CARTEL

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

ESTADISTICAS EN ESTA PLAZA

FESTEJOS
5
TOROS LIDIADOS
8
TROFEOS
6 orejas
y 0 rabos
PUERTAS GRANDES
3

INFORMACION RELACIONADA

El coso taurino de Gijón (plaza Arquitecto Manuel del Busto, calles Marola y Pintor Carreño Miranda) celebró en 1988 su centenario; había sido estrenado coincidiendo con las fiestas grandes de Begoña, las cuales todavía hoy acompañan a la temporada taurina local. Erigida la plaza (1886-1888), bajo dirección y plano del arquitecto Ignacio de Velasco, al borde de la carretera de Villaviciosa, y basándose en un proyecto del arquitecto madrileño Carlos Velasco Peyronnet, hubo de ser rehecha EN 1941, una vez finalizada la guerra civil. Más recientemente, en el año 1997, tanto ella como su entorno fueron objeto de restauración. 

Inaugurada el 12 de agosto de 1888, por Mazzantini y Guerrita. La asistencia de aficionados fue numerosa; procedían no sólo de distintos lugares de Asturias sino también de otros puntos de la Península. La crónica de esta primera tarde de toros hecha por Florherman para el diario El Comercio (13 de agosto de 1888) hace balance de la actuación de los dos matadores: "Mazzantini ha quedado quien, teniendo en cuenta las condiciones del ganado, y lo mismo ha hecho Guerrita, valiente y trabajador, con el capote, aunque a la hora de matar no entra del todo en su terreno".

La edificación, declarada Monumento Histórico-Artístico desde el 20 de marzo de 1992, forma un polígono regular de 16 lados Y pertenece a la corriente neomudéjar impuesta por la antigua plaza de toros de Madrid -ya desaparecida-, tendencia que se consideraba idónea para plasmar en los ruedos peninsulares. Resulta llamativo el dominio del ladrillo visto, empleado aquí con virtuosismo para soluciones arquitectónicas diversas (puertas y ventanas, pilastras, cornisas, impostas, capiteles) Consta de dos pisos: el primero tiene barreras, contrabarreras, delanteras, asientos de tendido y delanteras de gradas. El segundo, 45 palcos y las andanadas. Su aforo total asciende a las 12000 localidades.

Es una plaza considerada de segunda categoría y pertenece al Ayuntamiento de Gijón. Su redondel mide 50 metros de diámetro y 1,80 de anchura entre barreras. Cuenta entre sus dependencias con una cómoda enfermería, sala de toreros, capilla, cuatro corrales, dos chiqueros, caballeriza, etc.



FUENTE: PORTAL TAURINO

No es precisamente la plaza de toros de Gijón muy habitual en la actuación de toreros a caballos. En los últimos veinte años y si los datos no nos fallan, no se ha celebrado en ella ningún festejo completo de rejoneadores. Sí que en alguna de las corridas de su feria se incluye alguno en corridas de tipo mixto.

Así sucedió en el debut de Pablo Hermoso de Mendoza en esta plaza el día 9 de agosto de 1995, fecha en la que actuó en un festejo de ocho toros, todos ellos de la ganadería de Francisco Galache. El cartel estaba compuesto por Fermín Bohórquez y Pablo Hermoso de Mendoza que lidiarían un toro cada uno y los matadores Raúl Gracia “El Tato”, Cristo González y José Ignacio Sánchez, que lidiarían dos por coleta. Pablo se enfrentó a “un manso de libro y sólo clavando por los adentros pudo sacar algún partido”, según explicaba la revista 6 TOROS 6. DIARIO DE NAVARRA hacía constar “que se enfrentó al toro más deslucido del encierro, dio la vuelta al ruedo con petición de oreja”.

Tampoco pudo triunfar en su segunda comparecencia, en esta ocasión un festejo de siete toros, con un para Pablo de Campos Peña y seis a pie, cinco de ellos de El Toreo y uno de El Puerto de San Lorenzo, para Curro Romero, José Tomás y Manuel Amador. “Tampoco estuvo muy afortunado el navarro Hermoso de Mendoza. Se apreció la excelente doma de sus “top model” equinos. Pero el burel no era fácil de encelar y marró repetidamente con rejones. Banderilleó a dos manos al estribo (no a la grupa, como algunos caballistas) y no prodigó cabalgatas y corvetas”, era el juicio de la actuación del estellés para La Nueva España. En 6 TOROS 6, Ana Fernández Graciani vio así las evoluciones de Pablo: “Pablo Hermoso entendió a la perfección a un toro con pocas posibilidades de lucimiento. Lo templó y lo toreó, le midió los terrenos y las arrancadas. La faena no fue espectacular para el público pese a estar cimentada en una técnica similar a la del toreo a pie. Con el rejón de muerte no acertó hasta la tarcera.” En otro periódico local, Don José escribía: “muy lucido en la monta de los tres caballos que lució, Chavela, Batista y Mazantini, clavando rejoncillos y banderillas, toreando toda la tarde con un astado parado que no se prestaba a lucimiento, sin embargo el rejoneador le sacó todo lo que tenía. Necesitó de tres rejones de muerte”.

Para el 2007 regresó Pablo a la arena asturiana y en esta ocasión Hermoso de Mendoza si consiguió abrir la puerta grande que se le había resistido en las dos comparecencias anteriores. Consiguió una oreja de cada uno de sus toros, pero de haber acertado con el rejón de muerte en el cuarto de la tarde, el triunfo hubiese sido mucho más rotundo. ESTELLA, RONDEÑO, CURRO, SARMATA, LAGARTIJO, CHENEL, FUSILERO y ORO VIEJO conformaron la cuadra utilizada por el navarro esa tarde del 15 de agosto, en donde compartió cartel con Jesulín de Ubrique y Manuel Díaz "El Cordobés", con astados de Murube y Laurentino Carrascosa.

Nueva puerta grande para el navarro en El Bibio durante su comparecencia del 14 de agosto de 2008, alternando con José Ignacio Uceda Leal y César Jiménez, en la lidia de astados de Murube para Pablo y de Zalduendo para los diestros de a pie. En una tarde que se caracterizó por un tremendo aguacero caído al comenzar la lidia del cuarto de la tarde, Hermoso de Mendoza realizó dos lidias completas que le generaron una oreja cada una y le permitieron salir en volandas. CURRO, CHABOLA, FUSILERO, PIRATA, ESTELLA, CHENEL e ICARO tuvieron llamado a escena en la plaza asturiana.

FECHA 14 de Agosto de 2009
LUGAR Plaza de toros El Bibio, Gijón, España
ENTRADA Lleno
TOROS
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (ovación y dos orejas)
Francisco Rivera Ordóñez (ovación y silencio)
Cayetano (ovación y silencio)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Murube, número 32, 478 Kg, de nombre Maltés: De  salida DALI (1 rejón de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) y ESPARTANO (2 banderillas); y para el último tercio ICARO (dos cortas y un rejón de muerte y dos descabellos).

Segundo toro de la Ganadería de Murube, número 6, 498 Kg, de nombre Bolito; De salida CURRO (2 rejones de castigo); en banderillas CAVIAR (2 banderillas) y SILVETI (2 banderillas); y para el último tercio NATIVO (tres cortas y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

ESTELLA y TIZIANO

Ambiente de gala y de lujo el que presentaban los tendidos de la plaza de El Bibio de Gijón para presenciar una corrida mixta en la que se conjugaban la maestría del toreo a caballo y el duelo fraticida entre los hermanos Ordóñez, además con el aliciente de la reaparición en los ruedos de Cayetano tras su enfermedad.

Pablo ya dejó la impronta de su maestría en el primero de la tarde. Un toro justo de fuerzas al que el navarro dio la lidia justa y el castigo preciso. Con un solo rejón de castigo dejó DALI al toro después de poder disfrutar de su embestida, cosa que el alazán llevaba días sin conseguirlo. Vimos a un DALI gustándose y gustando viendo a un toro obedecerle. A quien da gusto ver estos días es a CHENEL. El castaño ha vuelto por su mejor momento (que pena para los agoreros que le veían problemas físicos en el cuello y que lo veían acabado) y también se le ve disfrutar en la plaza y con el toro. Lleva unos días toreando a un espectacular nivel y esta tarde en Gijón lo ha refrendado. Además en esta ocasión tuvo un toro que colaboró y que le ayudó a lucir todo su toreo. Tras la torería de CHENEL, llegó al ruedo la sorpresa de ESPARTANO, un caballo que se está afianzando y que en esta ocasión ha demostrado que a los tendidos les llega enseguida. Con un espectacular tierra a tierra cita al toro de lejos, aproximándose despacio para cuartear y permitir a su jinete dejar la banderilla en lo alto. Luego cuando cita muy en corto, con el tierra a tierra cambiado provocando la embestida del toro y luego rematando con piruetas. En poco rato tenía la plaza entusiasmada. Pablo sorprendió en el último tercio con ICARO, quien toreó en redondo, provocando al toro, para colocar en este caso banderillas cortas y seguir toreando con el pecho. El rejón entró entero, pero no partió, y el toro parecía que doblaría, pero se amorcilló. Pablo echó pie a tierra y necesitó de dos descabellos, perdiendo así la posibilidad de obtener unos más que merecidos trofeos.

Un día más tocó remontar para poder abrir la puerta grande. Tuvo que ser en el quinto, un toro noble y de clara embestida, aunque también flojo de fuerzas. A este toro Pablo le colocó dos rejones de castigo con CURRO, pero porque el primero no cayó en buen sitio y apenas tuvo efecto. La lidia comenzó a venirse arriba en  banderillas con un espléndido CAVIAR. Parece mentira la plaza que llega a tener el joven caballo. Marca la diferencia con los terrenos que pisa en la reunión, dejando llegar al toro tanto, que parece imposible salir de ahí. Soberbio en los dos palitroques y ajustado en las piruetas, que volvió a empalmar con galopes de costado en una suerte muy vistosa. Luego llegó la calma, el toreo suave y pausado de SILVETI. Cuartea en cámara lenta, marca al toro los tiempos para embestir y se vacía por completo con el astado. Llegó al toro metido en el estribo y siempre lo colocó en suerte a su merced y gusto. NATIVO volvió a pisar las arenas tras casi un año de inactividad y demostró que siempre está ahí. Clavó tres banderillas gustándose, poniéndose guapo en las suertes y para el rejón de muerte, le dejó al toro a Pablo en el mismo estribo. Esta vez el navarro no falló y hundió un rejonazo hasta la bola que hizo al toro de Murube doblar sin puntilla.