó con entrar a matar dejando un rejonazo fulminante. Dos orejas y vuelta al ruedo para el toro.
El sexto se entregó menos y esperó mucho a los caballos. Fue con Ícaro con el caballo que consiguió los momentos más emotivos, con el toro muy parado y el equino dándole siempre la cara. Levantó la temperatura con Pirata en la rueda de cortas y la suerte del teléfono. Cortó una oreja tras matar al segundo intento.
..........
Miércoles 28 de diciembre. Toros de Juan Bernardo Caicedo de juego dispar, el 3º premiado con la vuelta al ruedo.

.......

Pablo Hermoso de Mendoza: Dos orejas y oreja. Entrada: Lleno

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



BURLADERO (www.burladero.com). Por Jorge Arturo Díaz



Tres orejas para el rejoneador en una tarde apoteósica

Pablo Hermoso o el paroxismo



Once años después, Pablo Hermoso de Mendoza volvió a Cañaveralejo y bordó la faena más emotiva de cuantas ha realizado en Colombia.

..........

Caballo de nubes quietas, y la plaza gris del sueño... Así, como el verso de Lorca, fue Cali ayer. Caballo, nubes y la plaza gris como en sueño, con el tiempo quieto, suspendido por un fenómeno, humano-equino, que con su magia borró más de una década para reanudar el hechizo que había iniciado entonces.

La plaza, como antes, en trance, rugió de gusto tan pronto el mago apareció y no dejó de hacerlo hasta que se fue flotando a hombros por la puerta mayor.

Hecho uno con los alados: Ícaro el bayo, Garibaldi el tordo, Chenel el castaño, Dalí el alazán y los otros, ofició, trazó, danzó, con el pequeño y bravo Elegido, nombre preciso, y jugó con la voluntad cautiva de la grey. Nada de mordiscos, cabriolas, estampidas ni manoteos.

Pura ritualidad, sobria, intensa, imponente, alegre. Todo preciso, todo eficaz, todo ajustado a milímetros de la codiciosa e incansable acometida del jabonero. Un prestidigitación de poder, maestría y arte sin precedentes aquí, a ese nivel, por lo menos. El éxtasis ruidoso de la feligresía lo probaba.

Voces, palmas, música, pañuelos unánimes acompañaron sin tregua, cites, quiebros, cuarteos, viajes, cambios, rejones, banderillas, muerte. Consumado el sacrificio, de forma también cuasi perfecta, el escándalo, las banderas con los máximos trofeos y la vuelta para la brava res explotaron al tiempo. Si, por muchísimo menos, Bogotá le otorgó hace un año un rabo, qué le hubiese dado de haber presenciado lo que hizo esta tarde. No sé. La plaza era una fiesta bárbara (perdón por el términacho antitaurino) no se me ocurre otro.

¿Superar eso? El sexto, fue un manso parado, el garbanzo negro, y Pablo a su alrededor, sin embestidas hizo equitación de alta escuela. Mató sin tino y la presidencia espontáneamente sin petición tiró una oreja que al gran jinete no le agregaba nada pero a ella la ponía en evidencia. Cómo estuvo con el tercero, no he visto a nadie así, ni a él mismo, ni aquí, ni allá, ni acullá. Que lo vayan sabiendo las otras plazas de Colombia que lo esperan esta temporada.

..........

Raza, lámina y diversidad en los de Juan Bernardo. Buena corrida que desde ya pelea por el trofeo al mejor encierro, solo una peca; la disparidad.

Ficha del festejo:

Plaza de Cañaveralejo. 4ª de feria. Nubes, 30ºC. Lleno. Seis toros, de Juan Bernardo Caicedo, con lámina y encastados pero disparejos. Al 3º, Elegido, #161 de 440 kilos, jabonero, se le dio vuelta al ruedo.

Pablo Hermoso, dos oreja simbólicas y oreja sin petición.

........

Incidencias: Saludaron Alex Benavidez y John Suasa tras parear al 2º. Al terminar el festejo, Pablo Hermoso salió a hombros por la puerta Señor de los Cristales

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



COPE (www.cope.es). Por Juan de Dios Miranda



Hermoso de Mendoza conquista Cali cortando tres orejas

TOROS. Cuatro orejas triunfales se cortaron este miércoles en la tercera corrida de feria en medio de un entusiasmo desbordante de un público que colmó en su totalidad los tendidos de la plaza. El gran triunfador fue el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza que cuajó una gran actuación, merecedora de tres orejas.

............

Cali (Colombia), miércoles 28 de diciembre de 2011. Lleno completo. Seis toros de Juan Bernardo Caicedo, desiguales en presentación y comportamiento. Hubo bravura, clase, casta, peligro y dificultades. Destacó el 3º, premiado con la vuelta al ruedo........... Hermoso de Mendoza, dos orejas y oreja.



No se puede negar que la maravilla de esta tarde y la espectacular entrada registrada en 'Cañaveralejo', fue obra y gracia del caballero Pablo Hermoso de Mendoza, con su fama y su histórica leyenda como el mejor rejoneador de todos los tiempos. Impecable, mostrándose a la usanza rondeña, con su figura y simpatía, sencillez y clase, cautivó de inmediato a todo el público maravillado con su incomparable cuadra de 'figuras' haciendo los milagros en el ruedo, arrancando las emociones .Luego de muchos años de ausencia en éste albero, llegó, vio y triunfó, como siempre.

Un maravilloso toro con temple con velocidad prendido con celo al caballo permitieron a los 18.00 espectadores presenciar desde el primer momento la grandeza de éste torero a caballo. Los primeros rejones encendieron la tarde con el clamor general y el entusiasmo creció al máximo con el desarrollo del rejoneador quien utilizando sus diferentes caballos colocó impecables banderillas adornándose en vueltas al ruedo, llegando al quiebro, a la propia cara del toro, saliendo airoso de la perseguida, rematando con brillante desplante. Dio todas las distancias y las ventajas ante un público de pies bajo la lluvia con sus caballos, Ícaro, Chenel, Picasso. Lució a 'Manolete' en banderillas cortas, y se adornó con 'Elegido' cogiendo con las manos primero los pitones y luego colocando en alarde de valor su cabeza en la cabeza de 'Elegido', el magnífico toro. Un rejón de muerte fulminante cerró su extraordinaria y perfecta labor, premiada rápidamente con las dos orejas, vuelta triunfal al ruedo devolviendo prendas entre las ensordecedoras ovaciones de consagración. Saludó con los hijos del ganadero.

No tuvo la misma fortuna con su segundo ejemplar sexto de la tarde, animal apagado que poco colaboró en el comienzo. Lo enceló para los primero rejones y lo lidió con sus caballos haciéndolo embestir en forma maravillosa en sus propios terrenos. Banderillas arriba con 'Ícaro' dejándolo llegar hasta el estribo, y con cortas a dos manos luciéndose 'con mando y gracia en 'Manolete'. Entró sin suerte con un primer rejón de muerte y bajó a tierra luego de un segundo rejón de efecto rápido. Una oreja le fue concedida de inmediato entre una gran ovación, saliendo luego en hombros de la plaza.

...........

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX



DIARIO OCCIDENTE (www.occidente.co).



Don Pablo Hermoso de Mendoza es definitivamente el maestro del rejoneo actual



Emocionante y con mucho éxito fue el regreso de Don Pablo Hermoso de Mendoza a la capital del departamento del Valle.
Tres orejas, la ´puerta grande y el cariño de una plaza que "casi" se llenó.
Luque se justificó y Naranjo sacó la casta del caldense.

En la primera de la comparecencia del mejor rejoneador del mundo se lidiaron astado de la dehesa cundinamarquesa de Juan Bernardo Caicedo, bien presentados en general y de juego desigual para los actuantes.

Dos orejas
El mejor cayó en las manos de Don Pablo para arrancar con suavidad y dominio total de sus cabalgaduras las dos orejas.

El rejoneador que este año ha tomado la decisión de comparecer a la totalidad de la temporada colombiana, llegó a Cali para iniciar su periplo acompañado de quince cabalgaduras de las cuales utilizó en Cañaveralejo a: Garibaldi, Chenel, Dalí, Manolete, Estella, Pisciano e Icaro, todos luciendo sus mejores ejecutorias y domas.

El Maestro Navarro mostró sus dotes de gran caballista, montando con mucho acierto sus jacas toreras.

Recortes, toreo a dos pistas, cambios de franco, piruetas en la cara, toreo de costado, clavando al estribo y rejones certeros fueron algunas de las perlas que nos dejó el torero de Estella.

El público que concurrió en gran número, eso sí sin alcanzar el lleno, pero si recordando tardes de grandes entradas se deleitó y es que para eso vino.

Aciertos
Los aciertos de Don Pablo no dejaron perder los oles que pedían salir de las gargantas de los aficionados.

La emoción brotó desde el primer momento y alcanzó instantes cumbres, sobre todo en el tercero del festejo cuando Pablo lidió a un toro con motor, acometividad, fijeza y mucho son.

En el que cerró el festejo el comportamiento fue diferente y nos permitió ver al otro Pablo, al inteligente, al que expone toreando muy cerca, al que hace que los defectos o desventajas del toro se conviertan en materia prima para logar importantes ejecuciones.

Él definitivamente es el maestro del rejoneo actual.

Al final de la tarde Pablo salió por la puerta del Señor de los Cristales tras haber cortado las dos orejas de su primero y una justa en el que cerró el festejo.

..........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



LA RAZON (www.larazon.es). Por Germán Jiménez



Puerta grande para Pablo Hermoso de Mendoza en Cali



Pablo Hermoso de Mendoza consiguió este miércoles llenar el coso de Cañaveralejo del que además salió a hombros tras haber paseado tres orejas,

..........

Al estellés le correspondió en suerte un gran toro, su primero, premiado con la vuelta al ruedo póstuma, con el que dictó una verdadera lección de toreo a caballo, enseñándole a embestir de salida para llevarlo con temple de costado en banderillas. Un rejón de efecto fulminante fue la guinda.

El sexto por el contrario, manso y muy parado, no le ayudó en nada. Lo hizo todo el jinete que fue recompensado con un apéndice.

............

Plaza de Cañaveralejo. Toros, de Juan Bernardo Caicedo, bien presentados y encastados, siendo el tercero premiado con la vuelta al ruedo. Pablo Hermoso, dos orejas y oreja;.............. Lleno en los tendidos

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



REVISTA GOBIERNO (www.revistagobierno.com). Por Enrique Calvo "El Cali"



Desde fuera del palco. 3ª de Feria de Cali 2011



Observando la excelente entrada en Cañaveralejo cualquier desprevenido piensa simplemente que se llenó al anuncio de una Figura, en éste caso Pablo Hermoso de Mendoza, en efecto es la razón escueta, pero ¿por qué no se llena a rebozar en el resto de tardes? Lógicamente pueden rebuscarse y aducirse cantidad de argumentos, esa es otra discusión. Pero que los precios hay que bajarlos no me cansaré de pregonarlo. Si los profesionales del toreo no apoyan la propuesta nos quedaremos poco a poco con los tendidos vacios. Ser profesional equivale a tener claro el panorama global de la Fiesta dentro del contexto económico mundial que se vive, a trazar directrices entre todos para preservar el futuro, no se puede decir que se es profesional sólo para pensar en su propio interés y rumiar la consabida y típica frase "el que venga atrás que arree".

Por todo lo anterior se puede discernir que me refiero particularmente a los profesionales españoles, (ganaderos, empresarios, apoderados y toreros) son ellos quienes tienen la materia prima del espectáculo y son ellos quienes casi nunca le han dado la importancia que merece nuestra Fiesta y son ellos quienes nos han marcado las directrices de una Fiesta que les sirve para pasar el invierno a gusto, llevándose la mayor tajada posible. En Francia se ha dicho abiertamente que ésta es la fórmula (bajar precios) ¿será que en América no se puede tomar nota?

El cuento de que los antitaurinos nos han ganado espacio es la frase de cajón que manejamos y nos quedamos tan frescos, pero hay un potosí en una afición que al conjuro del nombre de las figuras demuestra estar viva, dispuesta a llenar nuestras Plazas.

PABLO HERMOSO no defraudó a los aficionados caleños, para empezar trajo su cuadra de estrellas. Dio gloria ver la capacidad como toreó y le pudo al final a su primer toro, un ejemplar que seguramente no olvidará jamás por la bravura casi indómita que desarrolló a medida que transcurría su lidia, pero a base de inteligencia, experiencia y torería terminó domeñando y ofrecerle el pecho después de certero rejón de muerte. La Plaza fue un delirio de pañuelos que exigían los máximos trofeos que concedió acertadamente el Usía. Con su segundo bajó un poco el entramado pero es que todos los días no salen toros tan bravos como su primero y la gente no entendía eso.

.........

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

DIARIO DE NAVARRA (www.diariodenavarra.es). Por Koldo Larrea





Hermoso arranca con tres orejas su campaña americana

El rejoneador navarro salió por la puerta grande en Cali, en una plaza llena por diez mil espectadores



Pablo Hermoso de Mendoza comenzó el miércoles de manera arrolladora en Cali su campaña colombiana, ya que, bajo una plaza llena por diez mil personas, salió a hombros después de cortar tres orejas.

...........

El tercero, llamado Elegido, fue premiado con la vuelta póstuma al ruedo. Ante este jabonero ejemplar, primero de su lote, el caballero navarro ofreció una maestra lección de toreo a caballo. De salida, atemperó la embestida del cuatreño con los rejones de castigo. En banderillas, puso los tendidos al rojo vivo con las clavadas al quiebro sobre Chenel, con quien seguidamente toreó de costado entre ovaciones del público.

Terminó su primera intervención con un certero y efectivo rejón letal, que prologó una agitada lluvia de pañuelos blancos. El torero estellés paseó en triunfo las dos orejas del bravo toro, las dos primeras de su gira colombiana.

Frente al sexto, de distinta condición que el anterior, volvió a dar un recital de su excepcional técnica del rejoneo, sobre todo con un par de banderillas cortas a dos manos, que produjeron locura en el público. Nueva oreja y petición de la segunda, que injustamente no fue concedida, lo que no impidió que el navarro saliese por la puerta grande del coso de Cañaveralejo

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



HOY (www.hoy.com.ec). Por EFE



De Mendoza triunfa en Cali



El rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza regresó a la plaza de toros Cañaveralejo, y a sus múltiples conquistas, deberá sumar un triunfo rotundo: el que consiguió el pasado miércoles cuando cortó tres orejas en la ciudad colombiana de Cali.
Hermoso de Mendoza fue el elegido de la tarde. Especialmente en ese tercer capítulo del festejo en el que contó, también como protagonista estelar un bravísimo toro de la ganadería Juan Bernardo Caicedo, que precisamente, se llamaba Elegido.
Porque el toro no se cansó de perseguir a los caballos del rejoneador, y lo hizo con codicia, ritmo y boyantía en todas las suertes a las que lo invitaba el navarro.
Gracias a esas virtudes, los caballos que guiaba Hermoso de Mendoza no solo pisaban terrenos comprometidos sino que templaban al hilo de las tablas las emocionantes embestidas.
Fue una obra rotunda. De gran toreo. Donde las voluntades del torero, sus caballos y el toro permitieron la emoción en los tendidos.
Las cuatro banderillas que clavó quedaron en lo alto. Y el epílogo contó con un entregado alarde de Hermoso de Mendoza, quien redujo las distancias al máximo, y luego de acariciar los pitones del toro, besó la testuz de Elegido en un gesto agradecido y que llevó las emociones al límite.
Las dos orejas fueron incontestables, así como el premio de la vuelta al ruedo para el toro en el arrastre.
Y como la tarde era suya, Pablo se marchó con un trofeo más. En el sexto, un toro interesante, pero que se apagó, el rejoneador interpretó suertes con limpieza, siendo un par de banderillas cortas, clavadas a dos manos, la carta para su nuevo compromiso, hoy 31 de diciembre.
.........

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

EL PAIS. Por César Polaina



PABLO HERMOSO DE MENDOZA

"NO RECUERDO ESTE AÑO UN TORO CON MAS VELOCIDAD"

El rejoneador español, considerado el mejor de la historia, habló con "El País" sobre "Elegido", ese gran ejemplar de Juan Bernardo Caicedo al que le cortó dos orejas el miércoles en Cañaveralejo.



Todo lo que se ha dicho y escrito sobre Pablo Hermoso de Mendoza lo comprobó la afición de Cañaveralejo el miercoles pasado. Había que estar en la plaza para entender porque la historia señala al español como el mejor rejoneador de todos los tiempos.

Ayer tenía pintada aún la sonrisa en su rostro, luego de cortarles tres orejas a dos toros del hierro de Juan Bernardo Caicedo. Llegó a los corrales de la plaza Caleña para ver el encierro del sábado (Ernesto González Caicedo), cuando tendrá su última aparición esta temporada en la Feria.

Con una sencillez y calidad humana que caracteriza a las grandes figuras, a las de verdad verdad, Pablo atendió a El País.



Hacía doce años que no estaba usted en Cañaveralejo, y de qué manera se ha reencontrado con esta afición..

Nunca lo pude soñar más bonito. La gente respondió, se llenó la plaza por primera vez en seis años y yo también pude corresponder a esa emoción que uno como torero y artista quiere transmitir y regalarle al público.



¿Cuándo vio por primera vez en los corrales a "Elegido", el toro al que le cortó las dos orejas, le transmitió algo, tendría el pálpito de que vendrían cosas buenas?

Los toreros nos equivocamos casi siempre. Una cosa es ver los toros en los corrales y otra en el ruedo, y los dos de mi lote salieron a contraestilo de lo que esperábamos. Pensábamos que el primero sería de un ritmo suave, cadenciado y que el segundo podría ser más bravo pero pasó al revés. Ese primero tuvo un ritmo trepidante, era complicado para los caballos templarle la embestida.



Dijo Manolo Molés en su columna que ese toro era una bala.

En las 90 corridas que he toreado este año no recuerdo uno con tal velocidad, con tal motor, es el toro que más ha apretado a los caballos.



Como usted ya rompió mitos en Sevilla, Ciudad de México y Bogotá, cortando rabos, pensábamos que el miércoles se iba a llevar ese trofeo de Cañaveralejo...

Hubo un momento en que estaba convencido de que así sería, porqué sentí la emoción del público, pero creo que hubo un par de cosas que frenaron ese rabo. No entendí muy bien la gritería de la afición a la hora de entrar a matar, no sabía si querían que siguiera toreando o pedían indulto, porque pasa en algunas plazas, entonces prefería no alargar la faena. Y lo otro fue que el público pidió el rabo, pero cuando vio el tercer pañuelo, el de la vuelta al ruedo para el toro, se frenó pensando que seguramente la Presidencia había dado ese trofeo.



Al segundo toro sí había que buscarlo más en la cara, con la grupa encima...

Sí, desde la salida sus embestidas fueron corticas, pero tenía un picantito, una condición un poco más peligrosa que el primero, porque aunque corriera menos, tiraba los derrotes más certeros y esos derrotes son los que normalmente calan en el caballo; de hecho, "Manolete" se ha llevado una cornadita interna de ese segundo toro.



¿Qué hizo después del triunfo cuando llegó al Hotel?

Hablé con mi familia, que estuvo pendiente de la corrida desde España por la radio, estaban emocionados. Luego, como los del norte somos un poquito sobrios en nuestras celebraciones, hicimos una cena con la cuadrilla, contentos todos, comentando los detalles. Hay que guardar reservas porque el 31 tenemos otra corrida.



¿Tiene algún ritual antes de salir al ruedo?

Tenía antes tantas supersticiones que era realmente difícil vivir, porque te las encontrabas en el transcurso del día y andabas queriéndolas eludir, luego me daba cuenta de que no tenían un porqué. Sin embargo, si conservo una serie de rituales que me hacen sentir bien. Por ejemplo, cuando va a salir el toro, agarro siempre las orejas del caballo, las acarició y le digo "estoy aquí contigo, no te olvides de eso"; luego beso una medalla, una San Pablo que llevo, pienso en mis tres hijos y en mi mujer.



Debió estar muy agradecido el maestro Antoñene con lo que hizo ese "Chenel" en su primer toro el miércoles en Cañaveralejo..

Seguro que sí. Tuve el gusto de mantener una gran amistad con el maestro, quien me aportó mucho de su filosofía de vida. Un día decidí bautizar un caballo con el nombre de "Chenel" y a él le agradó. Eso hizo que el maestro, que no gustaba mucho del rejoneo, se metiera más en este mundo y cada que podía iba a ver a "Chenel" a la plaza y luego comentaba que era un caballo distinto a todos.



Por qué esa costumbre de bautizar a sus caballos con nombres de connotadas figuras taurinas como "Chenel", "Manolete"..

Mis caballos deben ser protagonistas, y bautizarlos con nombres de toreros legendarios atrae al público, aparte de que sirve de homenaje a esas grandes figuras. Inclusive, hice una propuesta en Internet para que los aficionados sugirieran nombres y llegaron más de cinco mil, una cosa espectacular.



Todos extrañamos a "Cagancho", el mejor caballo que ha tenido, ¿y usted?

Indudablemente lo extraño en el ruedo, en situaciones clave, pero lo tengo en casa, viviendo conmigo, lo mimo, lo acaricio, le hablo y lo veo a diario.



¿Se guardó algo para este sábado en su última presentación en Cañaveralejo"

Hay muchas cosas que se quedaron sin hacer el miércoles por la condición de los toros. Ojalá que el sábado también haya toros con calidad y podamos regalar otra alegría.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

LA PATRIA (www.lapatria.com). Por



Pablo Hermoso de Mendoza, más allá de la puerta grande



Pablo Hermoso de Mendoza, un nombre. Y mucho más que un nombre, un sello. Incluso, un mito. Un torero que conmueve, como lo hizo ayer en Cañaveralejo, para abrir puertas a la nueva afición y refrendar la de siempre. Un hombre que hace historia.

Historia como en esa faena al bravo tercero de la tarde, en la que debió sacar lo mejor que tiene en su prodigiosa cabeza el hijo de Navarra para aguantar la locomotora de 442 kilos que jamás renunció a ir a fondo. Y es que ese toro de Juan Bernardo Caicedo, hizo valer su bautizo, el de 'Elegido' para, de paso, permitirnos disfrutar de la sapiencia de quien nunca termina de asombrar.

Pero es mucho más que eso. Es la doma de sus caballos y el lenguaje común con ellos; es, también, cómo no, el conocimiento pleno del toro; es, claro está, la preparación permanente para salir - indemne y torero - por esas estrechas rendijas que surgen cuando toros de la excelsa condición como éste, dan milésimas de segundo para decidir. Y es, ante todo, esa condición de revolucionario del toreo, ese don de los genios: únicos, irrepetibles.

Ahora bien, todo eso se puede decir de otra forma. Por ejemplo, que en el momento de templar en los lomos de 'Garibaldi', la imagen apurada pareció otra cosa, vale decir que casi se congeló en el tiempo, mientras la distancia entre cabalgadura y el bravo era la menor de cuántas podían caber entre ellos. O que su gesto con 'Chenel' hizo que desde el cielo de los toreros el maestro Antoñete agradeciera el homenaje para creer que también en el caballo existen los que él llamaba "muletazos de oro". Porque ahí, en esa suerte, Hermoso de Mendoza citó de largo y se llevó ese toro hasta bien atrás, mientras que con el quiebro sembraba una banderilla en todo lo alto.

Y luego, con 'Dali' como compañero de lucha, desafió las leyes físicas para girar en la propia cara del ejemplar de Caicedo y salir como quien camina al frente de un desfile en una parada militar. Las banderillas cortas tuvieron, más que colocación, una ejecución que siguió los compases de la música, como si estuviera montada de tiempo atrás en el repertorio.

Al final, 'Manolete' vino a poner la rúbrica y bajar el telón de una obra que se cerró con los tres protagonistas juntos en los medios, cada uno dueño de un trozo de esa ovación que se levantó a la par de las gentes en los tendidos. Dos orejas y una vuelta al ruedo al toro significaban el premio que contempla el reglamento, pero el verdadero trofeo estaba en cada uno de los asistentes a esta plaza llena que supo esperar para disfrutar.

..............

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx