CARTEL

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

ESTADISTICAS EN ESTA PLAZA

FESTEJOS
8
TOROS LIDIADOS
16
TROFEOS
18 orejas
y 1 rabo
PUERTAS GRANDES
7

INFORMACION RELACIONADA

Coso Monumental considerado de primera categoría con un aforo estimado de 10000 localidades.
FUENTE: pablohermoso.net

Pablo Hermoso de Mendoza se presentó en la Plaza Lorenzo Garza de Monterrey, Nuevo León, el 21 de noviembre de 1999, junto a Eulalio López "Zotoluco" y Fernando Ochoa, y lidiando un toro de Celia Barbabosa y otro de Jaral de Peñas, obteniendo ovación en su primero y las dos orejas de su segundo.

La grata impresión dejada en su anterior actuación, y lo triunfal de su temporada española, hicieron que el 5 de noviembre de 2000 se acabasen las entradas, tras muchos años sin que este hecho se produjese en esta Plaza. En esta ocasión, los toros fueron de Fernando de la Mora y los compañeros de cartel Eloy Cavazos y Jorge Gutiérrez. La tarde fue triunfal para Pablo, cortando una oreja de su primero y las dos del cuarto de la tarde, triunfo que apoyó en sus monturas LABRIT, MAGRITAS, DANUBIO, CAGANCHO, CHICUELO y BORBA (en la foto colocando un par a dos manos).

El 18 de noviembre de 2001, se volvió a llenar la plaza regiomontana, en esta ocasión para ver actuar a Pablo Hermoso de Mendoza junto a Eloy Cavazos y Jorge Gutiérrez, obteniendo Pablo una oreja de su primer toro y dos del segundo, ambos difíciles toros de De Santiago, y ante los que tuvo que poner toda la técnica que posee el y TABASCO, ALBAICIN, DANUBIO, LABRIT, FUSILERO, BATISTA, CHICUELO y MARIACHI.

El siguiente paseíllo del navarro en el albero regio tuvo lugar el sábado 26 de octubre 2002, fecha en la que aconteció la cuarta actuación del estellés en la Monumental de la capital neolonesa, realizando el paseíllo junto a Eulalio López "Zotoluco" y Rafael Ortega, con astados de las dehesas de de Begoña. La tarde fue de contrastes ya que Pablo realizó dos buenas faenas antes bureles nada fáciles, pero lamentablemente el rejón de muerte limitó su triunfo a una sola oreja de su segundo, siendo fuertemente ovacionado en que abrió plaza. Esa tarde actuaron bajo la rienda del navarro: RONCAL, FUSILERO, DANUBIO, MARIACHI, MONTERREY (foto derecha), ALBAICIN, CHICUELO y MAZANTINI.

Regresaría el jinete navarro a la Lorenzo Garza el 7 de diciembre de 2003, teniendo como compañeros de cartel a los matadores mexicanos Jorge Gutiérrez y Rafael Ortega, en la lidia nuevamente de bureles de Begoña. Hermoso de Mendoza tuvo una tarde muy completa, llevándose las dos orejas del sardo que le correspondió en primer lugar y sumando otra más de su segundo, dejando escapar el rabo de este astado al tener que recurrir al descabello. Los caballos que encandilaron a la afición regiomontana esa tarde fueron: FUSILERO, LABRIT, NATIVO, CHACAL, CHICUELO, CAMPO GRANDE y FOSFORO.

Al año siguiente, 2004, tendría lugar la siguiente actuación de Hermoso de Mendoza en el coso de la Colonia Del Prado. Así, el 5 de noviembre hacían el paseíllo además de Pablo los diestros Jerónimo y Juan Antonio Adame, en la lidia de ejemplares de Vistahermosa y Fernando de la Mora para el montado, y de Corlomé para los de a pie. El estellés ratificó su categoría, así como el poder de convocatoria entre la afición regia, casi llenando de nuevo la plaza y saliendo en hombros de ella gracias auna riñonuda faena realizada a su segundo, por la que le fueron concedidas las dos orejas, siendo ovacionado fuertemente en el que abrió plaza. CURRO, CHICUELO, CAMPOGRANDE, CERVANTES, SAMURAI, CHENEL, FUSILERO y FOSFORO tuvieron llamado a escena durante esa intensa función nocturna.

Transcurrirían prácticamente tres años para que Pablo regresase a la Monumental regia, lo cual tuvo lugar el 18 de noviembre de 2007, alternando con Eloy Cavazos y Alejandro Amaya, en la lidia de bureles de Bernaldo de Quirós.
Con un entradón de por medio Pablo bordó el toreo al que abrió plaza para mandarlo sin orejas al rastro, mientras que en su segundo poco pudo hacer ante un burel deslucido y descastado. ESTELLA, CHENEL, PIRATA, CURRO, SILVETI, FUSILERO y DOMINGUIN pisaron esa tarde el ruedo de la Lorenzo Garza.

FECHA 2 de Marzo de 2010
LUGAR Plaza de toros Monumental Lorenzo Garza, Monterrey, Nuevo León, México
ENTRADA Lleno
TOROS
RESEÑA Manuel Martínez (palmas y palmas)
Pablo Hermoso de Mendoza (ovación y dos orejas y rabo)
Alberto Espinoza “El Cuate” (dos orejas y silencio)
Pedro Gutiérrez Lorenzo “El Capea” (palmas y oreja)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Fernando de la Mora, número 116, 473 Kg, de nombre Sinfonía; De salida: DALI (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) e ICARO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas, una rosa y un rejón de muerte, tras tres pinchazos).

Segundo toro de la Ganadería de Fernando de la Mora, número 147, 549 Kg, de nombre Diablito: De salida ESTELLA (2 rejones de castigo); en banderillas SILVETI (2 banderillas) y CAVIAR (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas, un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

EJEA, SECRETO y MARQUES

Corrida maratoniana con ocho toros en un cartel hispano-mexicano al cincuenta por ciento y con el reclamo único y especial de Pablo Hermoso de Mendoza, que  nuevamente volvió a llenar uno de los grandes y complicados para ello, cosos del país azteca. La Monumental Monterrey registró una entrada que rozó el lleno, acabándose las entradas numeradas y quedando muy poquito general alto.

Un buen número de espectadores que pudieron disfrutar con un gran triunfo del rejoneador navarro y que no quedó redondeado porque encontró hueso en el primero de sus toros.

Comenzaron las evoluciones del centauro estellés con un primer toro de Fernando de la Mora, noble, con movilidad, pero al que quizás le faltó un poco más continuidad. DALI lo enceló en los medios, lo llevó muy ajustado a su grupa en giros muy en corto y le dio confianza. Luego en las colocaciones del rejón de castigo, el caballo vaciaba la embestida del toro y salía limpio de la suerte. El buen son del toro lo asimiló CHENEL para su galope de costado, aunque era aquí donde al toro le faltaba recorrido. Apenas eran galopes de unos metros, porque el toro no continuaba. Aún así en uno de ellos CHENEL pudo rematarlo, muy ajustado por las tablas y levantar al público de sus asientos. Destacar también la última de las pasadas toreando con el pecho y sin clavar, en la que el caballo estuvo perfecto. Con ICARO hecho un arco, la primera carrera del astado metido en el estribo fue lo más destacado una vez más de una gran tarde del caballo bayo. Su toreo fue pura provocación, puro cara a cara, enseñándolo al astado donde estaba su sitio y haciéndole embestir tras él. La tarde, ciertamente iba redonda, y Pablo por fin estaba disfrutando de un buen toro, cuando con PIRATA colocó en perfecta rueda, las tres cortas, todas en lo alto del morrillo. Al terminar, se descolgó con varios desplantes haciendo el “teléfono”. La plaza estaba entregada y el jinete agarró una nueva rosa, que también dejaría al primer intento en lo alto. Trató de matar al toro en el mero centro de la plaza y quizás ese fue el error, porque el astado, no le ayudó en la suerte y necesitó de tres pinchazos antes de enterrar el rejón de muerte definitivo. Una pena, porque el éxito estaba en sus manos y se escapó en forma de pinchazos.

Lo que quedaba en chiqueros para la segunda labor del rejoneador era un toro berrendo, de enorme presencia, posiblemente el toro más grande que Pablo haya lidiado en toda la temporada. Pablo venía de atrás, habría brindado el toro a su buen amigo José Antonio Fernández y se la tenía que jugar, por eso castigo al toro con ESTELLA, pero apenas lo corrió. Dos rejones de castigo y pocas carreras para que el toro aguantara en banderillas. Aquí es donde vino la sinfonía de arte, primero con SILVETI, quien ante toro grande, pareció crecerse. Llegó a las reuniones y en el momento de cambiar el pitón, se achicaba y se ponía por debajo del toro, para cuando pasaba por su cara, crecerse y mirar al toro desde lo alto, colocándolo en el mismo estribo que es donde Pablo dejaba el palitroque. Por dos ocasiones realizó la suerte, antes precisamente de encelar al toro con la cola y llevarlo una vuelta completa al anillo toreado y pegado a la grupa. Emotividad y valor a partes iguales de un SILVETI inconmensurable. La labor la siguió por altos derroteros ahora con CAVIAR, quien sí que tenía la misma altura que el astado. No le importó al joven hijo de CHICUELO que se fue contra él cada vez que su jinete lo requería. Se lo pasaba desde el pecho hasta la cola, pasando por la barriga en templadas reuniones y lo remataba con piruetas en las salidas. El público regio lo estaba pasando en grande y la fiesta la continuó PIRATA, ahora con más toro enfrente, de dejó tres cortas en lo alto y que con el par a dos manos consiguió levantar al público de sus asientos. Todo estaba preparado para que Pablo entrara a matar y en esto que parte del público comenzó a pedir el indulto para “Diablito”. Pablo dudó y la presidencia indicó que el toro debía morir. Hubo momentos de confusión, pero al fin el navarro enterró un soberbio rejonazo en toro lo alto que finiquitó entre aplausos del propio caballero al buen toro de Fernando de la Mora. Precisamente el ganadero daría la vuelta de honor con Hermoso de Mendoza, quien paseaba en las manos, los merecidos máximos trofeos de “Diablito”.