UN TORERO A CABALLO

UNICO

Cartel

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Estadistícas en esta plaza
FESTEJOS
2
TOROS LIDIADOS
4
TROFEOS
5 orejas y 1 rabo
PUERTAS GRANDES
1

 

Una de las plazas más importantes de América se encuentra en Bogotá, la capital de Colombia. Por ese escenario han pasado todas las figuras del toreo desde que se inauguró en 1931. Nombres míticos de las distintas épocas, como los de Domingo Ortega, Manolete, Luis Miguel Dominguín, Antonio Ordóñez, Paco Camino, El Cordobés, Paquirri... llegaron desde España para dar forma a los carteles de la temporada taurina bogotana.

Hoy en día, próxima a cumplir los ochenta años desde su inauguración, sigue vigente su importancia en el planeta taurino, pues hay obligación de confirmar su alternativa para todos los matadores que hacen su primer paseíllo en la Santamaría. Su nombre se debe a su impulsor, Ignacio Sanz de Santamaría, quien también puso en funcionamiento el antiguo coso de San Diego, por donde pasaron igualmente importantes toreros españoles, como Rafael El Gallo y Bienvenida. Ese escenario pasó a mejor vida tras la inauguración de la nueva plaza, para la que Santamaría invirtió una gran cantidad de dinero. El 8 de febrero de 1931 se celebró la primera corrida, con toros de Mondoñedo que fueron lidiados por el valenciano Manolo Martínez, Mariano Rodríguez y Ángel Navas. En esa primera temporada se celebraron doce espectáculos. Dos años después, Sanz de Santamaría, alma máter de la plaza, falleció en Bogotá.

La construcción del edificio, con capacidad para 14.400 localidades, corrió a cargo de los ingenieros Adonai Martínez y Eduardo Lascano, y en la década de los cuarenta el arquitecto español Santiago Mora modificó la fachada, que­dando tal y como hoy se conoce.

La seriedad de su afición y su conocimiento del toreo confieren a este escenario una gran singularidad. Allí tomó la alternativa César Rincón en 1982, y allí se retirará el 24 de febrero de 2008, en una efeméride que forma parte de la gran historia de la plaza bogotana.


FUENTE: Alfonso Santiago (6TOROS6)


La plaza colombiana Santamaría, una de las más importantes del orbe taurino, está festejando sus 80 años de existencia, y dentro de su serial, que está a punto de concluir, Pablo Hermoso de Mendoza tomó un protagonismo especial e histórico puesto que en su debút en dicgo coso, acontecido el pasado domingo 23 de enero, obtuvo un rabo, trofeo que no se concedía en este albero desde hacía ya largos 56 años. El jinete navarro se sublimó con una actuación mágica que le deparó dos orejas de su primero y los máximos trofeos en el que cerró plaza. Pablo alternó esa tarde con los diestros Luis Bolivar y Cayetano, lidiándose astados de Ernesto Gutiérrez.


FECHA 30 de Enero de 2011
LUGAR Plaza de toros Santamaría, Bogotá, Colombia
ENTRADA No hay billetes
TOROS
RESEÑA Pepe Manrique (silencio y silencio)
Miguel Ángel Perera (silencio y ovación)
Pablo Hermoso de Mendoza (ovación y oreja)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Achury Viejo, número 352, 454 kg, de nombre Madrileño: De  salida CURRO (2 rejón de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) e ICARO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (3 cortas y dos rejones de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Achury Viejo, número 304, 546 Kg, de nombre Navegante: De  salida SARAMAGO (2 rejones de castigo); en banderillas SILVETI, CHENEL (2 banderillas) y PATA NEGRA (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (3 cortas y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

TIZIANO


Como dice el dicho popular: "tarde de expectación, tarde de decepción". Porque un tanto decepcionados salieron los aficionados, que llenaron la Santamaría, sobre todo con el pésimo juego de la corrida de Achury Viejo. Toros que esperaban, luego embestían con mucha violencia y siempre con la cara por las nubes.

Fue una pena, porque Pablo continúa batiendo records en esto de llenar plazas. Agotó el papel desde hace dos días, convirtiéndose así en el único torero en poner el "No hay billetes" dos veces en una sola feria en la historia de esta plaza. Por otra parte, estos "no hay billetes" han sido los únicos que se han puesto en toda la presente temporada colombiana. Ni Cali, ni Manizales, ni Medellín...han colocado este año el preciado cartel.

A esa expectación, Pablo tuvo que responder y dar la cara, y bien que lo hizo con su valor y el de sus caballos, pagando con sangre tanta entrega ante dos animales con muy malas ideas. La sangre derramada fue la de SILVETI que recibió una cornada en su pata derecha, muy aparatosa porque dañó mucha piel, pero afortunadamente sin gravedad porque el pitón entró entre músculos sin dañar ninguna zona importante.

"Madrileño" se llamaba el primer toro y dio buenas impresiones al principio, encelándose en la cola de CURRO que lo llevaba toreado en redondo muy cerquita y arrancando los primeros "olés" de la tarde. Pablo brindó este toro al artista colombiano Fernando Botero, presente en una barrera. Parecía el toro que iba a dar un juego templado y que podríamos ver una nueva exhibición de CHENEL. Efectivamente salió el castaño y pronto se encaró con el toro, pero este, ya no tenía temple. Era un toro parado, pero que se volvía violento a ratos. Cuando CHENEL atacaba el toro permanecía inmóvil, llegando el caballo hasta los mismos belfos para dejar la banderilla. Luego, al pronto, el astado galopaba como poseído tras el caballo que ni en una sola ocasión lo pudo templar de costado. Con ICARO pasaba parecido, arrimándose el caballo hasta la extenuación y saliendo de la suerte esquivando los hachazos que soltaba por alto el de Achury. PIRATA se lo quitó de encima tras colocar dos banderillas de las cortas y dos rejones de muerte. "Perdón maestro por no haberlo matado bien", fueron las palabras de Pablo ante Fernando Botero al finalizar su actuación.

Si el tal "Madrileño" fue una prenda, todavía nos quedamos cortos con lo que fue "Navegante". Un toro con mucha cara, muy en Conde de la Corte y que ni siquiera en el primer tercio se dejó hacer. SARAMAGO lo vio pronto y dejó los rejones de castigo con solvencia, pero no pudo lucirse lo más mínimo. Pablo sacó a SILVETI y en la primera toma de contacto el astado lanzó un certero derrote de abajo arriba abriendo las carnes del caballo. Pablo retiró a SILVETI y dio entrada de nuevo a CHENEL que volvió a vérselas con otro marrajo. Había emoción, porque había mucho peligro, pero eran arrebatos de valor, no la preciosidad del temple. Cada banderilla los pitones del toro salían por encima de la montura de Pablo. El toro parecía un púgil dando puñetazos arriba a dos manos. Afortunadamente CHENEL salvó la papeleta como posteriormente haría un excelente PATANEGRA que ha confirmado en sus dos tardes en Bogotá que está muy cuajado. Fue el caballo que más solvencia tuvo en la plaza y que más pudo con esas dificultades del astado. Encima con sus piruetas consiguió levantar al público de sus asientos. Para las cortas y el rejón de  muerte, Pablo con PIRATA tuvieron que echar el resto y entre los pitones meter la mano rauda para dejar los palos cortos. Con el de muerte acertó a dejar una estocada casi entera efectiva. El público a pesar de que estaba un tanto desencantado con el ganado, premio a Pablo con una más que merecida oreja.


COBERTURA DE PRENSA

MUNDOTORO (www.mundotoro.com). Por Alberto Lopera



Hermoso arranca una oreja



Desde el pasado miércoles se colocó el cartel de "No hay boletas" para la segunda presentación de Pablo Hermoso de Mendoza en la Santamaría. Era tal la expectativa por ver nuevamente triunfal al rejoneador navarro, que de toda Colombia se dieron cita miles de aficionados en la capital.

Pero como dicen."el hombre propone, Dios dispone, y el toro descompone". Y los seis toros de Achury Viejo descompusieron una tarde llena de ambiente, y esperanzas de volver a vivir la histórica corrida de hace ocho días con corte de rabo incluida.

.........

Toda la voluntad y entrega de  Pablo Hermoso se vio compensada por el inmenso cariño de la afición y por la única oreja de la corrida cortada en el último toro. El rejoneador volvió a mostrar todo el poderío de su toreo a caballo, con esa imponente cuadra donde "Chenel" y "Pata Negra" son la sensación en la colocación de banderillas. Dejó su cartel en el más alto mástil de la plaza, a la que volverá - lo anunció la empresa - el próximo año para dos corridas.

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



BURLADERO (www.burladero.com). Por Germán Jiménez



El ganado desluce el festejo

Solitario premio para Pablo Hermoso, en tarde gris



..........

Pablo Hermoso de Mendoza recogió muy bien de salida con "Curro" a su primero, llevándolo muy toreado. Ya en banderillas y tras brindar a Fernando Botero que ocupaba una barrera, primero con Chenel y luego con Icaro, banderilleó con solvencia ante un toro que emplazado en los medios se fue parando. De un primer rejón en la paletilla, y otro segundo de eficaz efecto acabó con el astado. El que cerró plaza no tuvo recorrido, pese a ello primero con Chenel y luego con Pirata puso el rejoneador todo lo que el toro no daba, pasaportándolo de un rejón casi entero, consiguiendo así arrancar la única oreja de la tarde.

FICHA:

Toros de Achury Viejo, de juego deslucido. El cuarto fue condenado a banderillas negras.

Pepe Marique: Silencio y silencio tras aviso.

Miguel Ángel Perera: Silencio y ovación.

Pablo Hermoso de Mendoza: Palmas y una oreja.

Entrada: Lleno de "No hay billetes".

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



COPE (www.cope.es). Por



MANSA CORRIDA DE ACHURY VIEJO

Solitaria oreja para Hermoso de Mendoza en Bogotá



TOROS. No se recuerda un fracaso reciente en esta plaza, como el alcanzado ayer con los toros de Achury Viejo. Sólo la oreja paseada por Hermoso de Mendoza salvó el festejo.



Bogotá (Colombia), domingo 30 de enero de 2011. 3ª de la Temporada. Lleno de no hay billetes. Toros de Achury Viejo, mansos y de poco juego. Pepe Manrique, silencio y silencio tras aviso. Miguel Ángel Perera, pitos y palmas. El rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza, saludos y oreja.



Sólo podemos repetirnos el trillado adagio que dice: "corrida de expectación...corrida de desilusión". Fueron seis toros desiguales, grandes algunos, diferentes en peso, identificados por un sello general de mansedumbre, peligro, pitones, carencia de casta, clase, con todas las complicaciones y sin fondo. Todo esto frustró las buenas aspiraciones de 14.000 asistentes que soñaron ver o volver a repetir, la apoteósica consagración inolvidable de ocho días antes en esta misma plaza, del extraordinario Pablo Hermoso de Mendoza, constituido en el mejor rejoneador del momento y de los últimos años de la historia.

...........

Voluntarioso y valiente, Perera buscó sacar lo poco que se podía del deslucido ejemplar, logrando con justicia y reconocimiento, ovaciones en dos tandas de pases largos con la muleta. Mató pronto de estocada, escuchando palmas y petición.

Reapareció Pablo Hermoso de Mendoza, entregado para el triunfo, encontrándose igualmente sin material potable para satisfacer al anhelante público. Aprovecho de salida a 'Madrileño', su primero de la tarde, que al igual que sus hermanos pronto se vino abajo. Su esfuerzo y dominio no fueron suficientes ante las pésimas condiciones del astado. Llegó aguantando con 'Curro', 'con Chenel' e 'Ícaro, casi a lo imposible', por lograr algo, sin encontrar respuesta positiva para su lucimiento. Un rejón desprendido, dejó las cosas en saludo desde el tercio. 

Con 'Saramago' recibió al sexto de la tarde, al que aguantó buscándole las embestidas que no tenía el manso de Achury Viejo. Con 'Chenel' midió las distancias maravillosamente logrando entrar al toro, sacándolo obligadamente para su desplazamiento. Entre gran ovación. Porfió valientemente con 'Silveti', que resultó herido con un puntazo en el anca y lució a 'Patanegra', toreando vistosamente de costado al son la música y las ovaciones. Oreja y cariñosa vuelta al ruedo, consagrado como ídolo del público y afición de Bogotá. Ya se dice, que será base principal de todas las ferias del país en la próxima temporada de 2012.

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



APLAUSOS (www.aplausos.es). Por Redacción



Sólo una oreja para Hermoso

Los toros de Achury Viejo deslucen un festejo en el que ni Perera ni Manrique logran tocar pelo



Pablo Hermoso de Mendoza, que repetía actuación en la Santamaría de Bogotá tras su gran éxito del domingo pasado -con corte de rabo incluido-, no pudo redondear actuación -al igual que sus compañeros de a pie- hasta el toro que cerró plaza. El rejoneador estellés se enfrentó a lomos de cuatro de sus caballos -"Curro", "Chenel", "Ícaro" y "Pirata"- a su primero, un toro de deslucida condición, que embistió a arreones y con el que el lucimiento era misión casi imposible. Aun así, por momentos Hermoso logró calentar los tendidos, especialmente montando a "Chenel". La muerte de este primer toro de su lote se la brindó al pintor y escultor Fernando Botero.

Con el que cerró plaza, el único toro con ciertas opciones, expuso en todo momento el estellés, pisando terrenos comprometidos a lomos de "Patanegra" y "Silveti", caballo este último que resultó alcanzado, aunque afortunadamente sin padecer heridas graves. En éste sí logró cortar una oreja, única de todo el festejo.

...........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



APLAUSOS (www.aplausos.es). Por Redacción



Hermoso de Mendoza: "Los caballos han pisado terrenos muy comprometidos"



Pablo Hermoso de Mendoza, único torero capaz de cortar oreja en el festejo celebrado en la Santamaría de Bogotá, declaraba a la muerte de su primero: "El toro daba muchos arreones, su embestida era difícil de templar y los caballos han pisado terrenos muy comprometidos sabiendo además que el toro estaba apretando bastante".

...........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



EL TIEMPO (www.eltiempo.com). Por Luis Noé Ochoa



Ante encierro manso, se la jugaron toreros y caballos

En la Santamaría se había puesto ese letrero tan escaso en el mundo taurino, de "no hay boletas".



La plaza estaba a reventar. Había ministros de Estado, políticos, empresarios, gente de la farándula y afición de nunca fallar. Y la tarde fue preciosa.

No llovió, pero los toros de Achury Viejo aguaron la fiesta. Una corrida bien armada, alta y mansa de bostezar. Toros que recibieron picas de cinco segundos. Ni por esas. La voluntad de los toreros, la sapiencia de Pablo Hermoso, que se jugó los caballos, medio le lavaron la cara a un encierro pitado. El cuarto fue condenado a banderillas negras, pues era de ubre.

Pero así son los toros. Unas históricas, otras para el olvido. Ya vendrán otras tardes.

...........

Pablo Hermoso de Mendoza ayer no tenía toros, pero cortó una oreja, pues a los mansos les echa los caballos encima, les pone los pechos, la barriga y las ancas. Inclusive el bello 'Silveti' se llevó un puntazo en la parte baja del anca.

Su primero fue un toro más bajo que los demás y tuvo más recorrido, aunque a veces con arreones. Pero vimos una exposición de temple, con el toro prendido a la penca del rabo del caballo, como un número de circo. Y vino la ovación más gorda de la tarde, cuando le brindó al maestro Fernando Botero, que estaba en una barrera. Hermoso puso muy buenos pares de banderillas largas y cortas, exponiendo mucho y llevándose al toro prendido de un hilo invisible por el ruedo. Y le puso el pecho de Ícaro en los pitones, le giró en la cara. Faltó que el caballo mordiera al toro. Mató de dos rejones y saludó desde el tercio.

El sexto fue grande en cuerpo, pesado en alma. En un arreón hirió a 'Silveti', que pagó caro las ganas de triunfo. Pero Pablo volvió con los demás, quebró en la propia cara del toro para poner banderillas, lo dejó llegar al estribo, a olerles las tripas a los caballos y entre peligros y buenos pares cortó una oreja, cuando mató de un rejón caidito, pero efectivo. Fue un acierto traer al número uno. Al monstruo.

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



EL TIEMPO (www.eltiempo.com). Por Javier Baquero Jaba



Más Decepción que Expectación



Desafortunadamente hoy se cumplió el viejo aforismo de "corrida de expectación, corrida de decepción". En esta ocasión la corrida se la cargaron los toros de Achury.

Cuando todo estaba dispuesto para que en la primera plaza de toros de Colombia se viviera una corrida por lo menos similar a la histórica de la semana anterior las cosas pasaron de castaño a oscuro. La plaza llena, el aviso de no hay boletas en las afueras, la reventa a precios elevados y la sangre de los actuantes efervescente por alcanzar el triunfo sin embargo, la corrida enviada por Pipe Rocha no mostró lo que todos hubiésemos querido ver, raza, calidad o por lo menos toreabilidad, todo lo contrario vimos una corrida mansa, parada, descastada y pesada corrida. La verdad sea dicha el ganadero envió una corrida con edad, peso y trapío, aunque para algunos no todos los toros eran tan bonitos como yo considero, y digo bonitos al referirme a que los toros deben tener cara de toros y no de becerros.
La terna estaba conformada el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza y los matadores Pepe Manrique y Miguel Ángel Perera.
El cabeza de cartel, Pablo Hermoso de Mendoza lidio tercero y sexto. El primero de su lote fue un toro parado, que embestía por arreones y que no brindaba la menor posibilidad de triunfo, sin embargo el español mostró temple y toreo con las carnes de sus caballos exponiendo a más no poder. Mató de rejón desprendido y rejón para escuchar palmas desde el tercio mientras que su oponente fue pitado en el arrastre. Al que cerró el festejo, un toro que si bien es cierto tenía un poco más de, movilidad, que no era otra cosa una repetición de arreones que fueron aprovechados por el caballero en plaza con todas sus cabalgaduras. Durante su actuación con este astado el caballo Silveti recibió una cornada corrida en el anca izquierda la cual fue operada en el patio de caballos de la misma plaza. Hermoso de Mendoza mató de rejón defectuoso, sin embargo el palco concedió una oreja.
........
Lamentamos que un festejo del que esperábamos tanto nos mostrara la cara barata de la moneda, luego de haber vivido el domingo anterior la cara lustrosa y encumbrada de la moneda. Otra vez será y como decimos los taurinos para ver una corrida hay que ir a todas.

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



TERRA (www.terra.com)



Hermoso de Mendoza corta una oreja y su caballo Silveti resulta herido



Un descastado encierro de Achury Viejo dio al traste con el ambiente de expectación por la segunda actuación de Pablo Hermoso de Mendoza en Bogotá. El rejoneador navarro cortó la única oreja del festejo y se marchó, por un lado, con el cariño de la afición que volvió a llenar la plaza, pero con el sinsabor de la cornada que sufrió Silveti, uno de sus caballos estrella.

......

Seis toros de Achury Viejo, dos de ellos para rejones. Desiguales de presentación y faltos de casta en general. El quinto impresentable para la plaza. Todos fueron pitados en el arrastre.

.......

Pablo Hermoso de Mendoza: dos rejones de muerte (palmas); rejón efectivo (1 oreja) La plaza registró un lleno de "no hay billetes".

LA CASTA, LA GRAN AUSENTE Todo parecía listo para una tarde memorable. El ambiente en la plaza, precedido de otro lleno espectacular, motivado por la despedida de Pablo Hermoso de Mendoza, así lo preveía.

Pero salieron, uno a uno, los toros de Achury Viejo y la ilusión se convirtió en desesperación. El encierro, que tuvo en segundo y cuarto a dos toros de gran trapío, no tuvo casta.

Ni siquiera Pablo Hermoso de Mendoza pudo reeditar lo conseguido ocho días atrás. Sin embargo fue el gran triunfador, al cortar una oreja del que cerró plaza.

Fue quizás el mejor momento de la tarde, con un toro que se emplazó en los medios pero que regaló pocas embestidas. Hermoso de Mendoza tuvo que pisar terrenos comprometidos, para conseguir lo que nunca llegó, que su oponente se moviera. Hubo entrega, a tal punto que su caballo Silveti pasó la línea del riesgo y se llevó un puntazo que le abrió la piel.

Fueron luego Chenel y Pata Negra los encargados de sacar la casta. Con estos caballos Pablo Hermoso siguió por la línea del riesgo y elevó las pasiones en una arriesgada pirueta con la que Pata Negra se despidió. La oreja fue un justo premio, pero supuso un detalle del público que quiso homenajear, y cursarle una nueva embestida, a quien en menos de una semana se hizo ídolo de la capital.

El tercero de la tarde se aferró al piso como si fuera de piedra.

.........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



EL ESPECTADOR (www.elespectador.com). Por Víctor Duisabá Rojas



Los toros de Achury hundieron las ilusiones

Una corrida mansa



La tarde, hecha a la medida para ser inolvidable, se desfondó turno a turno porque los toros de Achury Viejo llevaron a pique las ilusiones.

Y la única oreja de esta tercera de abono en la Santamaría, cortada en el cierre por Pablo Hermoso de Mendoza, no tapó en nada una corrida con muchos pitones y kilos, pero mansa y descastada.

Con esa exagerada intención de impresionar a los tendidos, naufragó el ganadero y con él todo lo que seguía a continuación. El propio Pablo Hermoso de Mendoza se jugó el pellejo y el de sus caballos para buscar las orejas en el primero y, luego, en la decisión de no irse en blanco de una plaza que lo ovacionó en el paseíllo.

Hubo momentos buenos, aunque breves, como cuando logró encelar al toro, el tercero de la tarde, y tirar de él. Frente al público de sol, el rejoneador navarro mostró su poder en los adentros. Con Ícaro se puso a tiro de cornada, aunque salió, como siempre, sin mosquearse. La gente alistó los pañuelos, pero el primer rejón cayó bajísimo, entre otras, porque el de Achury andaba hecho una estatua. Saludo.

En el sexto las cosas no cambiaron mucho. Casi de salida, el toro buscó refugio y nunca dejó de defenderse. Incluso Silveti se llevó una cornada porque el ejemplar esperaba con intención de dañar. Chenel y Patanegra terminaron de sacar agua de un pozo sin fondo. El rejón de muerte, contrario, tuvo efectos inmediatos y el palco dejó asomar el único trofeo para un caballero que se va de Bogotá, pero se queda en el alma popular.

.........

Ficha de la corrida

Plaza de toros de Santamaría. Temporada 80 años.

Tercera corrida de abono.

Seis toros de Achury Viejo. Desiguales de presentación. Mansos.

499, 459, 454, 522, 476 y 546 kg.

.........

Pablo Hermoso de Mendoza: saludo y oreja.

Detalles: Plaza llena. Agotado el papel. Saludaron Ricardo Santana y Jaime Devia, por pares de banderillas. Tarde calurosa con ráfagas de viento.

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



EL ESPACIO (www.elespacio.com.co). Por Ricardo Cubillos Rodríguez



En Bogotá, Hermoso de Mendoza cortó una oreja y su caballo Silveti resultó herido



Un descastado encierro de Achury Viejo dio al traste con el ambiente de expectación por la segunda actuación de Pablo Hermoso de Mendoza en Bogotá. El rejoneador navarro cortó la única oreja del festejo y se marchó, por un lado, con el cariño de la afición que volvió a llenar la plaza, pero con el sinsabor de la cornada que sufrió Silveti, uno de sus caballos estrella. Pepe
Manrique y Miguel Ángel Perera no tuvieron opciones de triunfo.

FICHA DEL FESTEJO.-

Seis toros de Achury Viejo, dos de ellos para rejones. Desiguales de presentación y faltos de casta en general. El quinto impresentable para la plaza. Todos fueron pitados en el arrastre.

.......

Pablo Hermoso de Mendoza: dos rejones de muerte (palmas); rejón efectivo (1 oreja).

La plaza registró un lleno de "no hay billetes".

LA CASTA, LA GRAN AUSENTE

Todo parecía listo para una tarde memorable. El ambiente en la plaza, precedido de otro lleno espectacular, motivado por la despedida de Pablo Hermoso de Mendoza, así lo preveía.

Pero salieron, uno a uno, los toros de Achury Viejo y la ilusión se convirtió en desesperación. El encierro, que tuvo en segundo y cuarto a dos toros de gran trapío, no tuvo casta.

Ni siquiera Pablo Hermoso de Mendoza pudo reeditar lo conseguido ocho días atrás. Sin embargo fue el gran triunfador, al cortar una oreja del que cerró plaza.

Fue quizás el mejor momento de la tarde, con un toro que se emplazó en los medios pero que regaló pocas embestidas. Hermoso de Mendoza tuvo que pisar terrenos comprometidos, para conseguir lo que nunca llegó, que su oponente se moviera. Hubo entrega, a tal punto que su caballo Silveti pasó la línea del riesgo y se llevó un puntazo que le abrió la piel.

Fueron luego Chenel y Pata Negra los encargados de sacar la casta. Con estos caballos Pablo Hermoso siguió por la línea del riesgo y elevó las pasiones en una arriesgada pirueta con la que Pata Negra se despidió. La oreja fue un justo premio, pero supuso un detalle del público que quiso homenajear, y cursarle una nueva embestida, a quien en menos de una semana se hizo ídolo de la
capital.

El tercero de la tarde se aferró al piso como si fuera de piedra.

...........

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



EL ESPACIO. Por Ricardo Cubillos Rodríguez



Corrida de expectación, corrida de decepción



EL "HERMOSO" PABLO SALVO LA TARDE

Cinco de seis toros de Achury Viejo fueron silbados



Un sol espectacular, con lleno de la ahora "Monumental Plaza de Toros de Santamaría", los aficionados en su mayoría vestidos de blanco y rojo, mujeres hermosas y hombres ávidos de emoción en la arena, pero unos toros de Achury Viejo que fueron fiasco total.

Ese es el insulso resumen que nos dejó la tercera corrida de temporada en el coso de San Diego,, donde la expectativa por ver de nuevo como gran triunfador al rejoneador extremeño Pablo Hermoso de Mendoza, al igual que sus compañeros de terna, el español Miguel Angel Perera y el colombiano Pepe Manrique, se fue al traste por la falta de bravura, casta y ganas de al menos cuatro de los seis astados que les correspondieron a los alternantes. La tarde fue salvada por el rejoneador Pablo Hermoso de  Mendoza, quien haciendo gala de sus dotes artísticas y mostrando a sus mejores caballos, dio cátedra de su arte y tanto en el primer toro que le correspondió, como en el segundo, el último de la tarde, de nombre Navegante, que mostró algo de bravura y alegría para enfrentar a su enemigo, se mostró agradable y con la "hermosa" faena de Pablo, el público pidió una oreja, la cual fue entregada por la presidencia de la plaza que durante el festeje fue objeto de rechiflas no muy pocas veces.

.........

Confirmó su clase. Sin defraudar a los aficionados que llenaron hasta las banderas la Santamaría, el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza reafirmó su gran clase.

........

Más torero que toro. Tanto el "consentido" de la plaza, Pablo Hermoso de Mendoza, como Pepe Manrique y Miguel Ángel Perera, sus alternantes se entregaron de lleno para dar un buen espectáculo, pero el material más importante, los toros, fueron faltos de casta.

.........

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx