CARTEL

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

ESTADISTICAS EN ESTA PLAZA

FESTEJOS
18
TOROS LIDIADOS
34
TROFEOS
25 orejas
y 0 rabos
PUERTAS GRANDES
7

INFORMACION RELACIONADA

La tradición de la fiesta de los toros en Calahorra data -nada menos- que del siglo XVI puesto que en los archivos del Cabildo de la catedral ya figuran referencias a fiestas de toros en su antiguo atrio.

Las primeras plazas de las que se tiene referencia datan de siglos posteriores y son, naturalmente, de carros y galeras tal y como era costumbre en la época.

La primera de que se tiene noticia estuvo situada en la plaza de El Raso. Posteriormente se celebran los festejos en el Planillo de San Andrés, estando reseñado que se corren toros en ese lugar hasta finales del siglo XVIII. Posteriormente se vuelven a celebrar de nuevo en el raso.

Ya en el siglo XIX, y a iniciativa del conservero Rafael Díaz, se levanta la primera plaza de toros de obra, por cierto, estaba situada en los mismos terrenos que hoy ocupa el “Teatro Ideal Cinema”. Era de mampostería y madera, tenía dos pisos de altura y un aforo de unas 4.000 localidades, capacidad muy por encima de lo que era costumbre en esa época, incluso en capitales de provincia de importancia.Su construcción se inició en 1.879 y se inauguró el 31 de Agosto de 1.880 con el gran “Lagartijo” en el cartel. Esta plaza la destruyó, al parecer, un “misterioso y oportuno” incendio.

La actual plaza se construyó a iniciativa de una empresa totalmente calagurritana -y constituida exclusivamente para esa magnífica causa- que se llamó “Sociedad Plaza de Toros de Calahorra” la cual emitió 200 acciones por un valor nominal de 500 Ptas cada una, resultando gratis los terrenos ya que fueron donados por don Emilio Saralegui. Su construcción se inició en el mes de Mayo de 1.924 y se inauguró el 31 de Agosto del mismo año. Esa tarde se lidiaron toros de la “Marquesa de Villagodio” por lo matadores “Joselito de Málaga”, Mariano Montes y Fausto Barajas.

Su ruedo tiene un diámetro de 44 mts, tiene un aforo aproximado de unas 6.000 localidades y su propietario es el Ayuntamiento de Calahorra.



FUENTE: CLUB TAURINO DE CALAHORRA

El debut de Pablo Hermoso de Mendoza en la Plaza de Toros de Calahorra, resultó un tanto desafortunado. Había sido contratado para lidiar un toro de César Moreno, por delante de los entonces novilleros Enrique Ponce, Antonio Borrero "Chamaco" y el local José Antonio Pérez Vitoria. Esto ocurría el 28 de agosto de 1989, apenas diez días después de recibir la alternativa, y cuando Pablo recibió al toro de Moreno, lo templó, lo colocó y al poner el primer rejón de castigo, sobre HELIOS, el hierro cayó sobre la médula, produciendo el descordamiento del toro y por lo tanto finalizando la faena, sin apenas haberla comenzado.

Cinco años tardó en volver al coso calagurritano y fue el 3 de abril de 1994, con toros de Antonio Doblas para los rejoneadores Javier Buendía, Fermín Bohórquez, Ginés Cartagena y el propio Pablo, que obtuvo dos orejas en solitario y una en collera con Ginés Cartagena, en la que probablemente ha sido la mejor tarde del navarro en Calahorra, apoyada sobre todo en la labor de GIRALDA y CAGANCHO.

Ese mismo año en la feria de agosto, concretamente el 26 de agosto de 1994, fue testigo de alternativa del rejoneador Domingo Domínguez. El padrino de alternativa fue Ginés Cartagena y el otro testigo Fermín Bohórquez, lidiando todos ellos una corrida de José Escobar y Javier Molina, a la que Pablo cortó una oreja en solitario, tras una gran labor en banderillas sobre CAGANCHO..

El 26 de agosto de 1995 se lidiaron toros de José Moro Jiménez, por Luis Domecq, Pablo Hermoso de Mendoza, Antonio Domecq y Domingo Domínguez, con oreja para Pablo en solitario y vuelta junto a Domínguez en la collera. GIRALDA, CAGANCHO, CHICUELO y GARBANCITO actuaron en esta ocasión.

De nuevo actuó Pablo en la miniferia de invierno, ahora fue el 2 de marzo de 1996, siendo ovacionado ante un astado de Los Bayones y compartiendo la tarde con Domingo Domínguez y los matadores Julio Aparicio y Manuel Díaz "El Cordobés" y montando a BUENAVENTURA, CAGANCHO, CHICUELO y BORBA.

El 25 de agosto de ese mismo año, los toros fueron de Río Frío, los compañeros Joao Moura, Domingo Domínguez y Andy Cartagena y los caballos BUENAVENTURA, CAGANCHO, CHICUELO y PRINCIPE, saludando en su toro y dando la vuelta con Joao Moura en la collera.

Tras un año de ausencia, volvió a Calahorra el 29 de agosto de 1998, junto a Joao Moura, Domingo Domínguez y Paco Ojeda y toros de Los Majadales. El bagaje, una oreja y ovación en la collera con Ojeda, destacando esa tarde de nuevo CAGANCHO y un joven MAZANTINI.

De nuevo el año 1999 dos actuaciones, la primera el 28 de febrero, junto a Joao Moura y Domingo Domínguez, con toros de Flores Sánchez, saludando en ambos toros; y la otra el 28 de agosto con toros de Antonio Pérez y junto a Domingo Domínguez y Paco Ojeda, obteniendo una oreja. En la corrida del mes de febrero, Pablo utilizó seis caballos: VITI, MARTINCHO, ALDEBARAN, MAZANTINI, LABRIT y ALBAICIN, mientras que en la de agosto los caballos fueron CHABELA, ALDEBARAN, LABRIT, FUSILERO y MAZANTINI.

Tampoco el 26 de agosto de 2000 hubo Puerta Grande para el navarro, que con toros de Carmen Segovia, fue ovacionado en lidia individual y dio la vuelta al anillo junto a Javier Buendía en la collera. Los otros alternantes fueron Domingo Domínguez y el portugués Rui Fernándes y los caballos LABRIT, BUENAVENTUERA, CHICUELO, ALBAICIN y BORBA.

Igualmente sucedió en el 2001, el 25 de agosto, con toros de Castilblanco, cuando ninguno de los actuantes, Pablo Hermoso de Mendoza, Rui Fernándes ni el toricantano Sergio Domínguez (en la imagen superior el momento de la alternativa), consiguieron abrir la Puerta Grande. Pablo obtuvo una oreja y fue ovacionado en el otro, en una tarde en la que montó a TABASCO, FUSILERO, ALBAICIN, DANUBIO, CHICUELO y MARIACHI.

Sí que tuvo suerte y dos grandes actuaciones el 27 de agosto de 2002, cuando a lomos de caballos como LABRIT, MONTERREY, CHICUELO (foto derecha), DANUBIO, ALBAICIN, CAMPOGRANDE o MARIACHI pudo bordar el toreo, y por fin, nueve años después, volver a abandonar el ruedo calagurritano a hombros de los costaleros. Fue ante una corrida, de muy buen juego de Jódar y Ruchena, propiedad de Luis Valdenebro y que el navarro lidió junto a Fermín Bohórquez y Sergio Domínguez.

El 28 de agosto de 2004 se produjo un hecho que casi podemos catalogar de histórico, por lo menos en los últimos veinte años. El coso calagurritano se llenó hasta la bandera en una corrida de rejones y parece ser que eso, junto con la buena corrida de Benítez Cubero que se lidió,motivaron especialmente a Pablo, que tuvo su tarde más redonda en Calahorra. Dos orejas de cada uno de los toros que lidió abrieron nuevamente la puerta grande al de Estella, que compartió triunfo con SAMURAI, CHENEL, FÓSFORO, CURRO, CAMPOGRANDE y CHICUELO. El cartel estaba rematado con Fermín Bohórquez y Sergio Domínguez.

Y para el 2005 se repitió el llenazo, el día 27 de agosto, amparado claro está en el poder de convocatoria del jinete navarro, que a pesar de estar aquejado de fuertes dolores en la espalda hizo el paseíllo al lado de Luis Domecq y Sergio Domínguez, despachándose astados de Benítez Cubero. A pesar de no estar al cien por cien de sus facultades Pablo volvió a brillar con gran intensidad en la arena riojana, llevándose el triunfo de la tarde al obtener un apéndice de su primero y mandar sin orejas al destazadero a su segundo. El triunfo se cimentó en la actuación de EXCALIBUR, FUSILERO, FOSFORO, CURRO, CHENEL y MONTERREY.

El 27 de agosto de 2006 una historia conocida, gran lleno y Pablo triunfando con dos orejas para abrir por quinta ocasión la Puerta Grande del coso calagurritano en una tarde donde especialmente brillaron los caballos mas veteranos. CURRO, CHENEL, SARMATA, RONDEÑO, LABRIT y FUSILERO pisaron ese día la arena riojana. El cartel lo integraban además Antonio Ribeiro Telles y Sergio Domínguez, siendo los toros de benítez Cubero.

La racha de Puertas Grandes se rompió el 26 de agosto de 2007, cuando el fallo a espadas del navarro condicionó la tarde, conformándose con una sola oreja de su segundo. Jose Andrés Montero y Sergio Domínguez alternaron con Pablo, en la lidia de astados de Santiago Domecq y Ana María Bohórquez. LAGARTIJO, CHENEL, ORO VIEJO, ESTELLA, SILVETI y VITI pisaron esa tarde el albero calagurritano.

Pero solo un año dejó Pablo de salir en volandas de la capital calagurritana, puesto que en el 2008, el 28 de agosto, regresó a la senda triunfal al desorejar al buen toro de felipe Bartolomé que le correspondió en su primer turno, siendo fuertemente ovacionado en su segundo. RIVERITO, CHENEL, ICARO, PIRATA, ESTELLA, SILVETI, FUSILERO y NATIVO llevaron el protagonismo de la tarde en la que su jinete alternó con Fermín Bohórquez y Sergio Domínguez.

FECHA 28 de Agosto de 2009
LUGAR Plaza de toros de Calahorra, España
ENTRADA Tres cuartos
TOROS
RESEÑA José Andrés Montero (ovación y silencio)
Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y ovación)
Sergio Domínguez (ovación y dos orejas)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Los Espartales, número 32: De  salida CURRO (1 rejón de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) e ICARO (2 banderillas); y para el último tercio MANZANA (tres cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Los Espartales, número 21; De salida ESTELLA (1 rejón de castigo); en banderillas VAN GOGH (2 banderillas) y ESPARTANO (2 banderillas); y para el último tercio MANZANA (dos cortas y un rejón de muerte, tras dos pinchazos).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

TIZIANO, CAVIAR y SILVETI

Se nubló la tarde y amenazó lluvia que no llegaría, lo que permitió que el festejo se diese sin complicaciones, salvo las derivadas de la enorme polvareda que la fina arena del ruedo provocaba ante el galope de los caballos.

Hace un año, Pablo bordaba en este mismo ruedo una de sus faenas más templadas de la temporada ante un toro de Felipe Bartolomé. Esta tarde, con un murubeño de Los Espartales, el navarro pudo rememorar aquella faena con otra de similar temple, emoción y torería. Un toro con una calidad importante, que nunca se rindió y siempre acometió a los caballos y que murió como los grandes: en el centro del ruedo.

Pero un toro que tuvo ante sí, un gran torero y una cuadra en estado de gracia. Empezando por un excelente CURRO, que paró al toro en los medios con unos doblones precisos y medidos. Cuando pudo ante la codicia del toro, se alejó de él, marcó los tiempos y colocó al toro en el mismo estribo para dejar uno de castigo, a la postre el único que Pablo colocaría ante el buen son del astado. Continuó toreando con el sombrero antes de ir al patio a por CHENEL y armar un nuevo lío en el ruedo. No se hizo esperar el toro y ante la primera llamada del castaño, ya estaba embebido en su cola y galopando al hilo de las tablas. Cuando más confiado estaba ¡zas! doblón y CHENEL que se mete por los adentros en impecable trincherazo. Una y otra vez caballo y toro formaban una sola figura, con los pitones tapados por la cola de CHENEL, hasta que Pablo enviaba la orden al caballo y éste se metía por los adentros. También con el pecho CHENEL toreó en las banderillas y en dos pasadas sin clavar, medidas y ajustadas. Ovación cerrada a CHENEL al retirarse y cariñosas caricias de su jinete agradeciéndole su enorme momento. Pero esto no había acabado, e ICARO continuó con festín taurino, metido entre los pitones del toro, lo provocaba una y otra vez, lo citaba y luego lo lidiaba desde el pecho hasta la cola. En varios momentos tocó con su morro el testuz (nunca muerte), sólo toca como si besara al toro. Para terminar la gran revelación del último tercio: MANZANA colocó las tres banderillas cortas como suele ser habitual en una sola rueda y en el mero centro de la plaza. El rejonazo, también en los medios, en todo lo alto, realmente espectacular y fulminante. A Pablo ni siquiera le dio tiempo a desmontar del caballo y el toro ya había rodado por la arena y los pañuelos ya estaban poblando los tendidos calagurritanos solicitando incluso el rabo para el torero vecino.

Su segundo toro fue un manso de libro. Siempre huyendo a tablas y mirando al callejón con ganas de huir. Pablo lo lidió con maestría e incluso consiguió momentos de buen rejoneo, pero era una lucha más por tener al toro en los medios que por brillar con los caballos. A ESTELLA le costó una enormidad que el toro saliera de las tablas para dejar el rejón de castigo y aún así consiguió encelarlo con la cola por algunos momentos. Luego VAN GOGH brilló en dos banderillas asomándose mucho y toreando luego en pasadas sin clavar. ESPARTANO se la tuvo que jugar en la última de las piruetas para encontrar toro. En las dos primeras el toros e quedaba quieto y el caballo parecía estar sólo. Pero la última fue ajustada y emocionante. Dos cortas y un rejonazo perfecto, pero precedido de dos pinchazos dieron paso a una mayoritaria petición de oreja, no atendida por el palco y lo que le supondría una posterior bronca del respetable. Creo que la primera es potestad del público ¿No?.