CARTEL

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

ESTADISTICAS EN ESTA PLAZA

FESTEJOS
14
TOROS LIDIADOS
26
TROFEOS
20 orejas
y 0 rabos
PUERTAS GRANDES
5

INFORMACION RELACIONADA

Después de la celebración de las mundialmente conocidas fiestas de San Fermín, la Comunidad Foral de Navarra cuenta con otra importante feria taurina. La que se celebra en la plaza de toros de Tudela en honor al Apóstol Santiago y a Santa Ana. Este bonito coso, con capacidad para algo más de siete mil espectadores, es conocido como "La Chata de Griseras", por estar enclavada en el barrio del mismo nombre.

Al igual que en Pamplona, en Tudela también son tradicionales los encierros con las reses de los animales que se anuncian en los carteles de las corridas de su abono, organizados desde hace ya muchos años por la Casa Chopera, celebró en 2008 el setenta y cinco aniversario de la inauguración de esta plaza de toros.

El primer festejo que se celebró en su ruedo tuvo lugar el 25 de julio de 1.933, fecha en la que se lidió un encierro con el hierro salmantino de María Montalvo. Para la ocasión, se contó con la presencia de tres importantísimos toreros: Domingo Ortega, que fue el máximo triunfador del festejo al pasear un total de tres orejas y un rabo, Manolo Bienvenida, que también cortó un trofeo, y el mexicano Fermín Espinosa "Armillita", que en esta corrida no tocó pelo, pero que por aquellos años competía a máximo nivel con todas las grandes figuras españolas.

Cincuenta años después de esa corrida inaugural, se volvió a celebrar otra corrida extraordinaria, el 6 de octubre de 1.983, para conmemorar las bodas de oro del coso, esta vez con las cámaras de Televisión Española en directo. En esta ocasión los toros pertenecieron a la divisa de Joaquín Buendía y fueron estoqueados por Manolo Vázquez, que cortó una oreja, Ángel Teruel y Pepe Luís Vargas, que también paseó un trofeo del toro que cerró el festejo.

FUENTE: Alfonso Santiago (6TOROS6)

El 24 de julio de 1992, con caballos como BYRON, CAGANCHO o ULZAMA, Pablo Hermoso de Mendoza se presentaba en la Feria de Santa Ana de TUDELA (NAVARRA), en un cartel compuesto por los caballeros rejoneadores Joao Moura, Javier Buendía y Ginés Cartagena, además del propio Pablo y lidiando toros de Encinagrande, ante los que solo pudo dar la vuelta al ruedo en ambos, en el segundo tras collera con Joao Moura (en la foto entrando a matar con el cuatralbo).

Al año siguiente, Pablo no fue incluido en los carteles de la Feria tudelana, pero no por ello dejó de actuar en su popular Plaza, y lo hizo prologando un festival con motivo de la festividad del "Navarro Ausente" que se celebró el 12 de junio de 1993 y con un cartel casi completamente navarro: Pablo Hermoso de Mendoza, Sergio Sánchez, Francisco Javier Martínez "Paquiro", Raúl Gracia "El Tato" y Edu Gracia. Pablo a lomos de INDIO y CAGANCHO, entre otros, lidió un toro de Isabel Núñez, antes César Moreno, tras lo cual dio la vuelta al ruedo.

El primer gran triunfo del navarro en este coso se produjo el 29 de julio de 1994, con toros de Terrubias y en un festejo mixto compuesto por el rejoneador portugués José Manuel Duarte y el entonces novillero Oscar Díaz "El Trueno" , obtuvo tres orejas a lomos de INDIO, TEMPRANILLO, BORBA y CAGANCHO.

Una oreja sería el premio obtenido el 29 de julio de 1995, también en corrida mixta, con un toro de Jandilla y junto a Rafi de la Viña, Sergio Sánchez y Juan Carlos García. BUENAVENTURA, CAGANCHO, CHICUELO y GARBANCITO fueron los caballos utilizados por Pablo en esa tarde.

Volvieron los rejones al año siguiente a Tudela, el 26 de julio de 1996, con Rafael Peralta, Fermín Bohórquez y Pablo Hermoso de Mendoza, con toros de Martínez Elizondo y una tarde lluviosa y complicada. Dos orejas en su primero con ALDABICA, CHICUELO y PRINCIPE y vuelta al ruedo en su segundo con MAZANTIN de salida, GALLO y PRINCIPE.

Al año siguiente, concretamente el 25 de julio, también con toros de Martínez Elizondo y en un cartel mixto junto a Manuel Díaz "El Cordobés" y Cristina Sánchez, obtuvo un saldo de ovación y ovación pese al buen hacer de caballos como IRATI, GALLO, PRINCIPE, ALDEBARAN, CAGANCHO, VENTURA o SABICAS.

Tardó cinco años en regresar a Tudela y lo hizo el 25 de julio de 2002, también en corrida mixta, junto a Manuel Caballero y Miguel Abellán y con toros de El Casillón, que resultaron mansos, Pablo obtuvo una oreja del primero y las dos del cuarto, resultando el máximo triunfador del festejo y saliendo a hombros de la plaza. Para ello se enfrentó a los toros montando a RONCAL, MONTERREY, CHICUELO, DANUBIO, ALBAICIN, CAMPOGRANDE, MARIACHI y MAZANTINI (en la imagen).

Este triunfo le volvió a abrir las puertas de la “Chata de Griseras” el 26 de julio de 2003, también con un cartel mixto. No pudo triunfar, sobre todo por el pobre juego de los toros de Luis Terrón, ante los que tuvieron que vérselas MISTRAL, MONTERREY, LABRIT, CHICUELO, GAYARRE, CAMPOGRANDE y CERVANTES. Obtuvo Una oreja del cuarto de la tarde siendo silenciado en el que abrió plaza. La tarde la completaron los matadores Fernando Robleño y César Jiménez, que despacharon toros de Esteban Isidro.

El mismo marcador de silencio y oreja registró el caballero de Estella en su siguiente actuación tudelana el día 24 de julio de 2004 con toros de Los Espartales, también de pobre juego. Con caballos como CURRO, CHENEL, FÓSFORO, SAMURAI, DE PAULA y CAMPOGRANDE, Hermoso de Mendoza tiró de repertorio y brilló en el primer toro, pero estuvo muy desafortunado con los rejones de muerte. Precisamente uno de estos rejones que cayó al suelo hirió en el muslo al auxiliador de Pablo, José Manuel Rodríguez Fácila, provocándole una herida de unos quince centímetros de la que fue operado en la propia enfermería de la plaza. Los toros lidiados por los matadores Javier Conde y Matías Tejela, fueron de la ganadería de Esteban Isidro, propiedad de la Casa Chopera.

La decima comparecencia de Pablo en la plaza tudelana fue abriendo la Feria de Santa Ana el 24 de julio de 2005, al lado de Salvador Vega y Eduardo Gallo en la lidia de astados de Los Espartales para rejones y de José Luis Marca para la lidia ordinaria. Hermoso de Mendoza se debió conformar con una sola oreja como trofeo, obtenida de su segundo, en una faena de mucha entrega que tuvo momentos de notable calidad. En su primero la frialdad del público marcó el tono de una lidia técnicamente perfecta pero que fue mal rematada con el acero de muerte. ZAPATA, CHENEL, CHICUELO, DOMINGUIN, CURRO, LABRIT y SILVETI fueron los caballos que esa tarde pisaron el ruedo de la Chata de Griseras.

Sigue este previo contabilizando ahora la onceava actuación de Pablo en esta arena navarra la cual tuvo lugar el 25 de julio de 2006, actuando al lado de los diestros Morante de la Puebla y Antonio Barrera, en la lidia de bureles de josé rosa Rodríguez para el jinete y de Esteban Isidro para los de a pie. Tampoco en esta ocasión el estellés pudo tocar pelo, teniendo silencio en el que abrió plaza y siendo ovacionado en el cuarto, donde el rejoneador sorteó el factor que representa la meienda pero el errar con el rejón de muerte le impidió cualquier posibilidad de premiación. ZAPATA, CHENEL, NAPOLEON, SARMATA, CURRO y RONDEÑO tuvieron llamado durante esa tarde.

Para el 2007, el 25 de julio para ser exacto, Pablo pudo abrir la Puerta Grande de Tudela. No fue un triunfo rotundo, pero sí un triunfo de la técnica y de la superación de las malas condiciones, sobre todo del quinto toro de la tarde
al que le cortó una meritoria oreja, que sumada a la obtenida en el que abrió plaza, hizo descorrer el difícil cerrojo tudelano. José María Manzanares y Cayetano formaron también parte del cartel, lidiándose astados de Castilblanco para rejones y de José Luis Marca para la lidia ordinaria. CHABOLA, RONDEÑO, SILVETI, SARMATA, LAGARTIJO, CHENEL y FUSILERO fueron los caballos que esa tarde apoyaron a su jinete para este trabajado triunfo.

Para el 2008, el día 25 de julio por fin Pablo pudo torear un buen toro y tanto él, como el público de Tudela disfrutar de la mutua entrega. Se le resistía esta plaza en cuanto al calor del público y en esta ocasión desde luego, el estellés no se pudo quejar. Tres orejas obtuvo el estellés para convertirse en el triunfador del festejo mixto en el que alternó con Julián López "El Juli" y Eduardo Gallo en la lidia de astados de José Miguel Arroyo para los de a pie y de Fermín Bohórquez para el montado, que en esa tarde empleó a ESTELLA, CHENEL, ICARO, PIRATA, MANZANA, SILVETI y VITI.

FECHA 25 de Julio de 2009
LUGAR Plaza de toros de Tudela, Navarra, España
ENTRADA Casi lleno
TOROS
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (oreja y ovación)
Julián López "El Juli" (silencio y dos orejas)
José María Manzanares (silencio y dos orejas)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Herederos de Ángel Sánchez y Sánchez, número 42, de nombre Sereno: De  salida DALI (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) e ICARO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Herederos de Ángel Sánchez y Sánchez, número 26, de nombre Presumido; De salida SANJO (2 rejones de castigo); en banderillas TIZIANO (2 banderillas) y CAVIAR (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas, un par a dos manos de cortas y dos rejones de muerte, dos pinchazos y un descabello).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

ESTELLA, ESPARTANO y SILVETI

Como casi siempre por estas fechas, la capital de la mejana presentaba una temperatura que superaba los treinta grados. Calor intensa y galbana general que no impidió que Pablo realizara una gran faena al buen toro salmantino de Sánchez y Sánchez, pero que por motivo de esa galbana o de lo que fuere no caló en el tendido.

Una oreja se me hace poco premio a la buena labor que efectuaron DALI, CHENEL, ICARO y PIRATA, pero a lo  mejor es que el calor me afectó y me pareció ver más. Sinceramente, creo que las banderillas de CHENEL, o los dos rejones de castigo dando la cara de DALI, o ese toreo llegando a besar el testuz de ICARO, el toreo de costado del propio CHENEL y el arrimón en cortas y rejón de muerte de PIRATA, sumado al buen juego que dio el toro, era para más de una oreja en cualquier sitio.

El cuarto no fue un toro de tanta transmisión y solo CAVIAR por momentos consiguió que el público se olvidara de la merienda. Luego Pablo, se demoró con el rejón de muerte y lo único que alcanzó fue una ovación final del tendido de sombra.