CARTEL

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

ESTADISTICAS EN ESTA PLAZA

FESTEJOS
13
TOROS LIDIADOS
26
TROFEOS
26 orejas
y 0 rabos
PUERTAS GRANDES
8

INFORMACION RELACIONADA

La ciudad de Murcia ha contado a lo largo de la historia de varias plazas de toros, hasta que el 6 de septiembre de 1887 Lagartijo, Juan Ruiz "Lagartija" y Luís Mazzantini, con un encierro de Murube, inauguraron la actual de La Condomina. El coso murciano es un gran escenario, y no sólo por su amplio aforo, cerca de las 18.000 localidades, ni por el amplio diámetro de su ruedo, de 53 metros, sino también por los muchos y variados acontecimientos que desde hace ya muchos años se vienen sucediendo, especialmente durante su feria de septiembre.

Todas las figuras del toreo de las distintas épocas han triunfado en La Condomina. El distendido ambiente que se respira, las muchas ganas de aplaudir que tiene su público y su generosidad a la hora de enjuiciar a toros y toreros convierten a esta plaza en una de las que arrojan mayor porcentaje de tardes triunfales dentro de su categoría.

Sin embargo, los gustos de su afición parecen no estar marcados por cliché alguno. Si despierta fervor la raza y el coraje que demuestran algunos toreros -Pepín Liria es el ejemplo más reciente, y no sólo por su condición de murciano- también han sido muchos los matadores de clase que señalan a Murcia como uno de sus escenarios más queridos. Que se lo pregunten al maestro José María Manzanares.

Esa falta de prejuicios que tiene su afición para disfrutar con amplitud de miras de las corridas hace que la Fiesta en Murcia sea precisamente eso, una fiesta. Este magnífico ambiente que se respira en La Condomina está acompañado por la tradicional merienda, que obliga a parar el festejo en su ecuador. Pero, tal vez, el gran "secreto" que encierra este coso es que desde hace ya mucho tiempo ha mantenido el equilibrio del toro que se lidia. Un animal proporcionado, sin excesos pero bien presentado, perteneciente, además, a ganaderías que suelen estar en buen momento. Puede que por eso, la plaza de Murcia sea en la que más indultos se producen.


FUENTE: Alfonso Santiago (6TOROS6)

Desde que debutó Pablo en la Feria de Murcia, en el coso de La Condomina, el 22 de septiembre de 1996, actuó de forma ininterrumpidamente hasta el año 2001, e incluso como en la temporada 1999 ha actuado en otra corrida especial fuera de la Feria.

El día de su debut compartió cartel con Fermín Bohórquez y Luis y Antonio Domecq y lidió toros de Fermín Bohórquez, saludando en lidia individual y cortando dos orejas en la collera junto a Bohórquez, destacando en la monta de CAGANCHO y CHICUELO.

Al año siguiente, el 21 de septiembre, los hermanos Domecq dejaron sus lugares a Paco Ojeda y Andy Cartagena, siendo la misma ganadería de Bohórquez y con una oreja en su toro y vuelta al ruedo junto con Ojeda en la collera. También en esta ocasión Pablo montó a CAGANCHO.

Repitieron a los Bohórquez y el cartel el 20 de septiembre de 1998 y también el trofeo en lidia individual, no así en collera con Fermín Bohórquez que fueron silenciados. Ese día el toro que lidió Pablo en solitario produjo una cornada de veinte centímetros a CAGANCHO en su anca derecha, precisamente en el mismo lugar donde meses antes un toro había abierto sus carnes en Valencia. CAGANCHO fue intervenido en una clínica cercana y no reaparecería hasta la temporada siguiente.

La única corrida que actuó Pablo y que se celebró fuera de la Feria de Septiembre, fue el 4 de abril de 1999, y ahora los toros fueron de Flores Tassara y el cartel con Curro Bedoya, Luis Domecq, Antonio Domecq, Andy Cartagena y Paco Ojeda y también obtuvo Pablo una oreja. Paró a su toro a lomos de VITI en su primera temporada.

Ese mismo año en la Feria, el 19 de septiembre, volvían a ser fieles a los toros de Fermín Bohórquez y al cartel de Bohórquez, Hermoso, Ojeda y Cartagena, también repetía Pablo oreja en solitario, pero esta vez junto a Paco Ojeda en collera, conseguirían dos del sexto de la tarde.

El 17 de septiembre de 2000, el único cambio se produjo en los rejoneadores, entrando Martín González Porras por el retirado Paco Ojeda y de nuevo oreja en el toro individual y ovación en la collera con Bohórquez. Esa tarde Pablo montó a MAGRITAS, FUSILERO, CAGANCHO, CHICUELO, ALBAICIN y BORBA.

Toros de nuevo de Fermín Bohórquez el 16 de septiembre de 2001, ahora para Leonardo Hernández, Martín González Porras y Andy Cartagena, además del propio Pablo, que obtuvo una oreja en el toro que lidió en solitario, siendo silenciado en la collera que compartió con González Porras. Eran tiempos de caballos como LABRIT, TABASCO, ALBAICIN, DANUBIO, CHICUELO Y MARIACHI.

Tras dos temporadas de ausencia, Pablo regresaba a Murcia el 19 de septiembre de 2004, con el cartel de “No hay billetes” colocado en la taquilla y con Fermín Bohórquez y Andy Cartagena como compañeros, lo que quiere decir que por primera vez Pablo iba a lidiar dos toros en la misma corrida en Murcia. Dos toros de Fermín Bohórquez de los que obtuvo una oreja y dos orejas respectivamente. En el primero de sus toros utilizó a CURRO, CHENEL y FÓSFORO y en el quinto, muy complicado,SAMURAI, CAMPOGRANDE, CHICUELO y repitió a FÓSFORO.

Otro entradón tuvo lugar en el 2005, el día 18 de septiembre, fecha en la que Pablo alternó con Luis Domecq y Andy Cartagena en la lidia nuevamente de astados de Bohórquez Escribano. La tarde fue triunfal una vez más para el centauro navarro ya que obtuvo una oreja de su primero y le tumbó las dos a su segundo, logrando así su cuarta Puerta Grande en la Condomina. EXCALIBUR, CHENEL, FOSFORO, ZAPATA, FUSILERO y SILVETI fueron los encargados de realizar las dos excelentes lidias que Pablo cuajó en la capital pimentonera.

Para el 2006, el 17 de septiembre, con otro "no hay billetes" de por medio, Pablo volvió a salir en volandas de la Condomina gracias a la extraordinaria faena que le realizó al quinto de la tarde, al que le tumbó merecidamente las dos orejas. En su primero cuando menos pudo pasear un trofeo pero el tener que echar mano del descabello desterró tal posibilidad. CURRO, LABRIT, RONDEÑO, KILATE, CHENEL. FUSILERO y DOMINGUIN tuvieron una importante participación en este éxito. El cartel lo integraban además Andy Cartagena y el local Pedro Hernández "El Cartagenero" que tomó la alternativa, siendo los astados de Fermín Bohórquez.

Y en el 2007, el 16 de septiembre se cerró la Feria con un larguisímo festejo de rejones en el que tomaron parte Fermín Bohórquez, Pablo Hermoso de Mendoza, Andy Cartagena y Pedro Hernández "El Cartagenero", quienes lidiaron ocho toros de Fermín Bohórquez. El navarro obtuvo dos orejas en su primer enemigo, perdiendo igual premiación en su segundo al pinchar en dos ocasiones antes de sepultar el rejón de muerte. CURRO, CHENEL, FUSILERO, ESTELLA, RONDEÑO, LABRIT, SILVETI y DOMINGUIN ayudaron esa tarde a su jinete para que saliera por sexta vez a hombros de La Condomina.

El 20 de septiembre de 2009 regresó Pablo al ruedo murciano para alternar con Fermín Bohórquez y Diego Ventura en la lidia de bureles del primero de los mencionados. El navarro reaparecía después de su lesión de Albacete y a pesar de no estar físicamente al cien hizo lo necesario para abrir de nuevo la Puerta Grande de la Condomina, desorejando a su segundo y perdiendo cuando menos un apéndice al fallar con la espada en su primero. DALI, CHENEL, ICARO, PIRATA, ESTELLA, SILVETI y CAVIAR fueron los elegidos para actuar esa tarde.

FECHA 19 de Septiembre de 2010
LUGAR Plaza de toros La Condomina, Murcia, España
ENTRADA Tres cuartos
TOROS
RESEÑA Fermín Bohórquez (oreja y silencio tras aviso)
Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y dos orejas)
Diego Ventura (dos orejas y dos orejas)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Fermín Bohórquez, número 42, 522 Kg Kg: De  salida CURRO (1 rejón de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) e ICARO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (3 cortas y dos rejones de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Fermín Bohórquez, número 67, 527 Kg: De  salida SARAMAGO (1 rejón de castigo); en banderillas SILVETI (2 banderillas) y PATA NEGRA (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (3 cortas, un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte tras pinchazo).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

DALI, HORMIGA y MACHADO

La plaza de toros de La Condomina es, posiblemente el coso donde la gente más se divierte y más disfruta con el espectáculo que se les presenta. Hasta la corrida de esta tarde, de los dieciséis toreros que habían formado los carteles, once de ellos habían salido a hombros y en la mayor parte de las tardes, toda la terna lo había conseguido. Evidentemente las cosas desde la empresa también se hacer bien a la hora de la elección de los toros y de los carteles, pero también un público siempre abierto y muy a favor del espectáculo.

Esta tarde de rejones no fue una excepción y el público disfrutó, pero es que Pablo puso sobre el tapete dos obras de arte marca de la casa. El primero fue un buen toro de Bohórquez y una cuadra en el mejor momento del año. Fue en el segundo de la tarde y si no pincha con medio rejón de muerte al primer intento, el rabo hubiese caído en manos del navarro sin ninguna duda. La sinfonía ecuestre-taurina comenzó con CURRO, muy asentado y muy seguro, que enfrentó pronto la bravura del Bohórquez y la fue limando con la cola primero y con la bandera de forma magistral al final. Rejón de poder a poder y en todo lo alto. CURRO cedió los trastos a su hermano CHENEL y aquí vino la locura con los galopes de costado ceñidos y perfectamente rematados ante un toro que no volvía la cara. Las reuniones fueron de todos los colores: atacando, recibiendo, al sesgo, en los medios..Cada vez que caballo y toro se juntaban, componían un canto al toreo a caballo. Sin ventajas CHENEL y sin ventajas ICARO con un toreo distinto, pero tan puro y cercano como el anterior. El toro se defendía por alto e ICARO esquivaba sus impulsos. Hubo momentos en que el pitón del toro estaba metido entre los zahones de Pablo, mientras ICARO giraba mirando al toro. Cuando terminó, el público solicitaba una tercera banderilla al estellés, pero el jinete se fue por PIRATA, porque había que dar hueco a otra de las estrellas de la cuadra. PIRATA salió y se fue por el toro para colocarlo en los terrenos propicios. Cuando lo logró, atacó con la primera corta, casi continuo con la segunda y luego la tercera, todo en una lucha contra los pitones, siempre altos del astado que buscaba más al jinete que al caballo. El toro estaba todavía muy fuerte para el rejón de muerte y eso sorprendió a Pablo en el primer intento, encontrando hueso. Al segundo intento el rejón entró de forma espectacular e instantánea, haciendo que el toro doblase y el tendido se poblase de pañuelos. El único lunar del pinchazo, le costó al de Estella, la posibilidad de obtener un rabo en esta tarde.

También estuvo a punto de cortar el rabo del quinto, un cinqueño de gran presencia y que dio buen juego, aunque con algo menos transmisión que su hermano de ganadería, que no de añada. En esta ocasión lo paró con SARAMAGO que tuvo enfrente a un toro brioso y con movilidad. El caballo lo paró en unos terrenos muy cortos, girando casi sobre sí mismo caballo y toro. Soberbio SARAMAGO que colocó un solo rejón de castigo. En banderillas fue SILVETI el que dejó otra muestra de toreo despacioso, templado. Tanto de costado, como de frente, el caballo hace el toreo pausado, se diría que de duende. En los galopes de costado, incluso se permite imitar a su hermano CHENEL y dar cambios por los adentros. Tras dos banderillas al estribo con SILVETI, Pablo dio entrada al toreo que más gusta por estas tierra levantinas: la explosividad de PATA NEGRA. Así fue, y el joven caballo nacido en tierras estellesas consiguió armar un alboroto con las piruetas, con la forma de esperar al toro, de citarlo a escasos milímetros de los pitones para que se arrancara y poderle efectuar la pirueta. Puso al tendido con varias piruetas en la cara del toro. En esta ocasión las cortas fueron dos y así dejar ocasión para un par a dos manos. Así fue, dos cortas en lo alto y un par  a dos manos reunido en el tercio y colocado en lo alto. Nuevamente pinchó Pablo antes del rejonazo definitivo y nuevamente perdió la posibilidad de haber obtenido un rabo en esta plaza.