CARTEL

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

ESTADISTICAS EN ESTA PLAZA

FESTEJOS
1
TOROS LIDIADOS
2
TROFEOS
3 orejas
y 0 rabos
PUERTAS GRANDES
1

INFORMACION RELACIONADA

La plaza de toros de Alburquerque fue construida a finales del siglo XIX y en la actualidad tiene un  aforo de cuatro mil quinientas localidades.

Esta catalogada como de tercera categoría y los principales festejos los celebra en los primeros días de septiembre.

Pablo Hermoso de Mendoza estará haciendo su debut este martes 8 de septiembre en el coso extremeño de Albuquerque, situado muy cerca de la frontera con Portugal.

FECHA 8 de Septiembre de 2009
LUGAR Plaza de toros de Albuquerque, Badajoz, España
ENTRADA Tres cuartos
TOROS
RESEÑA Fermín Bohórquez (oreja y silencio)
Pablo Hermoso de Mendoza (oreja y dos orejas)
Manuel Lupi (silencio tras aviso y oreja)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Luís Terrón, número 23: De  salida DALI (1 rejón de castigo); en banderillas SILVETI (2 banderillas) y ESPARTANO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas y un rejón de muerte y pinchazo).

Segundo toro de la Ganadería de Luís Terrón, número 54; De salida ESTELLA (1 rejón de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) e ICARO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

CURRO, CAVIAR y TIZIANO

Se presentaba Pablo por primera vez en la coqueta plaza de toros de Alburquerque y lo hacía con la presencia en directo de las cámaras de Extremadura Televisión. Es la corrida cincuenta de Hermoso de Mendoza en esta temporada europea y todavía conserva la frescura del primer día y a pesar de los casi cuarenta grados que marcaban los termómetros al comienzo del festejo, consiguió inscribir su nombre en una nueva Puerta Grande.

Extraño resultó el comportamiento del primero de la tarde, sobre todo de salida, cuando se dedicaba a galopar a la par de DALI como si fuere su cabestro. Ni le embestía, ni acudía a las voces del caballero, sino que caminaba y caminaba junto al caballo. Cuando sintió el primer rejón de castigo sí que cambió su actitud y aunque sin continuidad, ya presentaba interés por DALI. Lo mejor del tercio fue el simulacro de clavar que ejecutó Pablo sobre un DALI totalmente entregado a la suerte. Los mejores momentos los alcanzó en banderillas SILVETI, sobre todo en las reuniones. Dos perfectas banderillas y alguna pasada vaciando al toro desde el pecho hasta la cola fueron, como hemos dicho, lo mejor de la lidia. ESPARTANO no tuvo fácil para dejar las banderillas, porque ahora el toro se ponía por delante del caballo y cortaba su salida. Tuvo que pasar más de una vez antes de poder el palo. Tampoco se lo puso fácil a PIRATA, pero no por eso el caballo se arrugó y dejó las tres banderillas cortas al primer intento, en todo o alto y rematando con el "teléfono". Mató de pinchazo y metisaca y obtuvo un trofeo.

Tampoco el segundo fue un toro fácil y salió muy abanto de salida y además muy justo de fuerza. Este problema hacía que en el momento de la reunión, siempre echara la cara muy alta. Ante la escasez de fuerzas, Pablo decidió dejarlo con un solo rejón de castigo y un tanto reticente, dar entrada a CHENEL. Pronto pudimos comprobar que efectivamente no era toro para el lucimiento de CHENEL, que no por eso no destacó, sino que no pudo hacer todo su toreo, sobre todo el toreo largo de costado. Sí se asomó en banderillas y marcó siempre los tiempos a pesar que el toro no se empleaba y esperaba reservón al caballo. Pero la tarde se vino arriba y el público se levantó de sus asientos con ICARO y ese toreo circular que marca la diferencia. Aguantó los cabezazos del toro arriba, siempre buscando la pierna de Pablo y el caballo sin perderle la mirada. Como decimos la plaza se puso en pie con los alardes toreros y de valor de ICARO que fue despedido con una fuerte ovación. Con las banderillas cortas Pablo estuvo breve porque el toro ya acusaba la escasez de fuerzas y no estaba para muchos alardes. Se quedó con las ganas del par de cortas a dos manos y se fue por el rejón de muerte para enterrarlo hasta la bola y obtener dos nuevas orejas.