CARTEL

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

ESTADISTICAS EN ESTA PLAZA

FESTEJOS
2
TOROS LIDIADOS
4
TROFEOS
7 orejas
y 0 rabos
PUERTAS GRANDES
2

INFORMACION RELACIONADA

El día 24 de agosto de 1912 tuvo lugar la inauguración oficial de la Plaza de Toros de esta ciudad, La Deseada, llamada así por los ciezanos aficionados, deseosos de que Cieza tuviera un coso taurino digno de tan gran afición. El nombre de La Deseada figura en su fachada principal desde 1982.

Aquella tarde, del 24 de agosto de 1912, alternaron mano a mano los diestros Villa Villita "Habla poco" y Gaspar Izquierdo "El Yeclanito", con reses de Samuel Flores.

El proyecto de la plaza de toros de Cieza lo realizó el arquitecto de Hellín D. Justo Millán Espinosa (1843-1918), quedando terminado el 5 de noviembre de 1889.

La plaza de toros de Cieza es la típica plaza-coliseo y no se ajusta a los cánones de plaza de toros de estilo neomudejar.

Han pisado la arena de esta plaza las mejores figuras del toreo a nivel mundial, pero hay una fecha histórica que La Deseada contempló, en las fiestas patronales de 1944, cuando entró en la historia un cartel único: Pepe Bienvenida, Carlos Arruza y Manuel Rodríguez Manolete.

Es una plaza considerada de tercera categoría, con un aforo de 5000 localidades. Su actual propietario es Andrés López Marín que, desde hace algunos años atrás, ha hecho grandes obras de restauración en el coso ciezano.

FUENTE: MURCIA TURISTICA

La de este sábado será apenas la segunda actuación de Pablo Hermoso de mendoza en el coso murciano "La Deseada".

El jinete navarro pisó esta plaza por primera y única vez hasta el momento un 28 de agosto de 2001, alternando con Leonardo Hernández y Fermín Bohórquez, en la lidia de bureles de Gerardo Ortega, poco habitual en corridas de rejones. Pablo obtuvo dos orejas del tercero de la tarde y otra más del que cerró plaza y montó para la ocasión a TABASCO y FUSILERO de salida; MARTINCHO, ALBAICIN y DANUBIO en banderillas; y MARIACHI, para el último tercio. Se quedó sin actuar CHICUELO, pero no por decisión "táctica", sino porque calentando, el caballo resbaló en el patio (pésimo suelo para los caballos) y cayó sobre el estribo de la montura, clavándoselo en un costado. No sólo perdió esta corrida CHICUELO, sino que tuvo que estar inactivo cerca de quince días debido a este inoportuno percance.

FECHA 28 de Agosto de 2009
LUGAR Plaza de toros La Deseada, Cieza, Murcia, España
ENTRADA Media plaza
TOROS
RESEÑA Fermín Bohórquez (dos orejas y oreja)
Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y dos orejas)
Mariano Rojo (oreja) y dos orejas)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Herederos de Ángel Sánchez y Sánchez, número 47: De  salida CURRO (1 rejón de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) y TIZIANO (2 banderillas); y para el último tercio MANZANA (tres cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Herederos de Ángel Sánchez y Sánchez, número 43; De salida ESTELLA (2 rejones de castigo); en banderillas VAN GOGH (2 banderillas) y ESPARTANO (2 banderillas); y para el último tercio MANZANA (tres cortas y un rejón de muerte, tras pinchazo).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

ICARO, CAVIAR y SILVETI

La coincidencia de un desfile de carrozas a la hora del festejo taurino, restó público y los tendidos y sobre todo hizo que mucha gente se perdiera el maravilloso espectáculo que se pudo ver esta tarde en el coso murciano de Cieza, merced en gran medida el extraordinario juego de los toros de Herederos de Ángel Sánchez y Sánchez, premiado el primero con la vuelta al ruedo.

Buenos toros y buenos toreros, destacando un templadísimo Pablo Hermoso de Mendoza que con su primero hizo el toreo a cámara lenta. Un toro bravo, codicioso y que nunca volvió la cara a los caballos. En cuanto fijó su mirada en CURRO ya no dejó su cola. Giraba el caballo sobre sus manos y el toro se rebosaba en cada embestida. Con el único rejón que colocó el navarro, el toro se empleó tanto que acabó en el suelo. Se temió lo peor, que el rejón había descordado al buen toro, pero afortunadamente, el murubeño se levantó y sin tiempo que perder se fue por CURRO bravamente. Pablo cambió de caballo y sacó a CHENEL y lo que se presagiaba llegó. Espectáculo total de un caballo que atraviesa el mejor momento de la temporada y que encima los toros le están sirviendo para su toreo. Fue la explosión total del toreo chenelista. Galope a la derecha, cambiaba por los adentros y lo ligaba hacia la izquierda. Banderillas llegando muy encima y saliendo siempre con los ojos puestos en el toro. Vimos disfrutar a CHENEL en el ruedo y vimos disfrutar al público con CHENEL. Terminó el tercio el navarro con TIZIANO que siguió con el toro encelado, pero ahora en el estribo, sin perder la cara del toro y sin dejar de mirarlo. Dos banderillas en lo alto y paso a MANZANA para que en su molinillo particular dejase tres cortas en el lomo del toro y un rejonazo que acabó con el toro y que al estar algo trasero hizo que Hermoso no obtuviera el rabo, que bien se había merecido.

El quinto fue el más complicado, arreando mucho, pero al que Pablo midió y lidió perfecto, a pesar de lo pequeño que el ruedo de Cieza. Le costó encelarse a ESTELLA, pero a fuerza de empeño la yegua consiguió meterlo en el capazo y que se interesara por su cola. VAN GOGH fue el encargado de poner los toques de calidad en banderillas, marcando los tiempos en cada envite y en cada reunión. El toro venía con fuerza y no dejaba al caballo un instante de duda, pero el joven castaño tampoco lo necesitaba y colocó dos buenas banderillas además de dos o tres pasadas muy toreras. ESPARTANO salió y como siempre con el carácter que impregna la plaza. Se juntaron dos temperamentos fuertes, el toro y el caballo, y ninguno se rajó. Se citaban, se encontraban y en las confrontaciones saltaban chispas. Valiente ESPARTANO en banderillas y en piruetas, ajustando todo lo que el toro permitía. MANZANA acusó más la condición del toro y no pudo brillar al nivel de su primer toro. Aún así dejó en buen sitio las tres cortas. Con el rejón de muerte el toro estaba muy complicado y por eso Pablo pinchó en un primer intento, dejando luego un gran rejón de muerte. Se le pidió el rabo con mucha fuerza, pero el premio quedó en dos orejas.