CARTEL

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

ESTADISTICAS EN ESTA PLAZA

FESTEJOS
17
TOROS LIDIADOS
31
TROFEOS
23 orejas
y 1 rabo
PUERTAS GRANDES
8

INFORMACION RELACIONADA

Desde hace seis años, la afición de Logroño disfruta del cómodo y funcional coso de La Ribera, una plaza cubierta promovida por la casa Chopera, propietaria del inmueble. Con capacidad para 11.046 espectadores, el recinto fue inaugurado el 21 de septiembre de 2001. En ese primer festejo, transmitido en directo por Televisión Española, se lidiaron toros de José Luís Marca, que fueron estoqueados por Enrique Ponce, El Juli y el torero riojano Diego Urdiales, que cortó la primera oreja de la historia de La Ribera.

El ciclo inaugural se celebró sin que la cubierta móvil estuviese instalada. Cuando las obras de esta finalizaron, se celebró una corrida extraordinaria, el 7 de abril de 2002, con la presencia de Joselito, Morante de la Puebla y El Juli, que lidiaron toros de Juan Pedro Domecq. Desde esa fecha, los festejos que se celebran en la capital riojana tienen lugar sin ningún inconveniente climático, además de con la comodidad y los adelantos técnicos de un edificio propio del siglo XXI.

Cercano al coso de La Ribera se levantaba la plaza de La Manzanera, escenario donde durante ochenta y cinco años se celebró la feria de San Mateo. Inaugurada el 21 de septiembre de 1915 por Joselito El Gallo, Juan Belmonte y Saleri II, con toros del Duque de Veragua, cerró sus puertas el 26 de septiembre de 2.000. Ese día Joselito, Juan José Padilla y Diego Urdiales estoquearon toros de Victoriano del Río. Cuando esta tarde el torero de Arnedo dio muerte al último astado, se puso broche a la historia de un coso en el que se lidiaba un toro serio y cuya afición se caracterizaba por ser muy exigente.

Hoy en día, esa seriedad se mantiene, aunque en lo relativo al toro hay un mayor equilibrio entre el trapío y las buenas hechuras, como se ha visto en las últimas ferias. Un abono que ha registrado una importante efeméride para la historia de La Ribera: el indulto de un toro de Victorino Martín por parte de Diego Urdiales.


FUENTE: Alfonso Santiago (6TOROS6)

Logroño es una ciudad que ha tenido una influencia importante en la vida de Pablo Hermoso de Mendoza. Por motivos profesionales, su padre se desplazó a esta ciudad a principios de la década de los ochenta y Pablo, le acompañaba siempre que sus deberes escolares se lo permitían y posteriormente con dedicación plena, porque abandonó pronto los estudios. Fue precisamente en esta ciudad donde preparó sus dos primeros caballos de rejoneo CAFETERO y PEZANHA, dos ejemplares importantes en sus inicios.

Pero pese a este arraigo de Pablo con la capital riojana, sus actuaciones en su plaza de toros no han sido muy abundantes, principalmente debido a que la Casa Chopera no programaba dentro de sus abonos ninguna corrida de rejones y por eso las ocho intervenciones del navarro en dicho coso han sido bien en corridas mixtas o en festivales.

Repasando su trayectoria en el antiguo coso logroñés (recordemos que la actual Plaza de "La Ribera" fue inaugurada hace apenas tres años), vemos que debutó el día 22 de septiembre de 1991, actuando en medio de un festejo junto a Francisco Ruiz Miguel, José Pedro Prados "El Fundi" y "Gallito de Alfaro". Pablo lidió un toro de Conde de Murça, que salió con pies y al que paró magistralmente con GIRALDA. Después el toro se paró en exceso y tuvieron que poner todo de su parte CAGANCHO y CAFETERO, para que al final Pablo diese una vuelta al ruedo, a única de la tarde.

Su primera oreja la obtuvo el 24 de septiembre de 1995, esta vez actuando junto a José Antonio Campuzano, Pedro Carra y Manuel Sánchez y obteniéndola de un toro de Martínez Elizondo que tampoco le dio facilidades. También en esta ocasión el caballo más destacado fue el de salida, en esta ocasión BUENAVENTURA y brillantes, ante el peligroso toro, estuvieron CHICUELO (en la foto), CAGANCHO y BORBA.

La tercera tarde de Pablo en Logroño, fue el 9 de junio de 1999, con motivo de un homenaje que el Club Taurino de Logroño brindaba al empresario de la Plaza, recientemente fallecido, Manuel Martínez "Chopera". Los protagonistas del festival fueron junto a Hermoso de Mendoza, el también rejoneador Nacho Ortega, de Logroño, los matadores Dámaso González, José Ortega Cano, Tomás Campuzano,, Pedro Carra y el entonces novillero Diego Urdiales. Esta fue la tarde más redonda de Pablo en Logroño, ante un buen toro de Campos Peña con el que bordó el toreo desde LABRIT, hasta MAZANTINI, pasando por CHICUELO y CAGANCHO y con los que consiguió obtener las dos orejas y el rabo de su oponente, tras lo cual, lo cierto es que la opinión pública de Logroño y el público en general, no se explican como tardó tanto tiempo en volver a Logroño.

El año 2002 debutó en la nueva Plaza de la Ribera, el día 23 de septiembre, con una gran expectación y el cartel de "no hay billetes" colocado. La corrida fue mixta y compartió tarde con Francisco Rivera Ordóñez y Miguel Abellán y lidió dos toros de Carmen Lorenzo. Pablo montó un auténtico lío con el buen toro que abrió plaza y al que cortó una oreja, con gran bronca a la presidencia por no conceder la segunda, pedida por una gran mayoría. Desgraciadamente el cuarto de la tarde, fue un toro manso, que no ayudó para nada a Pablo y con el que fue silencia. EBANO, FUSILERO, ALBAICIN, CAMPOGRANDE y MARIACHI fueron sus argumentos en una tarde donde por desgracia, el Presidente se convirtió en protagonista.

El 27 de septiembre de 2003 era un domingo que quedaba sin toros y fuera de lo que era el abono de Logroño, porque las fiestas en la capital riojana terminaban el día anterior. La Casa Chopera programó para ese día y por primera vez en Logroño, una corrida de rejones, con el portugués Antonio Ribeiro Télles, Pablo Hermoso de Mendoza y Sergio Galán, lidiando toros de Domínguez Camacho. La corrida fue un éxito de taquilla, con los tendidos llenos de público aficionados al caballo y al reclamo del caballista de Estella, que como suele ser habitual, no defraudó, y firmó una de las faenas cumbres de esa temporada, destacando el toreo en banderillas de GAYARRE y sobre todo de CAMPOGRANDE, aunque no hay que olvidar que también brillaron COYOTE, LABRIT, FUSILERO, CHICUELO y NATIVO (en la imagen de la izquierda). Pablo obtuvo dos orejas en el segundo de la tarde y fue ovacionado con el reservón y complicado quinto y se convirtió en el primer rejoneador que sale a hombros de la Plaza La Ribera de Logroño, por lo que su nombre ya estará para siempre ligado a la historia de esta plaza, al igual que lo está a la de Illumbe, de San Sebastián.

Y si importante fue esa tarde para Pablo y para el público riojano, no menos importante lo fue la del 23 de septiembre de 2004, cuando tras una primera labor insulsa ante un sobrero de Los Espartales, sustituto de otro de Murube, bordó otra de las mejores faenas en el ruedo de La Ribera. Imponente ante un toro de Murube, con el que bordaron el toreo SAMURAI, CHENEL y FÓSFORO, pero sobre todos CAMPOGRANDE, en una labor que todavía se recuerda en Logroño con admiración. Pablo ante un tendido que acabó el papel en la taquilla obtuvo las dos orejas de este quinto de la tarde, escuchando palmas en el primero. Completaron la terna, los matadores Miguel Abellán y Sebastián Castella, que lidiaron toros de Montalvo.

Tan importante fue la faena realizada por Pablo Hermoso de Mendoza, que el Club Taurino Logroñés, concedió al rejoneador de Estella y dentro de sus galardones correspondientes a la Feria, una mención especial por su magnífica actuación.

Estas buenas actuaciones y sobre todo los taquillazos que provocaba la presencia de Pablo Hermoso de Mendoza en la capital riojana hizo que la Empresa lo programara el 8 de mayo de 2005 junto a los otros dos triunfadores del San Mateo 2004: Sebastián Castella y José María Manzanares hijo. Pablo brilló sobremanera en el primer toro de Carmen Lorenzo que lidió y en el que fue ovacionado. Paradójicamente obtendría la única oreja del festejo en el cuarto de la tarde, en cuya labor, no alcanzó los niveles de la primera. Protagonistas en el primer toro fueron EXCALIBUR, CHENEL, CAMPOGRANDE y GARBANZO, un caballo de Roberto Armendáriz que Pablo estuvo probando unos días y que debutaba en esta corrida. El segundo toro fue lidiado por CURRO, LABRIT, FUSILERO y de nuevo GARBANZO.


Y las grandes entradas en taquilla continuaron el 24 de septiembre de 2005, ya como parte de la Feria de San Mateo el estellés provocó el único llenazo de todo el serial riojano en un festejo donde realizó una faena magistral al primero de su lote, un buen toro de los hijos del Capea, que fue cuajado a plenitud por Pablo, cortándole las dos orejas en una labor inspirada a lomos de EXCALIBUR, CHENEL y FOSFORO. De esta manera Hermoso de Mendoza se convirtió en el triunfador del festejo mixto en el que también tomaron parte José María Manzanares y Miguel Angel Perera, quienes lidiaron astados de Alcurrucén. El triunfo para el jinete navarro hubiera sido mayor de no haber descordado al cuarto de la tarde, al que le realizó otra lidia de gran nivel, esta vez montando a CURRO, FUSILERO, SILVETI y FOSFORO.

Para la temporada 2006 Pablo tuvo su primera oportunidad de pisar el el 6 de mayo, una vez más el albero logroñés y de nueva cuenta sumó un gran triunfo, desorejando al segundo de su lote, perdiendo igual número de trofeos en el que abrió plaza al fallar con el acero de muerte. El jinete navarro se erigió como el triunfador del festejo mixto en donde alternó con José Antonio "Morante de la Puebla" y Cayetano en la lidia de reses de Murube para rejones y de Núñez del Cuvillo y Daniel Ruiz para los de a pie. VILLA, CHENEL, FUSILERO, SARMATA, CURRO, MERLIN y SILVETI fueron los caballos que Pablo empleó esa tarde y que le posibilitaron otra Puerta Grande en la capital riojana.

Fiel a San Mateo el torero a caballo navarro regresó el 19 de septiembre al moderno coso para tomar parte en otro festejo mixto, ahora al lado de Antonio Ferrera y Antonio Barrera, en la lidia de ejemplares de Murube para rejones y de Alcurrucen para los de a pie. Con un éxito rotundo en taquilla al colgarse el "No hay billetes", Pablo afrontó una tarde gris en donde la mala suerte se ensaño con él, ya que no pudo tocar pelo y aparte SARMATA salió con una cornada en sus carnes. Silencio y ovación fue la cosecha para el estellés, que utilizó ademas del herido a: CURRO, RONDEÑO, SILVETI, JACOBINO, KILATE, LABRIT, CHENEL, FUSILERO y DOMINGUIN.

Esa infortunada tarde tendría su desagravio durante el presente 2007, para ser más concretos el 6 de mayo, fecha en la que Hermoso de Mendoza cuajó una extraordinaria faena al segundo de su lote, al que mandó sin orejas al destazadero. CHABOLA, VITI, SILVET, SARMATA, LAGARTIJO, CHENEL, FUSILERO y SARMATA tuvieron llamado para esta ocasión, en la que su jinete compartió cartel con Jose María Manzanres y Eduardo Gallo, habiéndose despachado astados de Murube para el jinete en plaza y de Ortigao Costa para las infanterias.

Y otro triunfo clamaroso obtuvo el navarro el miércoles 19 de Septiembre , fecha en la que alternando con Julián López "El Juli" y Eduardo Gallo, se llevó las dos orejas del que abrió plaza, estando a punto de cortar el rabo por la extraordinaria faena realizada al de Fermín Bohórquez; un apéndice más sumaría por otra destacada lidia a su segundo. CURRO, CHENEL, FUSILERO, NATIVO, RONDEÑO, LABRIT, SILVETI y ESTELLA fueron los encargados de deslumbrar a la afición riojana que hizo un nuevo entradón de "no hay billetes".

Tres días después no pudo Pablo cerrar su comparecencia en la plaza de Logroño en el año 2007 con un pleno de Puertas Grandes. En la última estuvo cerca y si por el público hubiera sido, lo habría hecho, pero la presidencia en el quinto de la tarde no concedió la segunda oreja que el público demandaba. No obstante fue la única que se obtuvo en toda la tarde y con ella Pablo se proclamó como triunfador del festejo.
ESTELLA, CHENEL, NATIVO, RONDEÑO, VITI, SILVETI y ESTELLA tuvieron llamado esa tarde en la que su jinete alternó con Fermín Bohórquez y Sergio Domínguez, en la lidia de bureles de Luis Terrón.

Y para el 2008 de nuevo dos citas, la primera de ellas el lunes 22 de septiembre , fecha en la que el estellés cuajó una faena magistral a un buen toro de Bohórquez, al que le cortó las dos orejas. Pablo alternó con Miguel Angel Perera y Eduardo Gallo, quienes a su vez lidiaron astados de Garcigrande. CURRO, CHENEL, ICARO, PIRATA, ESTELLA, SILVETI y FUSILERO pisaron esa tarde el albero de La Ribera.

En la segunda comparecencia, cinco días después, la suerte fue distinta para Pablo por haber fallado con el rejón de muerte, emborronando así dos faenas de altísimo nivbel, debiéndose por ello conformar con escucchar sendas ovaciones. Se trató de una trade histórica puesto que por primera vez un rejoneador navarro le concedía la alternativa a otro paisano, Pablo a Roberto Armendariz, en presencia del riojano Sergio Domínguez, ante astados de Luis Terrón. CURRO, SILVETI, FUSILERO, PIRATA, ESTELLA, CHENEL e ICARO protagonizaron una gran actuacion en La Ribera.

Y para este 2009, hace escasos tres días Pablo pisó de nuevo el albero logroñes, realizando una magistral faena al cuarto de la tarde, perdiendo los trofeos por marrar con el acero de muerte. Ante un entradón el estellés alternó con Morante de la Puebla y Rubén Pinar, lidiándose astados de Fermín Bohórquez y Angel Sánchez para rejones, y de El Tajo y La Reyna para las infanterías. DALI, SILVETI, ESTELLA, VAN GOGH, TIZIANO, PIRATA, CHENEL e ICARO tuvieron llamado a escena en esta oportunidad.

FECHA 26 de Septiembre de 2009
LUGAR Plaza de toros de Logroño, España
ENTRADA Lleno
TOROS
RESEÑA Joao Salgueiro (ovación y ovación)
Pablo Hermoso de Mendoza (oreja y oreja)
Sergio Domínguez (silencio y silencio)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Herederos de Ángel Sánchez y Sánchez, número 68, 524 Kg, de nombre Albardero: De  salida CURRO (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) e ICARO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (dos cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Herederos de Ángel Sánchez y Sánchez, número 44, 532 Kg, de nombre Gaviota; De salida ESTELLA (2 rejones de castigo); en banderillas SILVETI (2 banderillas) y TOMATITO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

DALI, VAN GOGH y TIZIANO

La plaza de toros de La Ribera puede presumir de ser una de las que mejores tardes ha visto a Pablo Hermoso de Mendoza y concretamente a su caballo CHENEL. Parece que este caballo está especialmente cómodo en ese coso, que los toros aquí le salen más a su medida o un compendio de todo, pero lo cierto es que esta tarde volvió a firmar otra faena para la historia. Y si no pasa a la historia, es por el maldito rejón de muerte, porque a pesar de matar a la primera, el rejón estaba algo caído y eso debió de pesar en la presidencia, que no concedió más que una oreja a pesar de la petición. De haber matado de un rejonazo en buen sitio, seguro que el rabo hubiera sido solicitado por un público que había vivido una de las faenas más vibrantes y emocionantes que se pueden hacer desde un caballo.

CHENEL fue el no va más de temple, de torería, de tranquilidad y de saber estar y saber medir a un toro que tenía mucho que torear, que fue bravo hasta morir y que nunca se entregó en la pelea. Los galopes de costados medidos y fibrosos, las banderillas en perfecta reunión y los trincherazos imposibles, sobre todo por la velocidad que caballo y toro llevaban. Todo un cante al buen toreo, pero que no fue lo único de esta primera labor. Antes, precisamente un hermano de CHENEL, el artista CURRO le había dejado al toro medido, templado y en condiciones de armar un lío. Primero lo galopó en largo para medirlo y probar su embestida. Luego clavó de frente los rejones, siempre dando el pecho al toro para salir cuarteando con precisión. Tan a gusto estaba CURRO que pasó una vez simulando clavar antes de ceder el testigo a CHENEL. Testigo que luego éste cedería a ICARO para seguir con la misma intensidad, pero ahora con un torero más circular, más encimista, más arrimista. El toro todavía tenía gas e ICARO se la jugó, no se amilanó y provocaba y provocaba y a cada embestida del toro, el caballo repetía con una embestida suya. Había momentos que parecía una lucha de carneros con ambos animales enfrentados testuz con testuz. El turno de las cortas, limitado por la presidencia a dos, fue más breve, aunque también intenso, porque PIRATA es otro de los que atraviesa un momento espectacular y no deja las cortas de cualquier forma. Se reúne perfecto y coloca al toro en el mismo estribo y así Pablo las deja en lo alto o se queda en la cara haciendo el teléfono. Para terminar nuevamente la mala pata que persigue a Pablo con la hoja de peral hizo que el rejón entrara casi entero, pero algo caído, provocando la brava muerte del gran toro de Sánchez y Sánchez, pero a juicio del usía, no siendo su colocación merecedora de más premio que una oreja.

Y otra obtendría en el quinto, tras otra gran faena, también emborronada con el rejón de muerte. Eficaz y muy certero fue el trasero metisaca y otra faena de dos orejas a la basura. Buen toro, con cuajo y peso, al que paró ESTELLA de forma magistral, encolándolo a lo largo de la plaza y llevándolo muy metido. Buen galope el que tenía el toro y que aprovechó SILVETI para dar otra nueva y diferente lección de toreo. Si sus hermanos habían estado soberbios en el primero, el castaño no quiso quedarse atrás y templó al murubeño hasta la extenuación. Bien lo llevaba de costado, bien metido en el estribo y siempre muy cerca, muy pegado para que el toro no se desengañara. Dos banderillas llegando encima y cuarteando con esa suavidad y con ese temple que solo SILVETI da a cada una de las reuniones. El toreo de SILVETI es como un remanso de tranquilidad, hacer las cosas muy despacio y siempre muy ajustadas. El torbellino lo puso TOMATITO con sus piruetas y sus banderillas. El toro ya estaba muy parado y el caballo tenía que aprovechar los pocos galopes del toro para dar emoción a las piruetas. Lo consiguió en la tanda final y se fue entre ovaciones. Como el número de banderillas esta limitado, esta vez Pablo optó por colocarlas a dos manos y lo hizo en el mismo centro del ruego, donde se reunió perfectamente con el toro y dejó las dos cortas en lo alto del morrillo. Luego vinieron los agarrones de pitones, la entrega del público riojano y el rejonazo fulminante, pero trasero y metisaca.

Que lástima, pero de nuevo cuatro orejas sin discusión, por el maldito rejón de muerte se quedaron en dos, insuficiente para salir a hombros de una plaza en La Rioja.