CARTEL

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

ESTADISTICAS EN ESTA PLAZA

FESTEJOS
9
TOROS LIDIADOS
16
TROFEOS
17 orejas
y 0 rabos
PUERTAS GRANDES
5

INFORMACION RELACIONADA

La actual plaza de toros de Córdoba fue inaugurada el 9 de mayo de 1.965 por José María Montilla, El Cordobés y Zurito, que lidiaron un encierro de Carlos Nuñez. Al parecer, la primera corrida de la que hay noticia en la ciudad se celebró en el Alcázar de los Reyes Cristianos en 1492, lidiándose dos reses en honor y divertimento del príncipe Don Juan.

Posteriormente, la capital cordobesa tuvo otras plazas. En 1879 se levantó una de madera en el Campo de la Merced, destruida en 1815. En el mismo lugar se volvieron a erigir cosos de madera en 1820 y en 1827, y el 8 de septiembre de 1846 se inauguró la de Los Tejares, que acogió su primer festejo taurino con reses de Isabel Montemayor para El Chiclanero e Isidro Santiago. Después fue reinaugurada tras un incendio en 1866. Tenía 10532 asientos y un ruedo de 52 metros de diámetro.

Pero el nuevo coso era de mayores dimensiones, un total de 16900 localidades, repartidas entre tendidos, gradas y andanadas. Una plaza difícil de llenar y en la que se ha colgado contadas veces el cartel de “no hay billetes”. Fundamentalmente fue Manuel Benítez “El Cordobés” el que alcanzó tal logro durante sus años de esplendor de la década de los 60 del pasado siglo, y también la pareja de novilleros formada por Finito de Córdoba y Chiquilín en la década de los 90. El coso de los Califas debe su nombre a los grandes toreros de Córdoba, Lagartijo, Machaco, Guerrita y Manolete, al que se uniría hace pocos años Manuel Benítez “El Cordobés” como V Califa. También a esta circunstancia de contar con históricas figuras del toreo responde su ubicación dentro de las plazas de primera categoría. En la actualidad la plaza, que es de propiedad privada, está regentada por la empresa Taurotoro. Su feria principal es el mes de mayo, aunque también ofrece algunos festejos sueltos a lo largo de la temporada.

FUENTE: 6TOROS6

El debut de Pablo Hermoso de Mendoza en el coso de los Califas de Córdoba se produjo el día 29 de mayo de 1996, ante una descastada corrida de Concha y Sierra y junto a Fermín Bohórquez, Luis Domecq y Antonio Domecq. Fue una tarde en conjunto deslucida y donde lo más destacado corrió a cargo del caballo CHICUELO, que actuó junto a CAGANCHO, ALDABICA (en la foto), GALLO o PRINCIPE y obtuvo el premio de una vuelta al ruedo en su toro y otra en el que lidio a dúo con Fermín Bohorquez.

Tampoco pudo lucir en la siguiente actuación, el día 25 de mayo de 1998, junto a Javier Buendía, Fermín Bohórquez, los hermanos Domecq y Paco Ojeda. Ante un toro parado de Bohórquez Escribano, ante el que todo lo tuvo que hacer el jinete navarro, destacando sobre todo el tercio de banderillas a lomos de ALDEBARAN, completando la actuación con LABRIT de salida y MAZANTINI en el último tercio. Una oreja fue el premio al esfuerzo para lidiar al manso.

En la tercera actuación de Pablo Hermoso de Mendoza en la capital cordobesa, vino el triunfo y la salida por la Puerta de los Califas. Fue el 23 de mayo de 1999 y Pablo en esa fecha había tenido que dividir la cuadra, porque al día siguiente, por la mañana, tenía que actuar en la corrida de rejones de Nimes y no daba tiempo al camión de llegar a ambos sitios. Pablo combinó, caballos experimentados, como LABRIT, con caballos que entonces comenzaban a destacar como FUSILERO y QUECHUA, y así fue premiado con las dos orejas del toro de Ramón Sánchez que lidió en solitario, siendo ovacionado en la collera junto a Fermín Bohórquez y completando el cartel, Leonardo Hernández y Paco Ojeda.

En la temporada 2002, concretamente el día 30 de mayo, Pablo topó en esta plaza con la mansedumbre de los toros de Benítez Cubero, ante los que RONCAL, FUSILERO, MONTERREY, BATISTA, CAMPOGRANDE (en la imagen), MARIACHI y MAZANTINI, tuvieron que poner toda la carne en el asador, y así "arrancar" literalmente una oreja de cada uno de los toros, pese a lo cual, el navarro no quiso abandonar el coso a hombros. Esa tarde la corrida fue mixta y actuaron los matadores José Luis Moreno y Juan Antonio "Morante de la Puebla".

Volvería a atravesar la Puerta de los Califas el 1 de junio de 2003, después de obtener tres orejas, una de su primero y dos en su segundo, de una buena corrida de la Viuda de Flores Tassara. Esa tarde el coloso navarro dio una lección de toreo a caballo en dos faenas que sobre todo tuvieron variedad y la prueba de ello es que utilizó nada más u nada menos que ocho caballos distintos, cuatro en cada toro. MISTRAL y COYOTE de salida; LABRIT fotografía izquierda), FUSILERO, GAYARRE y NATIVO en banderillas; y CHACAL y CERVANTES en el último tercio. Completaron la tarde cordobesa, Joao Moura y Andy Cartagena.

Abriría por tercera vez la puerta califal el 30 de mayo de 2004, de nuevo ante toros de Flores Tassara. En esta ocasión no pudieron acompañarle en su salida ni Luis Domecq, ni Andy Cartagena. Pablo tuvo una gran tarde, obteniendo una oreja de su primer toro montando a SULTAN, CAMPOGRANDE y FÓSFORO y dos orejas de su segundo, ahora con SAMURAI, CHENEL y de nuevo FÓSFORO. Este día debutaba en el primer tercio SAMURAI, que ya había actuado en el último tercio en alguna ocasión.

Por esta actuación la Tertulia Taurina Manolete de Córdoba, premio a Pablo Hermoso de Mendoza con el Trofeo Antonio Cañero al mejor rejoneador de la Feria. Este es un premio que se concede por actuaciones muy especiales y que sólo poseen en sus vitrinas otros dos toreros a caballo.

Para el 2005 la empresa del coso cordobés decidió incluir al caballista estellés en el cartel postinero de la Feria, lidiando un solo toro, alternando con los diestros Juan Serrano "Finito de Córdoba", Manuel Díaz "El Cordobés" y Julian López "El Juli". Así, el 28 de mayo Pablo abría plaza ante un astado de Flores Tassara, con 620 kilos de peso al que le cortó un merecido apéndice, ayudado por CURRO, CHENEL, CHICUELO y NATIVO.


Para el 2006 Hermoso de Mendoza fue programado de nuevo en el festejo de rejones, el cual tuvo un tinte especial al ser la fecha elegida para la alternativa del joven Leonardo Hernández, que la recibió de su padre, ante la presencia del genio estellés, con astados de la Viuda de Flores Tassara. Ese 28 de mayo el navarro brindó otra lección torera para llevarse una oreja de su primero y las dos de su segundo, saliendo en hombros nuevamente por la Puerta Grande de los Califas. VILLA, CHENEL, SARMATA, CURRO, MERLIN y SILVETI tuvieron esa tarde llamado a escena en el ruedo cordobés.

Durante las ferias de 2007 y 2008 Pablo estuvo acartelado en los festejos de rejones de cada edición, pero lamentablemente primero el percance de Osuna y después el accidente en su finca mientras entrenaba, le impidió cumplir con estos compromisos.

FECHA 31 de Mayo de 2009
LUGAR Plaza de toros Los Califas, Córdoba, España
ENTRADA Tres cuartos de plaza
TOROS
RESEÑA Fermín Bohórquez (ovación y ovación tras aviso)
Pablo Hermoso de Mendoza (oreja y oreja)
Diego Ventura (dos orejas y dos orejas)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Castilblanco, número 57, 495 Kg: De salida DALI (1 rejón de castigo); en banderillas CAVIAR (3 banderillas) y TIZIANO (1 banderilla); y para el último tercio PIRATA (2 cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Castilblanco, número 6, 530 Kg: De salida ESTELLA (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) y ESPARTANO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (3 cortas y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

SILVETI, CURRO e ICARO

Triunfó Pablo en la plaza de toros de Córdoba, donde obtuvo una oreja de cada uno de sus enemigos, pero lo cierto es que no pudo redondear ninguna de sus dos actuaciones y fue precisamente por el mal juego que dieron sus dos toros de Castilblanco, especialmente el quinto, muy peligroso.

Buena salida la del primer toro de Castilblanco, que al instante de saltar al ruedo, estaba encelado en la cola de un DALI que giraba sobre sí mismo, metido en los terrenos del toro y con unos doblones intensos y precisos. Paró los primeros ímpetus del astado y se separó de él para volver a encontrarse de frente, de lejos, pero en perfecta comunión. El rejón arriba dio paso a unos instantes de tanteo y a la decisión de Pablo de no colocar más castigo. No obstante, Pablo volvió a atacar al toro, ahora simulando con la bandera y dando un pequeño susto por el exceso de celo de DALI en la reunión. CAVIAR salió en banderillas y se encontró a un toro que se había venido arriba, que se ponía por delante y sobre todo que andaba mucho, que nunca se paraba. Extraño el cambio del toro, pero CAVIAR sobre la marcha lo tuvo que asimilar. Se la jugó en cada una de las banderillas ante un toro que embestía como un tren y al que el caballo burlaba en cada suerte. Galopó de costado y lo cambiaba de terrenos y le efectuaba piruetas en la misma cara del toro. Fue un tercio intenso y largo, en el que CAVIAR mostró su buen momento y llegó mucho a los tendidos. TIZIANO fue su sustituto y la faena bajó un tanto en intensidad. El toro se tapaba mucho y el caballo notó que no está últimamente muy toreado. No obstante, la tarde volvió a donde estaba con PIRATA. Clavó dos cortas en los medios y a continuación Pablo realizó la suerte del teléfono. Con el rejón de muerte, Pablo lo enterró casi en su totalidad y un tanto tendido, pero el toro rodó y el navarro obtuvo la primera oreja de la tarde.

El quinto fue malo desde el principio hasta el final. Un toro muy alto de agujas y que siempre esperaba a los caballos, sabiendo perfectamente cual era el momento de hacer daño. Todos los caballos sufrieron en sus carnes las malas artes de este toro, aunque afortunadamente todos sin consecuencias. ESTELLA, CHENEL, ESPARTANO y PIRATA fueron los gladiadores que se tuvieron que enfrentar a este “malaje”. Lo mejor el rejonazo final y esa oreja a una labor poco brillante, pero siempre arriesgada.