UN TORERO A CABALLO

UNICO

Cartel

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Estadistícas en esta plaza
FESTEJOS
23
TOROS LIDIADOS
46
TROFEOS
29 orejas y 0 rabos
PUERTAS GRANDES
7

 

La plaza de toros de Las Ventas del Espíritu Santo fue inaugurada en 1931. Obra de los arquitectos José Espeliú y Muñoz Monasterio, fue declarado Monumento Histórico-Artístico en 1977. De estilo mozárabe con incrustaciones de cerámica. Tiene capacidad para casi 25000 espectadores.

La primera lidia la realizó el 17 de junio de 1931 Diego Mazquiarán Fortuna al toro Hortelano, de Juan Pedro Domecq, bajo los auspicios del alcalde de Madrid, Pedro Rico, con el fin de recaudar fondos con destino a los obreros parados de la ciudad. Telesforo Aguilera "Aguililla" colocó el primer puyazo, y Alfredo Gallego "Morato", el primer par de banderillas. La Banda Municipal dio un concierto mientras se llenaba la Plaza; fue el pasodoble "España cañí", de Marquina, el primero que se oyó en la nueva Plaza.  Oficialmente se inaugura tres años después (21 de octubre de 1934), con una corrida de Carmen de Federico que fue estoqueada por Juan Belmonte, Marcial Lalanda y Cagancho.

El edificio consta de cuatro pisos, con galerías circulares que conducen a las distintas localidades. El aforo se distribuye en diez tendidos coronados por gradas, palcos y andanadas. Los diez tendidos se dividen en bajos y altos. Los bajos tienen barrera, contrabarrera, delantera y catorce filas. Los altos, delantera y doce filas. Las gradas, igual que las andanadas, constan de delantera y seis filas.
 
De los 28 palcos (de quince entradas cada uno) uno está dedicado a la presidencia de la corrida. En él se acomodan el Presidente (la autoridad que dirige el espectáculo y garantiza el normal desarrollo de éste), el Gobernador Civil, el Alcalde, el asesor y el veterinario de turno. 

Destaca el Palco Real, de arquitectura arabesca. Consta de palco y antepalco, cuarto de aseo completo y servicio de ascensores desde la entrada lateral de la plaza, por la Puerta de Autoridades. A él tienen acceso exclusivamente los miembros de la Familia y Casa Real, así como aquellas personas que ellos designen. Frente al Palco Real, en el tejadillo de la andanada del 5, se encuentra instalado el reloj. Asimismo, está dotada de servicios de bar y lavabos convenientemente distribuidos.

Cuenta con cinco puertas, más tres de toriles. Mide 60 metros de diámetro y el ancho del callejón es de 2.2 metros.  La puerta de cuadrillas, entre los tendidos 3 y 4, da acceso al patio de caballos. Por esta puerta se inicia el paseíllo y salen al ruedo los picadores para la suerte de varas. La puerta de arrastre, que conduce al desolladero, se encuentra entre los tendidos 1 y 2, y es el paso obligado de mulilleros y mulillas a la muerte de cada toro. La famosa Puerta Grande o Puerta de Madrid se encuentra entre los tendidos 7 y 8. Por ella aparecen los alguacilillos para hacer el despeje de la plaza y por ella se saca también a los toreros que realicen faenas gloriosas. Es la puerta del triunfo, la puerta que todos los toreros quieren cruzar, preferentemente en San Isidro.

Se completa con dos patios, necesarios en este tipo de plazas, como son el de caballos y el de arrastre. En el primero están instalados los servicios relacionados con los toreros, que necesitan una sala de estar y la capilla. La capilla, de estilo mejicano, está presidida por un cuadro con la imagen de la Virgen de la Paloma. En patio de caballos también se encuentran las caballerizas y los servicios de Policía para reconocimiento de caballos, petos y pullas. En el piso alto de este patio hay dos viviendas para conserjes y un local destinado al Museo Taurino.

En el patio de arrastre, que así se denomina el otro, se dispone del desolladero de reses, un espacio descubierto para depósitos de caballos y en los pisos, las dependencias de la empresa y la propietaria del coso, así como la vivienda mayoral. Entre los dos patios se disponen los servicios para el ganado, que en la Plaza de Las Ventas, se trata de cinco corrales alineados, entre ellos uno más espacioso, que sirve para el desembarque de las reses, y otros dos, llamados de reconocimiento, en donde los días de festejo de taurino se procede al reconocimiento veterinario por el personal competente. Desde los más próximos al resto de la Plaza se pueden ver las faenas de apartado de las reses. Estos corrales comunican con un pasillo central bajo los tendidos 2 y 3, que permite la evacuación de la res desechada directamente desde el ruedo. Entre pasillo y puerta de salida al ruedo existe otro espacio rectangular, denominado "toril", donde se le coloca la divisa al toro antes de su lidia.

La enfermería está dotada del más avanzado equipamiento para el reconocimiento e intervenciones quirúrgicas. Consta de dos salas de operaciones, despacho del médico y dependencias para atención del público.

Propietario: Comunidad Autónoma de Madrid




FUENTE: Portal Taurino


El jinete estelles debutó en este coso el 20 de mayo de 1995, compartiendo tarde con Curro Bedoya, Luis Miguel Arranz y Ginés Cartagena, cortando una oreja en la lidia en solitario a un toro de Luis Albarran. Junto a Pablo aparecieron por vez primera en Las Ventas caballos míticos como GIRALDA (en la foto), CAGANCHO o CHICUELO.

En el año 1996, el 25 de mayo actuó dentro de la Feria de San Isidro junto a Joao Moura y Luis y Antonio Domecq, cortando también una oreja en lidia ordinaria, a lomos de BUENAVENTURA, CAGANCHO, CHICUELO y BORBA y conquistando el Premio de Canal + al mejor rejoneador de la Feria, por votación de los abonados a dicha cadena.

Ese mismo año, y por única vez hasta el momento, Pablo fue incluido en la Feria de Otoño, concretamente el 5 de octubre, con el mismo cartel de la feria isidril, pero con toros de Alcurrucen, recordando Pablo esta tarde "como la peor de mi vida", ya que el Alcurrucén que le tocó en suerte fue una auténtica alimaña, hiriendo de bastante consideración a sus caballos BUENAVENTURA y PRINCIPE, los cuales se repusieron durante el invierno. Pablo se repuso del disgusto y en collera con Moura, cortaron una oreja apoyado en caballos como GALLO, CAGANCHO, BORBA o CHICUELO.

En el año 1997, Pablo, no llegó a un acuerdo con la Empresa y se quedó fuera de los carteles de Madrid, retornando a dicha Feria en 1998, con dos actuaciones y abriendo la Puerta Grande en ambas. La primera el 16 de mayo, con Joao Moura, Fermín Bohórquez y Andy Cartagena, toros de la Viuda de Flores Tassara, cortó una oreja en su toro y otra en collera con Bohórquez y en la que tuvo un protagonismo casi total, la fenomenal actuación de Pablo a lomos de CAGANCHO, que eclipsó a todos sus compañeros de cuadra esa tarde. La segunda el 5 de junio de 1998, esta vez junto a Luis y Antonio Domecq y Paco Ojeda, cortando dos orejas en el dúo con Ojeda, en una prodigiosa actuación del caballo árabe ALDEBARAN, ante toros de Ortigao Costa y habiendo actuado también CAGANCHO, LABRIT, MAZANTINI, CHICUELO, MARTINCHO.

El año 1999, se vuelve a quedar fuera de los carteles de Madrid, pero se ofrece desinteresadamente para la corrida más importante del calendario taurino; la Corrida de la Beneficencia a celebrar el 17 de junio, y así la Comunidad de Madrid, acepta el ofrecimiento y Pablo prologa el cartel formado por César Rincón, José Tomás y Miguel Abellán. No tiene suerte con el toro de José Murube que lidió, no obstante recibió una fuerte ovación, saludando desde el tercio y destacando en esta tarde CAGANCHO y CHICUELO.

Vuelta a Madrid, dos tardes en el año 2000, en este caso con una corrida histórica como fue la celebrada el 20 de mayo en el que compuso un precioso mano a mano con el portugués Joao Moura y en el que ambos toreros dieron cátedra de toreo a caballo del caro ante toros de la Viuda de Flores Tassara, saliendo como triunfador Pablo (en la imagen) que cortó tres orejas con LABRIT, QUECHUA, FUSILERO, CAGANCHO, CHICUELO, ALBAICIN y MAZANTINI. A la semana siguiente, el 27 de mayo, volvía a Las Ventas, con toros de Fermín Bohórquez, y un cartel compuesto por Leonardo Hernández y Andy Cartagena, cortando una oreja, esta vez, con LABRIT, MARTINCHO, CAGANCHO, CHICUELO, ALBAICIN y MAZANTINI.

Esta temporada resultaron heridos FUSILERO y CAGANCHO, el primero en el mano a mano del día 20 resultó con un pequeño puntazo en la nalga derecha que apenas necesitó de reposo y CAGANCHO, en la corrida de Bohórquez, resultó con un corte en el interior del muslo, sin mayores consecuencias que la cicatrización, que al ser una zona de piel muy sensible y muy expuesta a roces y sudor, costó bastante que cerrase, pero pudo seguir toreando al tratarse solo de piel.

La más negra actuación de Pablo Hermoso de Mendoza en el coso venteño fue el día 19 de mayo de 2001, cuando recordamos que un toro de Flores Tassara arrolló de salida a "LABRIT" volteando a caballo y caballero, produciéndole a Pablo un lesión en el tobillo, con rotura de peroné y una lesión en el hombro izquierdo, que le tuvo apartado de los ruedos durante cuarenta días, saliendo el caballo ileso milagrosamente.

>También actuó en dos ocasiones en la Isidrada de 2002, y fueron los días 18 y 25 de mayo. La primera en un mano a mano con Joao Moura, lidiando toros de la Viuda de Flores Tassara, y cuyo balance fue de ovación, oreja y vuelta, ésta acompañada de CAGANCHO que se despedía de la Plaza de Las Ventas (en la foto). Además del cuatralbo, esa tarde pisaron el albero venteño LABRIT, RONCAL, FUSILERO, CHICUELO, DANUBIO, ALBAICIN, CAMPOGRANDE y MARIACHI. En la segunda tarde del abono, para Pablo, los compañeros fueron Leonardo Hernández y Fermín Bohórquez y la ganadería de Fermín Bohórquez. También Pablo obtuvo una oreja de su primero y saludó en el tercio en el quinto y ahora montó a LABRIT, RONCAL, CHICUELO, DANUBIO, ALBAICIN, BATISTA (en la imagen), MARIACHI y MAZANTINI.

Nuevamente actuó en dos ocasiones en la Feria de San Isidro del año 2003. La primera fue el día 17 de mayo, cuando lidió toros de Fermín Bohórquez y tuvo una de sus tardes más completas en la capital madrileña, pero desgraciadamente no estuvo acertado con el rejón de muerte, lo que hizo que fuese ovacionado en el primero y que obtuviese una oreja en su segundo, pese a la fuerte petición de la segunda. También torearon esa tarde Luis Domecq y Sergio Galán.

Si hemos dicho que en esta primera actuación del 2003, Pablo tuvo una de sus mejores tardes, también diremos que la tarde del 24 de mayo, fue una de las peores de Pablo en Las Ventas. A ello ayudó de forma importante los pésimos toros de la ganadería portuguesa de Passanha. Silencio y palmas fue el balance de esta tarde gris, que compartió con Joao Moura y Alvaro Montes.
.
Los caballos empleados en ambas tardes fueron los mismos: RONCAL, MISTRAL, LABRIT (en la foto), FUSILERO, GAYARRE, NATIVO y CERVANTES, si bien el primer día utilizó a MISTRAL de salida y de último tercio en un toro, y en la segunda tarde, sólo lo utilizó de salida.

En la temporada 2004, Pablo prefirió actuar una sola tarde en San Isidro. El motivo principal era que la cuadra estaba excesivamente nueva y prefería esperar una temporada más para consolidarla. Lo cierto es que el 14 de mayo cuando Pablo se presentó con los veteranos FUSILERO y CAMPOGRANDE y con los debutantes CURRO, CHENEL, DE PAULA y FÓSFORO, lo hizo por todo lo alto, cuajando una gran actuación, obteniendo una oreja de cada uno de sus enemigos de Fermín Bohórquez y siendo en ambos casos solicitada la segunda. Una gran tarde que consolidaba a los jóvenes caballos y que volvía a ver al navarro salir por la Puerta Grande camino de la Calle Alcalá. No corrieron la misma suerte sus compañeros de cartel Joao Moura y Antonio Domecq, que no pudieron triunfar en esta ocasión.


Tras la gran temporada efectuada en 2004 por los caballos nuevos, Pablo vuelve a anunciarse en Madrid en dos ocasiones. La primera el día 21 de mayo, diez años y un día después de su debut, se anunciaba junto a Fermín Bohórquez y Alvaro Montes, lidiando toros del propio Fermín Bohórquez. Esta fue una tarde de muy malos augurios para Pablo, porque por la mañana en el hotel, el navarro amanecía con un fuerte enfriamiento de garganta y con bastante fiebre. La medicación mejoró el estado del rejoneador y lo cierto es que Pablo cuajó por la tarde la que posiblemente ha sido su mejor faena en Las Ventas. Fue en el segundo toro y a lomos de EXCALIBUR, GARBANZO, y sobre todo CHENEL y CAMPOGRANDE, volvió loco al público, a la crítica e incluso, nos consta, a la propia presidencia, que por momentos pensó en que aquella tarde se iba a conceder un rabo en Madrid, treinta y tres años después del último. Fue una pena el pinchazo y el descabello, pero no obstante se pidieron con fuerza las dos orejas, aunque el premio quedara a una. En el primero había montado a CURRO, LABRIT, CHICUELO y NATIVO, destacando con todos ellos, aunque el toreo caro y emocionante lo puso sobre LABRIT con tres quiebros que pusieron la piel de gallina. También aquí perdió los trofeos por el mal uso del rejón de muerte.

La misma suerte corrió Hermoso de Mendoza durante su segunda comparecencia ante la exigente afición madrileña, llevada a cabo el domingo 5 de junio. En una corrida que pasará a la historia por haberse dado el primer lleno de "no hay billetes" en una corrida de rejones en Las Ventas fuera del abono isidril; además este festejo tuvo una enorme repercusión mediática ya que se transmitió por televisión, inaugurando la modalidad de pago por evento en la fiesta taurina. El navarro superó de nuevo todas las expectativas y cuajó otra gran tarde, brillando intensamente con CURRO, CHENEL, NATIVO, LABRIT y CAMPOGRANDE. Todos los caballos rayaron a gran nivel y solo el infortunio con el rejón de muerte impidió al navarro tocar pelo, siendo fuertemente ovacionado en sus dos intervenciones. El cartel estaba compuesto además por Joao Moura, padre e hijo, siendo los toros lidiados de Los Espartales.

Cuando sí llegó la Puerta Grande fue el 19 de mayo de 2006, fecha en que el coloso navarro ofreció otro recital de toreo a caballo en el ruedo venteño dentro del serial isidril. Pablo tuvo de nueva cuenta una tarde inspirada e impactó profundamente a la afición madrileña con dos magistrales lidias en donde sobresalieron CHENEL, VILLA, MERLIN Y muy especialmente SARMATA que se robó la tarde. La recompensa fue un apéndice en cada toro, sumando así la quinta Puerta Grnde de su carrera en la arena venteña. El cartel estuvo integrado además por Joao Moura y Alvaro Montes, siendo los astados de Fermín Bohórquez. Los demas equinos que utilizó el jinete estellés fueron CURRO y SILVETI.

Dieciseis días después, en un festejo fuera de abono que presentó un impresionante lleno, el torero a caballo de Estella cuajó la que hasta el momento ha sido la mas completa y rotunda de sus actuaciones en el ruedo venteño, cortando cuatro orejas a los encastados toros de Fidel San Román. Fueron dos faenas perfectas y pletóricas de emoción, en donde Pablo y sus caballos rozaron la perfección del toreo a la jineta. VILLA, CURRO, CHENEL, MERLIN y SARMATA se consagraron esa tarde y verdaderamente dieron otra dimensión en el rejoneo. Al término del festejo Pablo y sus compañeros de cartel, los jovenes Joao Moura y Leoanardo Hernández, fueron felicitados personalmente por S. M. Don Juan Carlos, Rey de España.

Para el 2007 Hermoso de Mendoza estaba agendado en el cartel principal de rejones de la Feria de San Isidro, pero el percance de Osuna le hizo perder esta cita.

Regresó Hermoso de Mendoza a la Feria de San Isidro el pasado 2008, el 17 de mayo, y la expectación que esto y la corrida en general desataron con un llen o de no hay billetes, se fue por tierra por el pésimo comportamiento de los toros de San Pelayo. A pesar de ello Pablo pudo rescatar una oreja de su segundo, siendo silenciado en su primero. CURRO, CHABOLA, SILVETI, ORO VIEJO, ESTELLA, CHENEL y NATIVO fueron llamado a escena esa tarde en la que su jinete compartió cartel con Joao Moura y Andy Cartagena.

Para el 2009 Pablo cumplió con su primera cita agendada en San Isidro, el domingo 17 de mayo pasado, la cual se saldó con un gran triunfo de tres orejas que le abrió una clamorosa Puerta Grande. DALI, CHENEL, ICARO, PIRATA, PATA NEGRA, CAVIAR y SILVETI en su conjunto brindaron una soberbia actuación. Andy Cartagena y Sergio Domínguez alternaron en el cartel con el jinete navarro, siendo los astados de Los Espartales.

Su segunda comparecencia ante el conclave madrileño tuvo lugar seis días después, el 23 de mayo, fecha en que las cosas rodaron muy distintas puesto que Pablo vivió la impactante cogida de su caballo PATA NEGRA que recibió una gravísima cornada en sus partes blandas, la cual hizo temer por su vida. Afortunadamente como es sabido el caballo pudo sobrevivir y recuperarse de manera admirable. Las imagenes de este percance dieron la vuelta al mundo y Hermoso de Mendoza salió esa tarde de la plaza con una enorme tristeza por su compañero equino, habiendo sido ovacionado en sus dos faenas. Esa tarde aciaga el navarro empleó además a DALI, SILVETI, CAVIAR, PIRATA, ESTELLA, CHENEL e ICARO, compartiendo cartel con Fermín Bohórquez y Alvaro Montes, lidiándose astados procdenetes de las dehesas de el padre del primero de ellos.

Eln e2010 Hermoso de Mendoza se quedó fuera de San Isidro al no poder llegar a un acuerdo satisfactorio con la empresa de Las Ventas. Y para este 2011, el pasado 21 de mayo el navarro regresó al escenario madrileño alternando con Fermín Bohórquez y Diego Ventura, en la lidia de astados de Carmen Lorenzo. Al estellés le tocó el lote más complicado de la tarde por lo que tuvio una actuación esforzada y muy reconocida, sin llegar a tocar pelo, ello también porque falló con el rejón de muerte a su primero al que le había hecho una faena de excepcional ejecución técnica y arística. MACHADO, CHENEL, ICARO, PIRATA, DALI, MANOLETE y PATA NEGRA brindaron una notable tarde en su conjunto.

FECHA 5 de Junio de 2011
LUGAR Plaza de toros de Las Ventas del Espíritu Santo, Madrid, España
ENTRADA Lleno
TOROS
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (oreja y ovación)
Andy Cartagena (ovación y silencio)
Leonardo Hernández (ovación y silencio)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Los Espartales, número 9, 544 Kg, de nombre Mimosa: De  salida MACHADO (1 rejón de castigo); en banderillas SILVETI (2 banderillas) y MANOLETE (2 banderillas); y para el último tercio PÌRATA (tres cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Los Espartales, número 21, 551 Kg, de nombre Extremeño; De  salida DALI (1 rejón de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) e ICARO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (dos cortas, un par a dos manos de cortas y un rejón de muerte tras cinco pinchazos).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

SARAMAGO, TURRONERO y PATA NEGRA


No pudo certificar tampoco Pablo Hermoso de Mendoza en esta su segunda actuación en Madrid, un triunfo de Puerta Grande, en una tarde en la que sí hubo toros, sí hubo dos buenas faenas, especialmente la segunda, y donde el descierto en el cuarto de la tarde con el rejón de muerte, privó al navarro de un merecido y trabajado triunfo.

El toro que abrió plaza, salió avanto, manseando y buscando tablas, característica típica en los toros de esta ganadería. Pablo montaba a MACHADO y paciente esperaba a que el toro se desengañara y buscase al caballo. Cuando comprobó que el toro estaba a punto se fue con MACHADO, le enseñó los cuartos traseros del caballo y al instante el toro estaba embebido en la cola de MACHADO. Muy en corto para que el toro no se desplazara, MACHADO lo fue mimando y mostrándole el camino para el resto de la lidia. Lo dejó casi crudo para que sirviera a sus compañeros de cuadra y se dedicó a torearlo con la bandera. El primer elegido de banderillas fue SILVETI, que señorial en sus movimientos marcó la distancia precisa a la embestida del toro, llevándolo muy ligado y rematando los galopes por los adentros. En las reuniones, al principio el toro se desplazaba excesivamente, pero luego ya pudo ajustar los embroques, dejando dos excelentes banderillas.

Cuando todos esperábamos la salida de PATA NEGRA o ICARO, con los que Pablo suele cerrar el tercio de banderilla, el navarro nos sorprendió y sacó a MANOLETE. El hijo de CAGANCHO toreó con el pecho, ciñendo las banderillas al máximo y sacando de la misma forma al toro de sus querencias. Pero donde sorprendió MANOLETE fue en las piruetas, no muy habituales en él, pero que llegaron mucho a los tendidos. Se respiraba buen ambiente ante una buena faena, seguida en los tendidos por palmas ante la ausencia de música, tradicional en Las Ventas. PIRATA se enroscó en tres cortas ligadas y precisas, clavadas al estribo y rematadas con la suerte del teléfono. Buena faena de Pablo que firmó con un espectacular rejón de muerte en todo lo alto. El tendido se llenó de pañuelos pidiendo el doble trofeo, pero quizás la presidencia debió de pensar que era pronto para abrir la puerta grande y dejó el premio en una oreja. Son las cosas de abrir plaza...

Pablo en el cuarto de la tarde hizo todo perfecto, todo medido...menos acabar con el rejón de muerte. Cinco pinchazos dieron por tierra a la labor más completa del navarro en esta temporada en La Ventas. El toro tuvo calidad, pero siempre manseando. Había que entenderlo y torearlo por sus querencias. De salida su comportamiento fue todavía mucho más a tablas que el primero y le costó mucho a DALI meterlo en cintura. Como en el primer toro, DALI consiguió interesarlo en su cola y hacerlo embestir, aunque tuvo que ser más breve que MACHADO,  porque el astado era más huidizo. Fue con CHENEL cuando comenzó la fiesta grande. El toro quería los terrenos de las tablas y aquí es donde el castaño está en su salsa. Lo prendía en largos galopes de costado, que remataba con justeza por los adentros, para luego sacarlo a los medios y dejar las banderillas en lo alto. Fueron numerosas las veces que CHENEL se enfrentó al toro cargando la suerte, aún sin clavar.

El toro donde más transmitió fue con un inmenso ICARO. El bayo pisa unos terrenos que hace embestir hasta al "toro de Osborne" y en esta ocasión midió milimétricamente la embestida de Extremeño para templarlo con el pecho. La faena la comenzó ICARO templando de costado, para cuando tiene al toro detrás girarse y comenzar ese torero circular en el que echaba una y otra vez el hocico a la testuz del toro, golpeándole con la boca, sin morder como puede parecer. Habrá quien vea mordiscos, habrá quien vea besos...pero ni lo uno ni lo otro, el caballo muestra su torería y valor y nunca se le ve enganchado con los dientes. Soberbio ICARO que remató un tercio de banderillas prodigioso. El final tenía que seguir siendo de Puerta Grande y Pablo templó la colocación de las cortas, dando ventajas al toro, que se defendía por alto, sobre todo cuando el navarro tocaba su testuz. Había ganas de triunfo, y por ello colocó un par de las cortas más a dos manos, pasando por los adentros, por donde el toro más apretaba. Y esa vergüenza torera, ese respeto a Madrid, hizo que para matar, se viniera de lejos, dejándose ver, reuniendo al estribo para que todo fuera marcando los cánones del buen toreo. Pero su intento lo pagó caro, porque el venir de lejos, hacía que el toro embistiera con mucha fuerza y complicase la reunión, pinchando una y otra vez y cerrándose así una más que merecida Puerta Grande.No obstante podemos decir que la faena a este toro quedará marcada como una de las más completas del toreo a caballo de la temporada en Madrid y que quedó constancia, que a pesar de no haber puerta grande, el público madrileño es marcadamente "pablista".

COBERTURA DE PRENSA


MUNDOTORO (www.mundotoro.com). Por José Miguel Arruego



MADRID Hermoso pinchó una actuación soberbia

La gloria por un rejonazo


Pablo Hermoso de Mendoza ha cortado una oreja y ha perdido otras dos con el rejón tras realizar una labor extraordinaria al cuarto toro de la tarde en el festejo que se ha celebrado esta tarde en la plaza de toros de Las Ventas, donde se ha lidiado un encierro manejable de Los Espartales.

........
No le pesó a Hermoso abrir plaza con un toro que no tuvo fijeza y al que hubo que llegar mucho para arrancarle las embestidas. El rejoneador lo enceló muy bien con Machado y acortó las distancias con Silveti y Manolete, para componer una labor de mucho mérito, en la que se impuso a las condiciones del astado. Remató de un rejonazo perfecto con Pirata y cortó una oreja con fuerte petición de la segunda.
El cuarto fue un toro manejable de Los Espartales, que tuvo y nobleza y bondad con el que Hermoso cuajó una de sus mejores actuaciones, y son muchas, en Madrid. Soberbio a lomos de Chenel, con el toro cosido de costado y en dos 'trincherazos' con la grupa y puro y ajustado con Ícaro y Pirata, que dieron siempre el pecho, tenía las dos orejas en la mano cuando el rejón no quiso entrar. Tras cinco fallos y el acierto final, saludó una ovación.
.........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



MUNDOTORO (www.mundotoro.com)



Declaraciones de los tres rejoneadores en Madrid



Pablo Hermoso de Mendoza ha sido el protagonismo del festejo de rejones celebrado esta tarde en la plaza de toros de Las Ventas, donde dio una lección de toreo a caballo aunque el rejón de muerte le privó de una merecida Puerta Grande. El rejoneador navarro compartió sus impresiones con los micrófonos de Digital+:
'He disfrutado mucho del primero porque el toro ha roto y ha tenido una condición enorme, aunque tenía las pasadas justas y yo lo sabía. Con el cuarto, una pena. Pero con él he hecho lo importante. Lo otro es lo que uno quiere, que entre el rejón, porque ahí van los trofeos, pero ver cómo se han sentido los caballos es lo que la gente y uno mismo recuerda'.
........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



LA RAZON (www.larazon.es). Por Ismael del Prado



El navarro, oreja en su primero, perdió otras dos del cuarto con los aceros

Hermoso pincha un triunfo a ley



Las Ventas (Madrid). Se lidiaron toros despuntados para rejones de Los Espartales, justos de presentación, aunque manejables. Destacaron 1º y 3º, con bondad y el noble 4º. Lleno.
- Hermoso de Mendoza, rejón entero (oreja con petición de segunda); cinco pinchazos, rejón entero (ovación).
..........

Vino a Madrid en figura y a punto estuvo de irse como suelen hacerlo éstas: en volandas por la puerta grande, calle Alcalá arriba. Pablo Hermoso de Mendoza perdió ayer una nueva puerta grande en su descomunal hoja de servicios tras marrar con los aceros en el cuarto, bravo animal, al que realizó una labor rotunda y entregada.
Había cortado una oreja, con fuerte petición de la segunda, del buen toro que abrió plaza. El estellés paró y correteó en un palmo de terreno con «Machado» para clavar al quiebro un solo rejón de castigo. Se dejó crudito al de Los Espartales, que embarcó un encierro de justa presencia, del que destacaron 1º, 3º y 4º. En banderillas, lo bordó con «Silveti» y «Manolete». Ambos elevaron el tono de su labor, con un derroche de cambios de pista, giros de 360 grados y ceñidísimas pasadas por los adentros, puros muletazos a caballo. Muy despacio, templadísimo, meció al burel con el equino castaño. «Pirata», con las cortas y un certero rejón entero, terminó de asegurar la oreja.
Entonces, cuan depredador, olió la sangre. Atisbó la puerta grande, entreabierta para el cuarto, donde tiró de «Chenel». Y el castaño demostró su lugar como sustituto de «Cagancho». Muletazos de costado en ceñidos cambios de pista, trayéndose al toro para sí. Mejor aún estuvo «Ícaro». Una barbaridad lo de este caballo bayo, que no para nunca de dar el pecho al toro hasta meter su testuz entre los cuernos de la res. Un hipnotizador de toros cada vez más cerca de las astas para morder a su oponente. Soberbio el par a dos manos con las cortas sobre «Pirata». Muy metido el público en la lidia, la salida a hombros parecía más que segura, pero Hermoso marró con los aceros repetidamente. Una pena para el centauro navarro, que vino a por todas olvidando su condición de figura para cuajar una de sus tardes más redondas en Las Ventas.
.........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



LA VOZ (www.lavozdigital.es). Por Barquerito



PUREZA Y MAGISTERIO

Hermoso de Mendoza firma una faena cumbre con el cuarto



Era en el espacio de tres semanas la tercera corrida de rejones en las Ventas y fue tarde grande de Pablo Hermoso, que abría terna en Madrid por primera vez. Se apagó inesperadamente el primer toro de Los Espartales y lo que estaba siendo un trabajo precioso -la lógica, la técnica, la expresión del toreo a caballo en parada, castigo y banderillas- no pudo sostenerse en el mismo ritmo. Ritmo trepidante impuesto justo hasta la salida, en recorte airoso en los medios, de una segunda farpa fantástica: la pureza misma en la reunión y en la salida, la ortodoxia y la puntería en la clavada.

Estaba en acción el más artista de los caballos de Pablo, que se llama Silveti y por eso será tan artista, o no solo por eso. En el tercio de salida y castigo estuvo trabajando una de las joyas nuevas de la corona, un Machado alazán de porte raro para ser caballo de salida, pero artista también. Y valiente: certero para rodear por las dos manos sin miedo, sereno para aguantar y encelar el son inevitablemente distraído que distingue de salida a los toros de sangre Murube.

Ese caballo -y el caballero que lo tiene, naturalmente- firmó en San Isidro el tercio más importante de todo la feria. Dentro de su género. Y repitió esta vez. Machado y Silveti, y a toro casi parado, un tordo nuevo que se llama Manolete y está por hacer. No tardará. Pablo remató faena con alardes -las cortas, una descolgada-, llegó a la gente y mató trasero pero a la primera. No se había visto nunca tan caliente al público con un primer toro de rejones en Madrid. Se pidió con fuerza una segunda oreja.

La faena cumbre fue, con toro de bastante más vida, la otra. Con parecidos argumentos de base: uno mayor, que es el sentido del toreo. Esa genuina torería para medirse en función del toro y para medir tiempos, terrenos y distancias del todo resulta en Pablo Hermoso del todo singular. Pablo adivinó la intención del toro de saltar la barrera antes de que amagara con hacerlo. La manera de sujetar al toro sin violencia y sin ayudas fue de una serenidad formidable. Y la forma de salirse a las afueras después de dejar soltarse al toro lo justo. Con la cola trenzada toreó como de capa ese caballo tan maduro de pronto que se llama Dalí.

Fijado el toro, Pablo vino a hacer con él las mil maravillas: sacó a torear al célebre Chenel -con los pechos en los ataques y también en las reuniones a la espera libradas con cuarteos ajustadísimos- y luego a ese caballito Ícaro mexicano que se enreda como si cargara la suerte con el cuello en ovillos inverosímiles de entrada y salida. La gente rugió de verdad. Las clavadas fueron de una precisión antológica: arriba cuatro farpas y el rejón de castigo, lo que aliviaba al toro, que no se sangró sino lo justo.

Dentro de la faena, tan ordenada y tan de templar al toro en cada baza, Pablo intercaló aires grandes de la doma clásica: los galopes de costado y a dos pistas, una corveta sutil, un cite a paso español, el piafé. En todas las corridas de rejones de Madrid se ha instalado la moda gratuita de batir palmas de ganso cada vez que un caballo ataca. Pero con esta faena de Pablo lo que se coreó y escuchó fue un "¡Oooh.!" de rendida admiración. Un final excesivo con tres cortas y hasta un par a dos manos con las cortas también, se encogió el toro y Pablo no pudo enterrar el rejón de muerte hasta el sexto intento. De modo que tal maravilla se quedó sin orejas de premio.

La primera salida de Pablo hizo sombra a Cartagena y Leonardo, que trabajaron de otra manera.

.......

La segunda faena de Pablo pesó todavía más.

.......



Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



QUE (www.qué.es). Por Juan Miguel Núñez



Colosal Pablo Hermoso, pero sin rejón final, corta sólo una oreja

Un colosal Pablo Hermoso de Mendoza, sin embargo, cortó sólo una oreja por el fallo con el rejón de muerte en la corrida de la especialidad celebrada hoy en Las Ventas, festejo "puente" entre las ferias de San Isidro y el Aniversario, que se vio deslucido por un fuerte aguacero en los toros quinto y sexto.



FICHA DEL FESTEJO.- Toros de "Los Espartales", convenientemente "afeitados" como autoriza el Reglamento, mansos y de juego desigual. Los mejores, segundo y cuarto. Los demás, bajitos de raza, aportaron poco.

Pablo Hermoso de Mendoza: rejón (oreja con fuerte petición de la segunda y abucheo al "palco" por denegarla); y cinco pinchazos y rejón (gran ovación).

..........

La plaza se llenó en tarde de nubes y claros, y con tormenta de agua y viento en los dos últimos toros.



EXIGUO "MARCADOR" PARA LOS MÉRITOS DE LA TERNA

Ni mucho menos queda reflejado en "el marcador" lo importante que fue la corrida en atención a los méritos de los tres rejoneadores, sobre todo de Pablo Hermoso de Mendoza, que cuajó la que puede ser mejor actuación de su carrera en Las Ventas.

Hermoso saldó su tarde con un solitario trofeo al ser determinante primero la negativa del presidente a darle las dos orejas del toro que abrió plaza, concediéndole sólo una pese a la numerosa y ruidosa petición.

Y sobre todo a pesar de la magnífica actuación del navarro, muy por encima del manso toro que lidió, y por otro lado al no entrar el rejón de muerte en el siguiente astado hasta el enésimo viaje, y aquí después de haber estado sencillamente colosal en todo.

Hay que dejar claro que pudieron, o mejor, debieron ser cuatro las orejas que cortara Hermoso.

También los otros dos alternantes firmaron sendas actuaciones muy importantes que merecieron mayores reconocimientos, que al final tampoco se hicieron efectivos. No obstante, hay que insistir que el nombre de la tarde, y en letras de oro, es el de Pablo Hermoso de Mendoza.

A Mendoza no le embistió su primero, manso y sin emoción, lo que no fue óbice para cuajar de principio a fin una labor presidida por la exactitud en todo. Sinceridad en los cites, de frente. Ajuste en las reuniones, milimétricas y sin tropiezos. Y valor y torería de parte de su magnífica cuadra, con los portentosos "Silveti" y "Manolete" a la cabeza.

Mató a la primera y por arriba. Por eso no encaja la actitud del "palco" negándole el segundo trofeo. Y no cuenta la excusa de la frialdad por ser el primero, pues estaba la plaza más que hirviendo con las evoluciones del navarro.

En el cuarto, más y mejor. Buen toro esta vez. Y la autenticidad del rejoneo. El mejor toreo de a pie, el más puro y auténtico como se entiende por la sinceridad en las formas y el clasicismo en la interpretación. El de los galopes de frente, de poder a poder, las reuniones al estribo y con extraordinario ajuste, la precisión y exactitud al clavar, la torería a la salida de los embroques, incluso los adornos en los preparativos en la salida y entre cites.

Los caballos, "Dalí", "Chenel", "Ícaro" y "Pirata", auténticas muletas que "imantaban" al toro para llevarle por dónde y cómo quería el jinete. El secreto, el temple. Una pena que no entrara el rejón como Dios manda.

..........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



CADENA COPE (www.cope.es). Por Sixto Naranjo



MADRID | EL NAVARRO CORTA UNA OREJA DE PESO

Hermoso de Mendoza, magisterio aún sin Puerta Grande



TOROS. El rejoneador navarro ha ofrecido este domingo una gran tarde de rejoneo en Las Ventas. Ha cortado una oreja y sólo el fallo a espadas en el cuarto le ha dejado sin salida a hombros.



Madrid, domingo 5 de junio de 2011. Más de tres cuartos de entrada. Toros de Los Espartales, despuntados reglamentariamente, justos de presencia y de juego noble en conjunto. Destacaron los lidiados en 4º y 6º lugar. Hermoso de Mendoza, oreja y saludos.

.........

La primera nota positiva de la tarde fue que casi se llenó la Monumental para el festejo de rejones que tiene por costumbre estos últimos años ser el puente de enlace entre las ferias de San Isidro y el Aniversario. Festejo fuera de abono y que al reclamo del anuncio de Hermoso de Mendoza y Leonardo Hernández casi agotó el billetaje.

La segunda fue la gran tarde ofrecida por Pablo Hermoso de Mendoza pese a no conseguir el objetivo final de la salida a hombros por la Puerta de Madrid. No importa. A un maestro de su talla no se le juzga ya por una salida triunfante más o menos. Este domingo ha quedado la imagen de magisterio ofrecida en sus dos actuaciones, el control de la escena y una monta que por momentos ha rozado la perfección soñada por cualquier torero a caballo.

Brilló ya desde que abrió plaza con Machado, con el que dio varias batidas que parecieron mecidos muletazos en pos de una brega perfecta. Con Silveti y Manolete cuajó un buen tercio de banderillas, templando a la perfección con ambas cabalgaduras. El fin de fiesta lo protagonizó montando a Pirata, dejando unas banderillas cortas ligadas en un palmo de terreno. Dejó un certero rejón final antes de pasear el único apéndice que se condedió en la tarde.

Pero si buena fue esta faena, la del cuarto puede que sea de las de mayor entidad de las que haya cuajado Hermoso en la Monumental. A lomos de Chenel templó y quebró por los adentros, cual trincherazos, al mejor toro de un manejable encierro de Los Espartales, al que si hay que poner algo en el debe fue la deficiente presentación de algunos de los ejemplares lidiados. Si a veces nos quejamos de los toreros de a pie, también los de a caballo deben dar categoría a estos festejos en las plazas de importancia con encierros más cuajados y serios.

El trasteo del navarro alcanzó cotas de perfección con Ícaro, siempre citando muy en corto, cara con cara entre toro y caballo. Emocionante y clavando muy de verdad Pablo Hermoso. Volvió a sacar a Pirata para las cortas, finalizando con un par a dos manos antológico. Con el triunfo casi en el esportón, pinchó hasta en cinco ocasiones para perder una más que merecida Puerta Grande.

............

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



ESTO (www.esto.com.mx)



Pablo cortó la única oreja



Pablo Hermoso de Mendoza ha cortado una oreja y ha perdido otras dos con el rejón tras realizar una labor extraordinaria al cuarto toro de la tarde en el festejo que se ha celebrado esta tarde en la plaza de toros de Las Ventas, donde se ha lidiado un encierro manejable de Los Espartales.

.......

No le pesó a Hermoso abrir plaza con un toro que no tuvo fijeza y al que hubo que llegar mucho para arrancarle las embestidas. El rejoneador realizó una labor de mucho mérito. Remató de un rejonazo perfecto con Pirata y cortó una oreja con fuerte petición de la segunda.
El cuarto fue un toro manejable de Los Espartales, que tuvo y nobleza y bondad con el que Hermoso cuajó una de sus mejores actuaciones. Tenía las dos orejas en la mano cuando el rejón no quiso entrar. Tras cinco fallos y el acierto final, saludó una ovación.
Plaza de toros de Las Ventas. Festejo de rejones. Lleno. Toros de Los Espartales, manejables en líneas generales. Destacó el tercero, por su calidad, fijeza y tranco. Pablo Hermoso de Mendoza, oreja con fuerte petición de la segunda y ovación;

.........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



EL MUNDO (www.elmundo.es). Por EFE



Solitaria oreja para Hermoso de Mendoza



Un colosal Pablo Hermoso de Mendoza, sin embargo, cortó sólo una oreja por el fallo con el rejón de muerte en la corrida de la especialidad celebrada hoy en Las Ventas, festejo "puente" entre las ferias de San Isidro y el Aniversario, que se vio deslucido por un fuerte aguacero en los toros quinto y sexto.

Ni mucho menos queda reflejado en "el marcador" lo importante que fue la corrida en atención a los méritos de los tres rejoneadores, sobre todo de Pablo Hermoso de Mendoza, que cuajó la que puede ser mejor actuación de su carrera en Las Ventas.

Hermoso saldó su tarde con un solitario trofeo al ser determinante primero la negativa del presidente a darle las dos orejas del toro que abrió plaza, concediéndole sólo una pese a la numerosa y ruidosa petición.

Y sobre todo a pesar de la magnífica actuación del navarro, muy por encima del manso toro que lidió, y por otro lado al no entrar el rejón de muerte en el siguiente astado hasta el enésimo viaje, y aquí después de haber estado sencillamente colosal en todo.

Hay que dejar claro que pudieron, o mejor, debieron ser cuatro las orejas que cortara Hermoso.

También los otros dos alternantes firmaron sendas actuaciones muy importantes que merecieron mayores reconocimientos, que al final tampoco se hicieron efectivos. No obstante, hay que insistir que el nombre de la tarde, y en letras de oro, es el de Pablo Hermoso de Mendoza.

A Mendoza no le embistió su primero, manso y sin emoción, lo que no fue óbice para cuajar de principio a fin una labor presidida por la exactitud en todo. Sinceridad en los cites, de frente. Ajuste en las reuniones, milimétricas y sin tropiezos. Y valor y torería de parte de su magnífica cuadra, con los portentosos "Silveti" y "Manolete" a la cabeza.

Mató a la primera y por arriba. Por eso no encaja la actitud del "palco" negándole el segundo trofeo. Y no cuenta la excusa de la frialdad por ser el primero, pues estaba la plaza más que hirviendo con las evoluciones del navarro.

En el cuarto, más y mejor. Buen toro esta vez. Y la autenticidad del rejoneo. El mejor toreo de a pie, el más puro y auténtico como se entiende por la sinceridad en las formas y el clasicismo en la interpretación. El de los galopes de frente, de poder a poder, las reuniones al estribo y con extraordinario ajuste, la precisión y exactitud al clavar, la torería a la salida de los embroques, incluso los adornos en los preparativos en la salida y entre cites.

Los caballos, "Dalí", "Chenel", "Ícaro" y "Pirata", auténticas muletas que "imantaban" al toro para llevarle por dónde y cómo quería el jinete. El secreto, el temple. Una pena que no entrara el rejón como Dios manda.

.........

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX



ABC (www.abc.es). Por Rosario Pérez



El caballero de Navarra impone su ley

Arte de Marialva como eslabón entre San Isidro y el Aniversario



Corrida fuera de abono con la plaza prácticamente llena, espejo del «boom» del rejoneo. Y fue su revolucionario, Hermoso de Mendoza, el rey de la tarde.

El caballero de Navarra impuso su ley con toda la artillería de una cuadra excepcional. No dejó arma ni munición en la orilla, salvo una: el rejón de muerte, que le privó de una Puerta Grande de oro. Pero sobre la arena queda grabada la magistral lección de Pablo el Grande, con quien se acorta la frontera entre lo real y lo imaginario, entre el toreo a pie y a caballo, con su manejo de las monturas a modo de capote y muleta.

Barbeando tablas salió el primero, al que enceló a la cola de «Machado» y con el que escribió un verso en redondo. Toreó de costado con «Silveti» y quebró en una banderilla antes de un intento fallido. El toreo a dos pistas y dos arriesgadísimos trincherazos por los adentros levantaron clamores.

Apoteósica vuelta al ruedo

Siguió la emoción con las piruetas sobre «Manolete», un valeroso corcel. Las cortas a lomos de «Pirata» pusieron el colofón y el rejonazo fulminante vistió los tendidos de blanco. La bronca al presidente por sólo conceder una oreja se oyó en Estella. Apoteósica fue su vuelta al ruedo: no faltaron los espárragos de Navarra y el gallo, aunque para espolones los de su cuadra.

Con el arco de la gloria entreabierto, salió a por todas en el cuarto. Pero «Extremeño» tenía querencia a las tablas y no era fácil extraerle el jugo. Todo se lo exprimió el estellés, primero sobre «Dalí» y luego con «Chenel», un fabuloso caballo-torero dueño del temple, el valor y la torería, como se apreció en sus quiebros a modo de trincherillas en terrenos del «10». En el platillo se plantó para danzar con «Ícaro», un equino que, a semejanza del «Morante» de Ventura, pega bocaditos a los toros. No es precisamente esa su mejor cualidad, aunque despertase las mayores pasiones entre el gentío.

Con el timón a punto sobre «Pirata», el par de cortas a dos manos emprendió el rumbo al éxito, pero hete ahí que pinchó y el triunfo se esfumó. Bonito su gesto de aplaudir al toro, aunque para ovación de gala la que recogió el magnífico Hermoso de Mendoza.

...........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



MARCA (www.marca.com). Por Carlos Ilián



Una tempestad de caballazos

Pablo Hermoso puso otra vez el toque de distinción



Toros: LOS ESPARTALES, de juego desigual (1).

......

PABLO HERMOSO DE MENDOZA: Rejón (una oreja). Cinco pinchazos y rejón (saludos) (1).

......

No podía fallar. Ya echábamos de menos el agua en San Isidro. Y ha sido en esta última corrida, a modo de añadido para el cierre, cuando san Pedro nos ha bañado, literalmente, entre rayos y truenos.

........

El buen toreo a caballo también estuvo presente en la parte seca de la tarde, antes del diluvio. Ese toreo ecuestre lo realizó, otra vez, el navarro Hermoso de Mendoza, especialmente en el cuarto toro, utilizando la grupa a modo de capote para fijar al toro. Con su caballo Curro clavó en un palmo de terreno. Tenía cortadas las dos orejas pero a la hora de matar no encontró el sitio y necesitó de varios pinchazos antes del rejón definitivo.En su primer toro ya había cortado una oreja por una actuación medida y sin alardes en la que se esmeró en clavar al estribo como manda el la ley del toreo a caballo, sin trampa.

........

Así, entre caballazos y truenos despedimos el ciclo isidril a la espera del Aniversario, mañana mismo

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



EL PAIS (www.elpais.es). Por Antonio Lorca



'Insultante suficiencia'



El festejo acabó en desbandada general. Leonardo Hernández se quedó solo cuando el sexto se desplomó tras un pinchazo porque estaba lloviendo con fuerza, y la mayoría de la gente carecía de paraguas. Lo cierto es que la tarde se presentaba espléndida, con un sol reluciente hasta el quinto toro. Amenazantes nubes negras aparecieron por el lado de las banderas, y unas incipientes gotas fueron el preludio de una lluvia como Dios manda.

Toros despuntados para rejoneo de Los Espartales, correctos de presentación, mansos, nobles y muy blandos.

Hermoso de Mendoza: rejón en lo alto (oreja); cinco pinchazos y rejón en lo alto (ovación).

..........

Plaza de las Ventas. 5 de junio. Festejo fuera de abono. Lleno. Asistió la Infanta Elena desde el paco real.



Entre el agua, que todo lo desluce, y la falta de fuerzas de los toros, el espectáculo de rejoneo no pasó de elegante e insultante suficiencia por parte de los caballeros actuantes. Son tres figuras, no hay duda, poseen unas cuadras de caballos espectaculares, pero necesitan unos toros codiciosos que los obliguen a emplearse a fondo. Y ayer no fue así. Por eso, todo resultó tan brillante como un entrenamiento a puerta cerrada entre unos toros mansos, muy nobles, de embestida suave y templada, y ayunos de la acometividad que requiere el rejoneo, unos caballos toreros que se lucieron a sus anchas, y unos caballeros que pasaron una tarde tranquila y provechosa con un público agradecido.

No obstante, sigue siendo un lujo admirar el toreo a caballo de Hermoso de Mendoza. Su primero le permitió rejonear como si lo hiciera en el patio de su casa, jugando al toro, mientras sus caballos se divertían. Mató con un rejón fulminante, cortó una oreja y le regalaron un pollo muy lustroso. Más altura y solemnidad tuvo la faena al quinto; especialmente, en el tercio de banderillas, cuando salieron Chenel, la torería a cuatro patas, e Ícaro, la elegancia. Con el primero templó por los adentros de forma maravillosa; el segundo cita y desafía a su oponente de frente, dándole el pecho, como los buenos toreros. Tenía las dos orejas ganadas cuando colocó un par de cortas a dos manos, pero mató muy mal y todo se redujo a una fuerte ovación.

........

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



BURLADERO (www.burladero.com). Por Burladero



Hermoso corta la única oreja de una tarde de fallos a espadas



Lleno en los tendidos de Las Ventas para disfrutar de la corrida de rejones de Espartalescon Pablo Hermoso de Mendoza abriendo cartel a Andy Cartagena y a Leonardo Hernández, triunfador de San Iisidro a caballo.

Templado y elegante estuvo el navarro en el abreplaza, un toro con cierto genio al que le costó fijarse en la montura. Pasó dos veces en falso con Silveti antes de clavar una banderilla de gran pureza y torear de costado exponiendo por los adentros.Y asumió riesgos sin miedo para dejarse llegar los pitones en pasadas limpias y llenas de temple con Manolete que le dio los pechos y se fue con piruetas de la cara

Con las cortas a lomos de Pirata el toro ya estaba muy entregado, y sólo necesitó una pasada para despenarlo con un rejonazo fulminante y espectacular que llenó la plaza de pañuelos. Oreja con fuerte petición de la segunda que el presidente finalmente no concedió.

..........

A lomos de Dalí inició Pablo su labor ante el cuarto de Espartales, un toro con más nobleza y ritmo que el navarro quiso aprovechar en banderillas con Chenel, que le dio las ventajas al torocon mucho corazón y aguantó con valor en las batidas justohasta el momento del embroque, recortando después los viajes por los adentros.

También quiso hacer concesiones a la galería con los piafés y volteretas de Ícaro, que le dio los frentes al toro, le buscó las cercanías y convirtió su actuación en el momento más intenso de la tarde, que remató con Pirata y las cortas a dos manos para levantar a los tendidos del asiento. Sin embargo, pinchó varias veces antes de dejar un rejonazo en la yema y la Puerta Grande que tenía entreabierta se quedó en una gran ovación.

............

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



DIARIO DE NAVARRA (www.diariodenavarra.es). Por Barquerito



Hermoso de Mendoza triunfa en Las Ventas



FUE tarde grande de Pablo Hermoso en Madrid, y eso a pesar de que se apagó inesperadamente el primer toro de Los Espartales y lo que estaba siendo un trabajo precioso no pudo sostenerse en el mismo ritmo. Ritmo trepidante impuesto justo hasta la salida, en recorte airoso en los medios, de una segunda farpa fantástica: la pureza misma en la reunión y en la salida, la ortodoxia y la puntería en la clavada. Estaba en acción el más artista de los caballos de Pablo, que se llama Silveti y por eso será tan artista, o no solo por eso. En el tercio de salida y castigo estuvo trabajando una de las joyas nuevas de la corona, un Machado alazán de porte raro para ser caballo de salida, pero artista también.

Ese caballo -y el caballero que lo tiene- firmó en San Isidro el tercio más importante de todo la feria. Dentro de su género. Y repitió esta vez. Machado y Silveti, y a toro casi parado, un tordo nuevo que se llama Manolete y está por hacer. No tardará. Pablo remató faena con alardes, llegó a la gente y mató trasero pero a la primera. No se había visto nunca tan caliente al público con un primer toro de rejones en Madrid. Se pidió con fuerza una segunda oreja.

Pero, la faena cumbre fue, con toro de bastante más vida, la otra. Pablo adivinó la intención del toro de saltar la barrera antes de que amagara con hacerlo. La manera de sujetar al toro sin violencia y sin ayudas fue de una serenidad formidable. Fijado el toro, Pablo vino a hacer con él las mil maravillas: sacó a torear al célebre Chenel y la gente rugió de verdad. Las clavadas fueron de una precisión antológica.

..........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

DE TOROS EN LIBERTAD (www.detorosenlibertad.com). Por Domingo Delgado de la Cámara



Intermedio de Rejones en Madrid. Pablo Hermoso y los demás



Pablo Hermoso es el maestro indiscutible, el que ha hecho del rejoneo un arte taurino y no un arte ecuestre. Pablo Hermoso de Mendoza parte en dos la historia del toreo a caballo: antes y después de él. Y todos los rejoneadores del presente siguen su estela. Los hay muy jóvenes y muy ambiciosos, pero ninguno tiene ni el talento ni la maestría del navarro. Ayer volvió a dar dos lecciones magistrales.

Le tocó en primer lugar el peor toro de una excelente corrida de Los Espartales. Un toro manso, sin clase, que se frenaba en los embroques. El maestro lo cuajó a base de temple y de dejarle llegar mucho. Hubo alguna pasada por dentro de Silveti de gran exposición. Rejonazo y una oreja. En realidad mereció las dos.

Como también mereció las dos en su faena al cuarto, si no la hubiera emborronado con la hoja de peral. Era un toro noble y suave, y lo toreó con gran dulzura y templanza. Con el caballo Ícaro rozó lo sublime, dejando llegar al toro y clavando en el estribo, con la misma ligazón que en una serie de naturales. Magistral. Y él, que es tan seguro en la suerte suprema, esta vez necesitó seis intentos para acabar con el toro. ¡Lástima!. Saludó desde el tercio tras una lidia soberbia.

...........

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



6 TOROS 6. Por Alberto Ruiz



Soberbia tarde de Hermoso de Mendoza



Mucho toro bravo y mucho toreo bueno en la corrida de rejones fuera de abono celebrada el domingo en la plaza de Madrid. Hasta cuatro to­ros de gran bravura y calidad de Los Espártales permitieron un espectá­culo de muchísimo interés entre tres jinetes que compitieron al máximo nivel. Al final fue Hermoso de Mendoza el que se llevó todos los elogios de un festejo que comenzó y acabó con un pulso en la cumbre.

Puede que la soberbia actuación del jinete navarro haya sido una de las más completas, y redondas, de cuántas ha cuajado, por maestría y por torería, en Las Ventas. Una tarde pictórica de temple, de calidad, de buen gusto, de capacidad lidiadora y de pureza. Una tarde enorme, que comenzó con una faena casi perfecta con un primer toro con la raza justa pero con suficiente clase como para aguantar una lidia exigente y profun­da. Pablo estuvo preciso al clavar, decidido desde que esperó a su toro de salida para quebrarlo en los me­dios con "Silveti" y toreó a un nivel impresionante, tanto de costado co­mo con varias pasadas por los aden­tros ajustadísimas, ejecutadas en un palmo de terreno.

Con "Manolete" cuajó tres pirue­tas en la cara asombrosas y clavó con pureza, pasándose los pitones a milímetros de las cabalgaduras. La faena fue completísima y templada, y tras un rejón de muerte en lo alto sólo le dieron una oreja. Le pudo cortar otra al cuarto, porque lo bor­dó con "Chenel", que sigue dando lecciones de toreo, y porque anduvo a gusto, quebrando de manera tre­menda en corto y clavando banderi­llas cortas muy en la cara. Provocó el delirio en los tendidos, pero esta vez no estuvo acertado con los rejo­nes de muerte.

.............

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



APLAUSOS. Por Iñigo Crespo



Señorial magisterio de Hermoso

Cortó una oreja y perdió otras d tras marrar con el rejón de muerte



Hermoso de Mendoza firmó en Las Ventas una faena magistral. Frente al cuarto, un animal con movilidad y ritmo, el navarro protagonizó una labor distinguida y profun­da, de un compás, un dibujo y una preci­sión realmente sobresalientes. Compacta, ligada, creativa, ajustada, formidable por la despaciosidad y únicamente ensombreci­da por el mal uso del rejón de muerte.

El toro de Los Espártales se prestó y colaboró, atendiendo a los cites e impri­miendo un sabroso celo a sus galopes. Sobre "Chenel" empezó un recital de magisterio, ligando, templando, cosiendo la embestida al caballo sin tirones, con un rigor pleno de elegancia. Las batidas en los medios, la reunión, la composición entera. Con la faena en ebullición, puso en escena a "Ícaro" y firmó pasajes de una calidad inverosímil. Dando la cara, reu­niéndose con su oponente en un palmo, con notable expresión. Vibrante y señorial la manera de ejecutar las banderillas. Extraordinario. A gusto, la obra entera. Sensibilidad en las formas, inteligencia en el manejo. Magisterio total. Con "Pirata" rubricó un ejercicio soberbio de categoría y entidad. Un par a dos manos con las cor­tas, fue notable. Entrega, disposición. Con cinco pinchazos perdió la Puerta Grande.

El propio Pablo Hermoso cortó al toro que abrió plaza la única oreja de la tarde.

El animal no tuvo movilidad, marcó mucho sus querencias y apretaba para dentro una barbaridad. El navarro le superó en todo, desde el primer instante. Suavidad en el trato, sobre un "Silveti" muy torero. Y ries­gos sobre "Pirata". Sobre esas dos claves, redondeó el de Estella una actuación de mérito, de abundante técnica. Muy por encima de su oponente. Paseó el trofeo tras un rejonazo.

...........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx