CARTEL

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

ESTADISTICAS EN ESTA PLAZA

FESTEJOS
9
TOROS LIDIADOS
18
TROFEOS
23 orejas
y 0 rabos
PUERTAS GRANDES
8

INFORMACION RELACIONADA

La plaza de toros de León se inauguró en 1948, pero fue muchos años después, en 1994, cuando inició una nueva y fructífera etapa tras una importante reforma. A ella se suma en el año 2002 una moderna cubierta, añadiéndose así a la lista de plazas de toros cuyos festejos no se ven condicionados por las inclemencias climáticas. La plaza de toros se ha convertido así en un  centro vivo para la ciudad, pues son muchos los espectáculos que en ella se celebran.

Cuando esta plaza se levantó, León era la única capital de provincia que no disponía de coso taurino. Años atrás contó con una de madera inaugurada en 1912, aunque pronto pasó a mejor vida. Pero el 24 de junio de 1.948 las cuadrillas de Luís Miguel Dominguín, Paquito Muños y Pepín Martín Vázquez hicieron el primer paseíllo en el flamante coso. Compuesto de dos pisos y diez tendidos, con un diámetro de ruedo de cincuenta metros y 11.629 localidades, los aficionados leoneses pudieron disfrutar desde entonces de su nueva plaza de toros.

Sin embargo, los años fueron pasando sobre el coso leonés y los deterioros se hicieron notables. Tanto, que se temió por su cierre. Esa fue la razón por la que se acometieron importantes reformas, tanto en su interior como en su exterior, y otro día de San Juan, esta vez del año 1994, se le dio un nuevo impulso. Ese día se lidió un encierro de Victoriano del Río, por José Ortega Cano, Espartaco y César Rincón.

Desde entonces, la feria de León se ha consolidado dentro del circuito de las ferias de Junio. Ya es norma que las principales figuras del toreo pasen por su arena, además, el, toro bonito, de agradables hechuras, facilita el éxito de los toreros, cuyas actuaciones son muy agradecidas por la amable, pero buena afición, que puebla sus tendidos. Unos aficionados que el 22 de junio de 2002 vieron inaugurar la cubierta del coso, en un festejo en el que tomaron parte Finito de Córdoba, Eugenio de Mora y Javier Castaño.

El centauro español debutó en la Plaza del Parque, el 22 de junio de 1996 con un cartel de rejones, en el que solamente los toros desentonaron con la fiesta en el ruedo. Eran tiempos de rivalidad taurina entre Pablo, Bohórquez y los Hermanos Domecq, que fueron quienes conformaron el cartel. Pablo lidió un toro en solitario del que más tarde sería su apoderado, Martín Arranz, al que cortó una oreja, aunque según la crónica de Pereletegui para el diario LA CRÓNICA 16: “La plaza entera pidió para este maestro del toreo a la jineta los máximos trofeos.....”. El toro de collera, lidiado junto a Bohórquez, y del que obtuvieron dos orejas, fue de Concha Navarro. Los titulares de la prensa eran elocuentes sobre la actuación de Pablo.: “UN ANGEL PASO A CABALLO” titulaba el diario LA CRÓNICA 16, “CAGANCHO TAMBIEN CONQUISTO LEON” o “CAGANCHO TRIUNFA EN LEON”, fueron titulares del DIARIO DE LEON. Además de Cagancho, los elogios de la prensa también iban dirigidos a CHICUELO y PRINCIPE.

La siguiente actuación fue el 21 de junio de 1997, una tarde fría, con seis grados de temperatura ambiental y con toros de Guardiola Fantoni e incluido en un cartel mixto, de ocho toros, junto a los matadores, Julio Norte, Raúl Gracia “El Tato” y Pepín Liria. Pero Pablo y los matarores se encargaron de poner el calor en los tendidos y de nuevo la presidencia se mostró un tanto tacaña con el estellés, que aunque obtuvo una oreja de cada enemigo, su labor “mereció las orejas de su primero porque su actuación fue perfecta”, escribía Luis Ortega en APLAUSOS y “una actuación meritoria, en suma, la del rejoneador navarro que, tras acertar en la muerte de sus dos oponentes, volvió a quedar como un auténtico valor en alza ante los aficionados leoneses, que pidieron con insistencia la segunda oreja tras dar en tierra con el segundo de su lote y la presidencia no concedió.”, según Pereletegui en LA CRÓNICA 16. También destacaban a CAGANCHO y CHICUELO y elocuentes titulares como “LA RAZON DE HERMOSO” en 6 TOROS 6 o “LA PUREZA DEL TOREO A CABALLO. HERMOSO DE MENDOZA ENCANDILO AL PUBLICO LEONES CON SU REJONEO”, en el “DIARIO DE LEON”.

En esta tarde, hubo un detalle que hizo que Pablo fuese premiado con el Trofeo Vile, que se concede al “Mejor detalle taurino”. El momento lo describía así el periódico LA CRÓNICA 16: “Por la puerta de par en par del recuerdo, queda fija en la retina de quienes quisieron verlo, el gesto del rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza cuando, al echar pie a tierra después de haber herido de muerte a su segundo toro, éste se dirigió en su postrer arreón hacia el caballo indemne. En ese instante el gran torero a la jineta que es el navarro le hizo el quite a cuerpo limpio a la cabalgadura, quebrando la ciega embestida del astado y poniendo de manifiesto su voluntad de servir él mismo de presa antes de que el toro pudiera herir al noble bruto.

No fue éste el único trofeo obtenido por Hermoso de Mendoza esa tarde en León, ya que el diario CRÓNICA DE LEON, lo nombro como Máximo triunfador de la Feria, lo que daba más mérito a su labor, al haber triunfado en esa feria, el único rejoneador incluido en los carteles, por encima del elenco de toreros de a pie.

Regresó el 28 de junio de 1998, de nuevo con un cartel mixto, con Pablo por delante y a pie los matadores Julio Norte y Cristina Sánchez y el novillero Julián López “El Juli”. Pablo lidió dos toros de Luis Algarra, destacando con caballos como CAGANCHO, CHICUELO, SABICAS o ALBAICIN, con los que fue ovacionado en su primero y obtuvo dos orejas del quinto de esta larga tarde taurina. “EL JULI Y HERMOSO DE MENDOZA SALIERON A HOMBROS DEL PARQUE”, titulaba el DIARIO DE LEON.

Tras estas exitosas actuaciones, sin motivo aparente, Pablo dejó de ser contratado para la Feria de San Juan, hasta la temporada 2004, regresando esta preciosa ciudad castellana el 27 de junio de ese año, aunque en esta ocasión no pudo abrir de nuevo la puerta grande al no acertar con el rejón de muerte en su segundo toro, un complicado animal de Justo Nieto, con el que se las vieron SAMURAI, CHICUELO, CAMPOGRANDE y FÓSFORO. Antes, ante un toro de la misma ganadería, había obtenido una oreja, ahora apoyado en los hermanos CURRO y CHENEL, y en FÓSFORO. Completaron el cartel Fermín Bohórquez y Sergio Galán.

En el 2005 Pablo fue de nuevo contratado para la Feria de San Juan, siendo acartelado para el día 26 de junio junto a Luis Domecq y Diego Ventura en la lidia de bureles de Flores Tassara. Ante un lote sumamente deslucido el estellés debió batallar lo indecible para poder inventarse una faena y terminar cortándole las dos orejas al quinto de la tarde, obteniendo así el derecho de salir por quinta vez a través de la Puerta Grande del coso leonés. En esta tarde vieron acción FUSILERO, SILVETI, CHICUELO, NATIVO, CURRO, CHENEL, CAMPOGRANDE y NATIVO.

Para el 2006 Hermoso de Mendoza llegó a León con una racha de once Puertas Grandes consecutivas, la cual estuvo a punto de cortarse por el pésimo juego que dieron los bureles de Flores Tassara. A pesar de ello el navarro impuso su hambre de triunfo y practicamente le arrebató las dos orejas a su segundo para salir de nuevo en volandas. Joao Moura y Andy Cartagena compartieron cartel con el navarro. VILLA, SILVETI, SARMATA, CURRO, CHENEL y FUSILERO tuvieron acción esa tarde del día 29 de junio.


De igual manera, un 29 de junio, pero de 2007, Pablo regresaba a León, fecha que marcó su reaparición en los ruedos después del grave percance sufrido en Osuna. Ante una gran entrada el torero a caballo navarro se dio gusto toreando para desorejar a su lote, haciendo las delicias de esta afición castellana. El cartel estaba además integrado por Antonio Ribeiro Telles y Andy Cartagena, siendo el ganado de Castilblanco. LAGARTIJO, CHENEL, FUSILERO, SARMATA, CHABOLA, RONDEÑO y SILVETI fueron los equinos empleados para este triunfo por Hermoso de Mendoza.

Para el 2008, el día 22 de junio, por pocos días no reapareció también en este coso después de su intervención quirúrgica. Lo que si repitió fue la Puerta Grande que no fue gratuita, sino más bien sudada, ante dos toros que complicaron todo lo que pudieron y más la labor del caballero y de los caballos. El navarro terminó obteniendo una oreja de su primero y las dos de su segundo, utilizando para ello a CURRO, CHABOLA, ICARO, PIRATA, ESTELLA, CHENEL, FUSILERO y NATIVO. Fermín Bohórquez y Andy Cartagena fueron sus alternantes, siendo los asxtados de las dehesas de Castilblanco.

FECHA 28 de Junio de 2009
LUGAR Plaza de toros de León, España
ENTRADA Casi lleno
TOROS
RESEÑA Fermín Bohórquez (ovación y oreja)
Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y ovación)
Sergio Galán (dos orejas y dos orejas)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Castilblanco, número 7, 510 Kg, de nombre Portuense: De  salida TOMATITO (1 rejón de castigo); en banderillas VAN GOGH (2 banderillas) y TIZIANO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (3 cortas, un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Castilblanco, número 28, 582 Kg, de nombre Jifero: De salida ESTELLA (1 rejón de castigo); en banderillas CAVIAR (3 banderillas) y SILVETI (1 banderilla); y para el último tercio PIRATA (3 cortas y tres rejones de muerte y tres pinchazos).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

CHENEL, ICARO y ESPARTANO

La plaza de toros de León registró la mejor entrada de los últimos años en un festejo de esta categoría y fueron pocas las localidades que se quedaron sin ocupar. Tuvo suerte el público que acudió al cubierto coso leonés, porque disfrutaron de una gran tarde de toros de la mano de Pablo Hermoso de Mendoza.

El día no había comenzado bien para Pablo, que vio como CHENEL causaba baja debido a una complicación digestiva de la que para la hora del festejo ya estaba recuperado, pero al que el navarro prefirió darle descanso.

No obstante fue una baja que para nada se notó, porque los que salieron, reemplazaron a la máxima figura de forma más que notable. Mención especial, en el primer toro para un debutante VAN GOGH (hasta ahora hablábamos de él como ZULOBERO) que hizo las cosas con una placidez y una cadencia asombrosas. Realizó tres quiebros, pero no el típico del latigazo, sino unos quiebros suaves, tocando al pitón contrario muy despacio y sin salirse de la reunión en el momento de clavar. Debutaba en Europa y lo hizo con la tranquilidad de un veterano. Antes otro caballo que está dando sus primeros pasos a las órdenes de Pablo, TOMATITO, había parado de forma magistral a Portuense y con un solo rejón de castigo lo dejó muy templado y con buen son para el tercio de banderillas. Sorprendió la pirueta que Pablo ejecutó con TOMATITO a la salida de una suerte simulada. Después de VAN GOGH, Pablo echó mano de TIZIANO, que llevó al toro pegado al estribo, galopando sobre sus pasos y metiéndose al toro bajo su cuerpo arqueado. Tras dos banderillas clavadas al estribo, Pablo decidió ir por PIRATA y colocar las cortas. Había toro todavía y el caballo se gustó en las reuniones y se quedó en la misma cara para que Pablo tocase los pitones del toro. Hacía días que no veíamos a Pablo colocar pares a dos manos, pero en esta ocasión, estaba tan emborrachado de faena, que volvió a tomar el doble arpón y lo dejó en lo alto pasando por terrenos comprometidos. La reunión con el rejón de muerte, fue casi en el centro del ruedo, sin una sola ventaja y levantando la mano hacia el cielo. El rejón entró en todo lo alto y Pablo bajó para acompañar, aplaudiendo, la muerte de un buen y colaborador toro de Castilblanco. 

Si buena fue la primera labor de Hermoso, mejor, por  más complicada fue la del quinto de la tarde. El toro no fue malo, pero sí resultó más complicado y más parado que el primero, además de ser el de más peso de la corrida. ESTELLA paró muy bien los primeros galopes del astado, que a pesar de que se quería quedar agarrado al suelo en algunos momentos, la yegua conseguía interesarlo y coserlo a su cola. El turno de banderillas fue un recital de CAVIAR. Estaba tan a gusto el estellés que incluso colocó una tercera banderilla con CAVIAR y es que había que ver como estaba la plaza con el joven tordo. Es un caballo de una transmisión especial, de una conexión con el público casi instantánea en cuanto pisa la plaza. Además cuando torea, lo hace sin ventajas, muy en la cara del toro y con un variado repertorio. Galopa de costado, clava muy frontal y hace piruetas, todo ello a pesar de su juventud. Después del huracán CAVIAR, llegó la calma SILVETI. Una sola banderilla, unas pocas pasadas y un galope de costado breve, bastaron para llenar la plaza de torería y calmar los "exaltados" ánimos que había provocado CAVIAR. Ahora el público estaba viendo otra forma de torear, pero también llena de verdad. PIRATA volvió  apegarse otro arrimón a pesar que el toro ya no estaba tan franco como el anterior. Se arrimó en las tres cortas y en los giros posteriores en la cara. El público estaba entregado y se podía oler en el ambiente el triunfo grande, los máximos trofeos, pero..una vez más el maldito rejón no quiso entrar, pinchazos, rejonazos y en resumen, la faena que quedó premiada con una sincera, sentida y estruendosa ovación.