CARTEL

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

ESTADISTICAS EN ESTA PLAZA

FESTEJOS
9
TOROS LIDIADOS
17
TROFEOS
22 orejas
y 1 rabo
PUERTAS GRANDES
8

INFORMACION RELACIONADA

La plaza de toros de Cuéllar tuvo su primer uso en agosto de 1.959. Fue en el año 1958, bajo la alcaldía de Felipe Suárez Muñoz, cuando se iniciaron las obras de la plaza, cuyo desarrollo en cuatro fases, se prolongó hasta 1962. Sin embargo, durante las fiestas de 1959 y aún en obras, el coso comenzó a utilizarse. La solución fue trasladar hasta allí los tradicionales tablados que se instalaban en la Plaza Mayor. El primer espectáculo fue el 30 de agosto de 1959, con una novillada de Luís Martín Tejedor para Luís Barceló y José Ruiz "Joselete".

La ciudad de Cuéllar es famosa porque en ella se celebran los que se denominan encierros más antiguos del mundo. 

Y debe ser así, porque los primeros datos escritos son de 1.215 cuando al episcopado prohibía a los clérigos entre otras cosas los "juegos de toros". Con fecha de 30 de junio de 2008 se ha recibido la concesión por parte del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio de el título de Fiesta de Interés Turístico Nacional a  la celebración de Nuestra Señora del Rosario "Los Encierros" de Cuéllar".

La plaza de toros este mismo año 2009 y coincidiendo con los cincuenta años de la misma, estrena nueva imagen. Las principales obras han sido en el acceso por la puerta principal donde se ha realizado un edificio representativo en ladrillo caravista, con una cubierta en sandwich de chapa con poliuretano a la cual se han fijado en el interior unos rastreles de madera y se han forrado con madera de iroco, se ha recogido el agua al exterior a través de unas gárgolas y se ha continuado terminando los muros que había de ladrillo hueco hasta la presidencia instalando una estructura de hierro con placas.

En la presidencia, la remodelación ha sido total, ya que se han realizado las gradas en hormigón y sobre ellas se han fijado unos asientos plegables y anatómicos con apoya brazos y protección para la intemperie. En total la tribuna cuenta ahora con 61 plazas. Sobre la presidencia se han fijado unas vigas de soporte para recubrir la cubierta al igual que el exterior con madera de iroco. Se ha cambiado la puerta y trazando de nuevo la escalera de subida.

La tercera actuación que se ha acometido en esta primera fase ha sido el recubrimiento de las gradas en el acceso por la puerta principal. Se ha impermeabilizado, se ha canalizado el agua y se ha recubierto todo con madera de iroco haciendo media luna y las paredes se han recubierto con monocapa en color albero. Se ha renovado también toda la instalación eléctrica, asi como la nueva pintura del interior del coso.

FUENTE: Alfonso Santiago (6TOROS6)

En la década de los noventa, Pablo Hermoso de Mendoza fue muy habitual en los carteles de la Feria de Cuellar, famosa por sus encierro, que dicen son los más antiguos de España.

El 29 de agosto de 1994 debutaba Pablo en esta feria junto a Joao Moura y los Hermanos Domecq. Pablo tuvo una tarde redonda y obtuvo dos orejas en solitario y otras dos en collera con Moura, todo ello ante toros de Luís Albarrán de buena condición.

Este éxito no lo pudo refrendar al año siguiente con toros de José Miguel Arroyo y ahora con Joao Moura, Ginés Cartagena y Fermín Bohórquez en el cartel. Obtuvo una oreja y dio la vuelta al ruedo en la collera con Fermín Bohórquez.

Nuevo éxito el 26 de agosto de 1996 merced a las dos orejas que cortó a un toro de Concha Navarra. En la collera con Fermín Bohórquez fueron ovaciones y completaron el cartel Luís y Antonio Domecq.

También triunfó, aunque con nueva fórmula, el 1 de septiembre de 1997. Ahora el triunfo vino en la collera con César de la Fuente, donde obtuvieron dos orejas. En su toro de Martín Arranz, Pablo dio la vuelta al ruedo y fueron testigos de ello Fermín Bohórquez y Paco Ojeda.

El 31 de agosto de 1998, Pablo se enfrentó en esta localidad a un encierro de Partido de Resina, hierro duro y poco habitual en las corridas de rejones. El navarro cortó una oreja de cada uno de sus enemigos y salió a hombros por la puerta grande. Este año, por fín, se puso la modalidad de terna compuesta por Joao Moura y César de la Fuente.

Tras un año sin torear en Cuellar, Hermoso de Mendoza volvió el 28 de agosto de 2.000 y nuevamente volvió a obtener una oreja de cada uno de sus toros, en esta ocasión de Diego Puerta. El cartel lo cerraron Joao Moura y Sergio Vegas.

Con la sustitución de Joao Moura por Fermín Bohórquez y de los toros de Puerta, por los de Francisco Galache, el 29 de agosto de 2.001, Pablo obtenía tres orejas y volvía a salir en hombros del coso segoviano.

Volvió a estar contratado para actuar en dicha feria en los años 2006 y 2007, pero en ambos casos la vieja lesión en su hombros le impidió acudir a esta cita.

Para el 2008, el 1 de septiembre regresó Pablo al antiguo coso segoviano compartiendo cartel con Fermín Bohórquez y Diego Ventura, en la lidia de astados de Benítez Cubero. El centauro navarro obtuvo un triunfo incontestable al desorejar a su primero y pasear los máximos trofeos de su segundo en una tarde donde tuvieron un protagonismo destacado ESTELLA, CHENEL, FUSILERO, PIRATA, RIVERITO, SILVETI e ICARO.

FECHA 1 de Septiembre de 2009
LUGAR Plaza de toros de Cuellar, Segovia, España
ENTRADA Casi lleno
TOROS
RESEÑA Fermín Bohórquez (oreja y oreja)
Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y silencio)
Diego Ventura (silencio y oreja)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Benítez Cubero, número 117: De  salida CURRO (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) e ICARO (2 banderillas); y para el último tercio MANZANA (tres cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Benítez Cubero, número 84; De salida ESTELLA (1 rejón de castigo); en banderillas SILVETI (2 banderillas), ESPARTANO (2 banderillas) y ORO VIEJO (tres cortas); y para el último tercio MANZANA (dos rosas y dos rejones de muerte, tras dos pinchazos).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

CAVIAR y TIZIANO

Gran ambiente en los tendidos de Cuéllar para presenciar la corrida de rejones de la feria y en la que de los seis toros anunciados de Benítez Cubero, sólo se pudieron lidiar cinco porque el sexto terminó el encierro matinal literalmente extenuado.

Pablo lució un brazalete negro en su brazo izquierdo en memoria del gran cavaleiro lusitano José Joao Zoio, fallecido recientemente y por cuya figura el navarro sentía un gran respeto y admiración. Precisamente para este mes de octubre Pablo y el maestro lusitano habían quedado de acuerdo para reunirse en la finca de Estella y pasar varios días juntos, ya que ambos sentían una profunda admiración mutua. Por desgracia, esa cita, nunca se podrá llevar a cabo por culpa de un maldito ataque cardiaco.

En lo taurino, Pablo tuvo para comenzar un buen toro de Benítez Cubero, posiblemente el mejor que le ha lidiado en esta temporada a este ganadero. A pesar de que el primer rejón de castigo no rompió, a partir de ahí la faena sí rompió hacia arriba. CURRO colocó un segundo rejón en lo alto, reuniéndose en el mismo estribo, como luego lo haría con la bandera, toreando abajo y siempre vaciándose en la reunión. Con la calidad del toro la exhibición de CHENEL se venía cantada, si bien el toro había que citarle de cerca, porque si te alejabas, se paraba. Eso lo vio pronto CHENEL y lo midió perfectamente en cada galope de costado que remataba con pasadas por dentro ajustadas. De pecho a cola se pasaba al toro en cada reunión, en cada banderilla o en cada pasada sin clavar. El caballo se le nota a gusto en la plaza y disfrutando en estas últimas corridas de la buena materia prima que le toca en suerte. CHENEL estuvo bien, pero quizás en esta ocasión incluso se vio superado por un espectacular ICARO. Parece que este caballo necesita un toro parado, un toro que no le apriete. Pues bien, esta tarde tuvo a un toro encelado, a un toro bravo que siempre hacia por el y hay que ver como resolvió el caballo. Galopaba hacia atrás llevando al toro metido en el estribo, aguantando los derrotes y siempre sin perder esa mirada de agresividad hacia el toro. Tras la apoteosis de ICARO, MANZANA pisó el ruedo dispuesto a no bajar el nivel. Con tres cortas en la mano, Pablo se fue por el toro, colocó la primera esquivando los derrotes del toro arriba, en lo que le costó cambiarse de mano la segunda, el toro ya la tenía en el lomo y lo mismo la tercera, que el navarro ligaba con continuos desplantes y toques de testuz. Con el rejón de muerte, Pablo y MANZANA, a poco que les ayude el toro, es muy raro que fallen. Rejonazo espectacular en todo lo alto y dos orejas para el de Estella.

El quinto fue el garbanzo negro de la corrida y una vez más le tocó a Pablo. Sin fijeza de salida, ESTELLA tuvo que lidiar con su poca codicia y le colocó un solo rejón de castigo. Tampoco con SILVETI el toro se entregó, aunque aquí sacó un poco más la casta, aunque siempre bruscamente, sin temple. SILVETI le consintió lo indecible y cuajó dos excelentes banderillas. ESPARTANO estuvo más desencajado con el comportamiento del toro y además no pudo efectuar ni una sola pirueta ante la pasividad del toro. Colocó tres cortas con ORO VIEJO y dos rosas con MANZANA quien ante la inmovilidad del astado no pudo estar tan preciso con el rejón de muerte. Al final Pablo Hermoso de Mendoza salió a hombros junto al otro veterano del cartel, Fermín Bohórquez