CARTEL

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

ESTADISTICAS EN ESTA PLAZA

FESTEJOS
12
TOROS LIDIADOS
24
TROFEOS
17 orejas
y 3 rabos
PUERTAS GRANDES
7

INFORMACION RELACIONADA

Tras una larga y pólemica ausencia de más de tres años, este domingo Pablo Hermoso de Mendoza regresa a una de sus plazas más emblemáticas, al coso monumental de insurgentes, para cumplir con su esperada cita dentro de la recta final de la Temporada Grande capitalina.

El coloso español tuvo su esperado debut en México, el 14 de noviembre de 1999, cuando compartió cartel con Jorge Gutiérrez y Manolo Mejías, lidiando el navarro dos toros de Manolo Martínez, al segundo de los cuales cortó las dos orejas, saliendo por primera vez a hombros, en el festejo que además suponía también su debut en tierras mexicanas. Si bien no todo fueron alegrías en esta tarde, porque CAGANCHO resultó corneado en el primer toro de la tarde, lo que lo tuvo apartado de los ruedos unos quince días.

Ya con CAGANCHO repuesto, Pablo volvió a la México, el 5 de diciembre de 1999, donde la empresa había preparado para Pablo dos toros de nuevo de Manolo Martínez, pero esta vez muy justos de presentación y junto a Alfredo Lomelí y Rafael Ortega, que lidiaron toros de La Misión. Cuando apareció en el ruedo el primer "novillete" de Martínez, el público comenzó a molestarse y el ambiente se puso en contra, principalmente del navarro, que mucho tuvo que poner de su parte para que dicho ambiente se volviese a favor, consiguiéndolo hasta el punto que al primero casi le corta una oreja, el juez no consideró la petición mayoritaria, y al segundo sí se la cortó, dejando muestra, sobre todo de profesionalidad.

Así llegamos a la histórica fecha de 5 de febrero de 2000, fecha del Aniversario y una de las tres fechas importantes del Calendario Taurino Mundial. Ya la semana anterior fue movida, porque Pablo exigía dos toros grandes, con trapío, no quería que ocurriese lo mismo que en la anterior corrida del mes de diciembre, y la Empresa se mantenía en que lidiase lo que había o que no actuaba. Así Pablo estuvo fuera del cartel durante toda la semana y fue el mismo viernes, justo el día anterior de la corrida, cuando la Empresa aceptó los dos toros presentados por Pablo y este volvía a la México acorde a su categoría. Así el cartel quedaba compuesto por Pablo Hermoso de Mendoza, Jorge Gutiérrez, Enrique Ponce e Ignacio Garibay, que tomaba la alternativa, con toros de Teófilo Gómez para la lidia ordinaria y uno de Lebrija, muy complicado, pero muy bien presentado, y otro de Javier Garfías, bueno, además de excelente presentación, al que Pablo, cortaría las dos orejas y el rabo tras una emocionante lidia, dando la vuelta al ruedo en olor de multitud junto a sus caballos CAGANCHO y CHICUELO. Tras esta vuelta al ruedo, el torero valenciano Enrique Ponce, lanzó su montera a los pies de Pablo cuando este se retiraba al burladero, en un gesto de admiración, por el espectáculo que había brindado. La salida a hombros por los túneles del coso de Insurgentes, es de las que no se olvidan en la vida. Las fotografías presentadas corresponden precisamente a esta fecha; en la primera de ellas se observa a CAGANCHO templando de costado al de Garfías, y en la segunda la clamorosa vuelta al ruedo del estelles acompañado de sus corceles.

Tras una temporada de injustificada ausencia de los carteles de la Temporada Grande, regresó Hermoso de Mendoza al embudo de Insurgentes y volvió a inaugurar temporada el 28 de octubre de 2001 con un toro de Vistahermosa y otro de Bernaldo de Quirós, obteniendo dos orejas de su primero y saludando en el tercio en el segundo. Fue la tercera salida a hombros de Pablo del coso mexicano, en una tarde que compartió cartel con Eloy Cavazos y Leopoldo Casasola, que confirmaba alternativa y en la que montó a LABRIT, TABASCO, CAGANCHO, CHICUELO, DANUBIO, ALBAICIN y MARIACHI.

Los mismos caballos, con la única ausencia de CAGANCHO, sustituido por FUSILERO, fueron los que actuaron en el festejo celebrado el 9 de diciembre de 2001 y que tampoco estuvo exenta de polémica. Esta fecha, Pablo la tenía apalabrada desde antes de comenzar la temporada Grande con el empresario Rafael Herrerías, pero una maniobra a última hora de un torero español, que se encaprichó de esta fecha, estuvo a punto de dar al traste con la intervención del navarro, quien se mantuvo siempre firme y al final consiguió actuar junto a Fermín Spínola, que confirmó alternativa, Juan Serrano "Finito de Córdoba" y Jerónimo. Los toros lidiados por Pablo fueron de Vistahermosa y Fernando de la Mora y en esta ocasión los trofeos fueron una oreja y ovación.

Pablo Hermoso de Mendoza también inauguró la Temporada Grande del 2002, el día 3 de noviembre de ese año, junto a los matadores Manuel Mejía y Fernando Ochoa, lidiando toros de Javier Garfias. Esta fue la tarde más gris de Hermoso de Mendoza en la México, en la que tampoco los toros colaboraron nada con EBANO, MONTERREY, FUSILERO, CHICUELO, DANUBIO (imagen derecha), CAMPO GRANDE, MARIACHI y MAZANTINI y fue la única tarde en toda esa temporada mexicana en la que lidiando dos toros, Pablo no ha obtenido ningún trofeo.


Proseguimos este recuento haciendo alusión a otro día especial, el 15 de diciembre de 2002, fecha que ha quedado grabada para la posteridad por ser la de la despedida definitiva del mejor caballo que ha pisado la arena de una plaza de toros: CAGANCHO; quien esa tarde en perfecta simbiosis con su jinete, se sublimó para brindar una de la tardes más emotivas de las que se tenga memoria, dejando muy en claro que se encontraba en plenitud de facultades, regando el albero de Insurgentes con su incomparable calidad. Pablo se llevó las dos orejas del toro de la despedida del cuatralbo, saliendo ambos, en un eco que aún se recuerda, por la Puerta Grande de la plaza, cabalgando por los tuneles de acceso hasta la calle misma entre el delirio total de la afición. Una tarde imborrable en la memoria de quienes tuvieron al oportunidad de verla. El navarro compartió cartel ese día con Oscar San Román y Fermín Spínola, lidiándose toros de Vistahermosa y uno de De Santiago que fue precisamente el de la despedida. Con su primero Hermoso de Mendoza fue ovacionado y estuvieron en el ruedo ayudándole aparte del cuatralbo MONTERREY, ALBAICIN, DANUBIO, MARIACHI y RONCAL .

Para el 2003 también estaba contemplado que el jinete estellés abriese la Temporada, pero el percance de Juriquilla impidió que Pablo hiciese el paseíllo inaugural, posponiéndose su presentación hasta el 14 de diciembre, en un cartel integrado además por el diestro español Javier Conde y los mexicanos José María Luévano y Jerónimo ante toros de Bernaldo de Quiros. El navarro resultó a la postre el triunfador de este largo festejo, cortando dos orejas de su segundo, estando de por medio una gran actuación de CHICUELO; saliendo a hombros nuevamente ante una arrolladora muestra de cariño popular. Actuaron también esa tarde FUSILERO, GAYARRE, FOSFORO, LABRIT, CHACAL y NATIVO.

El 5 de febrero de 2004, en la fecha postinera del Aniversario, tuvo lugar la siguiente actuación del centauro español en la monumental capitalina. El cartel lo completaban los diestros Eulalio López "Zotoluco, Enrique Ponce y Rafael Ortega; lidiándose astados de Bernaldo de Quiros para rejones y de Julio Delgado para la lidia ordinaria. En esta ocasión Hermoso de Mendoza no pudo tocar pelo, a pesar de esforzarse ante los dos bureles poco colaboradores que le correspondieron, estando también de por medio los fallos a la hora de entrar a matar. El balance fue de silencio en su primero y una fuerte ovación en su segundo, habiéndo tenido llamado FUSILERO, LABRIT, FOSFORO, SAMURAI (en ese entonces conocido como MUDEJAR), CHICUELO, NATIVO y CERVANTES.

La Temporada Grande 2004-2005 de la Monumental capitalina también fue abierta por el esteta navarro, quien el 7 de noviembre apareció haciendo el paseíllo por el albero de la México. Para esta ocasión el cartel lo completaban los toreros mexicanos Alfredo Ríos "El Conde" y Marcial Herce, ante bureles de Reyes Huerta para el caballero en plaza y Vistahermosa para los de a pie. El navarro vivió una tarde de contrastes ya que por una parte provocó una gran entrada y se hizo con la primera oreja de la temporada, y en lo negativo su caballo CERVANTES se llevó una cornada, circunstancia que definitivamente influyó para que Pablo no pudiese culminar con acierto otra buena faena, la cual seguramente le hubiera deparado una oreja más y con ello la Puerta Grande de la plaza más grande del mundo.

Su ultima actuación en este impresionante escenario fue el 29 de enero de 2006, fecha que pasó a la historia de los anales del toreo puesto que Hermoso de Mendoza obtuvo su segundo rabo en esta plaza, después de haber cuajado a placer en una emocionante faena al toro SANTORINI de la ganadería de Montecristo. Tarde que también se recuerda por el episodio del famoso toro PAJARITO, cuyo vuelo a las barreras dio la vuelta al mundo informativo.Para esa extraordinaria lidia el navarro utilizó a VILLA, CHENEL, FUSILERO y DOMINGUIN, que en su conjunto obraron una sinfonía de toreo a caballo. CURRO, LABRIT, SILVETI, CHICUELO y PASAFOME fueron los encargados de atender al que abrió plaza, en una faena de buena manufactura pero que no fue rubircada con el rejón de muerte. Manolo Arruza y Xavier Ocampo completaron esa fecha el cartel, en donde también se lidiaron astados de Cuatro Caminos y de Fernando de la Mora.

FECHA 22 de Febrero de 2009
LUGAR Monumental Plaza de toros México, México D.F.
ENTRADA Lleno
TOROS
RESEÑA

Pablo Hermoso de Mendoza (ovación y dos orejas y rabo)
Jerónimo (silencio y pitos)
Octavío García "El Payo (ovación y palmas)

CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Los Encinos, número 399, 528 Kg, de nombre Pame: De salida ESTELLA (1 rejón de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) e ICARO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (3 cortas, 1 par de cortas a dos manos y 1 rejón de muerte tras tres pinchazos).

Segundo toro de la Ganadería de Los Encinos, número 440, 525 kilos, de nombre Conin: De salida DALI (1 rejón de castigo); en banderillas SILVETI (2 banderillas) y FUSILERO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (3 cortas, un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

BRIBON, CAVIAR y RUI

En la Plaza México cuando se acaba las entradas numeradas, se dice que se colgó el “No hay billetes”. Eso es lo que Pablo Hermoso de Mendoza consiguió en esta tarde: acabar el numerado desde el día anterior al festejo. La mejor entrada de toda la temporada Grande de la México 2008-2009, cuando además han pasado por aquí todas las figuras del panorama taurino mexicano y español. Ni siquiera la histórica fecha del 5 de febrero, consiguió aunar tanto público en los tendidos como en esta ocasión Pablo Hermoso de Mendoza. Y además diremos que las fechas siguientes al mencionado 5, siempre han sido de muy poco ambiente y en esta ocasión se congregaron alrededor de cuarenta mil personas a la llamada del caballero.

Enorme la expectación que el navarro esta despertando todavía en los cosos mexicanos en este año 2009.

Ante tanta expectación Hermoso no podía fallar y por eso cuando recibió a Pame, primero lo tanteó con la grupa de ESTELLA, consiguiendo que el toro, muy abanto de salida, se fijara en la grupa de la yegua. Cuando lo midió y lo galopó con la cabeza metida debajo de los flecos de la cola de ESTELLA, fue cuando le colocó en suerte el primer rejón de castigo. Aquí el toro despertó y fijó su atención solamente en seguir al jinete. Templado y sin apenas distancias entre equino y toro, fueron casi dos vueltas al ruedo, en la que ambos parecían uno solo. Como Pablo quería ir a por todas, dejó al toro con un solo rejón de castigo y se fue por CHENEL. Apenas saltó el caballo al piso de plaza y el toro ya estaba cosido a su cola, con los pelos enredados en las astas y galopando en ambos lados del redondel. En dos ocasiones remató con trincherazos, muy celebrados por un público, que se levantó de los asientos con el segundo de ellos. Se dejaba ver CHENEL de lejos para luego burlar la embestida del toro. Realizó suertes atacando y recibiendo, pero siempre saliendo con pureza de los embroques. A Continuación ICARO se tuvo que pegar un arrimón, porque el toro ya se había cobijado en terrenos de chiqueros y aquí resultaba más difícil de encelar. No obstante nunca volvió la cara y fue una lucha cuerpo a cuerpo, emotiva y épica por momentos. Con un toro que sacaba la raza y la bravura, pero ahora ya sin temple, le tocó el turno a PIRATA, otro caballo que derrocha valor, que siempre dio la cara en banderillas corta a una y dos manos y que se jugó la piel con el rejón de muerte. Nada que reprocharle al caballo, pero en esta ocasión el rejón encontró hueso en tres ocasiones y fulminó todo lo anteriormente hecho por Pablo, que seguramente hubiese sido de dos orejas. Se le dio arrastre lento al toro y fuerte ovación al navarro, que salió a los medios a agradecerla.

Había que sacarse la espina en el cuarto y de nuevo Pablo acató la faena con un solo rejón de castigo. Pero vaya rejón, sobre el artista DALI que mira siempre a la cara del toro en la reunión. Un rejón y cuatro muletazos con la bandera que arrancaron los primeros “olés” de la tarde. Luego vino uno de los momentos más emotivos de la tarde. Apareció en la arena el cartel de SILVETI y la plaza rompió en una sonora ovación recordando a una de las estirpes taurinas legendarias de México. Cuando Pablo apareció sobre el precioso animal, la ovación se acrecentó y más todavía cuando comenzó sus evoluciones con el toro y sus cites tan personales, llamando al toro con la mano para luego vaciar la embestida con todo su cuerpo. Estuvo muy importante SILVETI con un toro al que había que llegarle mucho para provocarle la embestida. Calentito dejó el ambiente calentito, pero FUSILERO lo puso al rojo vivo. El veterano caballo, un auténtico consentido de la afición mexicana, realizó una de sus faenas cumbres en la que puede ser su última actuación en la Plaza México. Encontró toro en todos los terrenos, atacó a un toro muy parado y provocó lo indecible para que el toro le siguiera y poder efectuarle las piruetas ajustadísimas y emocionantes. Fueron en series de tres en tres y que pusieron al público en pie. Cuando FUSILERO terminó su actuación, Pablo descabalgó en el ruedo para dejar al caballo que recibiese la ovación en solitario. El colofón lo pondría PIRATA que atraviesa por un espectacular momento de forma y que puede con todos los toros. Son un espectáculo las banderillas cortas, las pasadas sin riendas o los pares a dos manos. Para el rejón de muerte, coloca al toro en el mismo estribo y en esta ocasión Pablo no desaprovechó la colaboración y enterró el rejón hasta la bola. Máximos trofeos para el centauro navarro que se ha convertido en el torero español con más rabos cortados en la Plaza México en sus más de dos mil festejos. Emotiva salida a hombros rodeado de aficionados gritando ¡torero, torero! y llevado en volandas por los túneles de la plaza hasta la propia Avenida de Insurgentes, entre público enardecido que querían tocar a su ídolo.

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player