CARTEL

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

ESTADISTICAS EN ESTA PLAZA

FESTEJOS
19
TOROS LIDIADOS
31
TROFEOS
26 orejas
y 1 rabo
PUERTAS GRANDES
7

INFORMACION RELACIONADA

La Plaza de Toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla es la sede de las corridas de toros que se realizan en la ciudad de Sevilla, teniendo especial relevancia para los aficionados las que se celebran durante la Feria de Abril. Es considerada la plaza más importante y con mayor tradición taurina de España. Es apodada popularmente como la «Catedral del Toreo».

Construida originalmente en madera en 1733, en el monte del Baratillo (por lo que es conocida también como coso del Baratillo), es una de los plazas más antiguas de España y la primera en forma circular (ovalada). De arquitectura tardo-barroca en la que destaca la entrada principal con sus dos torreones, es considerada una de las plazas de toros más bellas de España.Es uno de los centros de atracción turística más populares de la ciudad y está entre los monumentos más visitados de la misma. Cuenta el coso maestrante con capacidad para 12.500 localidades, si bien la reforma iniciada en 2008 en las gradas de sombra ha reducido su aforo en casi mil localidades.

La plaza de toros es propiedad de una Corporación Nobiliaria, con sede en la ciudad de Sevilla a la que da nombre. Integrada por caballeros pertenecientes a antiguas familias nobles lleva a cabo múltiples actividades de carácter benéfico y social, de fomento del arte ecuestre y de apoyo a la tauromaquia. El ejercicio del mecenazgo cultural y artístico es otra de sus dedicaciones. A la creación en 1966 de unos prestigiosos galardones a los mejores expedientes de las Facultades y Escuelas de la Universidad de Sevilla, se une la concesión de importantes premios de arte e investigación, como la convocatoria de premios para investigadores jóvenes, y el patrocinio de actividades realizadas por instituciones culturales de la ciudad, celebrando también ciclos musicales y muestras artísticas de variado contenido.

En los aledaños de la plaza se encuentran estatuas dedicadas a los toreros sevillanos que más han triunfado en la misma destacando entre ellas la dedicada al torero Curro Romero.

En 1749 se comienza la construcción de un coso circular en el monte del Baratillo en sustitución de la plaza de toros rectangular ubicada en el lugar. Posteriormente, en 1761, se acomete la construcción por ochavas (equivalente cada ochava a cuatro arcos). Son maestros de obra en esta primera etapa de construcción Francisco Sánchez de Aragón y Pedro y Vicente de San Martín. La fachada interior de la plaza, llamada Palco del Príncipe, se concluye en 1765. Este palco consta de dos cuerpos: la puerta de acceso a la plaza y por la que salen los toreros triunfadores, y el palco propiamente dicho, de uso exclusivo de la Familia Real. Está compuesto en su parte superior por cuatro arcos sobre los cuales descansa una bóveda de media naranja, que en su parte superior está recubierta por azulejos blancos y azules. El grupo escultórico que lo remata es obra del escultor portugués Cayetano de Acosta. El Palco fue realizado para el Infante de España, Felipe de Borbón, hijo de Felipe V e Isabel de Farnesio.

Dada la prohibición de celebración de corridas de toros por parte de Carlos III en 1786, se paralizan las obras dándose por concluidas, aunque sólo se había construido un tercio de la plaza. De esta etapa es también el antiguo Palco de la Diputación posteriormente llamado de Ganaderos, situado sobre la puerta de toriles y frente al Palco del Príncipe.

La cubierta de las gradas de la mitad de la plaza se termina transcurridos 34 años, a la izquierda y derecha del Palco del Príncipe; quedando abierta una panorámica de la Catedral y la Giralda desde la gradería, como quedó reflejado en gran número de estampas de la época.

En 1868 el Palco de la Diputación se encontraba en tan lamentable estado que se acomete la mejora del mismo, colocándosele nuevo suelo y una balaustrada de mármol, además del escudo de la Real Maestranza de Caballería, obra del escultor italiano Augusto Franchy. Se realiza además la construcción de cinco balcones a cada lado del Palco de la Diputación, donde actualmente se encuentra el reloj de la plaza.

Finaliza en 1881 la construcción de la plaza cerrándose completamente la misma, quedando entonces construida en sus dos terceras partes en cantería y el resto en madera.

Entre los años 1914 a 1915 se reforma el tendido en piedra sustituyéndolo por otro en ladrillo bajo la dirección del arquitecto sevillano Aníbal González. Se construyen de nuevo todos los tendidos con una pendiente más suave. El número de filas de tendido de sombra pasó de diez a doce y a catorce en los de sol, además de tres filas de barrera. En la parte superior del tendido de sombra, delante de los palcos, se edifica una fila de sillones de tendido.

La plaza, administrativamente de primera categoría, consta de enfermería, cuadras, capilla y estancias para los toreros. De sus tres puertas de acceso, la mas famosa es la Puerta del Príncipe, por la cual salen los matadores a hombros cuando logran cortar al menos tres apéndices (en la mayoría de plazas basta con dos trofeos, incluida la de Madrid).

Su graderío se divide en doce tendidos: cuatro de sol (8-10-11-12), cinco de sombra (1-3-5 y 2-4) y dos de sol y sombra (6-9). Cada tendido se subdivide a su vez verticalmente en barrera, tendido, palcos y gradas (o tendidos cubiertos). Los tendidos impares se encuentran a la izquierda del Palco Real (sobre la Puerta del Príncipe) que preside la plaza y los tendidos pares a la derecha. Sobre los tendidos se levanta una zona de arcos de traza irregular, compuesta por 118 arcos. El arco que se encuentra en el denominado Balcón del Reloj, sobre la puerta de toriles, se encuentra apoyado sobre dos pares de columnas y está rematado en su parte superior por un frontón curvo de piedra.

En 2008 se inició una reforma de las gradas cubiertas de sombra para mejorar su accesibilidad y su confortabilidad, modificándose también su denominación (la gradas de sombra reformadas pasan a denominarse «tendidos cubiertos»).

En los aledaños de la plaza se encuentran estatuas dedicadas a los toreros sevillanos que más han triunfado en la misma destacando entre ellas la dedicada al torero Curro Romero. El Museo Taurino de la Real Maestranza de Caballería está alojado bajo los graderíos de la Plaza de Toros, a la altura de los tendidos 10 y 12 y fue inaugurado en 1989. El visitante puede recorrer allí la historia de la Fiesta Nacional a través de una colección pictórica, carteles taurinos, fotos, trajes de torear, bronces, azulejos y esculturas, destacan las obras de Mariano Benlliure y bustos de toreros legendarios como Curro Cúchares, Pepe-Hillo o Espartero.


FUENTE: Wikipedia

Este próximo domingo 11 de abril Pablo Hermoso de Mendoza volverá a pisar el dorado albero de una de las plazas más importantes y emblemáticas del mundo taurino: la Real Maestranza de Caballería en la capital andaluza.

Para entrar de lleno en el recuento histórico de sus actuaciones en esta asolerada plaza debemos remontarnos hasta el día 30 de abril de 1995, fecha en la que se produjo el comienzo del romance que Pablo Hermoso de Mendoza y la Real Maestranza de Sevilla mantienen hasta esta fecha. Ese día el triunfador fue el rejoneador local Javier Buendía, pero quien de verdad sorprendió fue un desconocido navarro que a lomos de una yegua alazana llamada "GIRALDA" (en la fotografía) era capaz de irse hacia el toro de frente y de salida, que con un caballo negro, desconocido hasta ese día en Sevilla llamado CAGANCHO armaba un auténtico alboroto en banderillas. Y terminaba con el toro de Luis Albarrán que le había tocado en suerte a lomos de un caballo bayo, llamado GARBANCITO. Fue el gran triunfador de una mañana compuesta por los veteranos Rafael Peralta, Antonio Ignacio Vargas, Luis Valdenebro, Javier Buendía y Ginés Cartagena y pese a obtener una solitaria oreja, fue paseado a hombros al final del festejo junto al triunfador Javier Buendía.

Se había ganado a pulso el regreso y éste se produjo el 13 de abril de 1996, también con toros de Luis Albarrán y junto a Joao Moura, Luis Domecq y Antonio Domecq. Pablo, apoyado en sus pilares "GIRALDA" y "CAGANCHO" y con un emergente "CHICUELO", tuvo petición en el toro que lidió en solitario y obtuvo una oreja en el dúo con Joao Moura, tras protagonizar un gran tercio de banderillas ambos rejoneadores montando a dos caballos hermanos: "CARBÓN" y "CAGANCHO". Esta temporada Pablo fue premiado como mejor rejoneador de la Feria por el Club Zaudín.

Problemas de entendimiento entre la administración de Hermoso de Mendoza y la empresa gestora de la Real Maestranza lo dejaron fuera de los carteles de 1997 de forma incomprensible; no obstante, volvió a anunciarse un año después, el 19 de abril de 1998 enmarcado en un cartel netamente jerezano. Toros de Fermín Bohórquez, para Fermín Bohórquez, Luis Domecq, Pablo Hermoso de Mendoza y Antonio Domecq. Obtuvo una oreja de su toro y saludo en la collera junto a Fermín Bohórquez. Esa tarde quedó patente lo absurdo de las colleras, además de por diversos puntos de vistas taurinos, ese día Pablo y Fermín mantenían una enemistad por problemas de la contratación de Madrid y sin embargo ambos se tenían que ayudar en el ruedo para poder triunfar. ABSURDO. Toreó con MARTINCHO y LABRIT de salida; CAGANCHO, CHICUELO y GALLO en banderillas y VENTURA en el último tercio. Pablo obtuvo el Premio Puerta del Príncipe, el de la Real Maestranza de Sevilla y de nueva cuenta el del Club Zaudín, como mejor rejoneador de la Feria.

En la temporada 1999 Pablo consiguió ser incluido en las dos corridas de rejones de la Feria, cuya primera actuación fue el 11 de abril, día de su cumpleaños, y de regalo le tocó un manso de Luis Albarrán, del que sacó más de lo que tenía en una pletórica actuación a lomos de LABRIT, CHICUELO y CAGANCHO. El resto del cartel lo componían Antonio Ignacio Vargas, Joao Moura, Javier Buendía, Leonardo Hernández y Andy Cartagena. Hermoso de Mendoza obtuvo una oreja con fuerte petición de la segunda.

La prensa dedicó titulares espectaculares a la actuación de Pablo Hermoso de Mendoza el día de su cumpleaños y parecía que aquello era lo máximo del toreo a caballo, pero en la matinal del 25 de abril, Pablo se encargó de que indicar que el techo estaba más alto y "arrancó" literalmente las lágrimas de la Real Maestranza con una faena que ha quedado en los anales de la historia del toreo. Desde la salida del buen toro de Fermín Bohórquez, al que recibió sobre "MARTINCHO", el tercio de banderillas con "CAGANCHO" y "CHICUELO" y el último tercio a lomos de "ALDEBARÁN" (en la imagen), todo fue armonía, temple y complacencia con un público entregado y un Pablo toreando como nunca se había visto sobre un caballo. Testigos de esa página de la historia fueron Luis Valdenebro, Fermín Bohórquez, Luis Domecq, Antonio Domecq y Paco Ojeda quienes pudieron comprobar "in situ" como veintiocho años después se volvía a cortar un rabo en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. Evidentemente, ese año, Pablo también arrasó en los premios más importantes de la Feria (Puerta del Principe, Real Maestranza y Club Zaudín).

Tras este pasaje, lo tenía complicado en su presentación, exactamente un año después, para poder mantener el nivel de su pasada actuación y para ello Pablo disponía de dos toros de Fermín Bohórquez y de un cartel compuesto por Joao Moura y Fermín Bohórquez. Con la ayuda de MARTINCHO, QUECHUA, FUSILERO, CAGANCHO, CHICUELO y MAZANTINI, pudo obtener una oreja en su primer toro y las dos del segundo, obteniendo el derecho de volver a salir por la Puerta del Príncipe (en la imagen). Ese día volvió a brillar CAGANCHO de tal forma, que al terminar el tercio de banderillas Pablo no quiso cambiar de caballo e intentó matar con el propio cuatralbo, lo que no consiguió al primer intento y le privó de la posibilidad de haber cortado su segundo rabo en esta Plaza.

Quince días después, el 7 de mayo, en la tradicional matinal compartió cartel junto a Luis Valdenebro, Javier Buendía, Luis Domecq, Antonio Domecq y Diego Ventura, lidiando una corrida de Murube, y siendo premiado Pablo con dos orejas de su único enemigo. Como es sabido para salir por la Puerta del Príncipe hacen falta tres trofeos, aunque en festejos en los que se lidia un solo toro permiten hacerlo con dos trofeos. Pero como Pablo había atravesado la citada Puerta en dos ocasiones anteriores con tres trofeos, no consideró suficiente las dos orejas y salió a hombros pero por la Puerta de cuadrillas.

El 22 de abril de 2001 Pablo debutaba en España tras actuar en sesenta y cuatro festejos en México y la incógnita entre el público en general si sus triunfos en tierras aztecas serían refrendados en su temporada europea. Sus acompañantes eran Fermín Bohorquez y Diego Ventura, con toros de el padre del primero y con tres nuevos caballos en su cuadra: TABASCO, DANUBIO y MARIACHI, colaborando con los veteranos LABRIT, CAGANCHO, CHICUELO y ALBAICÍN. Pablo bordó dos buenas faenas, obteniendo dos orejas de cada uno de sus toros y nueva Puerta del Príncipe.

Siguiendo la costumbre de actuar dos veces dentro del serial andaluz, Hermoso regresó al dorado albero la mañana del 6 de mayo, con toros de Murube y junto a Joao Moura, Javier Buendía, Leonardo Hernández, Luis Domecq y Antonio Domecq, obteniendo de nuevo las dos orejas de su enemigo y saliendo a lomos de los costaleros pero también por la puerta de cuadrillas, por elección propia.

Siguiendo con este recuento llegamos a la histórica temporada de 2002, en donde el tinte señalado tomó especial dimensión precisamente en Sevilla, cuando el día 16 de abril los asistentes a la Maestranza pudieron atestiguar atónitos la despedida de CAGANCHO, en una decisión de Pablo que tomó por sorpresa a todos quienes la presenciaron. La corrida había sido aplazada de su fecha original a causa de una fuerte tormenta y a pesar de ser reprogramada a un horario matutino la plaza lucía un lleno absoluto. En su primer toro y después de realizar unos quiebros de antología con LABRIT, Hermoso de Mendoza sacó a CAGANCHO que tenía más de cuatro meses sin actuar y el cuatralbo iluminó la arena con su proverbial clase e inigualable torería en un tercio de banderillas para el recuerdo. Al terminar la labor le fueron entregadas a Pablo las dos orejas del burel y el estelles mandó traer de nueva cuenta al ruedo a CAGANCHO para simbólicamente cortarle un mechón de su crin, dando juntos la vuelta al ruedo y con ello haciendo patente que era la última vez que la afición sevillana veía al más grande caballo torero de todos los tiempos. Aún faltarían más emociones con su segundo, en una faena de entrega que a punto estuvo de depararle una nueva Puerta del Príncipe, solo que el falló con el acero esfumó tal posibilidad quedando todo en una aclamada vuelta al ruedo. Esa mañana el cartel estuvo compuesto por Fermín Bohórquez y Diego Ventura y los toros que lidió Pablo fueron de Murube y de Pallarés. Fue una actuación llena de emociones y de buen toreo, donde además del cuatralbo, brillaron sobremanera el ya mencionado LABRIT, RONCAL, FUSILERO, DANUBIO, CAMPOGRANDE y MARIACHI.

Cinco días más tarde, el 21 de abril, ya sin CAGANCHO, volvería a actuar Pablo en la matinal, en la que el relevo del negro lusitano lo cogieron RONCAL, FUSILERO, DANUBIO y MARIACHI para volver a obtener dos orejas de un toro de Benítez Cubero, y volver a salir por segunda vez consecutiva en una semana, a hombros por la Puerta de Cuadrillas. Esa mañana se despedía del toreo profesional Javier Buendía, que brindó su actuación a todos los componentes del cartel y que eran Luis Valdenebro, Joao Moura, Luis Domecq, Pablo Hermoso de Mendoza y Andy Cartagena.

Cerramos el capítulo 2002 y abrimos el del 2003, el 16 de abril, cuando la anunciada corrida de rejones con Luis Domecq, Pablo Hermoso de Mendoza y Diego Ventura, tuvo que suspenderse debido a la lluvia caída sobre la capital hispalense. Dada la festividad del día 1 de mayo, se acordó entre autoridad, empresa y actuantes, celebrar dicho festejo el día 1 de mayo, dentro de la semana de farolillos y de esta forma, con el mismo cartel y toros de Fermín Bohórquez, se celebro el festejo, donde Pablo saludó en el tercio en su primero y obtuvo la única oreja de la mañana en el quinto. Fue una mañana donde hubo varios caballos debutantes en La Maestranza, como MISTRAL, MONTERREY, GAYARRE, NATIVO o CERVANTES, completando el elenco RONCAL y FUSILERO.

Apenas tres días después, el día 4 de mayo, se celebraba la tradicional corrida matinal del domingo de Feria con el siguiente cartel: Joao Moura, Luis Valdenebro, Leonardo Fernández, Pablo Hermoso de Mendoza, Andy Cartagena y José Luis Cañaveral, con toros de Murube. Una nueva oreja al esportón del navarro montando a RONCAL, FUSILERO, ALBAICIN y CERVANTES.

Para el 2004, Hermoso de Mendoza fue anunciado en un solo festejo, el día 17 de abril, al lado de Leonardo Hernández y Diego Ventura, ante bureles de Fermín Bohórquez. Para esta ocasión el jinete navarro tenía cierta preocupación ya que presentaría varios de los nuevos caballos, algunos con su hierro, ante la entendida y exigente afición andaluza. Pero la preocupación se tornó en satisfacción al corroborar como su cuadra brilló intensamente y fue aclamada por la afición sevillana. Esta corrida fue la que inició la proyección definitiva de CHENEL como la gran estrella que ahora es, teniendo además el apoyo de CURRO, LABRIT, NATIVO, FOSFORO, FUSILERO y CAMPO GRANDE. El resultado númerico para Pablo fue de una sola oreja, obtenida de su segundo; si bien esta cifra no refleja lo sucedido en el ruedo, ya que de no haber pinchado a sus dos toros, estaríamos hablando de otro gran triunfo para el centauro navarro.

En el 2005 el estellés se quedó fuera del serial hispalense como consecuencia de una insalvable diferencia de posiciones entre el caballista navarro y la empresa que administra el coso del baratillo. Pero afortunadamente en el 2006 la situación fue diferente y Hermoso de Mendoza fue programado para tomar parte en día 1 de mayo en un postinero y novedoso cartel mixto con el que se cerró la tradicional semana de farolillos en la plaza andaluza, retomando además la tradición del festejo del lunes de resaca. Pablo hizo el paseíllo acompañado de Jose María Manzanares padre y Cayetano para despachar astados de Fermín Bohórquez en la lidia a caballo y de Alcurrucén y Zalduendo para las infanterias. Lamentablemente la ilusión y las ganas de trunfo de Pablo se estrellaron ante dos toros de que apenas colaboraron con VILLA, SILVETI, SARMATA, CURRO, CHENEL y MERLIN; recibiendo Hermoso de Mendoza dos fuertes ovaciones como reconocimiento a su esfuerzo de parte de la afición sevillana que llenó de bote en bote la plaza.

Para el 2007, Pablo regreso a la corrida de rejones y tuvo una de sus habituales tardes en el coso sevillano, aunque en esta ocasión ni los toros, ni la presidencia acompañaron al estellés. Los toros por descastados y mansos y el presidente porque con razón o sin razón, negó a Hermoso de Mendoza la Puerta del Príncipe y tuvo un criterio desigual a lo largo de la tarde en la concesión de las orejas. El navarro obtuvo una oreja de cada uno de sus oponentes en una tarde donde empleó a LABRIT, CHENEL, SARMATA, CURRO, MERLIN y FUSILERO. La fecha: 15 de abril de 2007. Fermín Bohórquez y Diego Ventura completaron el cartel con astados de Fermín Bohórquez Escribano.

Mismo cartel para el 30 de marzo de 2008, una tarde para olvidar en la memoria de Pablo, especialmente por el negativo protagonismo de los toros de su lote, especialmente su primero, un astado que dio al traste con los deseos y expectativas del navarro. Dos cariñosas ovaciones cosechó Hermoso de Mendoza que para este compromiso empleó a CURRO, CHENEL, NATIVO, ICARO, PIRATA, RONDEÑO, SILVETI y FUSILERO.

Para el 19 de abril de 2009 tuvo lugar la que hasta el momento es la última comparecencia de Pablo en el coso del Baratillo, donde dictó una nueva lección de torería, realizando la faena del festejo ante el segundo de la tarde, en donde se vio un torero de muchos kilates, mismo que no pudo ser coronado con el rejón de muerte. A pesar de ello Hermoso de Mendoza recibió una ovación de esas que dejan huella, para con su segundo tener silencio ante un astado peligroso que incluso le pegó una fuerte cornada a SILVETI. Además del castaño actuaron esa tarde: CAVIAR, CHENEL, ICARO, PIRATA, DALI, TIZIANO y ESPARTANO. Los alternantes fueron Fermín Bohórquez y Diego Ventura y los toros provinieron de las dehesas del primero de ellos.

FECHA 4 de Abril de 2010
LUGAR Plaza de toros de la Real Maestranza de Caballería, Sevilla, Andalucía, España
ENTRADA Lleno
TOROS
RESEÑA Fermín  Bohórquez (silencio y silencio)
Pablo Hermoso de Mendoza (silencio y silencio)
Diego Ventura (dos orejas y dos orejas)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Fermín Bohórquez, número 107, 515 Kg, de nombre Fácil II: De  salida DALI (1 rejón de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) y CAVIAR (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas, un par de cortas a dos manos y dos rejones de muerte y tres pinchazos).

Segundo toro de la Ganadería de Fermín Bohórquez, número 75, 548 Kg, de nombre Isleño: De salida CURRO (1 rejón de castigo); en banderillas SILVETI (2 banderillas) e ICARO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas, un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte tras cuatro pinchazos).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

ZAMORINO, MARQUES y EJEA

Desazón en la cara del rejoneador navarro cuando acabó el festejo y es que citas como las de Sevilla no llegan más que una vez por temporada y la ilusión que se pone en ella es muy grande. En esta ocasión el disgusto fue primero por el juego de los toros, un lote nefasto para poder ejecutar un toreo de emoción. Y segundo por el pésimo manejo del rejón, que acabó con las pocas posibilidades de trofeo que los toros dejaron.

Su primero resultó noble, pero de una sosería desesperante. Los únicos momentos en los que el toro mostró casta y entrega fue con DALI en el instante de salir de chiqueros. Con la cola lo toreó el alazán en unos círculos muy reducidos y muy toreros. Un solo rejón de castigo para dejar al toro entero para banderillas. CHENEL trató de sacarle algún galope de costado, alguna carrera, algo emocionante, pero nada. El toro se agarraba al suelo y apenas galopaba dos metros. Entonces Pablo cambió de lidia y decidió torearlo con el pecho, con ajustadas pasadas, pero todo a base de poner la emoción CHENEL. Sorprendió Pablo dando entrada a CAVIAR que fue más de lo mismo, aunque éste, calentó el tendido con las piruetas, sobre todo con una serie de tres galopando hacia la Puerta del Príncipe que tuvieron emoción. A partir de aquí la faena se fue viniendo un poco para arriba merced a PIRATA que tras colocar dos cortas a una mano, colocó al toro en suerte para dejar un par a dos manos de las cortas, muy bien reunido y clavado al estribo. Lo complicado vino después, donde PIRATA iba una y otra vez a un toro que no ayudaba y al que Pablo solo encontraba hueso.

El quinto todavía fue más manso y aquerenciado, huyendo de CURRO desde que sintió el rejón de castigo. SILVETI se encargó de poner la emoción en los embroques a puro de echarse encima del toro. Banderillas limpias y estéticas, pero sin la emoción que debe poner el toro. ICARO pasaba una y otra vez por la cara, lo provocaba, lo incitaba..pero nada, el toro parecía el de las carreteras y aquello no iba con él. PIRATA terminó el tercio de forma correcta en banderillas cortas y sin suerte en la suerte suprema.