CARTEL

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

ESTADISTICAS EN ESTA PLAZA

FESTEJOS
17
TOROS LIDIADOS
31
TROFEOS
22 orejas
y 1 rabo
PUERTAS GRANDES
4

INFORMACION RELACIONADA

La ciudad de Vitoria cuenta desde 2006 con una nueva y moderna plaza de toros, un recinto con el que el Ayuntamiento quiere dar un nuevo impulso a la Fiesta en esta capital vasca, ciudad de larga tradición taurina. El novísimo edificio, obra del arquitecto Diego Garteiz, se encuentra situado en el terreno anejo a aquel donde se levantó la antigua plaza, que se inauguró el 2 de septiembre de 1880 por las cuadrillas de Lagartijo y Ángel Pastor, que actuó en sustitución de Frascuelo. Los toros de esa tarde pertenecieron a la vacada de Félix Gómez.

Esa plaza estuvo abierta a lo largo de ciento dieciséis años, hasta que el 25 de julio de 2.006 se celebró el último festejo, con la presencia de los rejoneadores Fermín Bohórquez, Andy Cartagena y Leonardo Hernández. Para esta fecha ya estaba terminado el nuevo coso, con capacidad para 7.200 espectadores y con una moderna e innovadora fachada recubierta de aluminio y de amplios espacios de vidrio transparente. Su ruedo tiene cuarenta y cinco metros de diámetro, tiene cinco corrales, diez chiqueros, un amplio desolladero con cámara frigorífica y con capacidad para cinco corridas de toros, quirófano, enfermería...

La primera corrida que se celebró en su ruedo fue durante el abono de la Virgen Blanca de 2006, concretamente el 5 de agosto, con toros de Ana Romero, que fueron lidiados por El Fandi, Sebastián Castella y Salvador Cortés.

Esa primera feria se celebró sin la cubierta, que se inauguró el 22 de abril de 2007, con la presencia del rejoneador Hermoso de Mendoza, El Juli y Sebastián Castella, que lidiaron toros de Murube y Zalduendo. Para la gestión del coso se ha formado una Comisión Taurina que cuenta con la participación de Roberto Espinosa como gerente. Una fórmula con la que el impulso del toreo entre la afición alavesa puede ser toda una realidad, como demostraron los resultados de la feria de este último año, en la que el público respondió en gran número.

FUENTE: Alfonso Santiago (6TOROS6)

El domingo 22 de abril de 2007 Pablo Hermoso de Mendoza hizo por vez primera el paseíllo en el moderno y funcional coso de Vitoria, el cual fue inaugurado apenas el año anterior. Este festejo, presentado como la primera corrida de San Prudencio en la capital alavesa, sirvió también como marco para el estreno de la cubierta retráctil que permitirá cerrar el recinto cuando se requiera. El cartel lo integraban además Julian López "El Juli" y Sebastián Castella, lidiándose astados de Murube para rejones y de Zalduendo para los de a pie. El jinete navarro tuvo dos participaciones destacadas, obteniendo una oreja de cada uno de sus toros. LAGARTIJO, CHENEL, SARMATA, CHICUELIN y FUSILERO fueron los protagonistas del festejo.

Para el 7 de agosto de 2007, Pablo Hermoso de Mendoza hizo su segundo paseíllo de la temporada en el moderno coso y pasó a la historia de la plaza vitoriana con los primeros máximos trofeos que se obtienen en ella, pero además con la satisfacción de dejar una faena que perdurará en la memoria de los asistentes a este festejo por muchos años. Se trató de una lidia memorable y técnicamente perfecta a un gran toro de Pedro y Verónica Gutiérrez, al que como mencionamos le tumbó los máximos trofeos, siendo ovacionado en su segundo. Fermín Bohórquez y Andy Cartagena alternaron con el navarro, que para esta ocasión utilizó a ESTELLA, FUSILERO, SARMATA, LAGARTIJO, RONDEÑO, SILVETI y PRINCIPE.

Para el 8 de agosto de 2008 la proeza estuvo a punto de repetirse, Pablo cuajó a placer a un bravo toro de Murube, con una lidia integral de principio a fin, solo la falla a espadas le impidió sumar otro rabo, si bien desorejó al segundo de su lote en otra actuación pletórica de arte y dominio. ESTELLA, CHENEL, FUSILERO, PIRATA, CURRO, ICARO y SILVETI llevaron a cuestas el peso de la tarde en donde su jinete alternó con Joao Moura y Alvaro Montes.

Para el 7 de agosto de 2009 la historia fue diferente puesto que el mal juego de los toros de Murube y las fallas con los aceros limitaron a Pablo a un solo apéndice obtenido de su primero mientras que en su segundo escuchó un respetuoso silencio. DALI, SILVETI, ESPARTANO, PIRATA, ESTELLA, CHENEL y CAVIAR protagonizaron una completa tarde de toreo pero como mencionamos mal rematada con los aceros. Hermoso de Mendoza compartió esa tarde cartel con Fermín Bohórquez y Alvaro Montes.

Más sin embargo la historia de Pablo en Vitoria, muy cercana a Acedo, donde tantos años residió el navarro; se remonta varios años atrás, ya que en la antigua plaza se pudo contemplar las evoluciones del navarro en doce ocasiones, tres dentro del tradicional día del Blusa, otra en una corrida mixta especial celebrada en otoño y las otras ocho dentro de la Feria de la Blanca.

La primera ocasión en que visitó la Feria de la Blanca fue el 9 de agosto de 1991, en una corrida mixta y comenzó con cierta polémica. Por la mañana en el sorteo y en vista del tiempo que amenazaba lluvia se decidió que Pablo actuase en último lugar. Como por la tarde se pudo comprobar que no había llovido y que el suelo estaba en perfectas condiciones, el representante de Pablo, solicitó ir en primer lugar o en medio, a lo que la representación de los matadores, Emilio Oliva y Juan Cuéllar, accedieron; pero llegó el tercer matador Pepe Luis Martín, por medio de su representante, el banderillero y "hermanísimo" Alfonso Ordóñez, y se negó, relegando a Pablo al séptimo lugar de una tarde que luego resultaría tediosa para los aficionados. Menos mal que la espera mereció la pena, porque Pablo cuajó de forma sensacional a un toro de Alipio Pérez Tabernero, montando a GIRALDA, ALBAICIN I, CAFETERO y un CAGANCHO en su primera temporada como caballo de matar, que como casi todo el año estuvo fatal, y no ayudó a que Pablo acertara con el rejón de muerte. El resultado final fue de palmas, pero al día siguiente la prensa nacional se volcaba en elogios a Hermoso, como los que siguen: "El caballero Pablo Hermoso de Mendoza, lo mejor de la tarde" (EL INDEPENDIENTE), "El rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza armó un "taco" de padre y muy señor mío, con un toro deslucido por manso y aquerenciado en tablas" (APLAUSOS), "Las únicas notas destacables a la grisácea tarde fueron el intensísimo frío y la buena impresión que dejó el rejoneador navarro Pablo Hermoso de Mendoza en el toro que cerró plaza" (EL PAIS), "Hermoso de Mendoza puso la plaza en pie" (EL CORREO ESPAÑOL), Pablo Hermoso de Mendoza apunta a lo más alto de la lidia ecuestre" (DEIA), "Un torero....a caballo (EL DIARIO VASCO).

Volvería ese mismo año Hermoso de Mendoza a actuar en el coso alavés, el día 6 de octubre, en una gélida tarde de otoño y con un cartel mixto formado por el matador de toros Jeromo Santamaría, el novillero Francisco Javier Chacón, y el rejoneador de Estella. Pablo volvió a brillar con luz propia, montando prácticamente los mismos caballos que en mes de agosto, pero ahora ya con CAGANCHO en banderillas. Escuchó un aviso y una ovación en su primero y obtuvo una oreja con fuerte petición de la segunda en el segundo, ambos astados de Domingo Hernández Barrena. 

Estas dos buenas tardes, le hicieron volver a la Feria de la Blanca el día 9 de agosto de 1992, con un toro de Cernuño, ahora sí, abrió la tarde junto a Tomás Campuzano, Emilio Oliva y José Pedro Prados "El Fundi", dando una vuelta al ruedo tras su actuación con BYRON, CAGANCHO (imagen izquierda), ZINGARO y EVORA.

No tuvo su tarde el 7 de agosto de 1994, donde fue silenciado por su labor ante un toro de Carlos Nuñez, posiblemente el peor que Pablo ha lidiado en Vitoria. Fueron testigos aquella tarde los matadores Luis Francisco Esplá, José Nelo "Morenito del Maracay" y José Ignacio Ramos.

Quizás por ese motivo, tardaría dos años en volver a Vitoria, y lo haría, por primera vez, en una corrida completa de rejones, junto a Javier Buendía, Fermín Bohórquez y María Sara (en la foto el paseíllo) y lidiando una mansada monumental de Luis Albarrán. A su primero lo lidió con BUENAVENTURA, GALLO, CHICUELO y PRINCIPE y fue ovacionado. El segundo lo debía lidiar en collera con María Sara, pero cuando montaba a ALDABICA y trataba de encelar al toro de salida, el caballo perdió las manos y fue a parar al suelo.

Pablo lo relataba así a Radio Nacional de España: "Ha sido de salida, el toro ha salido un poco distraído y cuando de repente se ha encelado con el caballo me he querido dobla con él, y el caballo ha perdido las manos y he caído al suelo, entonces el toro ha hecho por mí y me ha dado con el pitón en la espalda a la altura de la paletilla, me ha pegado contra el suelo y la verdad es que he sentido como si me aplastase, como si me quisiera juntar la espalda con el pecho, me he levantado un poco conmocionado y con problemas respiratorios, luego me han llegado al hospital. Tenía la quinta costilla rota y el pulmón en la parte baja un poco tocado." Este percance tuvo a Pablo apartado de los ruedos doce días, reapareciendo el día 22 de agosto en El Puerto de Santa María (Cádiz).

Ya totalmente recuperado y con ganas de abrir de una vez la Puerta Grande, se presentó el 9 de agosto de 1997, también con rejoneadores, ahora los alternantes eran Luis Domecq, Antonio Domecq y Andy Cartagena, con toros de Ricardo García Sánchez y algunos de los caballos que Pablo utilizó fueron CAGANCHO y BORBA. Por fin consiguió cortar dos orejas del toro que lidió en solitario y fue ovacionado en la collera junto a Cartagena. Pese a las dos orejas obtenidas, Pablo no quedó contento con su actuación y se negó a abandonar el coso en hombros, saliendo a pie junto a sus compañeros Luis Domecq y Andy Cartagena.

El 25 de julio de 1998, la corrida de rejones se celebró en el popular día de la Blusa, fuera de la Feria de la Blanca, y con un cartel compuesto por Joao Moura, Fermín Bohórquez y Pablo Hermoso de Mendoza, con toros de Barcial y Pablo obtuvo una oreja de cada ejemplar, apoyado en la monta de CHICUELO, CAGANCHO y MAZANTINI. Tampoco en esta ocasión abandonaría el coso en hombros, porque el reglamento del País Vasco exige dos trofeos en un solo toro para poder hacerlo.

Volvería a los carteles mixtos el 9 de agosto de 1999, ahora con José Ignacio Ramos, José Ignacio Uceda Leal y Miguel Abellán y con caballos como LABRIT, ALDEBARAN (en la foto) MAZANTINI. Lidió un toro de Justo Nieto y otro de Andrés Ramos, ante los que fue ovacionado.

El siguiente cartel, también mixto, lo formaron el 8 de agosto de 2000, Pablo Hermoso de Mendoza, José Antonio "Morante de la Puebla" y Julián López "El Juli", con toros de rejones de Murube a los que se enfrentó junto LABRIT, MAGRITAS, CAGANCHO, ALBAICIN, ALDEBARAN y BORBA. Vuelta al ruedo en su primero y una oreja del que hacía quinto fue el bagaje final.

En seguida llegamos a la segunda actuación de Pablo dentro del cartel del Día de Blusa tendría lugar el 25 de julio de 2003 y ahora con toros de Castilblanco, ante los que tampoco el estellés, pese a obtener una oreja del quinto, consiguió triunfar plenamente. Antes, en su primero, había sido silenciado. MISTRAL, MONTERREY, CHICUELO, GAYARRE, NATIVO, CAMPOGRANDE y CERVANTES ayudaron lo que pudieron al triunfo, que finalmente no llegó. El cartel lo completaron Leonardo Hernández y Andy Cartagena.

El 25 de julio de 2004 se producía la tercera intervención en el Día del Blusa, también en festejo de rejones junto a Leonardo Hernández y Sergio Galán. Los toros de Diego Puerta dieron un desigual juego y mientras al primero Pablo lo lidió muy bien con CURRO, CHENEL y FÓSFORO, fallando con el rejón de muerte; al segundo, un manso de libro, pegado a tablas toda la lidia y al que solamente colocó tres banderillas con NATIVO, todas al sesgo. Como decimos antes este manso se estrellaron SAMURAI y NATIVO. Sólo dos caballos intervinieron es esta tediosa lidia. Pablo fue silenciado en ambos toros y aumentaba su maleficio en la plaza alavesa.

Y en la última oportunidad posible se venció el maleficio, pudiendo por fin Hermoso de Mendoza descorrer el cerrojo del coso alaves, desorejando con una completa exhibición a los dos toros de su lote. FUSILERO, CHENEL, NATIVO, FOSFORO, EXCALIBUR, LABRIT y SILVETI fueron piezas claves para este anhelado triunfo, el cual tuvo lugar el día 7 de agosto de 2005, completando el cartel Leonardo Hernández y Alvaro Montes, siendo los toros procedentes de las dehesas de Castilblanco.

FECHA 9 de Agosto de 2010
LUGAR Plaza de toros de Vitoria, Alava, España
ENTRADA Lleno
TOROS
RESEÑA

Fermín Bohórquez (silencio y oreja)
Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y dos orejas)
Diego Ventura (oreja y dos orejas).

CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Murube, número 33, 510 kg: De  salida DALI (1 rejón de castigo); en banderillas SILVETI (2 banderillas) e ICARO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (3 cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Murube, número 30, 575 Kg: De  salida CURRO (1 rejón de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) y PATA NEGRA (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (3 cortas, un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

ESTELLA, CAVIAR y MACHADO

Por primera vez desde que se inauguró el nuevo coso vitoriano, la corrida de rejones no terminó el papel. Aparentemente estaban los tendidos llenos pero lo cierto es que quedaron entradas en la taquilla, cosa que no había sucedido con los anteriores carteles anunciados.

De todas formas, el numeroso público que acudió se lo paso en grande con la tarde que dio el "casi paisano" Hermoso de Mendoza, que cuajó a un primer toro, muy serio de presentación, con trapío y con mucho que torear. Muy avanto de salida, nunca tuvo fijeza en DALI a pesar que este lo provocaba una y otra vez. Tanto se metió en sus terrenos que un resbalón estuvo a punto de quedar a merced del toro. Reaccionaron pronto caballo y jinete y salieron airosos del susto. Tras estos momentos de tanteo, Pablo decidió colocar un rejón de castigo, suficiente, y se fue por SILVETI. Si en primera instancia pudo sorprender que Pablo no sacase a CHENEL, lo cierto es que viendo la labor de SILVETI no nos extraña en absoluto. Tuvo tres reuniones en los medios sensacionales, limpias y cuajadas, marcando los tiempos del embroque y saliendo toreando por la grupa. Entre las tres reuniones intercaló esa mezcla de galope de costado y templar al estribo, llevando al toro pegando tornillazos por alcanzarlo y midiendo las distancias al milímetro. Gran tarde de SILVETI, que dio paso a ICARO para que siguiera llenando los tendidos de emoción y es que el toro no se daba por vencido. Se defendía muy arriba, siempre echando la cara en lo alto y el caballo esquivaba los golpes sin perderle la cara, provocativo y sin achicarse para nada. Toreo circular y frontal del bueno, del de muchos quilates. Con el toro en los medios, Pablo acometió las cortas montando a PIRATA. Las dejó en una rueda continua, esquivando tarascadas y se quedó tocando el testuz del toro varios instantes antes de atacar con el rejón de muerte. El rejón entró casi entero en lo alto y a pesar de efectos mortales, el toro tardó en doblar, siendo al final su muerte acompañada por los aplausos del propio rejoneador. Cuando el toro al fin dobló la plaza se vino abajo y pidió mayoritariamente dos orejas para el rejoneador de Estella.

Todavía más meritoria fue la labor al quinto de la tarde, un toro también serio, pero que colaboró menos. Apenas con CHENEL mostró algo de codicia, luego toda la emoción la tuvo que poner el jinete. De salida no mostró apenas interés en CURRO. Todo su atención estaba en galopar sin ton ni son y en mirar al callejón. Pablo lo dejó y cuando lo sintió desengañado, cruzo a CURRO en su camino y con la cola lo toreo en redondo. Le colocó un rejón de castigo en todo lo alto y se fue por CHENEL que tiró más de toreo frontal, de atacar y marcar los tiempos porque el toro era donde colaboraba. En los galopes de costado apenas alguna carrera, eso sí, violenta y por lo tanto emocionante, donde el caballo tenía que templar  mucho los envites sin templanza del astado. CHENEL estuvo perfecto, aguantando al astado y toreando en toda su extensión. PATA NEGRA también tuvo que pelear con la estática presencia del toro y también tuvo argumentos suficientes para vencerla e incluso para conseguir calentar los tendidos. De lejos y de frente colocó las banderillas, para a posteriori rematarlas con piruetas en la misma cara que sorprendían al toro y le hacían reaccionar. Eran reacciones cortas, pero que el caballo aprovechaba para templar esas embestidas. Terminó como habitualmente lo hace montando a PIRATA, colocando tres cortas y esta vez, un par a dos manos, también de cortas y también marcando los tiempos de frente. Entre unas y otras intercaló los desplantes del teléfono. Con el rejón de muerte, de nuevo certero y los tendidos que explotan en la petición, primero de las orejas y luego del rabo, que no sería concedido.

Triunfal vuelta al ruedo bajo los sones de la música del corrido "El Rey" que toda la plaza vitoreó mientras el jinete agradecía desde el albero.