CARTEL

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

ESTADISTICAS EN ESTA PLAZA

FESTEJOS
13
TOROS LIDIADOS
25
TROFEOS
26 orejas
y 2 rabos
PUERTAS GRANDES
10

INFORMACION RELACIONADA

En los primeros días de agosto la ciudad de Huelva celebra su tradicional feria de Colombinas y por la plaza de toros de La Merced pasan las principales figuras del toreo. El coso fue inaugurado el 2 de agosto de 1.968 por las cuadrillas de Litri, El Cordobés y Ángel Teruel, que estoquearon toros de Celestino Cuadri. Esa corrida puso en funcionamiento una nueva plaza que vino a sustituir a otra que ocupaba el mismo terreno, y que fue puesta de largo el 5 de septiembre de 1.902 por Miguel Báez Quintero, el primer Litri que toreó mano a mano con Machaquito, en la lidia de toros del Marqués de Saltillo.

Esa vieja plaza dio paso a finales de los años sesenta del siglo XX a la que se conoce como La Merced. Pero por el pasar del tiempo el coso sufrió un fuerte deterioro. Por esa razón el 29 de julio de 1.984, una vez que se reformó en su totalidad para darle su actual aspecto, se celebró una corrida de reinauguración para lo que se contó de manera excepcional con Miguel Báez Espuny "Litri". El veterano torero onubense reapareció para la ocasión -años antes también había toreado el primer festejo que se celebró en esa plaza-, que estuvo acompañado por Curro Romero y Pepe Luis Vázquez, ante una corrida de toros de Jandilla. Con capacidad para 7.123 localidades, el coso es propiedad del empresario y ganadero José Luís Pereda.

Tras ese festejo de inauguración, y con la inminente llegada al toreo del último Litri, Miguel Báez Spínola, el coso onubense se ganó un sitio destacado como escenario de una de las mejores ferias de Andalucía, a pesar de que la extensión de su abono es la más corta de todas las capitales de la comunidad andaluza.

En los años ochenta y noventa, el último Litri y la fugaz presencia del tercer Chamaco empujaron de manera masiva a la afición, convirtiéndolo en un coso triunfal para los toreros.

FUENTE: Alfonso Santiago (6TOROS6)

Decima tercera comparecencia de Pablo Hermoso de Mendoza en las Ferias Colombinas de Huelva, en una Feria que salvo en su ediciones del año 1999 y 2004, en las otras nueve, han visto salir por la puerta grande al rejoneador navarro, conquistando además todos los premios de la Feria otorgados al Mejor Rejoneador en las temporadas 1996, 2000, 2001 y 2002, 2003, 2005 y 2006.

La primera actuación en el coso onubense nos lleva al 1 de agosto de 1996, ante toros de María Palma y junto a Joao Moura, Javier Buendía y Andy Cartagena. Pablo, cortó dos orejas en su toro y dos en collera con Joao Moura, que precisamente reaparecía tras unos días parado por el fallecimiento en accidente de circulación de su hermano Benito. Cuando terminaron con el toro de collera, Joao Moura se fundió entre lágrimas, en un sincero abrazo con su amigo Pablo Hermoso de Mendoza y ambos brindaron el triunfo al cielo. El triunfo de Pablo contó con la colaboración de caballos como ALDABICA, GALLO, CHICUELO, CAGANCHO o PRINCIPE.

El siguiente año, y el mismo día, se presentaba un cartel de seis para seis, así Antonio Ignacio Vargas, Javier Buendía, Fermín Bohórquez, Pablo Hermoso de Mendoza, Paco Ojeda y Natalie, se enfrentaban a seis toros de Arruci. Pablo triunfó especialmente a lomos de CAGANCHO y mató de un rejonazo sobre VENTURA obteniendo las dos orejas del enemigo que le tocó en suerte.

La tarde más triste de Pablo en el coso colombino, fue la del 1 de agosto de 1999, compartiendo cartel con Fermín Bohórquez y Andy Cartagena, ante un pésimo encierro de Arruci. La cosa ya se comenzó a poner fea desde la mañana, con la llegada de los caballos a la Plaza de Toros, y con BATISTA con un fuerte cólico que hizo incluso temer por su vida. Así un equipo veterinario y el propio Pablo, que no se fue al hotel hasta la hora misma de vestirse para la corrida, atendieron al animal, tratando de deshacerle el "bolo" que interrumpía el intestino. Ya en la plaza por la tarde, Pablo se enfrentó al peor lote, dos auténticos armarios, que no se movieron de las tablas y que en ningún momento siguieron a las cabalgaduras, teniendo que hacer todo el caballero y pisar unos terrenos realmente comprometidos. En la lidia del segundo toro destacar a ALDEBARAN (en la imagen) que se la jugó una y otra vez ante el manso. A medida que avanzaba la lidia, un sector del público comenzó a corear el nombre de CAGANCHO, pidiendo su comparecencia en el ruedo, lo cual Pablo no consideraba oportuno dada la nula movilidad de los toros, y el poco lucimiento que el caballo iba a alcanzar con ellos. El griterío se iba haciendo mayor, cuando un espectador insultó a Pablo, y éste en un momento de nervios le hizo un gesto despectivo con la mano. Así, con un sector del público pitando y pidiendo a CAGANCHO y otro sector agradeciendo el esfuerzo del rejoneador ante tamaño toro, se llegó al final de la faena, en la que Pablo escuchó división de opiniones, habiendo saludado desde el tercio en su primer toro.

Pero la cosa no acabó ahí, porque tras la faena, Pablo, lo primero que hizo fue salir a comprobar el estado de BATISTA, y este gesto parte del público y de la prensa se lo tomó como que Pablo abandonaba la Plaza por el incidente anterior, incluso algún periodista, escribió que salió escoltado por la policía por el altercado. Pablo salió por ver el caballo y a los pocos minutos estaba otra vez en el callejón, esperando a que la corrida terminase.

Tras los hechos acaecidos en la temporada anterior, el 6 de agosto del 2000, Pablo se presentaba con cierta preocupación por el recibimiento que la afición le podía dispensar, pero, se demostró que lo del año anterior había sido un hecho aislado, y desde el mismo paseíllo se pudo comprobar la buena disposición del público onubense hacia el navarro. Así Pablo, se entregó como en las mejores tardes, cortando tres orejas a su lote de Javier Molina, saliendo a hombros, y conquistando los Trofeos más importantes de la Feria. El cartel lo completaban Leonardo Hernández y Fermín Bohórquez y esta vez, además de CAGANCHO, actuaron LABRIT, MAGRITAS, CHICUELO, ALBAICIN, SILVERIO y BORBA.

El 5 de agosto de 2001, Pablo toreó montando a LABRIT, TABASCO, DANUBIO, CAGANCHO, CHICUELO, BATISTA y MARIACHI, y volvió a triunfar ante una corrida de Viento Verde, de la que obtuvo una oreja de cada toro, saliendo de nuevo en hombros, sin poder triunfar aquella tarde, Javier Buendía y Fermín Bohórquez.

La misma ganadería se lidió el 4 de agosto de 2002, ahora con un cartel integrado por Leonardo Hernández, Fermín Bohórquez y Hermoso de Mendoza, que empleó esa tarde a caballos como EBANO, MONTERREY, CHICUELO, DANUBIO, ALBAICIN, BATISTA y MARIACHI (foto derecha) para obtener una oreja de cada uno de sus enemigos y abrir de nuevo la Puerta Grande de la Feria Colombina.

El 2 de agosto de 2003, los toros de Viento Verde fueron sustituidos por loa ganadería de Benítez Cubero y el cartel compuesto por el portugués Joao Moura y los hispanos Leonardo Hernández y Pablo Hermoso de Mendoza. Con su primer toro Pablo fue silenciado, pero obtendría las dos orejas del sexto de la tarde, proclamándose de nuevo máximo triunfador a caballo de las Colombinas de Huelva. MISTRAL, COYOTE, CHICUELO, GAYARRE, NATIVO, CAMPOGRANDE y CERVANTES fueron los triunfadores, junto a Pablo en esta tarde.

El 1 de agosto de 2004 fue la segunda ocasión en la que Pablo no pudo abrir la Puerta Grande del coso colombino. El motivo principal fue el pésimo juego de la corrida que envió la Viuda de Flores Tassara y ante la que poca cosa pudieron hacer ni Pablo, ni Leonardo Hernández, ni Andy Cartagena. Dos ovaciones fueron el premio para Pablo, CURRO, DE PAULA, NATIVO, FÓSFORO, SAMURAI, CAMPOGRANDE y CHICUELO.

Una historia diferente acontecería el 31 de julio de 2005 cuando Pablo se encontró con un gran toro de Fermín Bohórquez al que cuajó a placer, estructurando una extraordinaria faena que de seguro aún está fresca en la mente del aficionado onubense. ZAPATA, CHENEL, NATIVO y DOMINGUIN brillaron con luz propia, sobretodo el bayo y muy especialmente el castaño que tuvo una tarde cumbre. A pesar de un pinchazo de por medio el estellés obtuvo las dos orejas de su oponente, sumando a ellas una más de su segundo, en el que utilizó a EXCALIBUR, LABRIT, SILVETI, NATIVO y DOMINGUIN. El cartel de esa tarde lo completaban Fermín Bohórquez y Andy Cartagena.

Para el 2006, el 10 de agosto quedaró ligado para siempre a la centenaria plaza de toros de La Merced de Huelva, porque en esa tarde Pablo obtuvo el primer rabo que un torero a caballo conseguía cortar en los ciento cuatro años de funcionamiento de dicha plaza. Esta página de oro la escribió el estellés a un extraordinario toro de Bohórquez, al que simple y llanamente le bordó el toreo mágico y perfecto a lomos de SUPREMO, CHENEL, FUSILERO y SARMATA. Los alternantes de Pablo en esta ocasión fueron Fermín Bohórquez y Andy Cartagena. En su primero el navaro tuvo silencio, en una tarea donde empleó a VILLA, SILVETI y el recordado SARMATA.

Y para el 2008, el primer día de agosto, tras un año de ausencia por motivos de agenda, entradón con máxima expectación a la que el estellés respondió desde el primer momento y que al igual que en su anterior presentación, volvió a ser el triunfador máximo del festejo, obteniendo su segundo rabo consecutivo, únicos logrados por toreros a caballos en esta plaza. El total de la cosecha en esa triunfal tarde fue de cuatro orejas y un rabo con un protagonismo especial de CURRO, SILVETI, FUSILERO, PIRATA, ESTELLA, CHENEL e ICARO. Pablo alternó ese día con Fermín Bohórquez y Diego Ventura.

Para el 2 de agosto de 2009 nueva Puerta Grande para el genio estellés al mandar sin orejas al rastro al segundo de su lote, perdiendo cuando menos un apéndice más al fallar en su primero con el acero de muerte. Los toros fueron de Luis Terrón y los alternantes Joao Moura y Diego Ventura. Por parte del rejoneador navarro los caballos que actuaron en el ruedo de La Merced fueron: DALI, CHENEL, ICARO, PIRATA, ESTELLA, CAVIAR y TIZIANO.

FECHA 31 de Julio de 2010
LUGAR Plaza de toros La Merced, Huelva, España
ENTRADA Tres cuartos
TOROS
RESEÑA Fermín Bohórquez (vueta y palmas)
Pablo Hermoso de Mendoza (ovación y ovación)
Diego Ventura (oreja y oreja)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Luís Albarrán, número 51, 530 kg: De  salida DALI (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) e ICARO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (3 cortas y un rejón de muerte tras pinchazo).

Segundo toro de la Ganadería de Luís Albarrán, número 47, 599 Kg: De  salida UNAMUNO (2 rejones de castigo); en banderillas VAN GOGH (2 banderillas) y PATA NEGRA (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas y un rejón de muerte y dos descabellos).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

CURRO, SILVETI y MACHADO

Comenzó Pablo su tarde con una faena memorable de CHENEL. Impregnada de justeza, temple y limpieza, el caballo castaño se hartó de torear a un bravo toro de Luís Albarrán. En los primeros instantes lo tanteó y lo fue bajando de gas, hasta el que toro estaba templado. Entonces comenzó a llevarlo cosido a la cola, en largos galopes de costado muy ceñidos y los que hasta por tres veces remató entre tablas, arrancando los olés de un tendido acalorado, pero entregado. No fue el único toreo el de costado, porque también con el pecho en cada pasada el caballo se gustaba, marcaba los tiempos y metía la cara en la reunión dejando perfectas imágenes para un doctorado de rejoneo. Se puede enmarcar como una de las tardes más redondas del caballo de la temporada, ante un toro como decimos bravo y que nunca se rajó. CHENEL estuvo soberbio, pero antes DALI se lo dejó medido, con los doblones que le pegó en los galopes largos, con dos rejones de castigo en los que no se tomó ni una sola ventaja. En banderillas remató con el valiente ICARO, metido con un toro que no era fácil para su toreo por su movilidad, pero ante el que nunca se rajó. Y culminó con PIRATA enorme en las banderillas cortas y en el teléfono y también en la ejecución del rejón de muerte, aunque a pesar de la buena labor del caballo, Pablo encontró hueso la primera vez y acertó con medio rejón contrario de fea colocación que echó por tierra todo lo realizado anteriormente. Una lástima porque desde luego que la faena había sido de triunfo grande.

El quinto fue un marmolillo con seiscientos kilos ante cuya mansedumbre Pablo se estrellaba una y otra vez. Sin brillantez pasaron por el albero onubense UNAMUNO, VAN GOGH, PATA NEGRA, que tuvo los mejores instantes y PIRATA. Una faena en la que nadie le puede reprochar a Pablo y los caballos que no se entregaran, pero que no tuvieron enemigo enfrente.

Como pasa en el deporte, las ocasiones si no se aprovechan, luego se pagan y el triunfo grande debió ser en el primero.