CARTEL

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

ESTADISTICAS EN ESTA PLAZA

FESTEJOS
12
TOROS LIDIADOS
23
TROFEOS
24 orejas
y 0 rabos
PUERTAS GRANDES
8

INFORMACION RELACIONADA

Hace poco más de dos décadas, Santander no contaba como uno de los escenarios de paso obligado en la temporada de la torería andante. A finales de los años setenta y primeros de los ochenta, el viejo y bonito coso de Cuatro Caminos apenas si acogía dos o tres corridas en la feria de Santiago. Sin embargo, cuando la propiedad del coso pasó definitivamente a titularidad pública, concretamente a manos del Ayuntamiento, y se creó la Comisión Taurina para su gestión, la feria de Santander fue creciendo en cantidad y calidad hasta convertirse, como ocurre en la actualidad, en uno de los abonos más importantes de la temporada.

La plaza de Cuatro Caminos se inauguró el 25 de julio de 1890, bajo la dirección del arquitecto Alfredo de la Escalera. Hoy en día se encuentra cuidado al máximo, y aunque en su caso la belleza está reñida con la comodidad, el coso santanderino es una autentica joya taurina.

Con capacidad para 11.700 espectadores, el edificio consta de tres pisos y un ruedo de 51 metros de diámetro, cuya arena es negruzca, como también ocurre en otros cosos del Norte de España. El cartel inaugural contó con la presencia de los diestros Cara Ancha y Luis Mazzantini, que lidiaron para la ocasión un encierro del Conde de la Patilla.

Desde su consolidación como plaza de primer circuito, además del abono de julio que se celebra para festejar las fiestas de Santiago, la temporada santanderina también ha consolidado la tradicional corrida de Beneficencia. Desde hace un par de temporadas, este festejo, que anteriormente se programaba en los primeros días de agosto, se celebra dentro de la misma feria, aunque fuera del abono.

La presencia de todas las figuras del toreo ha hecho posible que en su ruedo hayan tenido lugar importantes faenas. Entre las últimas y que más se recuerdan entre la afición cántabra, destaca aquella que Joselito cuajó a un toro de Joaquín Buendía. Todo un referente en esta última etapa de Cuatro Caminos.

FUENTE: Alfonso Santiago (6TOROS6)

El centauro español debutó en esta Plaza el día 25 de julio de 1999, lidiando una corrida de Los Espartales y compartiendo cartel con Joao Moura y Paco Ojeda. Hermoso de Mendoza cortó una oreja a su primero y dos al que hacía quinto, saliendo a hombros, y conquistando los Trofeos del Ayuntamiento de Santander y del Hotel Palacio del Mar, ambos como mejor rejoneador de a Feria, siendo destacado por su labor a lomos de LABRIT, CAGANCHO, CHICUELO, ALDEBARAN (en la foto) o CHABELA.

Al año siguiente, el 23 de julio, estaba programada una corrida de Guardiola para Joao Moura, Pablo Hermoso de Mendoza y Andy Cartagena. El día transcurría amenazando lluvia, y así comenzó la corrida, hasta que en el segundo toro, con Pablo en el ruedo sobre CAGANCHO, comenzó a descargar una monumental tormenta de agua que dejó en pocos minutos la plaza convertida en una piscina. Pablo continuó la lidia con CAGANCHO y más tarde sobre MAZANTINI (en la imagen derecha), y en medio del diluvio cortó una oreja. Tras la actuación de Pablo, la corrida quedó definitivamente suspendida. El Hotel Palacio del Mar, por segundo año consecutivo, eligió a Pablo Hermoso de Mendoza, como mejor rejoneador.

El 22 julio 2001 volvió a triunfar en el Coso de Cuatro Caminos, obteniendo una oreja de cada uno de sus toros de Felipe Bartolomé, junto a Leonardo Hernández y Andy Cartagena y lidió montando a LABRIT, TABASCO, DANUBIO, CAGANCHO, CHICUELO y MARIACHI, siendo de nuevo destacado como mejor rejoneador de la Feria por el Hotel Palacio del Mar.

Su cuarta actuación, fue el 21 de julio de 2002 y repitiendo tanto los toros de Felipe Bartolomé como Hernández y Cartagena y también se repitió la puerta grande para Pablo, con dos orejas cortadas al quinto de la tarde, escuchando una fuerte ovación en su primero. En esta ocasión los caballos empleados fueron RONCAL, MONTERREY, CHICUELO, DANUBIO, ALBAICIN, CAMPOGRANDE y MARIACHI.

Otro triunfo redondo obtuvo Pablo el 20 de julio de 2003, ahora ante una corrida muy mansa de la Viuda de Flores Tassara, ante la que tanto Pablo, como MISTRAL, CHACAL, CHICUELO, GAYARRE, NATIVO y CERVANTES, pusieron todo de su parte para triunfar. Una oreja y dos orejas fue el balance final que hizo que la Puerta Grande se abriera en solitario para Pablo y abandonando el coso por la puerta de cuadrillas sus compañeros Joao Moura y Andy Cartagena. El Ayuntamiento de Santander de nuevo lo distinguió como el mejor rejoneador del ciclo.

El 28 de julio de 2004, Hermoso de Mendoza actuaba por primera vez en Santander en una corrida mixta con toreros de a pie. El cartel inicialmente estaba compuesto por el navarro, Enrique Ponce y Francisco Marco, pero un percance sufrido por el diestro valenciano hizo que la empresa lo sustituyera por Javier Conde y Salvador Vega, quedando el cartel con ocho toros, dos de Fermín Bohórquez para Pablo y seis de Torrealta, para los matadores. De nuevo Pablo volvió a bordar dos grandes faenas, en esta ocasión con SAMURAI, CHENEL, CAMPOGRANDE, CURRO, CHICUELO y FÓSFORO, obteniendo una oreja de cada toro, que aunque le sirvieron para abrir la Puerta Grande, se nos antoja corto bagaje para tan buenas actuaciones. De hecho, a la hora de conceder los trofeos de la Feria, Pablo fue distinguido nada más y nada menos que con tres galardones: Mejor rejoneador para el Grupo DIPESA y para la Peña Pablo Hermoso de Mendoza de Santander y Mejor Toreo a caballo para el Excelentísimo Ayuntamiento de Santander.

En virtud de los buenos resultados de la fórmula mixta la empresa decidió nuevamente incluir este tipo de cártel para la edición 2005 de la Feria. Así el 28 de julio, ante un llenazo de "no hay billetes" hacían el paseíllo en la arena cántabra Pablo Hermoso de Mendoza, Serafín Marín y Eduardo Gallo para lidias bureles de Fermín Bohórquez en el caso del navarro y de Juan Pedro Domecq sus alternantes. A final de cuentas Pablo se hizo con la única oreja que se cortó en el festejo, obtenida después de cuajar una muy interesante lidia al primero de su lote, destacando con él CURRO, CHENEL, CAMPOGRANDE y DOMINGUIN. Con su segundo, el caballero en plaza estuvo sobrado en una labor aparentemente fácil pero que implicó un gran conocimiento de los terrenos de la lidia. EXCALIBUR, LABRIT, CHICUELO Y DOMINGUIN fueron los responsables del trabajo, que después de un pinchazo fue reconocido con una fuerte ovación.

Y con otro vendaval de por medio se marcó la comparecencia del navarro en el 2006. Esa tarde del 27 de julio Pablo alternó con los diestros José Antonio Morante de la Puebla y Cayetano en la lidia de bureles de Fermín Bohórquez para rejones y de Jandilla para las infanterias. El torero de Estella pudo rescatar una oreja de su primero, siendo fuertemente ovacionado en su segundo. CURRO, CHENEL, SARMATA, MERLIN y NAPOLEON fueron los córceles que tuvieron intervención en la mojara arena cantábrica.

Por fin para el 24 de julio de 2007 el Dios sol reinó en una actuación de Pablo Hermoso de Mendoza en la plaza de Santander, donde la lluvia había sido compañera de cartel en los años anteriores y nuevamente el rejoneador navarro volvió a saborear las mieles del triunfo en una plaza que siempre había sido talismán para él y que en los últimos años se le estaba negando. El estellés prologó un festejo mixto del que también formaron parte José María Manzanares y Cayetano, en la lidia de astados de Bohórquez para el montado y de Victoriano del Río para las infanterias. Pablo se llevó el triunfo al cortarle las dos orejas al segundo de su lote, habiendo empleado a lo largo del festejo a CHABOLA, RONDEÑO, SILVETI, SARMATA, LAGARTIJO, CHENEL y FUSILERO.

Para el 20 de julio de 2008 regresó Hermoso de Mendoza a Cuatro Caminos, al lado de Fermín Bohórquez y Alvaro Montes, lidiando astados de Bohórquez Escribano. Después de una lluviosa mañana el cielo se calmó y permitió la celebración del festejo en donde el navarro paseó la unica oreja de la tarde, de su segundo, premiación reducida por haber fallado en el primer intento con el rejón de muerte. CURRO, SILVETI, FUSILERO, PIRATA, ESTELLA, CHENEL e iCARO fueron los elegidos por el navarro para actuar en ese compromiso.

Y en el 2009 si hubo Puerta Grandem gracias a las dos orejas que el genio estellés le cortó a su primero, al que cuajó de manera impecable a lomos de DALI, CHENEL, ICARO y PIRATA. Lamentablemente su segundo fue un manso de solemnidad al que poco pudo hacersele, siendo ovacionado al final de su labor en la que empleó a ESTELLA, SILVETI, CAVIAR y PIRATA. La fecha del festejo fue el 19 de julio, en un cartel en donde también tomaron parte Fermin Bohórquez y Diego Ventura, con astados del padre del primero.

FECHA 5 de Julio de 2010
LUGAR Plaza de toros de Santander, Cantabria, España
ENTRADA No hay billetes
TOROS
RESEÑA Fermín Bohórquez (silencio y silencio)
Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y dos orejas)
Sergio Domínguez (oreja y ovación)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Herederos de Ángel Sánchez y Sánchez, número 28, 512 kg, de nombre Ranito: De  salida DALI (2 rejones de castigo); en banderillas VAN GOGH (2 banderillas) y SILVETI (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (3 cortas y un rejón de muerte tras pinchazo).

Segundo toro de la Ganadería de Herederos de Ángel Sánchez y Sánchez, número 37, 536 Kg, de nombre Montesino: De  salida UNAMUNO (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) e ICARO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

CURRO, PATA NEGRA y MACHADO

En el día en el que el Parlamento de Cataluña aprobó la abolición de las corridas de toros, en otro punto de España, concretamente en la preciosa ciudad de Santander, el público respondía a eso de la mejor manera posible: llenando la plaza, acabando el papel y demostrando que la fiesta interesa y mucho.

Otro tema también muy debatido en esta temporada es el juego del encaste murube. Ahora parece que todo lo murubeño no sirve, no tiene fuerza, se para. Es posible que algunas ganaderías están un poco justas de raza, pero generalizar siempre es malo y esta tarde el hierro de Herederos de Ángel Sánchez y Sánchez lo ha demostrado lidiando toros con bravura y acometividad ante los que hay que estar en torero.

Y si no que se lo digan a Hermoso de Mendoza que enfrentó en primer lugar a un toro complicado, brusco, pero siempre enrazado y embistiendo. Con un peligro sordo, pero que a su vez transmitía a los tendidos y al que Pablo entendió de maravilla desde el principio, marcando una lidia cuya táctica comenzó en el propio patio de caballos. Tras los primeros tanteos con DALI pudo comprobar que el toro solo atacaba cuando sabía que podía hacer daño. Esperaba hasta el último instante. Esta condición el jinete la leyó perfectamente y por eso dio entrada a VAN GOGH, un caballo cuya lidia se basa en la reunión, para así poder desgastar a un toro que en esos momentos carecía de temple. El caballo estuvo soberbio ante un enemigo que no daba facilidades, que embestía con fuerza y al que el caballo le quebraba sin ventajas. Tanto tocaba VAN GOGH al toro que en algunas de las pasadas la reunión se abría demasiado. No obstante los tendidos seguían con emoción los ajustados embroques. Con el toro algo más gastado, la verdad es que no mucho, el elegido fue SILVETI. En la primera banderilla, SILVETI continuó con la lidia marcada por su antecesor, aunque con más suavidad en el cambio. Después comenzó a templar de costado a un toro que todavía se quería comer al caballo. Tras la cuarta banderilla de la tarde, SILVETI salió toreando y llevando al toro pegado al estribo de Pablo, a la barriga del caballo, dando "tornillazos" y sin entregarse, pero sin llegar. Fue una cuarto de vuelta al ruedo emocionante y arriesgado que acabó con el público levantado de los asientos entregado a la labor de SILVETI. Continuó la tónica en cortas montando a PIRATA, que tenía que esquivar los pitonazos altos del toro, todavía muy enrabietado y con causas pendientes. La faena había sido de valientes, de torero entregado y de caballos de raza y por eso cuando Pablo enfiló con el rejón de muerte, tras el pinchazo previo, lo hizo de frente, encuadrándose entre los pitones para luego vaciarse sobre el morillo y dejar un rejonazo en lo alto que acabó con Ranito en el mismo centro de la plaza, primero bajo la mirada atenta de PIRATA y luego con el acompañamiento de Hermoso pie a tierra. Dos orejas a una lidia muy difícil y muy valiente.

El quinto fue un toro con transmisión, con emoción y con más nobleza que el anterior. Para ello Pablo tenía prácticamente todas las estrellas de su cuadra a disposición y de esta forma pudo explotar al toro hasta el máximo, a pesar de que este en ningún momento se entregó. Los momentos de tanteo vinieron con UNAMUNO con el que lo midió, dejándolo con un rejón de castigo, porque el primero que puso quedó enhebrado y no tuvo efectos. Con la bandera pudo comprobar la calidad y buen son del toro y así dar paso a CHENEL que volvió a poner a una plaza boca abajo. Las primeras reuniones fueron de toma de contacto, pero enseguida se midieron las fuerzas toro y caballo y vino la apoteosis. Apoteosis en las banderillas llegando ambos animales hasta terrenos casi de contacto y apoteosis luego en los galopes de costado. El primero duró una vuelta completa al anillo. Luego fueron más breves, pero todos rematados con trincherazos espectaculares, alguno de ellos casi imposibles por el espacio entre toro y tablas. CHENEL se hacía un acordeón y continuaba con una lidia que tenía el tendido entregado. En pie despidió el público cántabro a CHENEL y con expectación recibió a ICARO. El bayo no continuó con la labor también entregada, se fue por el toro, se metió entre sus pitones y ahí comenzó una danza taurina precisa, un tú a tú largísimo, eterno ante un toro todavía con mucho motor y viveza. Dos de las cortas, también atacando de frente y sin ventajas fueron el epílogo ideal para un rejonazo perfecto de de ejecución, colocación y efectos. La plaza se vino abajo, y comenzó a pedir trofeos. No había ninguna razón para que el rabo no se concediera al torero de Estella, pero la presidencia aguantó y debió entender que sí y por eso lo negó.

No pasa nada, cuatro orejas marcan una tarde que quedará para la historia de los aficionados al buen toreo a caballo.