CARTEL

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

ESTADISTICAS EN ESTA PLAZA

FESTEJOS
20
TOROS LIDIADOS
40
TROFEOS
28 orejas
y 0 rabos
PUERTAS GRANDES
7

INFORMACION RELACIONADA

La plaza de toros de Las Ventas del Espíritu Santo fue inaugurada en 1931. Obra de los arquitectos José Espeliú y Muñoz Monasterio, fue declarado Monumento Histórico-Artístico en 1977. De estilo mozárabe con incrustaciones de cerámica. Tiene capacidad para casi 25000 espectadores.

La primera lidia la realizó el 17 de junio de 1931 Diego Mazquiarán Fortuna al toro Hortelano, de Juan Pedro Domecq, bajo los auspicios del alcalde de Madrid, Pedro Rico, con el fin de recaudar fondos con destino a los obreros parados de la ciudad. Telesforo Aguilera "Aguililla" colocó el primer puyazo, y Alfredo Gallego "Morato", el primer par de banderillas. La Banda Municipal dio un concierto mientras se llenaba la Plaza; fue el pasodoble "España cañí", de Marquina, el primero que se oyó en la nueva Plaza.  Oficialmente se inaugura tres años después (21 de octubre de 1934), con una corrida de Carmen de Federico que fue estoqueada por Juan Belmonte, Marcial Lalanda y Cagancho.

El edificio consta de cuatro pisos, con galerías circulares que conducen a las distintas localidades. El aforo se distribuye en diez tendidos coronados por gradas, palcos y andanadas. Los diez tendidos se dividen en bajos y altos. Los bajos tienen barrera, contrabarrera, delantera y catorce filas. Los altos, delantera y doce filas. Las gradas, igual que las andanadas, constan de delantera y seis filas.
 
De los 28 palcos (de quince entradas cada uno) uno está dedicado a la presidencia de la corrida. En él se acomodan el Presidente (la autoridad que dirige el espectáculo y garantiza el normal desarrollo de éste), el Gobernador Civil, el Alcalde, el asesor y el veterinario de turno. 

Destaca el Palco Real, de arquitectura arabesca. Consta de palco y antepalco, cuarto de aseo completo y servicio de ascensores desde la entrada lateral de la plaza, por la Puerta de Autoridades. A él tienen acceso exclusivamente los miembros de la Familia y Casa Real, así como aquellas personas que ellos designen. Frente al Palco Real, en el tejadillo de la andanada del 5, se encuentra instalado el reloj. Asimismo, está dotada de servicios de bar y lavabos convenientemente distribuidos.

Cuenta con cinco puertas, más tres de toriles. Mide 60 metros de diámetro y el ancho del callejón es de 2.2 metros.  La puerta de cuadrillas, entre los tendidos 3 y 4, da acceso al patio de caballos. Por esta puerta se inicia el paseíllo y salen al ruedo los picadores para la suerte de varas. La puerta de arrastre, que conduce al desolladero, se encuentra entre los tendidos 1 y 2, y es el paso obligado de mulilleros y mulillas a la muerte de cada toro. La famosa Puerta Grande o Puerta de Madrid se encuentra entre los tendidos 7 y 8. Por ella aparecen los alguacilillos para hacer el despeje de la plaza y por ella se saca también a los toreros que realicen faenas gloriosas. Es la puerta del triunfo, la puerta que todos los toreros quieren cruzar, preferentemente en San Isidro.

Se completa con dos patios, necesarios en este tipo de plazas, como son el de caballos y el de arrastre. En el primero están instalados los servicios relacionados con los toreros, que necesitan una sala de estar y la capilla. La capilla, de estilo mejicano, está presidida por un cuadro con la imagen de la Virgen de la Paloma. En patio de caballos también se encuentran las caballerizas y los servicios de Policía para reconocimiento de caballos, petos y pullas. En el piso alto de este patio hay dos viviendas para conserjes y un local destinado al Museo Taurino.

En el patio de arrastre, que así se denomina el otro, se dispone del desolladero de reses, un espacio descubierto para depósitos de caballos y en los pisos, las dependencias de la empresa y la propietaria del coso, así como la vivienda mayoral. Entre los dos patios se disponen los servicios para el ganado, que en la Plaza de Las Ventas, se trata de cinco corrales alineados, entre ellos uno más espacioso, que sirve para el desembarque de las reses, y otros dos, llamados de reconocimiento, en donde los días de festejo de taurino se procede al reconocimiento veterinario por el personal competente. Desde los más próximos al resto de la Plaza se pueden ver las faenas de apartado de las reses. Estos corrales comunican con un pasillo central bajo los tendidos 2 y 3, que permite la evacuación de la res desechada directamente desde el ruedo. Entre pasillo y puerta de salida al ruedo existe otro espacio rectangular, denominado "toril", donde se le coloca la divisa al toro antes de su lidia.

La enfermería está dotada del más avanzado equipamiento para el reconocimiento e intervenciones quirúrgicas. Consta de dos salas de operaciones, despacho del médico y dependencias para atención del público.

Propietario: Comunidad Autónoma de Madrid

FUENTE: www.portaltaurino.com

El jinete estelles debutó en este coso el 20 de mayo de 1995, compartiendo tarde con Curro Bedoya, Luis Miguel Arranz y Ginés Cartagena, cortando una oreja en la lidia en solitario a un toro de Luis Albarran. Junto a Pablo aparecieron por vez primera en Las Ventas caballos míticos como GIRALDA (en la foto), CAGANCHO o CHICUELO.

En el año 1996, el 25 de mayo actuó dentro de la Feria de San Isidro junto a Joao Moura y Luis y Antonio Domecq, cortando también una oreja en lidia ordinaria, a lomos de BUENAVENTURA, CAGANCHO, CHICUELO y BORBA y conquistando el Premio de Canal + al mejor rejoneador de la Feria, por votación de los abonados a dicha cadena.

Ese mismo año, y por única vez hasta el momento, Pablo fue incluido en la Feria de Otoño, concretamente el 5 de octubre, con el mismo cartel de la feria isidril, pero con toros de Alcurrucen, recordando Pablo esta tarde "como la peor de mi vida", ya que el Alcurrucén que le tocó en suerte fue una auténtica alimaña, hiriendo de bastante consideración a sus caballos BUENAVENTURA y PRINCIPE, los cuales se repusieron durante el invierno. Pablo se repuso del disgusto y en collera con Moura, cortaron una oreja apoyado en caballos como GALLO, CAGANCHO, BORBA o CHICUELO.

En el año 1997, Pablo, no llegó a un acuerdo con la Empresa y se quedó fuera de los carteles de Madrid, retornando a dicha Feria en 1998, con dos actuaciones y abriendo la Puerta Grande en ambas. La primera el 16 de mayo, con Joao Moura, Fermín Bohórquez y Andy Cartagena, toros de la Viuda de Flores Tassara, cortó una oreja en su toro y otra en collera con Bohórquez y en la que tuvo un protagonismo casi total, la fenomenal actuación de Pablo a lomos de CAGANCHO, que eclipsó a todos sus compañeros de cuadra esa tarde. La segunda el 5 de junio de 1998, esta vez junto a Luis y Antonio Domecq y Paco Ojeda, cortando dos orejas en el dúo con Ojeda, en una prodigiosa actuación del caballo árabe ALDEBARAN, ante toros de Ortigao Costa y habiendo actuado también CAGANCHO, LABRIT, MAZANTINI, CHICUELO, MARTINCHO.

El año 1999, se vuelve a quedar fuera de los carteles de Madrid, pero se ofrece desinteresadamente para la corrida más importante del calendario taurino; la Corrida de la Beneficencia a celebrar el 17 de junio, y así la Comunidad de Madrid, acepta el ofrecimiento y Pablo prologa el cartel formado por César Rincón, José Tomás y Miguel Abellán. No tiene suerte con el toro de José Murube que lidió, no obstante recibió una fuerte ovación, saludando desde el tercio y destacando en esta tarde CAGANCHO y CHICUELO.

Vuelta a Madrid, dos tardes en el año 2000, en este caso con una corrida histórica como fue la celebrada el 20 de mayo en el que compuso un precioso mano a mano con el portugués Joao Moura y en el que ambos toreros dieron cátedra de toreo a caballo del caro ante toros de la Viuda de Flores Tassara, saliendo como triunfador Pablo (en la imagen) que cortó tres orejas con LABRIT, QUECHUA, FUSILERO, CAGANCHO, CHICUELO, ALBAICIN y MAZANTINI. A la semana siguiente, el 27 de mayo, volvía a Las Ventas, con toros de Fermín Bohórquez, y un cartel compuesto por Leonardo Hernández y Andy Cartagena, cortando una oreja, esta vez, con LABRIT, MARTINCHO, CAGANCHO, CHICUELO, ALBAICIN y MAZANTINI.

Esta temporada resultaron heridos FUSILERO y CAGANCHO, el primero en el mano a mano del día 20 resultó con un pequeño puntazo en la nalga derecha que apenas necesitó de reposo y CAGANCHO, en la corrida de Bohórquez, resultó con un corte en el interior del muslo, sin mayores consecuencias que la cicatrización, que al ser una zona de piel muy sensible y muy expuesta a roces y sudor, costó bastante que cerrase, pero pudo seguir toreando al tratarse solo de piel.

La más negra actuación de Pablo Hermoso de Mendoza en el coso venteño fue el día 19 de mayo de 2001, cuando recordamos que un toro de Flores Tassara arrolló de salida a "LABRIT" volteando a caballo y caballero, produciéndole a Pablo un lesión en el tobillo, con rotura de peroné y una lesión en el hombro izquierdo, que le tuvo apartado de los ruedos durante cuarenta días, saliendo el caballo ileso milagrosamente.

También actuó en dos ocasiones en la Isidrada de 2002, y fueron los días 18 y 25 de mayo. La primera en un mano a mano con Joao Moura, lidiando toros de la Viuda de Flores Tassara, y cuyo balance fue de ovación, oreja y vuelta, ésta acompañada de CAGANCHO que se despedía de la Plaza de Las Ventas (en la foto). Además del cuatralbo, esa tarde pisaron el albero venteño LABRIT, RONCAL, FUSILERO, CHICUELO, DANUBIO, ALBAICIN, CAMPOGRANDE y MARIACHI. En la segunda tarde del abono, para Pablo, los compañeros fueron Leonardo Hernández y Fermín Bohórquez y la ganadería de Fermín Bohórquez. También Pablo obtuvo una oreja de su primero y saludó en el tercio en el quinto y ahora montó a LABRIT, RONCAL, CHICUELO, DANUBIO, ALBAICIN, BATISTA (en la imagen), MARIACHI y MAZANTINI.

Nuevamente actuó en dos ocasiones en la Feria de San Isidro del año 2003. La primera fue el día 17 de mayo, cuando lidió toros de Fermín Bohórquez y tuvo una de sus tardes más completas en la capital madrileña, pero desgraciadamente no estuvo acertado con el rejón de muerte, lo que hizo que fuese ovacionado en el primero y que obtuviese una oreja en su segundo, pese a la fuerte petición de la segunda. También torearon esa tarde Luis Domecq y Sergio Galán.

Si hemos dicho que en esta primera actuación del 2003, Pablo tuvo una de sus mejores tardes, también diremos que la tarde del 24 de mayo, fue una de las peores de Pablo en Las Ventas. A ello ayudó de forma importante los pésimos toros de la ganadería portuguesa de Passanha. Silencio y palmas fue el balance de esta tarde gris, que compartió con Joao Moura y Alvaro Montes.
.
Los caballos empleados en ambas tardes fueron los mismos: RONCAL, MISTRAL, LABRIT (en la foto), FUSILERO, GAYARRE, NATIVO y CERVANTES, si bien el primer día utilizó a MISTRAL de salida y de último tercio en un toro, y en la segunda tarde, sólo lo utilizó de salida.

En la temporada 2004, Pablo prefirió actuar una sola tarde en San Isidro. El motivo principal era que la cuadra estaba excesivamente nueva y prefería esperar una temporada más para consolidarla. Lo cierto es que el 14 de mayo cuando Pablo se presentó con los veteranos FUSILERO y CAMPOGRANDE y con los debutantes CURRO, CHENEL, DE PAULA y FÓSFORO, lo hizo por todo lo alto, cuajando una gran actuación, obteniendo una oreja de cada uno de sus enemigos de Fermín Bohórquez y siendo en ambos casos solicitada la segunda. Una gran tarde que consolidaba a los jóvenes caballos y que volvía a ver al navarro salir por la Puerta Grande camino de la Calle Alcalá. No corrieron la misma suerte sus compañeros de cartel Joao Moura y Antonio Domecq, que no pudieron triunfar en esta ocasión.


Tras la gran temporada efectuada en 2004 por los caballos nuevos, Pablo vuelve a anunciarse en Madrid en dos ocasiones. La primera el día 21 de mayo, diez años y un día después de su debut, se anunciaba junto a Fermín Bohórquez y Alvaro Montes, lidiando toros del propio Fermín Bohórquez. Esta fue una tarde de muy malos augurios para Pablo, porque por la mañana en el hotel, el navarro amanecía con un fuerte enfriamiento de garganta y con bastante fiebre. La medicación mejoró el estado del rejoneador y lo cierto es que Pablo cuajó por la tarde la que posiblemente ha sido su mejor faena en Las Ventas. Fue en el segundo toro y a lomos de EXCALIBUR, GARBANZO, y sobre todo CHENEL y CAMPOGRANDE, volvió loco al público, a la crítica e incluso, nos consta, a la propia presidencia, que por momentos pensó en que aquella tarde se iba a conceder un rabo en Madrid, treinta y tres años después del último. Fue una pena el pinchazo y el descabello, pero no obstante se pidieron con fuerza las dos orejas, aunque el premio quedara a una. En el primero había montado a CURRO, LABRIT, CHICUELO y NATIVO, destacando con todos ellos, aunque el toreo caro y emocionante lo puso sobre LABRIT con tres quiebros que pusieron la piel de gallina. También aquí perdió los trofeos por el mal uso del rejón de muerte.

La misma suerte corrió Hermoso de Mendoza durante su segunda comparecencia ante la exigente afición madrileña, llevada a cabo el domingo 5 de junio. En una corrida que pasará a la historia por haberse dado el primer lleno de "no hay billetes" en una corrida de rejones en Las Ventas fuera del abono isidril; además este festejo tuvo una enorme repercusión mediática ya que se transmitió por televisión, inaugurando la modalidad de pago por evento en la fiesta taurina. El navarro superó de nuevo todas las expectativas y cuajó otra gran tarde, brillando intensamente con CURRO, CHENEL, NATIVO, LABRIT y CAMPOGRANDE. Todos los caballos rayaron a gran nivel y solo el infortunio con el rejón de muerte impidió al navarro tocar pelo, siendo fuertemente ovacionado en sus dos intervenciones. El cartel estaba compuesto además por Joao Moura, padre e hijo, siendo los toros lidiados de Los Espartales.

Cuando sí llegó la Puerta Grande fue el 19 de mayo de 2006, fecha en que el coloso navarro ofreció otro recital de toreo a caballo en el ruedo venteño dentro del serial isidril. Pablo tuvo de nueva cuenta una tarde inspirada e impactó profundamente a la afición madrileña con dos magistrales lidias en donde sobresalieron CHENEL, VILLA, MERLIN Y muy especialmente SARMATA que se robó la tarde. La recompensa fue un apéndice en cada toro, sumando así la quinta Puerta Grnde de su carrera en la arena venteña. El cartel estuvo integrado además por Joao Moura y Alvaro Montes, siendo los astados de Fermín Bohórquez. Los demas equinos que utilizó el jinete estellés fueron CURRO y SILVETI.

Dieciseis días después, en un festejo fuera de abono que presentó un impresionante lleno, el torero a caballo de Estella cuajó la que hasta el momento ha sido la mas completa y rotunda de sus actuaciones en el ruedo venteño, cortando cuatro orejas a los encastados toros de Fidel San Román. Fueron dos faenas perfectas y pletóricas de emoción, en donde Pablo y sus caballos rozaron la perfección del toreo a la jineta. VILLA, CURRO, CHENEL, MERLIN y SARMATA se consagraron esa tarde y verdaderamente dieron otra dimensión en el rejoneo. Al término del festejo Pablo y sus compañeros de cartel, los jovenes Joao Moura y Leoanardo Hernández, fueron felicitados personalmente por S. M. Don Juan Carlos, Rey de España.

Para el 2007 Hermoso de Mendoza estaba agendado en el cartel principal de rejones de la Feria de San Isidro, pero el percance de Osuna le hizo perder esta cita.

Regresó Hermoso de Mendoza a la Feria de San Isidro el pasado 2008, el 17 de mayo, y la expectación que esto y la corrida en general desataron con un llen o de no hay billetes, se fue por tierra por el pésimo comportamiento de los toros de San Pelayo. A pesar de ello Pablo pudo rescatar una oreja de su segundo, siendo silenciado en su primero. CURRO, CHABOLA, SILVETI, ORO VIEJO, ESTELLA, CHENEL y NATIVO fueron llamado a escena esa tarde en la que su jinete compartió cartel con Joao Moura y Andy Cartagena.

FECHA 17 de Mayo de 2009
LUGAR Plaza de toros Las Ventas del Espíritu Santo, Madrid, España
ENTRADA No hay billetes
TOROS
RESEÑA Sergio Domínguez, que confirmó alternativa (palmas y ovación)
Pablo Hermoso de Mendoza (oreja y dos orejas)
Andy Cartagena (oreja y palmas)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Los Espartales, número 2, 560 Kg, de nombre Malacara: De salida DALI (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) e ICARO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (2 cortas y un rejón de muerte y un descabello).

Segundo toro de la Ganadería de Los Espartales, número 51, 550 Kg, de nombre Mesonero: De salida PATA NEGRA (1 rejón de castigo); en banderillas CAVIAR (2 banderillas) y SILVETI (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (2 cortas y un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

ESTELLA y ESPARTANO

México, Arles, Lisboa, Jerez, Madrid……..Vaya ramillete de puertas grandes que lleva Pablo Hermoso de Mendoza en apenas tres meses de campaña. Pablo nos está demostrando que será el número uno mientras él quiera, que su máximo competidor es el mismo y sobre todo, que tiene unas ganas y una vitalidad para torear que parece mentira que lleve en esto más de veinte años. Muchos jóvenes deberían mirarse en esa motivación y en esas ganas de presentar al público nuevos caballos.

Esta tarde era Madrid, la primera plaza del mundo, y no se le caen los anillos al estellés por sacar a dos potros de apenas cuatro años. Uno de ellos, PATA NEGRA, con apenas cuatro corridas a sus espaldas, el otro, CAVIAR, algo más rodado, pero todavía un niño. Y los saca porque tiene confianza en ellos, en que PATA NEGRA vaya a enfrentarse a un toro de Madrid, no se raje a pesar que el toro salía avanto en cada reunión. A puro de insistir, lo metió en su trenzada cola, lo interesó en la embestida y ya no se separaría de él. Colocó un rejón de castigo frontal, dando el pecho y sin inmutarse. Pablo consideró que el castigo era suficiente y el segundo intento de clavar lo hizo solamente con la bandera, simulando el castigo, pero con toda la verdad de la reunión. El otro “niño”, CAVIAR salió en banderillas para encelar al toro en su cola y llevarlo embebido por las tablas. El toro era noble y obedecía a las órdenes del caballo. Dejó arriba dos banderillas macando los tiempos y remató con una sucesión de piruetas muy encima del astado. La tarde iba por buenos derroteros, pero con cierta frialdad en los tendidos, hasta que salió SILVETI y todo comenzó a cambiar. Totalmente restablecido física y moralmente de su percance, SILVETI fue un derroche de torería y de temple. Metió al toro en su estribo y lo llevó donde quiso, le citaba con la mano y luego le quebraba con suavidad y marcando los tiempos entre los pitones. Los tendidos ya se calentaban con SILVETI y con las cortas a una mano de PIRATA. Pero sería en el par a dos manos de PIRATA cuando la plaza comenzó a bramar, cuando comenzaron a dar palmas para sustituir a la muda música madrileña. Y Pablo las dejó arriba, y la plaza se entregó, y el rejón de muerte caído, pero efectivo y el tendido se volvió blanco. Dos orejas para rubricar una tarde en la que Pablo volvió a dejar claro donde está y porque está ahí.

Antes en el primero, había obtenido una oreja muy trabajada y más eficaz y técnica que brillante. Arrancada y bien arrancada, a un toro rajado y manso, que nunca colaboró con los caballos y que a partir del tercio de banderillas fue un auténtico marmolillo. Dirán que no era toro para dos rejones de castigo, pero lo cierto es que a pesar de los dos hierros, el toro apenas sangró y por lo tanto no se puede acusar al jinete de exceso de castigo. Fue falta de raza y nada más. Le duró la casta el primer tercio, justo el momento en que DALI lo paró magistralmente, lo enceló en los terrenos de una moneda y lo colocó para dejar los rejones. La movilidad del toro en este momento hacía presagiar un buen tercio de banderillas y Pablo sacó a CHENEL. Pero parece como si el toro se impresionara con la presencia del castaño y se refugio en tablas. CHENEL lo sacó a los medios y ahí colocaría banderillas y efectuaría pasadas, siempre llegando a los terrenos de un toro al que se le había acabado la transmisión. Ni una sola carrera de costado pudo ejecutar CHENEL de más de cinco metros de larga. Quien pudo brillar mucho más y conseguir que a pesar que no haber toro, la tarde se levantara, fue ICARO. Con ese toreo arrimista, metido entre los pitones, mirando de frente, consiguió que los tendidos volviesen a vibrar como lo habían hecho de salida. Fueron los mejores momentos de la lidia, que nuevamente, con PIRATA volvería a bajar de transmisión. Pablo dejó un rejón de muerte en todo lo alto, algo contrario, que necesitó de un golpe de descabello. La petición de oreja fue mayoritaria y el palco concedió una oreja, desde luego, muy trabajada.

Al final salida apoteósica por la Puerta Grande y una nueva fecha triunfal en el amplio currículum de Pablo Hermoso de Mendoza.