UN TORERO A CABALLO

UNICO

Cartel

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Estadistícas en esta plaza
FESTEJOS
22
TOROS LIDIADOS
44
TROFEOS
28 orejas y 0 rabos
PUERTAS GRANDES
7

 

La plaza de toros de Las Ventas del Espíritu Santo fue inaugurada en 1931. Obra de los arquitectos José Espeliú y Muñoz Monasterio, fue declarado Monumento Histórico-Artístico en 1977. De estilo mozárabe con incrustaciones de cerámica. Tiene capacidad para casi 25000 espectadores.

La primera lidia la realizó el 17 de junio de 1931 Diego Mazquiarán Fortuna al toro Hortelano, de Juan Pedro Domecq, bajo los auspicios del alcalde de Madrid, Pedro Rico, con el fin de recaudar fondos con destino a los obreros parados de la ciudad. Telesforo Aguilera "Aguililla" colocó el primer puyazo, y Alfredo Gallego "Morato", el primer par de banderillas. La Banda Municipal dio un concierto mientras se llenaba la Plaza; fue el pasodoble "España cañí", de Marquina, el primero que se oyó en la nueva Plaza.  Oficialmente se inaugura tres años después (21 de octubre de 1934), con una corrida de Carmen de Federico que fue estoqueada por Juan Belmonte, Marcial Lalanda y Cagancho.

El edificio consta de cuatro pisos, con galerías circulares que conducen a las distintas localidades. El aforo se distribuye en diez tendidos coronados por gradas, palcos y andanadas. Los diez tendidos se dividen en bajos y altos. Los bajos tienen barrera, contrabarrera, delantera y catorce filas. Los altos, delantera y doce filas. Las gradas, igual que las andanadas, constan de delantera y seis filas.
 
De los 28 palcos (de quince entradas cada uno) uno está dedicado a la presidencia de la corrida. En él se acomodan el Presidente (la autoridad que dirige el espectáculo y garantiza el normal desarrollo de éste), el Gobernador Civil, el Alcalde, el asesor y el veterinario de turno. 

Destaca el Palco Real, de arquitectura arabesca. Consta de palco y antepalco, cuarto de aseo completo y servicio de ascensores desde la entrada lateral de la plaza, por la Puerta de Autoridades. A él tienen acceso exclusivamente los miembros de la Familia y Casa Real, así como aquellas personas que ellos designen. Frente al Palco Real, en el tejadillo de la andanada del 5, se encuentra instalado el reloj. Asimismo, está dotada de servicios de bar y lavabos convenientemente distribuidos.

Cuenta con cinco puertas, más tres de toriles. Mide 60 metros de diámetro y el ancho del callejón es de 2.2 metros.  La puerta de cuadrillas, entre los tendidos 3 y 4, da acceso al patio de caballos. Por esta puerta se inicia el paseíllo y salen al ruedo los picadores para la suerte de varas. La puerta de arrastre, que conduce al desolladero, se encuentra entre los tendidos 1 y 2, y es el paso obligado de mulilleros y mulillas a la muerte de cada toro. La famosa Puerta Grande o Puerta de Madrid se encuentra entre los tendidos 7 y 8. Por ella aparecen los alguacilillos para hacer el despeje de la plaza y por ella se saca también a los toreros que realicen faenas gloriosas. Es la puerta del triunfo, la puerta que todos los toreros quieren cruzar, preferentemente en San Isidro.

Se completa con dos patios, necesarios en este tipo de plazas, como son el de caballos y el de arrastre. En el primero están instalados los servicios relacionados con los toreros, que necesitan una sala de estar y la capilla. La capilla, de estilo mejicano, está presidida por un cuadro con la imagen de la Virgen de la Paloma. En patio de caballos también se encuentran las caballerizas y los servicios de Policía para reconocimiento de caballos, petos y pullas. En el piso alto de este patio hay dos viviendas para conserjes y un local destinado al Museo Taurino.

En el patio de arrastre, que así se denomina el otro, se dispone del desolladero de reses, un espacio descubierto para depósitos de caballos y en los pisos, las dependencias de la empresa y la propietaria del coso, así como la vivienda mayoral. Entre los dos patios se disponen los servicios para el ganado, que en la Plaza de Las Ventas, se trata de cinco corrales alineados, entre ellos uno más espacioso, que sirve para el desembarque de las reses, y otros dos, llamados de reconocimiento, en donde los días de festejo de taurino se procede al reconocimiento veterinario por el personal competente. Desde los más próximos al resto de la Plaza se pueden ver las faenas de apartado de las reses. Estos corrales comunican con un pasillo central bajo los tendidos 2 y 3, que permite la evacuación de la res desechada directamente desde el ruedo. Entre pasillo y puerta de salida al ruedo existe otro espacio rectangular, denominado "toril", donde se le coloca la divisa al toro antes de su lidia.

La enfermería está dotada del más avanzado equipamiento para el reconocimiento e intervenciones quirúrgicas. Consta de dos salas de operaciones, despacho del médico y dependencias para atención del público.

Propietario: Comunidad Autónoma de Madrid




FUENTE: Portal Taurino


El jinete estelles debutó en este coso el 20 de mayo de 1995, compartiendo tarde con Curro Bedoya, Luis Miguel Arranz y Ginés Cartagena, cortando una oreja en la lidia en solitario a un toro de Luis Albarran. Junto a Pablo aparecieron por vez primera en Las Ventas caballos míticos como GIRALDA (en la foto), CAGANCHO o CHICUELO.

En el año 1996, el 25 de mayo actuó dentro de la Feria de San Isidro junto a Joao Moura y Luis y Antonio Domecq, cortando también una oreja en lidia ordinaria, a lomos de BUENAVENTURA, CAGANCHO, CHICUELO y BORBA y conquistando el Premio de Canal + al mejor rejoneador de la Feria, por votación de los abonados a dicha cadena.

Ese mismo año, y por única vez hasta el momento, Pablo fue incluido en la Feria de Otoño, concretamente el 5 de octubre, con el mismo cartel de la feria isidril, pero con toros de Alcurrucen, recordando Pablo esta tarde "como la peor de mi vida", ya que el Alcurrucén que le tocó en suerte fue una auténtica alimaña, hiriendo de bastante consideración a sus caballos BUENAVENTURA y PRINCIPE, los cuales se repusieron durante el invierno. Pablo se repuso del disgusto y en collera con Moura, cortaron una oreja apoyado en caballos como GALLO, CAGANCHO, BORBA o CHICUELO.

En el año 1997, Pablo, no llegó a un acuerdo con la Empresa y se quedó fuera de los carteles de Madrid, retornando a dicha Feria en 1998, con dos actuaciones y abriendo la Puerta Grande en ambas. La primera el 16 de mayo, con Joao Moura, Fermín Bohórquez y Andy Cartagena, toros de la Viuda de Flores Tassara, cortó una oreja en su toro y otra en collera con Bohórquez y en la que tuvo un protagonismo casi total, la fenomenal actuación de Pablo a lomos de CAGANCHO, que eclipsó a todos sus compañeros de cuadra esa tarde. La segunda el 5 de junio de 1998, esta vez junto a Luis y Antonio Domecq y Paco Ojeda, cortando dos orejas en el dúo con Ojeda, en una prodigiosa actuación del caballo árabe ALDEBARAN, ante toros de Ortigao Costa y habiendo actuado también CAGANCHO, LABRIT, MAZANTINI, CHICUELO, MARTINCHO.

El año 1999, se vuelve a quedar fuera de los carteles de Madrid, pero se ofrece desinteresadamente para la corrida más importante del calendario taurino; la Corrida de la Beneficencia a celebrar el 17 de junio, y así la Comunidad de Madrid, acepta el ofrecimiento y Pablo prologa el cartel formado por César Rincón, José Tomás y Miguel Abellán. No tiene suerte con el toro de José Murube que lidió, no obstante recibió una fuerte ovación, saludando desde el tercio y destacando en esta tarde CAGANCHO y CHICUELO.

Vuelta a Madrid, dos tardes en el año 2000, en este caso con una corrida histórica como fue la celebrada el 20 de mayo en el que compuso un precioso mano a mano con el portugués Joao Moura y en el que ambos toreros dieron cátedra de toreo a caballo del caro ante toros de la Viuda de Flores Tassara, saliendo como triunfador Pablo (en la imagen) que cortó tres orejas con LABRIT, QUECHUA, FUSILERO, CAGANCHO, CHICUELO, ALBAICIN y MAZANTINI. A la semana siguiente, el 27 de mayo, volvía a Las Ventas, con toros de Fermín Bohórquez, y un cartel compuesto por Leonardo Hernández y Andy Cartagena, cortando una oreja, esta vez, con LABRIT, MARTINCHO, CAGANCHO, CHICUELO, ALBAICIN y MAZANTINI.

Esta temporada resultaron heridos FUSILERO y CAGANCHO, el primero en el mano a mano del día 20 resultó con un pequeño puntazo en la nalga derecha que apenas necesitó de reposo y CAGANCHO, en la corrida de Bohórquez, resultó con un corte en el interior del muslo, sin mayores consecuencias que la cicatrización, que al ser una zona de piel muy sensible y muy expuesta a roces y sudor, costó bastante que cerrase, pero pudo seguir toreando al tratarse solo de piel.

La más negra actuación de Pablo Hermoso de Mendoza en el coso venteño fue el día 19 de mayo de 2001, cuando recordamos que un toro de Flores Tassara arrolló de salida a "LABRIT" volteando a caballo y caballero, produciéndole a Pablo un lesión en el tobillo, con rotura de peroné y una lesión en el hombro izquierdo, que le tuvo apartado de los ruedos durante cuarenta días, saliendo el caballo ileso milagrosamente.

>También actuó en dos ocasiones en la Isidrada de 2002, y fueron los días 18 y 25 de mayo. La primera en un mano a mano con Joao Moura, lidiando toros de la Viuda de Flores Tassara, y cuyo balance fue de ovación, oreja y vuelta, ésta acompañada de CAGANCHO que se despedía de la Plaza de Las Ventas (en la foto). Además del cuatralbo, esa tarde pisaron el albero venteño LABRIT, RONCAL, FUSILERO, CHICUELO, DANUBIO, ALBAICIN, CAMPOGRANDE y MARIACHI. En la segunda tarde del abono, para Pablo, los compañeros fueron Leonardo Hernández y Fermín Bohórquez y la ganadería de Fermín Bohórquez. También Pablo obtuvo una oreja de su primero y saludó en el tercio en el quinto y ahora montó a LABRIT, RONCAL, CHICUELO, DANUBIO, ALBAICIN, BATISTA (en la imagen), MARIACHI y MAZANTINI.

Nuevamente actuó en dos ocasiones en la Feria de San Isidro del año 2003. La primera fue el día 17 de mayo, cuando lidió toros de Fermín Bohórquez y tuvo una de sus tardes más completas en la capital madrileña, pero desgraciadamente no estuvo acertado con el rejón de muerte, lo que hizo que fuese ovacionado en el primero y que obtuviese una oreja en su segundo, pese a la fuerte petición de la segunda. También torearon esa tarde Luis Domecq y Sergio Galán.

Si hemos dicho que en esta primera actuación del 2003, Pablo tuvo una de sus mejores tardes, también diremos que la tarde del 24 de mayo, fue una de las peores de Pablo en Las Ventas. A ello ayudó de forma importante los pésimos toros de la ganadería portuguesa de Passanha. Silencio y palmas fue el balance de esta tarde gris, que compartió con Joao Moura y Alvaro Montes.
.
Los caballos empleados en ambas tardes fueron los mismos: RONCAL, MISTRAL, LABRIT (en la foto), FUSILERO, GAYARRE, NATIVO y CERVANTES, si bien el primer día utilizó a MISTRAL de salida y de último tercio en un toro, y en la segunda tarde, sólo lo utilizó de salida.

En la temporada 2004, Pablo prefirió actuar una sola tarde en San Isidro. El motivo principal era que la cuadra estaba excesivamente nueva y prefería esperar una temporada más para consolidarla. Lo cierto es que el 14 de mayo cuando Pablo se presentó con los veteranos FUSILERO y CAMPOGRANDE y con los debutantes CURRO, CHENEL, DE PAULA y FÓSFORO, lo hizo por todo lo alto, cuajando una gran actuación, obteniendo una oreja de cada uno de sus enemigos de Fermín Bohórquez y siendo en ambos casos solicitada la segunda. Una gran tarde que consolidaba a los jóvenes caballos y que volvía a ver al navarro salir por la Puerta Grande camino de la Calle Alcalá. No corrieron la misma suerte sus compañeros de cartel Joao Moura y Antonio Domecq, que no pudieron triunfar en esta ocasión.


Tras la gran temporada efectuada en 2004 por los caballos nuevos, Pablo vuelve a anunciarse en Madrid en dos ocasiones. La primera el día 21 de mayo, diez años y un día después de su debut, se anunciaba junto a Fermín Bohórquez y Alvaro Montes, lidiando toros del propio Fermín Bohórquez. Esta fue una tarde de muy malos augurios para Pablo, porque por la mañana en el hotel, el navarro amanecía con un fuerte enfriamiento de garganta y con bastante fiebre. La medicación mejoró el estado del rejoneador y lo cierto es que Pablo cuajó por la tarde la que posiblemente ha sido su mejor faena en Las Ventas. Fue en el segundo toro y a lomos de EXCALIBUR, GARBANZO, y sobre todo CHENEL y CAMPOGRANDE, volvió loco al público, a la crítica e incluso, nos consta, a la propia presidencia, que por momentos pensó en que aquella tarde se iba a conceder un rabo en Madrid, treinta y tres años después del último. Fue una pena el pinchazo y el descabello, pero no obstante se pidieron con fuerza las dos orejas, aunque el premio quedara a una. En el primero había montado a CURRO, LABRIT, CHICUELO y NATIVO, destacando con todos ellos, aunque el toreo caro y emocionante lo puso sobre LABRIT con tres quiebros que pusieron la piel de gallina. También aquí perdió los trofeos por el mal uso del rejón de muerte.

La misma suerte corrió Hermoso de Mendoza durante su segunda comparecencia ante la exigente afición madrileña, llevada a cabo el domingo 5 de junio. En una corrida que pasará a la historia por haberse dado el primer lleno de "no hay billetes" en una corrida de rejones en Las Ventas fuera del abono isidril; además este festejo tuvo una enorme repercusión mediática ya que se transmitió por televisión, inaugurando la modalidad de pago por evento en la fiesta taurina. El navarro superó de nuevo todas las expectativas y cuajó otra gran tarde, brillando intensamente con CURRO, CHENEL, NATIVO, LABRIT y CAMPOGRANDE. Todos los caballos rayaron a gran nivel y solo el infortunio con el rejón de muerte impidió al navarro tocar pelo, siendo fuertemente ovacionado en sus dos intervenciones. El cartel estaba compuesto además por Joao Moura, padre e hijo, siendo los toros lidiados de Los Espartales.

Cuando sí llegó la Puerta Grande fue el 19 de mayo de 2006, fecha en que el coloso navarro ofreció otro recital de toreo a caballo en el ruedo venteño dentro del serial isidril. Pablo tuvo de nueva cuenta una tarde inspirada e impactó profundamente a la afición madrileña con dos magistrales lidias en donde sobresalieron CHENEL, VILLA, MERLIN Y muy especialmente SARMATA que se robó la tarde. La recompensa fue un apéndice en cada toro, sumando así la quinta Puerta Grnde de su carrera en la arena venteña. El cartel estuvo integrado además por Joao Moura y Alvaro Montes, siendo los astados de Fermín Bohórquez. Los demas equinos que utilizó el jinete estellés fueron CURRO y SILVETI.

Dieciseis días después, en un festejo fuera de abono que presentó un impresionante lleno, el torero a caballo de Estella cuajó la que hasta el momento ha sido la mas completa y rotunda de sus actuaciones en el ruedo venteño, cortando cuatro orejas a los encastados toros de Fidel San Román. Fueron dos faenas perfectas y pletóricas de emoción, en donde Pablo y sus caballos rozaron la perfección del toreo a la jineta. VILLA, CURRO, CHENEL, MERLIN y SARMATA se consagraron esa tarde y verdaderamente dieron otra dimensión en el rejoneo. Al término del festejo Pablo y sus compañeros de cartel, los jovenes Joao Moura y Leoanardo Hernández, fueron felicitados personalmente por S. M. Don Juan Carlos, Rey de España.

Para el 2007 Hermoso de Mendoza estaba agendado en el cartel principal de rejones de la Feria de San Isidro, pero el percance de Osuna le hizo perder esta cita.

Regresó Hermoso de Mendoza a la Feria de San Isidro el pasado 2008, el 17 de mayo, y la expectación que esto y la corrida en general desataron con un llen o de no hay billetes, se fue por tierra por el pésimo comportamiento de los toros de San Pelayo. A pesar de ello Pablo pudo rescatar una oreja de su segundo, siendo silenciado en su primero. CURRO, CHABOLA, SILVETI, ORO VIEJO, ESTELLA, CHENEL y NATIVO fueron llamado a escena esa tarde en la que su jinete compartió cartel con Joao Moura y Andy Cartagena.

Para el 2009 Pablo cumplió con su primera cita agendada en San Isidro, el domingo 17 de mayo pasado, la cual se saldó con un gran triunfo de tres orejas que le abrió una clamorosa Puerta Grande. DALI, CHENEL, ICARO, PIRATA, PATA NEGRA, CAVIAR y SILVETI en su conjunto brindaron una soberbia actuación. Andy Cartagena y Sergio Domínguez alternaron en el cartel con el jinete navarro, siendo los astados de Los Espartales.

Su segunda comparecencia ante el conclave madrileño tuvo lugar seis días después, el 23 de mayo, fecha en que las cosas rodaron muy distintas puesto que Pablo vivió la impactante cogida de su caballo PATA NEGRA que recibió una gravísima cornada en sus partes blandas, la cual hizo temer por su vida. Afortunadamente como es sabido el caballo pudo sobrevivir y recuperarse de manera admirable. Las imagenes de este percance dieron la vuelta al mundo y Hermoso de Mendoza salió esa tarde de la plaza con una enorme tristeza por su compañero equino, habiendo sido ovacionado en sus dos faenas. Esa tarde aciaga el navarro empleó además a DALI, SILVETI, CAVIAR, PIRATA, ESTELLA, CHENEL e ICARO, compartiendo cartel con Fermín Bohórquez y Alvaro Montes, lidiándose astados procdenetes de las dehesas de el padre del primero de ellos.


FECHA 21 de Mayo 2011
LUGAR Plaza de toros de Las Ventas del Espíritu Santo, Madrid, España
ENTRADA No hay billetes
TOROS
RESEÑA Fermín Bohórquez (silencio y ovación)
Pablo Hermoso de Mendoza (ovación y ovación)
Diego Ventura (oreja y oreja)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Carmen Lorenzo, número 25, 534 Kg, de nombre Canastita: De  salida MACHADO (1 rejón de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) e ICARO (2 banderillas); y para el último tercio PÌRATA (tres cortas y un rejón de muerte, tras tres pinchazos).

Segundo toro de la Ganadería de Carmen Lorenzo, número 7, 554 Kg, de nombre Espiguito; De  salida DALI (1 rejón de castigo); en banderillas MANOLETE (2 banderillas) y PATA NEGRA (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

SARMATA y SILVETI


No pudo Pablo Hermoso de Mendoza incrementar ni su cuenta de orejas, ni su cuenta de Puertas Grandes en la Plaza de Las Ventas de Madrid. Una vez por mala suerte con el rejón de muerte y otra por la nula colaboración del toro en cuestión, Pablo recibió dos ovaciones que supieron a gloria y es que a veces, las orejas son más amargas que el cariño del público.

Pablo se enfrentó a un primer toro que salió manseando, huyendo de los capotes y con claros amagos de saltar al callejón. Le costó centrarse en MACHADO, pero cuando acudió a su llamada por primera vez, ya no dejaría de embestir. MACHADO se convirtió en una muleta imantada que con la cola lo mantenía en unas distancias cortísimas, girando en círculos que hacían que toro y caballo parecieran un solo elemento. Magistral MACHADO parando al toro, pero todavía se superaría en un único rejón de castigo de plaza a plaza, dando toda la ventaja para que el toro viniese y tocando perfectamente al pitón contrario en la reunión. Tras este rejón, Pablo ya no siguió colocando más hierro, pero aún así se fue con el caballo frente al toro, desde lejos, como si dos trenes sin control se tratase y con suavidad MACHADO volvió a quebrar al Capea. Fueros dos acciones que pusieron los pelos de punta a la plaza y que auguraban una tarde entregada del navarro. CHENEL fue el siguiente argumento que presentó Pablo y su torería pronto se adueñó del albero. Le faltaba un punto al toro en los galopes de costado, pero la insistencia del caballero hacía que el toro embistiera, a veces ya, muy a pesar suyo. No fue una labor basada en el toreo con la cola, porque hubo mucho toreo frontal, muchos pases de pecho con más hondura y mas enjundia, porque aquí el toro si se empleaba.

Todavía con motor encontró ICARO al toro y eso hace que el caballo se crezca. Enroscado entre los pitones ICARO giraba una y otro vez y pegaba con su hocico en la testuz de un toro que buscaba al caballo, pero que nunca le llegaba. La danza de ICARO con el astado levantó en varias veces al público de sus localidades ante una faena que iba por muy buenos derroteros hasta entonces. Y decimos hasta entonces, porque aquí fue cuando el toro se aplomó en los medios y ya no quiso pelear más. Con PIRATA las cortas fueron dificultosas porque el astado no daba ese paso necesario para ayudar y cuando Pablo llegaba era ante un enemigo que no transmitía. No obstante de haber acertado con el primer rejón de muerte, Pablo hubiese tocado pelo merecidamente, pero la mala suerte se cebó con el estellés y por tres veces pinchó en banderillas. Al cuarto intento si dejó un rejón letal que hizo doblar al astado y dio paso a una unánime ovación, saludada desde el tercio.

En el quinto también saludó en el tercio y también se entregó hasta la extenuación para sacar partido de un marrajo indecente, agarrado al piso y que no hizo nada en toda la lidia sino aburrir a Pablo, a los caballos y al personal. Estos toros reservones y mansos, además suelen tener el añadido de la violencia en sus embestidas y cuando parece que están parados y entregados, pegan el arreón y arroyan a lo que se ponga por delante. DALI fue el encargado de pararlo, aunque casi se puede decir que ya salió parado, solo interesado en barbear las tablas. Un rejón caso colocado en un relance, porque que el toro fuese de frente era una quimera. MANOLETE no pudo tener un debut brillante, aunque sí aprobó y con muy buena nota. Solventó las dificultades del astado, se medió en sus terrenos y nunca se le vio dudar. Como decimos el toro impidió que brillara, pero el caballo dio un tono de madurez y entrega superiores.

Una gran ovación fue la que recibió a PATA NEGRA, que reaparecía en Madrid, dos años después de su terrible percance. También lo intentó y con el la tarde se vino un tanto arriba, sobre todo con la segunda y ajustada banderilla y con dos soberbias piruetas a la salida. Con PIRATA también se vivieron momentos más emocionantes, porque Pablo agarró las tres cortas, se echó literalmente encima del manso y las colocó en una ruleta frenética y continua. Esta vez si acertó con el primer rejón de muerte, aunque se fue algo trasero. El premio una nueva ovación, merecidísima y sobre todo el reconocimiento del público de Madrid y una tarde muy a contrapelo.



COBERTURA DE PRENSA

 

BURLADERO (www.burladero.com). Por Miguel Angel Moncholi
Uno a cero, con Ventura de portero
Uno a cero. Ventura ganó el primer encuentro, pero no la temporada. Si a Hermoso de Mendoza no le gusta perder, a Ventura menos. Se ha puesto al rojo vivo el toreo a caballo. La primera de rejones de San Isidro fue de infarto.

Y no por los toros de Capea (en versiones Carmen Lorenzo y San Pelayo) que en general, mansitos, se dejaron con nobleza, temple y ritmo. Mucho ritmo, constancia como le gusta decir a Pedro Gutiérrez "Niño de la Capea"

Pablo es un prodigio de llegar con facilidad a los tendidos. Se enrosca y para al toro de salida con tal virtuosidad que lo deja para el arrastre, (bueno, o todo lo más para un rejón de castigo) y transmite seguridad, aunque sus apoyos y cambios a dos pistas sean un abuso con el toro.

Perdió la oreja el estellés en el segundo, no solo por el definitivo. También por sus excesivas pasadas en falso. Cuando Pablo no ve claro el embroque, decide no clavar y pasar en falso, y sonreir al respetable, como si allí no hubiera pasado nada. Oficio de quien es un comunicador nato. Abusa de las bohorquinas (lances con la grupa del equino) y las batidas... sin banderillas y se le jalea como si de pares auténticos se tratara.

.........

Rabia de Pablo, quien ya digo que no gusta de perder y se mide con un manso complicado quinto que le da pocas opciones. Y se viene abajo. Como si no fuera el gran Pablo. Y encima no cae. Y se viene abajo.

..........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



BURLADERO.COM. (www.burladero.com). Por Marco A. Hierro



Ventura abre la Puerta Grande mientras Pablo y Fermín se van de vacío

Bandolero sin trabuco



Venían los bandoleros de Sierra Morena con caballo andaluz, redecilla de madroños y trabuco naranjero apoyado sobre la cadera, como los nardos que pasea el chotis por la calle de Alcalá. No lo trajo Ventura, que llegó de La Puebla y no asaltó los caminos ni amedrantó a los franceses. Ni trajo el arma en la mano, sino en el cinto, para descerrajar la Puerta Grande de Madrid a punta de gitana faca, en el cuerpo a cuerpo con el general Mendoza.

.........

No pudo seguirlo hasta la florista el perfecto general Mendoza, porque los dos villanos que se echó de enemigos cubrieron la huída del bandolero, y cerraron la puerta que le servía de escape. El primero que le hizo frente, Canastita, molestó sin ofender, y se arrepintió de haberse puesto en el camino del oficial antes incluso de encontrarse con él. Pero el jefe de la Caballería demostró que ante él baja el vulgo la cabeza, y quebró las cansinas ganas del pupilo de Capea a la sombra de un rejón.

Salió Chenel, su caballo de conquistador, y quiso patrullar el ruedo para verlo libre de bandoleros con elegante e inverosímil batida, como puesta en un cuadro del pintor de la Corte. Pero el villano, humillado ante su señor, firmó el armisticio y se negó a prolongar la pelea, que se quedó en una demostración de poder, de valor y de doma de un general que se quedó sin medalla por haber dejado romo el sable.

Su segundo enemigo quiso atacar sin estrategia, ofender sin temple y huír sin daños sin comprender que nadie vuelve de una guerra sin cicatrices. Y menos ante el general Mendoza, que montó en cólera al marrar el tiro de banderilla a lomos de Manolete y le expuso el pecho enfrontilado de su soldado Pata Negra, capitán de húsares con su sangre derramada en esta misma arena, y su corazón de pureza ganándose el respeto de la tropa entera citando con el enemigo ya provocado y aguantando la carga con seco valor de soldado de tercio viejo al que el Rey le otorga el reconocimiento, mas no soldada.

.......

Porque fue ese, y no otro, el argumento de una tarde en que Ventura dejó de ser El Estudiante para convertirse en aprendiz de El Brujo, y en la que Hermoso tuvo que dejar que huyera el ladrón de pasiones de Madrid.

Ficha del festejo:

Plaza de toros de Las Ventas. Lleno en los tendidos. Toros de Carmen Lorenzo y de San Pelayo

.......

Hermoso de Mendoza: ovación y ovación

.........

Comentarios (1)

Enviado por MARIA C. | 22-05-2011 00:29:53 1

........

HERMOSO DE MENDOZA CREO QUE TIENE ESE ALGO QUE LO DA LA ELEGANCIA Y LA EXPERIENCIA ESE ALGO QUE HACE QUE CABALLERO Y CABALLO SEAN UNO Y QUE ESE SER Y SABER LLEGUEN AL PUBLICO.

.........

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



BURLADERO (www.burladero.com).



Declaraciones.

...........

Pablo Hermoso de Mendoza, por su parte, decía tras el primero de su tanda: "No tenía más que seis pero me he encontrado una puerta estelar. El toro tenía la condición de que venía derecho pero no lo podía atacar mucho. Han estado todos muy bien, faltó un poco mas de fondo del toro, pero la verdad es que he estado a gusto, así que sólo quedar esperar a ver si hay más suerte bien con la espada en el próximo".

..........

Pablo Hermoso de Mendoza indicaba de su segundo: "Este toro ha sido malo. Las únicas opciones que daban eran pelearte con él, tenía la querencia a las tablas pero tampoco embestía, se quedaba agarrado al piso aunque luego sí tenia la fuerza suficiente. Todo era pelearte con él y enroscarte. El caballo se ha portado bien, la sensación que he tenido con él es buena, sobre todo porque ha sido capaz de remontar una situación muy dura".

.............

Enviado por Javier del 8 | 22-05-2011 00:52:54 2

Señores todos, y en especial a Pablo: Me sorprende oir, leer, esas palabras en boca de una figura como tu. Lo se desde niño (11 años), con mi amigo Josechu,ya figura, cuando desafié a mi abuelo a que yo era capaz de torear a caballo, con esos caballos de mi amigo. Resumo: "El cabalo también torea, sobre todo los domados y entrenados para el toreo". Y en algún instante no tienen la misma opinión, actitud, ni acción que el jinete-rejoneador. Te lo admito como "lapsus lingue", porque lo sabes mejor que yo. Un abrazo a todos



Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



BURLADERO.COM (www.burladero.com). Por Por Aleyda Baz



LA TARDE SEGÚN... Joao Moura (hijo), rejoneador

"El primer rejón de castigo de Pablo Hermoso ha sido impresionante"



Joao Moura (hijo) ha estado presente en el primer festejo de rejones de la Feria de San Isidro. Según el joven rejoneador, "ha sido una tarde importante, los tres rejoneadores han estado cumbres".

Empieza citando la actuación de Pablo Hermoso de Mendoza, "la faena de Pablo en su primero ha sido de las mejores de la tarde". El de Estella "ha toreado despacio, ha arriesgado, una peña que lo haya pinchado, pues hubiese podido cortar las dos orejas".

..........

La de hoy, era la inaugural por lo que a rejones se refiere. Además de la Puerta Grande de Ventura, Joao Moura se va a su casa con el recuerdo "del primer rejón de castigo que ha puesto Pablo de salida, ha sido impresionante, y la disposición de Diego Ventura".

..........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



MUNDOTORO (www.mundotoro.com). Por José Miguel Arruego



Ventura puede con todo


........

Hermoso de Mendoza rayó a buen nivel en su primero pero falló con los aceros y fue ovacionado,

........

Dos pinchazos dejaron sin premio una importante actuación de Hermoso de Mendoza con el segundo de la tarde. Importante por cómo enceló con 'Machado' a un animal que salió marcando querencias y buscando el callejón y que después del primer tercio acometió con ritmo y fijeza a las monturas del navarro. Hermoso cuajó una gran actuación con 'Chenel', con el galopó de costado con temple y expresión antes de dar el pecho a su enemigo con 'Ícaro'. Escuchó una ovación de reconocimiento. El quinto fue el animal más deslucido del sexteto por su falta de celo y fijeza. Hermoso se afanó en sacarle partido en una labor en la que destacó su caballo 'Patanegra', que regresaba al ruedo en el que estuvo a punto de perder la vida hace dos temporadas. Saludó una ovación.
.........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



MUNDOTORO. (www.mundotoro.com).



Declaraciones del 12º festejo de San Isidro

Tras la corrida de rejones celebrada en la Plaza de Las Ventas los rejoneadros transmitieron sus sensaciones a Canal Plus Toros.

.......

Hermoso de Mendoza declaró a los medios que 'El toro tenía la condicion de que venía derecho, pero si lo atacabas te quedabas sin toro. En el primer rejon he estado enorme, Chenel también estuvo bien. He estado a gusto a ver si hay más suerte. Las únicas opciones eran pelearte con el toro, tenía la querencia por tablas. El toro no quería, pero tenía la fuerza suficiente. Se ha portado bien. La sensacion es buena ha habido un momento q iba a chiqueros, ha estado bien con este tipo de toro. Es bonito ver como ha remontado esa situacion tan buena. Dios quiera que haya un poquito más de suerte'.

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



EL MUNDO (www.elmundo.es). Por Zabala de la Serna



Diego Ventura sale a hombros



El duelo se servía en la plaza de Las Ventas. Como un atractivo único se enfrentaban Pablo Hermoso de Mendoza y Diego Ventura por primera vez en Madrid.

......

Pablo anduvo en el nivelazo de su magisterio coon un toro que salió barbeando tablas. Lo enceló con "Machado" como si tuviera un imán en la cola. Tenía sus querencias el toro. Hermoso jugó con ellas cuando quiso, pero en firme toreó básicamente en los medios. Maravilla de "Chenel". Sus quiebros, sus requiebros por dentro. "Icaro" es un caballo valiente que mira a los ojos de los toros. Pero muerde con escasa torería. Se paró mucho el de Carmen Lorenzo. Las cortas y una repetición de errores con el acero le dejaron sin trofeo.

..........

La labor de Hermoso con el quinto fue lidiadora para desaquerenciarle. Pero, sobre todo, trajo la buena noticia de la reaparición de "Pata Negra". Lo peor el arrítmico toro.

........

Monumental de las Ventas. Sábado, 21 de mayo de 2011. Duodécima de feria. Lleno de "no hay billetes". Toros de Carmen Lorenzo y uno de San Pelayo, el muy buen 4º, que le disputó el cajón de honor al bravo 3º; fueron de distintas hechuras dentro de su hondura; mansote el conjunto, pero agradecido; el 5º fue el peor; sosote el grandón 6º.

.........

Pablo Hermoso de Mendoza, tres pinchazos y rejón trasero (saludos). En el quinto, rejón trasero y bajo (petición y saludos).

..........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



EL MUNDO. Por Zabala de la Serna



Ventura, más grande, más balas



Monumental de las Ventas. Sábado, 21 de mayo de 2011. Duodécima de fe­ria, Lleno de «no hay billetes». Toros de Carmen Lorenzo y uno de San Pelayo,

el muy buen 4°, que le disputó el cajón de honor al bravo 3°; fueron de distintas he­churas dentro de su hondura; mansote el conjunto, pero agradecido; el 5° fue el pe­or; sosote el grandón 6°.

.......

Pablo Hermoso de Mendoza. Tres pin­chazos y rejón trasero (saludos). En el quinto, rejón trasero y bajo (petición y saludos).

........

Pablo Hermoso de Mendoza con­quistó un día el espacio del respeto para los rejones. En los despachos y en las tribunas de prensa. Nunca nadie debería tratarle de perdedor, aun en un duelo puntual con un Diego Ventura crecido y con más balas. Ventura grande por la Puer­ta de la grandeza. La que hay que mantener en la victoria y en la de­rrota. Saber ganar, saber perder.

Los murubes de Capea, versión Carmen Lorenzo con uno de San Pelayo, le pusieron agua a los car­tuchos de Hermoso de Mendoza y pólvora extra a uno de los de Ven­tura. Bravo tercero, de más ligeras hechuras dentro de la hondura del sexteto. Pero contó el motor más que la carrocería. La aceleración de salida, tan distinta a los demás.

.........

Hermoso enceló con Machado la distraída aparición del toro de aper­tura de turno. Labor de desaquerenciar y a la vez jugar con las queren­cias, antes de construir la faena en los medios. Cabalgó a dos pistas so­bre Chenel, quebró, requebró por dentro, lo bordó. Fascinación causó el heredero natural del mítico Cagancho. Luego vinieron los bocadi­tos de /caro, que mira a los ojos a los toros. A toro parado ya, Pablo se de­sinfló en pinchazos. Y casi se desmo­ralizó con un quinto que fue el gar­banzo negro, arrítmico de arreones. La mejor noticia fue la reaparición de Pata Negra, recosida la panza de valor, en el ruedo donde cayó.

..........

Desde el callejón

..........

Pablo Hermoso. «El quin­to se ha agarrado al piso, he intentado provocarlo, pe­learme, enroscarme... Pero no ha podido ser».
..........

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

MARCA (www.marca.com). Por Carlos Ilián



Diego Ventura abre la Puerta Grande

Una mansada pone límites a la cumbre del rejoneo



Por primera vez se enfrentaban en el ruedo de Madrid las dos máximas figuras actuales del rejoneo, Pablo Hermoso y Diego Ventura; una cumbre muy esperada después de las guerras de despacho que los han separado de esta plaza en actuación conjunta. La cumbre no ha sido brillante y ha tenido más de efectismos que de buen toreo a caballo. Gran parte de la culpa la tiene la descastada y mansota corrida de la familia del Niño de la Capea.

Tal vez de haber sido más brava esta corrida de procedencia Murube, el desarrollo del espectáculo habría sido otro.

........

Pablo Hermoso dejó su sello de maestría indiscutible en el primer toro de su lote, un manso que buscaba las tablas para escapar y al que el maestro navarro fijó y enceló en la grupa de "Machado". luego sacó a su estrella "Chenel" para torear dentro de los cánones, con recortes y quiebros torerísimos. "Pirata" hizo el resto con sus alardes en la cara del toro y sólo el fallo repetido con el acero privó a Pablo de los máximos trofeos. No se pudo sacar la espina en el quinto, un buey muy parado al que Pablo toreó con reposo sin lograr el efecto apetecido, el de triunfar en una tarde tan esperada.

........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



ABC (www.abc.es). Por Andrés Amorós



Puerta Grande a Diego Ventura



En el «encuentro en la cumbre» de los dos mejores rejoneadores actuales, luce su maestría Pablo Hermoso de Mendoza pero acierta más con los aceros Diego Ventura, que corta una oreja a cada uno de sus toros y abre de nuevo la Puerta Grande: ¡una más, en esta semana!

Después de varias tardes apasionadas, la corrida de rejones supone un paréntesis. En la jornada de reflexión, reflexionemos: antes del comienzo de la Feria apuntamos que los carteles de este año mejoraban a los de los anteriores pero que la lista de los diestros suscitaba más esperanzas que la de las ganaderías. Así ha sucedido, en los dos casos. Es más fácil que las cosas salgan bien si se hacen bien. Por eso, como escribe con acierto Paco March, el ambiente de Las Ventas en San Isidro demuestra que la Tauromaquia, pese a quien pese, está muy viva.

No todo ha sido bueno, claro. Los mayores fallos se han producido en las corridas de Núñez del Cuvillo, remendada, y en la de Garcigrande, totalmente rechazada. No es de recibo que, cuando llegan las figuras, baje tanto el trapío de las reses. Sus mentores debían reflexionar y corregirse: o no venir a Madrid, si prefieren la comodidad. Además, ha habido demasiados toros sosos, flojos, sin emoción. La reflexión, aquí, les corresponde a los ganaderos.

El cartel de hoy es inmejorable. Pablo Hermoso es uno de los grandes rejoneadores de la historia; Ventura, el aspirante al título. Su rivalidad se ha hecho pública: ¡mejor para los espectadores! Se agota el papel, con un público «de rejones», bastante distinto del habitual. Anécdota inicial: se luce el caballo del alguacilillo. Recordemos el género chico: ¡También los caballos del pueblo tienen su corazoncito!

Los murubes del Capea cumplen sólo a medias. Varios mansean, con mucha querencia a tablas.

........

Dos mansos

A Hermoso de Mendoza le tocan dos toros claramente mansos. El primero huye a chiqueros y lo encela perfectamente, con un magnífico «trincherazo», con «Machado». «Chenel» hace maravillas en los quiebros y el galope a dos pistas. «Ícaro» juguetea cerquísima del toro, un verdadero «arrimón». Con el toro ya parado, no acierta al matar. Toda la lidia ha sido perfecta salvo la suerte suprema.

Otro manso huido es el quinto. Pablo ha de emplearse a fondo para que no se refugie en tablas. Clava bien con «Manolete». Con «Pirata», las banderillas cortas son muy vistosas y hace el teléfono, en tablas. Es una faena menos brillante que la anterior pero la remata mejor.

..........

Pablo Hermoso de Mendoza hace suyo el ideal de los más grandes: el arte singular de torear a caballo.

He recordado hoy al poeta Fernando Villalón, el amigo de Ignacio Sánchez Mejías: «Mi caballo el marismeño / que no les teme a los toros... / La cola de mi caballo / dos toros negros peinaba».

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



LA RAZON (www.larazon.es). Por Ismael del Prado



Ventura se lleva el duelo de colosos

El sevillano, con sendas orejas, sale a hombros en el envite con Hermoso



Aún bien presente estaba la resaca multiorejil y la presencia masiva de las figuras copando los carteles de la semana. Talavante y Manzanares en volandas. Perera, hecho un tío. El Cid camino de la redención en su plaza. Toreo bue­no. De quilates. Para cerrar dicho festival de lustrosos carteles y ma­nos rotas a aplaudir, se anunció el duelo estelar en rejones. Hermoso y Ventura, juntos en Madrid. Epílo­go con visos de órdago a grande.

......

Volvía Hermoso de Mendoza a Las Ventas tras ausentarse el pasado. Y salió aportadas. A su primero, que barbeó y amagó con saltar, consi­guió recogerlo en un palmo con «Machado». Giró sobre sí mismo el caballo, encelado el toro. No era tarde para experimentos y en seguida tiró de «Chenel» para reventarla tarde. Una lástima, su adversario. Rajado y parado a las primeras de cambio nunca le hizo hilo. Aún así, logró dos auténticos muletazos de costado. Magníficos ambos cam­bios de pista. Más conexión logró con el bayo «Icaro», sobre todo, tras morder en la mismísima testud del

astado. Sin embargo, lo mejor fue ver cómo dio ese caballo el pecho al toro. Enfrentados a milímetros res y equino. Qué elasticidad. Torerisimo. No estuvo fino el estellés con los aceros y todo quedó en una caluro­sa ovación desde el tercio.

Frente al quinto, soso y sin emo­ción, tiró de «Manolete» en bande­rillas en una labor con oficio, pero sin la colaboración de su adversario. También lució a «Patanegra». Enorme gesto del navarro con un animal que volvió a pisar el mismo albero en el que hace dos años estuvo a punto de perder la vida con una brutal cornada. No hubo material para más y saludó otra ovación.

.........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



DIARIO DE NAVARRA (www.diariodenavarra.es). Por Barquerito



Tarde feliz de Diego Ventura



Madrid. 123 de abono. Lleno. Caluroso, casi estival.

Seis toros despuntados. Todos, del hie­rro de Carmen Lorenzo, salvo el cuar­to, que fue de San Mateo (hermanos Gutiérrez Lorenzo). Se soltaron sin divisa. El toro de San Mateo, más bravo y entero que los de­más, se vino espectacularmente arri­ba. Fueron nobles sin excepción. Pero el quinto, brusco, se fue a tablas. Se empleó con son al despabilarse el pri­mero, se aplomó el segundo, se paró el tercero y tuvo llamativa fijeza el sexto........ Pablo Hermoso de Mendoza, saludos en los dos. ....



EL gran toro de la primera de rejones de San Isidro fue un cuarto del hierro de San Pelayo que salió galopando. Bohórquez lo esperó a porta gayola sin ceremonias y tu­vo que correrlo por delante a mo­do. Contra costumbre, los tres pri­meros de corrida se habían cam­biado con solo un rejón de castigo, y dos de ellos se habían apagado

pese a eso.

.........

Luego, estaba esa rivalidad ni soterrada ni candente que enfren­ta a Pablo Hermoso y Diego Ven­tura, y que en Madrid -con ese público flotante de los sábados de feria- pareció vivirse muy ajena­mente.

.....

Aplomadí­simo, el segundo de corrida, que Pablo toreó con extraordinaria ca­lidad en el tercio de castigo -fue, seguramente, lo más puro de la velada-, no le dejó llegar con el rejón de muerte. Dos veces se sol­tó el rejón del gancho sin poder ni clavarse. No hubo muerte hasta el cuarto intento. Y por eso no conta­ron ni las lindezas de Icaro, el ca­ballo mexicano que ya es autori­dad mayor en la cuadra, ni las ha­bituales galopadas de costado del famoso castaño Chenel. Clavó Hermoso a estribo y arriba y se adornó con piruetas antes de ma­tar.

.........

Después de arrastrado el cuar­to y durante la primera mitad de li­dia del quinto sufrió un desmayo el ambiente. Y un toro de una serie­dad formidable, que estuvo a punto de saltar como buen murube, de un morrillo y cuello descomuna­les, con poca gana de pelea. Costó meterse con él. Hermoso sacó aun caballo Pata Negra que hace dos años estuvo a punto de morir en las Ventas de una cornada terrorí­fica en la barriga, pero salvó la vi­da. Y aquí estaba cuarteando con alegría y arriesgando como si na­da. Preciosas las reuniones en los medios de las dos últimas farpas. Una estocada trasera.

.........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



DIARIO DE NOTICIAS (www.noticiasdenavarra.es). Por Manuel Sagües



Ventura corta 2 orejas y Hermoso pone la calidad

El navarro malogró la mejor faena al fallar con los aceros de muerte



Diego Ventura ganó la partida en cuanto a número de orejas a Hermoso de Mendoza, mas fue el jinete navarro quien cua­jó la faena de mayor clase y calidad del decimosegundo festejo de San Isi­dro. La lidia clásica, honda y de gran pureza del estellés ante el segundo toro no tuvo el premio de la puerta grande por marrar hasta en tres oca­siones con el rejón de muerte. Sin embargo, el magisterio e inalcanza­ble clase de Pablo pudo ser bien apre­ciado por los más exigentes aficio­nados de toreo a caballo. Ventura lle­ga con fuerza a los tendidos, pero su indudable mérito no es suficiente para mejorar la elegancia y la cali­dad de Hermoso. Ventura monta deportivos tuneados de mil caballos y Hermoso de Mendoza monta Hispanosuizas y Austin Martin.

La crónica de EFE que firma Juan Miguel Núñez indica en el teletipo que "al final ganó Ventura, pero no fue un duelo en la cumbre tal como se entiende, sobre todo porque los toros de la familia de Niño de la Capea restaron muchas posibilida­des de lucimiento. También cuenta el hándicap de Hermoso en la suer­te suprema, al perder un trofeo más que seguro en su primero, lo que hubiera equilibrado más la compe­tencia para el siguiente.

...........

La agencia finaliza diciendo que "con Mendoza no pudo ser, y no sólo porque apechara con el peor lote de los Capea. Sus dos toros, mansos, amagaron varias veces con saltar al callejón antes de buscar definitiva­mente las tablas, donde también se negaron a embestir. Con todo, fae­na maestra la que llevó a cabo Men­doza en el segundo, primero de su lote. Los quiebros y cambios de pitón por dentro sin ir armado, los cites de frente para reunirse al estri­bo y salir toreando en el sentido lite­ral de la palabra. Y todavía más, la elasticidad de Chenel, que tan pron­to se estiraba como giraba en un palmo, y la temeridad de Ícaro, abundaron en la explosión del fre­nesí. La pena, está dicho, el borrón al matar. El quinto fue toro más remiso, obligando al jinete a bus­carle en el refugio de la querencia. Emotiva pelea, que sin embargo no dio sus frutos".

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



EL PAIS (www.elpais.es). Por Antonio Lorca



Caballos en el paraíso



Cinco toros despuntados para rejoneo de Carmen Lorenzo, y uno -el cuarto-, de San Pelayo, bien presentados, mansos y descastados; manejables tercero y cuarto.

......

Hermoso de Mendoza: tres pinchazos y rejón trasero y bajo (ovación);

rejón muy trasero y contrario (ovación).

........

Plaza de Las Ventas, 21 de mayo. Duodécima corrida de feria. Lleno.



El rejoneo moderno ha evolu­cionado una barbaridad. No hay más que ver que el clasicis­mo de Fermín Bohórquez pare­ce una antigualla frente a la espectacularidad de Hermoso y Ventura. Y ha evolucionado el toro: ha ganado peso y manse­dumbre, y ha perdido movili­dad y motor. ¿Y los caballos? A los caballos solo les falta vestir el traje de luces para estar en el paraíso.

Machado, Chenel. Ícaro, Ma­nolete, Patanegra, por citar solo algunos miembros de la cuadra de Hermoso componen toda una sinfonía de elegancia, tem­ple, valentía y temperamento. Cómo paró Machado al segundo de la tarde en el redondel de una moneda... Un quiebro que parece imposible de Chenel, y cómo templa a dos bandas, y se mete por los adentros y vuelve loco al toro con su depurada téc­nica. Qué elegancia de Ícaro, y qué valentía cuando desafía a su oponente en la misma cara.

.........

¿Y qué se puede descubrir a estas alturas de Hermoso de Mendoza? Falló con el rejón de muerte y todo se redujo a cari­ñosas ovaciones, pero dejó cons­tancia de que es el catedrático, el fundamento, la regla, la esen­cia... El tercio de banderillas al

segundo de la tarde fue sencilla­mente perfecto a lomos de Che­nel y de ícaro. Una delicia la ejecución del toreo de parte del caballero y sus caballos. Y, por encima de sus fallos al final, des­taca su forma de andar por la plaza, su conocimiento, su ma­gisterio...

.......

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



LA GAZETA. Por Jose Antonio del Moral



Ventura ganó la partida



Tras el de Jerez, segundo duelo entre Pablo Her­moso de Mendoza y Diego Ventura, actuando por delante Fermín Bohórquez con reses despunta­das de Carmen Lorenzo que dieron desigual juego.

..........

La decoración cambió para bien con el no tan proclive segundo con el que Pablo Hermo­so anduvo magistral. Pese a la marcada que­rencia del toro a tablas, el navarro lo bordó tanto al clavar como en sus famo­sos quiebros intercalan­do templadas cabalgadas

a dos pistas haciendo cuanto quiso y como quiso con la elegancia que le caracteriza. Pero con el toro ya casi para­do, falló con el rejón de muerte y lo que iba para al menos una oreja, quedó en ovación.

.......

Rajado el flojo quinto, la segunda intervención de Hermoso quedó deslucida pese a que hizo lo imposi­ble por remediar el fiasco, y consiguió un quiebro que adornó con una pirueta, tres de las cortas y un rejonazo trasero y contrario del que dobló el animal. Pablo escuchó palmas y se fue de vacío.

.........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



EL CORREO. Por Barquerito



OTRA TARDE FELIZ DE DIEGO VENTURA.



El gran toro de la primera de rejones de San Isidro fue un cuarto del hierro de San Pelayo que salió galopando.

..........

Luego, estaba esa rivalidad que enfrenta a Pablo Hermoso y Diego Ventura. Ganó Ventura. Aplomadísimo, el segundo de corrida, que Pablo toreó con extraordinaria ca­lidad en el tercio de castigo -fue, seguramente, lo más puro de la velada-, no le dejó llegar con el re­jón de muerte. No hubo muerte hasta el cuarto intento. Y por eso no contaron ni las lindezas de Ícaro, ni las galopadas de costado del castaño Chenel.

.........

Después de arrastrado el cuarto y durante la primera mitad de li­dia del quinto sufrió un desmayo el ambiente. Costó meterse con un toro de una seriedad formida­ble, de un morrillo y cuello desco­munales, con poca gana de pelea. Hermoso sacó a un caballo Pata Negra que hace dos años estuvo a punto de morir en las Ventas de una cornada terrorífica en la barri­ga. Y aquí estaba cuarteando con alegría y arriesgando como si nada. Preciosas las reuniones en los medios de las dos últimas far­pas. Una estocada trasera.

.........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



APLAUSOS. Por Iñigo Crespo



VENTURA, ZARPAZO DE AUTORIDAD



..........

Pablo Hermoso rayó a un buen nivel pero no tuvo la misma fortuna. Importante fue todo cuanto hizo sobre "Chenel", en su primero. El manejo, las batidas, las pasadas por dentro, los cambios de ritmo, el esmero y la continuidad. Hondura después sobre "Ícaro" y espectacularidad sobre "Pirata". Antes, de salida, había mostrado su calidad a lomos de un "Machado" todo saber. Se esfumó el premio por pinchar dos veces. El quinto fue el toro de menos prestaciones de la corrida. Falto de celo, aplomado, agarrado al piso. El navarro tiró del animal a base de técnica y conocimientos, manejándolo al margen de sus querencias. Llamativa fue la sobriedad de un "Pata Negra" en estado de gracia, lo mejor de su actuación en esta plaza.

........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



6 TOROS 6. Por José Luís Ramón



VENTURA, A HOMBROS EN SU DUELO CON HERMOSO

......

El jinete navarro estropeó con el rejón de muerte una gran faena a un toro deslucido



Pero los duelos, para que sean verdaderos, deben partir de una cierta equidad en el reparto de las posibilidades. Y en este primer en­cuentro entre Hermoso de Mendo­za y Diego Ventura en Las Ventas no se cumplió esa premisa: al nava­rro le correspondieron dos toros deslucidos y al sevillano dos con ca­lidad. Aunque no es la suerte, sino el fallo con el rejón de muerte, el que explica que Hermoso no acom­pañase a Ventura en la salida por la Puerta Grande de Madrid.

Dejemos de momento las esta­dísticas a un lado y destacamos algo que me gustó mucho y que pasa muy pocas veces en este tipo de fes­tejos: absolutamente todo lo que pa­só en la plaza, tuvo lugar delante del toro. No hubo adornos "busca palmas" realizados a diez metros del toro, sino que todo fue de una pul­critud y una torería extraordinarias. Los tres jinetes habían interiorizado el alcance y la importancia de la co­rrida, y salieron dispuestos a torear y sólo a torear.

.......

Lo que no dicen las estadísticas es que Hermoso de Mendoza pudo haber acompañado a Ventura en la salida a hombros si hubiese acerta­do a la primera (lo hizo a la cuarta, tras pinchar tres veces en una ban­derilla) con el rejón de muerte. Pero la faena fue merecedora de ese pre­mio, por su concepto de la lidia, por la calidad de la resolución de las suertes y porque tuvo que resolver los condicionantes de un toro man­so, con tendencia a irse de la cara del caballo. El recital comenzó con "Machado", al recibirle de salida moviendo la grupa y dejando quie­tos los cuartos delanteros; luego si­guió con los quiebros de "Chenel", con sus pasadas por dentro y con la manera de preparar las suertes; des­pués con "Icaro", tan flexible y ágil, con sus movimientos dando el pe­cho y girando únicamente los cuar­tos traseros. Igual que sucedió con Ventura, todo tuvo una gran continuidad, sin parones, y siempre en la cara del toro.

........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



EFE- Por Juan Miguel Nuñez



Diego Ventura, a hombros, le gana la partida a Hermoso de Mendoza



........

EL REJÓN DE MUERTE, DECISIVO

El cartel de rejones más esperado, en el que entran en competencia Hermoso de Mendoza y Ventura. No es fácil que se anuncien juntos, y menos en plaza de tanta responsabilidad como la monumental madrileña. Se dice que es el más veterano el que viene esquivando al otro, siempre con la excusa de que no quiere abrir plaza y para ello busca un nombre más antiguo que vaya por delante en el cartel.

Aunque últimamente parece que el navarro está poniendo menos pegas. De hecho sus nombres aparecieron juntos en un cartel de la pasada feria de abril, aunque la lluvia se encargó de suspender aquel festejo. De ahí la enorme expectación que había levantado la corrida de hoy, donde se iban a ver por fin las caras en el ruedo.

Al final ganó Ventura, pero no fue un duelo en la cumbre tal como se entiende, sobre todo porque los toros de la familia de "Niño de la Capea" restaron muchas posibilidades de lucimiento. También cuenta el hándicap de Hermoso en la suerte suprema, al perder un trofeo más que seguro en su primero, lo que hubiera equilibrado más la competencia para el siguiente.

..........

Con Mendoza no pudo ser, y no sólo porque apechara con el peor lote del deslucido envío de "los Capea". Sus dos toros, mansos, amagaron varias veces con saltar al callejón antes de buscar definitivamente las tablas, donde también se negaron a embestir.

Con todo, faena maestra la que llevó a cabo Mendoza en el segundo, primero de su lote. Los quiebros y cambios de pitón por dentro sin ir armado, los cites de frente para reunirse al estribo y salir toreando en el sentido literal de la palabra. Y todavía más, la elasticidad de "Chenel", que tan pronto se estiraba como giraba en un palmo, y la temeridad de "Ícaro", abundaron en la explosión del frenesí. La pena, está dicho, el borrón al matar.

El quinto fue toro más remiso en todo, obligando al jinete a buscarle siempre en el refugio de la querencia. Emotiva pelea, que sin embargo no dio sus frutos.

.........

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx