CARTEL

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

ESTADISTICAS EN ESTA PLAZA

FESTEJOS
11
TOROS LIDIADOS
24
TROFEOS
31 orejas
y 4 rabos
PUERTAS GRANDES
11

INFORMACION RELACIONADA

El Palacio del Arte y su moderna estructura coronada con un domo traslúcido es de hecho una de las primeras plazas de toros techadas del país y tiene tras de sí una peculiar historia:

Hasta el año de 1988 el ahora Palacio del Arte había sido una plaza de toros portátil llamada "la Guadalupana", la cual estaba instalada en los terrenos de la feria de Puebla, precisamente donde actualmente se erige el coso de "El Relicario Joselito Huerta".

Esta plaza portátil de acero fue desmontada y vendida a un empresario michoacano, que la trasladó a Morelia en mayo de 1987 transportada por camiones de plataforma. Determinados los terrenos de su ubicación, la obra de remodelación fue entregada al arquitecto Eduardo Florentino Ramírez Villalón, quien la finalizó 12 meses después convertida en un moderno y funcional Centro de Espectáculos con capacidad para 4000 personas.


FUENTE: pablohermoso.net

La Monumental de Morelia volverá este martes a ser el escenario de la tradicional corrida nocturna programada con motivo de los tradicionales festejos mexicanos del día 2 de noviembre “día de los muertos”, y tras una ausencia de dos años, Pablo Hermoso de Mendoza vuelve a tomar parte en este festjo, que con toda seguridad es el más importante del calendario taurino michoacano.

La bella y colonial capital del estado de Michoacán cuenta con dos plaza de toros, la ya citada monumental y otra más moderna y funcional, “El Palacio del Arte”. Siendo precisamente en este escenario donde se produjo el debut de Pablo Hermoso de Mendoza ante la entusiasta afición moreliana, el día 29 de Enero del año 2000, en una corrida de rejones donde alternó con los mexicanos Gerardo Trueba, Antonino López y Lorenzo Cué, en la lidia de astados de Real de Valladolid. Aunque originalmente estaba previsto que cada rejoneador lidiaría un toro de forma individual y los dos restantes serían bajo la formula de colleras, a final de cuentas debido a un percance sufrido por Gerardo Trueba, Hermoso de Mendoza se encargó de lidiar dos toros; a su primero le cortó una oreja, y a su circunstancial segundo le armó un verdadero lío para terminar tumbándole las dos orejas y el rabo.

La segunda actuación del navarro en Morelia, el 2 de noviembre de 2000, tuvo lugar en la Monumental, con un lleno hasta la bandera, y junto a los matadores Mauricio Portillo y Jerónimo, lidiando toros de Javier Garfias, escuchando palmas en su primero y cortando las dos orejas a su segundo, pese a pincharlo, en la que se recuerda como una de las mejores faenas del rejoneador navarro en tierras mexicanas y en la que montó a LABRIT, MAGRITAS, CAGANCHO, CHICUELO, DANUBIO y BORBA.

La siguiente actuación de Hermoso de Mendoza en la antigua Valladolid se dio el día 17 de febrero de 2001, ahora en el palacio del Arte, donde Hermoso alternó otra vez con el diestro mexicano Mauricio Portillo, cerrando la tercia el novel matador Cirilo Bernal. El resultado para el navarro fue nuevamente de excepción: tres orejas y un rabo.

El jinete español regresó a la Monumental nuevamente un 2 de noviembre, ahora de 2001, teniendo a Jorge Gutiérrez y Paco González como compañeros lidiando un toro de El Junco y otro de Mariano Ramírez, que dieron un pésimo juego, por lo que Pablo regaló un sobrero, también de El Junco, al que pudo cortarle las orejas, antes había obtenido una oreja en su primero y escuchó palmas en el segundo, utilizando en los tres toros los siguientes caballos: LABRIT, TABASCO, CAGANCHO (en la fotografía templando de costado), CHICUELO, ALBAICIN, DANUBIO y MARIACHI.

Pablo regresaría a Morelia el 16 de febrero de 2002, al palacio del Arte, alternando ahora con los diestros Leopoldo Casasola e Israel Tellez y lidiando astados de Luis Felipe Ordaz. Hermoso de Mendoza tuvo otra tarde para el recuerdo, llevándose cuatro orejas y perdiendo el rabo por un leve defecto de colocación en el rejón de muerte de su segundo astado al que había bordado con LABRIT, CHICUELO, VITI (foto izquierda) y MARIACHI; también tuvieron participación RONCAL, FUSILERO y DANUBIO.

En ese mismo año, 2002, el coloso español tomaría de nuevo parte en el festejo del 2 de noviembre en la Monumental moreliana, con otro lleno hasta la bandera, haciendo el paseíllo al lado de los matadores aztecas Mauricio Portillo y Fernando Ochoa en la lidia de astados de Luis Felipe Ordaz. Antes de la corrida cayó una pertinaz lluvia que dejó el ruedo en malas condiciones por lo que Pablo debió batallar para poder remontar una noche que se ponía cuesta arriba. Pero a final de cuentas se impuso la raza del navarro que abrió la Puerta Grande al llevarse las dos orejas de su segundo, en un festejo donde tuvieron llamado EBANO, CAMPO GRANDE, MARIACHI, LABRIT, CHICUELO y MAZZANTINI.

La siguiente actuación del estellés en suelo moreliano se llevó a cabo en el Palacio del Arte, el 8 de febrero de 2003 , de nuevo ante bureles de Luis Felipe Ordaz y un cartel completado por el niño torero Juanito Chávez y los diestros Jerónimo e Israel Téllez. Esa tarde el centauro español obtuvo la más copiosa cosecha de trofeos que ha logrado en este ruedo: cuatro orejas y un rabo merced a dos buenas faenas en donde contó con la colaboración de COYOTE, NATIVO, DANUBIO, CERVANTES, CHACAL, FUSILERO y GAYARRE, logrando así continuar con su marca perfecta de salidas a hombros de esta plaza, cuatro de cuatro.

Para la fecha del 2 de noviembre de 2003, Pablo estaba de nuevo anunciado en el festejo nocturno de la Monumental moreliana, pero el percance sufrido días antes en Juriquilla le impidió al navarro cumplir con este compromiso. La estima que el estellés guarda por esta tierra le llevo a decidir que sería en Morelia donde reaparecería una vez superada la lesión y así aconteció doce días después, el 14 de noviembre, en un festejo donde el diestro local Jacobo Gálvez tomó la alternativa de manos de Mauricio Portillo teniendo como testigo al jinete español y ante toros de Luis Felipe Ordaz. El centauro navarro se sobrepuso a las limitaciones físicas y absolutamente entregado logró desorejar a su segundo para mantener su marca perfecta de Puertas Grandes en los dos cosos de la capital michoacana.

Y para el 2004 el torero a caballo de Estella regresó al tradicional festejo del 2 de noviembre, actuando al lado de los diestros Jorge Gutiérrez y Omar Villaseñor, en la lidia de astados de Luis Felipe Ordaz. El coloso español brindó una noche memorable, pletórica en emociones, volcando su inigualable arte taurino para estructurar dos grandes obras, esta vez coronadas perfectamente por sendos rejonazos que cerraron brillantemente un nuevo capítulo escrito por el de Estella en suelo michoacano. Dos orejas en su primero y las dos y el rabo de su segundo fue la importante cosecha que obtuvo el navarro, dando una sinfonía de toreo a caballo con los siguientes tenores: SAMURAI, CHENEL, FUSILERO, CERVANTES, SULTAN, CURRO y CHICUELO.

Tras una ausencia de 2 años, Pablo regresó a la Monumental purépecha en la fecha señada del 2 de noviembre de 2007, de nuevo en el tradicional festejo nocturno actuando al lado de Fernando Ochoa y Pepe López, que tomó la alternativa, lidiándose astados de El Junco, Montecristo y Refugio Peña. El navarro fue aplaudido en su primero, mientras que su segundo se echó a mitad de la lidia y no hubo poder humano que lo levantara, así que el caballero en plaza decidió regalar al sobrero para complacer al público que hizo un llenazo en el coso moreliano. Así con el que cerró plaza Pablo brindó una entregada actuación que le valió el corte de dos orejas y la salida en hombros de la plaza. ESTELLA, CHENEL, MERLIN, ORO VIEJO, CURRO, SILVETI Y FUSILERO llevaron la responsabilidad de la noche.

FECHA 6 de Febrero de 2010
LUGAR Plaza de toros Palacio del Arte, Morelia, Michoacán, México
ENTRADA Lleno
TOROS
RESEÑA

Pablo Hermoso de Mendoza (oreja y oreja)
Fernando Ochoa (oreja, silencio y silencio en el sobrero que regaló)
Israel Téllez (dos orejas y dos orejas y rabo)

CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Fernando de la Mora, número 117, 480 kilos de peso, de nombre Centenario . De salida CAVIAR (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) y ESPARTANO (2 banderillas); y para el último tercio SECRETO (3 cortas y 1 rejón de muerte tras pinchazo).

Segundo toro de la Ganadería de Fernando de la Mora, número 71, 460 kilos de peso, de nombre Bicentenario. De salida ESTELLA (2 rejones de castigo); en banderillas EJEA (2 banderillas) e ICARO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (3 cortas, 1 par de cortas a dos manos y 1 rejón de muerte tras dos pinchazos).

 

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

SILVETI y HORMIGA

Desde que Pablo Hermoso de Mendoza se presentó por vez primera en Morelia, cada una de sus actuaciones le había deparado salir por la Puerta Grande y hoy no fue la excepción. Un Palacio del Arte que lució lleno a su máxima capacidad y un público festivo que disfrutó de lo lindo con las dos faenas del centauro español, si bien los dos apéndices que obtuvo supieron a poco ante lo visto en el ruedo, pero de nuevo el rejón de muerte se interpuso y limitó la cosecha de trofeos.

Pablo nos sorprendió en su primero al aparecer montando a CAVIAR para recibirlo. Al hijo de CHICUELO lo está llevando con el máximo cuidado y detalle en virtud del potencial que atesora, y hoy decidió emplearlo de salida para que el tordo rodado le tomase de nuevo el pulso a la embestida tan especial que tiene el toro mexicano. Su determinación resultó totalmente acertada pues el caballo enfrentó a un buen ejemplar de Fernando de la Mora, con mucho motor y bravura, por lo que CAVIAR se regodeó primero marcándole perfectamente los terrenos y después dominándolo confiadamente a placer en las dos reuniones que ejecutó, yendo totalmente de frente, realizando cada suerte con la agilidad y sentido felino que caracteriza a este joven corcel. Para banderillas Pablo optó por CHENEL, que también aprovechó al máximo la embestida de Centenario, rematándolo por los adentros en imágenes dignas de cartel taurino. El toro empezaba a quedarse corto y ESPARTANO lo afrontó y se ajustó ceñidamente con él, dándole la ventaja de los terrenos y rematando todo con sus piruetas. SECRETO tuvo de nuevo llamado a escena y volvió a cumplir sobresalientemente, dejando en el ambiente la idea de que puede llegar a convertirse en una opción importante para el final. Tres cortas y un rejón al segundo intento llegaron con el tordo vinoso para que a su jinete le fuese concedido su primer trofeo.

Y al igual que el día anterior lo mejor llegaría con el segundo del lote del navarro, otro toro con buen son y recorrido al que ESTELLA paró estupendamente mientras le hacía describir círculos en el centro del ruedo. La yegua hizo parecer fácil los dos rejones de castigo en los que participó dejando la arena para que en su lugar apareciese EJEA, un caballo castaño muy oscuro de armónicas y bellas hechuras que con desparpajo y soltura se fue a buscar la cara del toro y de inmediato le plantó pelea llevándolo tras de su grupa mientras galopaba de costado con temple y transmisión, los palitroques en los que participó fueron de una ejecución admirable para un caballo que por primera vez aparecía en una plaza de toros, para finalizar solo debemos añadir como credencial de presentación que EJEA es hijo de GALLO y nieto de CAGANCHO…. Tras el debutante apareció en el ruedo el ya esperado ICARO y corroboró en la arena michoacana su momento de gracia, otra vez dándose un arrimón de espanto, queriéndose comer al toro y pasándoselo del pecho a la grupa con una verdad total, sin ventajas ni aspavientos, solo valor torero. Sobra decir que la plaza era una caldera a punto de reventar y así siguió con la rueda de cortas, casi sin solución de continuidad, a cargo de PIRATA, seguida de un pedido par a dos manos y los desplantes finales que auguraban rabo, pero dos pinchazos lo evaporaron y dejaron solo una oreja en la mano del torero estelles, que salió en hombros, manteniendo así su record perfecto de Puertas Grandes en la capital michoacana.