CARTEL

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

ESTADISTICAS EN ESTA PLAZA

FESTEJOS
3
TOROS LIDIADOS
6
TROFEOS
10 orejas
y 4 rabos
PUERTAS GRANDES
3

INFORMACION RELACIONADA

Esta plaza de estilo neomudéjar, fue inaugurada el 8 de septiembre de 1928 por el rejoneador Antonio Cañero y los matadores Manuel Jiménez Chicuelo, Algabeño y Vicente Barrera, lidiándose ganado del duque de Veragua.

Fue rehabilitada en 1964 y reinaugurada el 19 de abril con una novillada picada.

 Ha sido escenario de grandes acontecimientos y por el que han pasado las mayores figuras del toreo de todos los tiempos.

Tiene un aforo de seis mil localidades y está considerada como de tercera categoría.

Parece ser, siempre según Guerrita, que hubo anteriormente a esta plaza, otra construida en 1896 con aforo para cuatro mil quinientas localidades y también Camisero, habla de otra más, llamada de San Blas.

La actual es propiedad del Ayuntamiento de Villanueva del Arzobispo y celebra fiestas en febrero, abril y septiembre, siendo estas las de más repercusión taurina.

La primera actuación de Pablo Hermoso de Mendoza en Villanueva del Arzobispo (Jaen) acaeció el 9 de septiembre de 2003, compartiendo cartel con Joao Salgueiro y Alvaro Montes. Fue una de las mejores tardes de Hermoso de Mendoza en esa temporada, donde aprovechó al máximo los toros de la Viuda de Flores Tassara, ambos de muy buen juego. Cuatro orejas y dos rabos fue el completo balance del navarro y los caballos empleados fueron FUSILERO, GAYARRE, NATIVO, COYOTE, LABRIT y CHICUELO.

Para el 2005, el 8 de septiembre, tuvo lugar la que hasta el momento es la última presentación del estellés en el coso villanovense, al lado de Fermín Bohórquez y Alvaro Montes en la lidia de bureles de Julio de la Puerta. Con su primero Pablo armó un verdadero lío para ter minar cortándole los máximos trofeos, no teniendo la misma suerte con su muy manso segundo. CURRO, CHENEL, FUSILERO, FOSFORO, ZAPATA y SILVETI aparecieron esa tarde en el coso jienense.

FECHA 9 de Septiembre de 2009
LUGAR Plaza de toros de Villanueva del Arzobispo, Jaén, España
ENTRADA Tres cuartos
TOROS
RESEÑA Fermín Bohórquez (división y dos orejas)
Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y rabo y dos orejas)
Diego Ventura (dos orejas y dos orejas y rabo).
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Pedro y Verónica Gutiérrez, número 44: De  salida DALI (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) e ICARO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Pedro y Verónica Gutiérrez, número 1; De salida ESTELLA (1 rejón de castigo); en banderillas SILVETI (2 banderillas) y  CAVIAR (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas, un par a dos manos y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

CURRO, ESPARTANO y TIZIANO

Villanueva del Arzobispo es una plaza en la que parece que existe una comunión especial entre Pablo Hermoso de Mendoza y su afición. Las apariciones del navarro en la villa jienense son intermitentes: torea un año, descansa dos y así sucesivamente, poco más o menos. Pero desde luego, cada vez que actúa el jinete, la plaza registra la mejor entrada tanto de la feria, como de los últimos años y a su vez, sus actuaciones, suelen coincidir con la obtención de rabos. Por eso podemos decir, que la entrega es mutua.

Esta tarde, con una gran entrada, Pablo ya tenía los deberes hechos -aunque no finalizados- con su primer toro. Un toro de excelente juego de uno de los hierros del Niño de la Capea, que ya en los primeros galopes tras la cola de DALI dejaba ver su calidad en la embestida, arrastrando literalmente el hocico por la arena. Precisos doblones del caballo alazán con un toro que se rebosaba en la embestida hacían presagiar una gran tarde. Temple y bravura, ingredientes básicos y fundamentales para que CHENEL firma una de sus tardes gloriosas. Y la verdad es que lo consiguió. En Villanueva del Arzobispo pueden presumir de haber visto una de las grandes tardes de CHENEL esta temporada. Milimétrico en los galopes de costado, con un toro que nunca se entregó y al que remató con tres trincherazos de la mejor nota por los adentros, por terrenos inverosímiles en los que no parecía caber ni el caballo. Igualmente midió la buena embestida del toro en banderillas y reuniones frontales, vaciándolo completamente a lo largo de su cuerpo. Alargó la faena Pablo con CHENEL, porque ciertamente ambos se les veía disfrutar con el toro, como disfrutaría posteriormente ICARO, aunque ya ante un toro con menos fuerza, pero ante el que el bayo no volvió la cara, sino más bien al contrario, la metió entre los pitones y se cansó de citar y provocar al toro. Si el toro está parado gira sobre él, metiéndose en los pitones. Y si el toro se viene, el caballo retrocede sobre sus pasos, pero siempre con la cara en el mismo lugar. Soberbio ICARO una tarde más. PIRATA que todavía no está al cien por cien físico, pero le sobra casta, dio una nueva lección de último tercio. Atacando siempre con el pecho por delante y colocando al toro en el mismo estribo, permitió que Pablo colocase tres cortas muy reunidas, así como que se descolgara para realizar un imposible "teléfono" casi pegado a tablas. Pero donde de verdad el caballo se rompe, es con el rejón de muerte, donde coloca al toro en el mismo estribo para que Pablo, con más o menos suerte, deje el rejón de muerte. En esta ocasión, Pablo lo vio muy claro y no marró. Dejó un rejonazo hasta la bola y el toro dobló casi al instante, desatándose una euforia en los tendidos totalmente comprensible y que llevó a manos del navarro los máximos trofeos.   

En el quinto de la tarde Pablo volvió a cuajar un toro de rabo, pero en esta ocasión, el presidente decidió manipular el resultado final que por otra parte ya lo había distorsionado con anterioridad. Mejor para él. Pablo volvió a estar a lo suyo y volvió a volver loco al respetable, sencillamente toreando a otro buen toro de Capea. ESTELLA fue la encargada del primer tercio y aunque el toro se presentó avanto. La yegua consiguió interesar al toro y meterlo en vereda. A partir de aquí el toro sacó una enorme bravura, una enorme codicia que SILVETI tuvo que atemperara y transformar en suavidad. Al principio le costó al caballo, pero a medida que avanzaba la lidia, su poderío se impuso y el astado quedó templado. Aquí vino lo mejor de SILVETI en las reuniones saliendo despacio y gustándose. Continuó la labor con CAVIAR y dos espectaculares banderillas llegando hasta los mismos belfos del toro. Jugándose el tipo en las piruetas y en cada embroque, ante un toro que todavía tenía mucho motor. Nuevamente terminó a lomos de PIRATA, soberbio en banderillas cortas, ajustado y espectacular con el par a dos manos en el mismo centro del ruedo y matando de forma fulminante al toro en la misma boca de riego. Y todo esto para dos orejas. Una faena de rabo en cualquier plaza, aquí por obra y gracia de un nefasto presidente, se quedó en dos orejas. Enhorabuena presidente, el resultado final salió como usted quería.