CARTEL

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

ESTADISTICAS EN ESTA PLAZA

FESTEJOS
5
TOROS LIDIADOS
9
TROFEOS
14 orejas
y 0 rabos
PUERTAS GRANDES
5

INFORMACION RELACIONADA

El 26 de septiembre de 1984 la plaza de toros de Pozoblanco pasó a formar parte de la historia del toreo. Lamentablemente, el coqueto coso de esta ciudad del valle cordobés de Los Pedroches -Pozoblanco ostenta título de ciudad por concesión del rey Alfonso XIII el 22 de abril de 1.923- fue escenario ese día de otoño de la cogida mortal de Francisco Rivera "Paquirri". Desde entonces, todo el mundo supo de la existencia de esta plaza de toros, inaugurada en 1912 y que servía de marzo todos los años a dos o tres espectáculos.

Sin embargo, antes de que el toro "Avispado", de la ganadería de Sayalero y Bandrés, segase la vida de Paquirri, la plaza de Pozoblanco era una más dentro del amplio abanico de cosos de tercera categoría que se reparten por nuestra geografía. Aquello fatídico día de septiembre, Francisco Rivera hizo el paseíllo junto a José Cubero "Yiyo", que fue el encargado de matar a "Avispado", y a Vicente Ruiz "El Soro".

La imágenes de lo que acaeció en este coso aquel fatídico 26 de septiembre dieron la vuelta al mundo. Y la de Pozoblanco ya no fue una plaza más. Hoy por hoy, de aquel escenario sólo queda el recuerdo, pues, desde la temporada 2001, y por iniciativa del ayuntamiento, el coso sufrió una profunda e importante reforma. Tanto que la plaza que hoy se levanta en el mismo lugar se puede decir que es prácticamente nueva.

La capacidad actual es para cinco mil espectadores y las obras de reforma se llevaron a cabo en todas sus dependencias y tendidos, coronándose el coso con un graderío cubierto. El festejo de la reinauguración tuvo lugar el 27 de septiembre del ya mencionado 2001. Aquel día hicieron el paseíllo Enrique Ponce, Víctor Puerto y Rivera Ordóñez, que lidiaron toros de Jaralta. Puerto fue el primer torero en abrir la remozada puerta grande, lo que también hizo Julián López "El Juli" al día siguiente.



FUENTE: Alfonso Santiago (6TOROS6)

La primera actuación de Hermoso de Mendoza en esta Ciudad fue el día 25 de septiembre de 1997 y compartió cartel junto a Luis Valdenebro, Javier Buendía, Fermín Bohórquez, Paco Ojeda y Juan Fernández , lidiando toros de Martín Peñato. Pablo lidió el cuarto de la tarde, del que obtuvo dos orejas, tras una vibrante lidia, destacando el tercio de banderillas a lomos de CHICUELO.

El año 2001, Pablo había sido contratado para actuar el 30 de septiembre, dentro de la Feria de Pozoblanco, pero a última hora no pudo acudir, debido a la cuarentena que los caballos del navarro debían de pasar antes de emprender el viaje a México.

Sí pudo actuar el 27 de abril de 2002, con dos toros de Guardiola Fantoni y encabezando un cartel compuesto por el veterano Manuel Benítez "El Cordobés" y José Pacheco "El Califa". Pablo montó a RONCAL, CHICUELO, ALBAICIN, ROBLES imagen superior), CAMPOGRANDE y MARIACHI (foto derecha) y obtuvo ovación en su primero y las dos orejas del cuarto, que le permitieron salir a hombros junto al veterano matador cordobés.

El 28 de septiembre de 2003 Pablo cerraba la temporada en Europa, precisamente en Pozoblanco, en esta ocasión de nuevo en una corrida de rejones en la que fue el máximo triunfador. Dos orejas en su primero y una oreja en el quinto fueron el balance ante dos toros de Castilblanco y compartiendo cartel junto a Javier Buendía y Álvaro Montes. La plaza se llenó para ver las evoluciones de caballos como FUSILERO, LABRIT, COYOTE, CAMPOGRANDE y NATIVO.

El 25 de septiembre de 2005 tuvo lugar la que hasta el momento es la última actuación del navarro en este coso cordobés, alternando con Leonardo Hernández padre e hiho ante astados de Castilblanco. A pesar de no sortear un lote fácil, el estellés se erigió en el triunfador de la tarde al obtener dos orejas de su primero y sumar una más en su segundo. EXCALIBUR, CHENEL, FOSFORO, ZAPATA, SILVETI y FUSILERO llevaron el peso de la responsabilidad esa tarde.

FECHA 27 de Septiembre de 2009
LUGAR Plaza de toros de Pozoblanco, Córdoba, España
ENTRADA Lleno
TOROS
RESEÑA Fermín Bohórquez (oreja y oreja)
Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y dos orejas)
Diego Ventura (dos orejas y ovación)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Luís Albarrán, número 88: De  salida CURRO (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) e ICARO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Luís Albarrán, número 27; De salida ESTELLA (1rejón de castigo); en banderillas VAN GOGH (2 banderillas) y TOMATITO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas, un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

DALI, SILVETI y TIZIANO

Desde luego para años venideros se debía proponer que el nombre y la foto de algunos de los presidentes de las corridas figurasen en los carteles de las ferias. De esta forma, esa minoría, obtendría el protagonismo y la importancia que buscan y que de su manera de actuar queda inédita si no es porque la ganan durante las lidias y a costa de los matadores. El Pozoblanco, en el primer toro de Pablo y tras una labor perfecta, sin un solo pero y de rabo en cualquier plaza del mundo. El usía de turno no cedió a la petición mayoritaria de un público que había disfrutado de lo lindo y se mantuvo en los dos pañuelos. Sin comerlo, ni beberlo, en apenas cinco minutos, se había convertido en protagonista de una fiesta en la que él no se juega nada.

Pablo corroboró el gran momento que atraviesa, posiblemente el mejor de la temporada y sumó una más a esa serie de faenas importantes que está cuajando desde que se recuperó de la lesión. Quizás sea la cercanía del final de temporada y la relajación que eso le produce, pero lo cierto es que los caballos están soberbios y Pablo pletórico y alegre. El conjunto que formaron en el primer y buen astado de Luís Albarán, CURRO, CHENEL, ICARO y PIRATA fue de bandera. Todos y cada uno de ellos rayaron a una altura enorme, torearon en sus diferentes estilos, peor sin una sola ventaja. En esta ocasión Pablo acertó de un rejonazo en lo alto y el toro rodó sin puntilla bajo la atenta mirada de PIRATA. Para e público que llenaba la plaza y gozó con la faena, esto era de rabo. Para el señor del palco fue de dos orejas. 

El quinto volvió a mostrar el triunfo del navarro, ahora con un toro también bueno, pero no con tanta emotividad como su hermano lidiado en segundo lugar. En esta caso, las orejas, merecidas no tuvieron discusión (aunque también se pidió el rabo, pero muy escasamente). También fue una gran faena de Pablo, pero evidentemente con otras armas, porque ESTELLA, VAN GOGH y TOMATITO, pusieron todo de su parte, pero tenían que luchar contra lo que habían ejecutado sus compañeros de cuadra en el primero. Todos brillaron a gran altura, incluso algunos superaron en partes de la lidia a lo ejecutado en el toro anterior. Por ejemplo las ejecuciones de VAN GOGH rozan la perfección o las piruetas de TOMATITO son únicas. PIRATA repitió en ambos, destacando en este el par a dos manos de las cortas, típico en su repertorio, pero no por eso menos esperado. Volvió a acertar Pablo con el de muerte y el toro rodó sin puntilla al instante de sentir el hierro.