CARTEL

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

ESTADISTICAS EN ESTA PLAZA

FESTEJOS
10
TOROS LIDIADOS
29
TROFEOS
16 orejas
y 0 rabos
PUERTAS GRANDES
5

INFORMACION RELACIONADA

La plaza de toros de Almería fue inaugurada el 26 de agosto 1888 por Lagartijo y Manzzantini, que lidiaron toros de Veragua, después de unas obras que habían comenzado en 1.882.

Piedra, ladrillo y hierro fueron los materiales empleados en su edificación. Hay en ella dos pisos, capaces para 9.800 personas, repartidas, en el primer piso, tendido y gradas, 7.800, y en el segundo, palcos y andanadas, 2000. Los tendidos son ocho, e igual número las gradas. En el segundo piso hay 60 palcos, de ellos 50 de sombra, y las andanadas todas de sol. Una imagen típica de Almería son sus balconcillos repletos de precioso mantones de Manila durante las corridas de toros.

A todas estas localidades conducen 18 escaleras. Para los servicios anejos a los festejos taurinos hay una caballeriza, corrales para dos corridas de toros, corraleta para hacer el apartado, ocho chiqueros, enfermería, administración y otras dependencias. Las puertas de entrada a la plaza son 15.

Se distingue este coso por el ambiente que crea sus peculiaridades, como la ancestral costumbre de merendar que tiene el público después del tercer toro.

El coso está catalogado como de segunda categoría y sus principales festejos se celebran dentro de las Fiesta de Nuestra Señora del Mar que se celebran en la segunda quincena de agosto.

FUENTE: PORTAL TAURINO

La primera actuación de Pablo Hermoso de Mendoza en esta Plaza, acaeció el día 27 de agosto de 1994, cuando lidió un toro de Cayetano Muñoz, abriendo Plaza al cartel formado por los matadores-banderilleros José Nelo "Morenito de Maracay", José Pedro Pérez Prado"Fundi" y Carlos Collado "Niño de la Taurina". Tuvo una extraordinaria tarde, sobre todo a lomos de CAGANCHO (en la foto), pero malogró todo con el rejón de muerte, dando una ovacionada vuela al ruedo.

Tuvieron que pasar siete años para que Pablo Hermoso de Mendoza volviese a actuar en la Feria almeriense, y fue con motivo de una sustitución, ya que el diestro José Tomás, no podía actuar en la fecha que había sido programado, y el rejoneador estellés fue requerido para fortalecer dicho cartel. Así el 20 de agosto de 2001 efectuaba el paseíllo junto a Enrique Ponce, José Pacheco "El Califa" y Javier Castaño, lidiando un toro de Murube, al que con la colaboración de TABASCO, ALBAICIN, DANUBIO y MARIACHI, consiguió cortar dos orejas y ser reconocido por distintas peñas almerienses como la mejor Faena de la Feria.

Y el 28 de agosto de 2002, volvió Pablo a la Feria en honor de la Vírgen del Mar de Almería, ahora anunciado en los carteles junto a Enrique Ponce y el local Ruiz Manuel, lidiando dos toros de Murube. Y de nuevo se alzó como máximo triunfador del festejo, obteniendo una oreja del que abría plaza y dos orejas del cuarto, triunfo que llegó de la mano de LABRIT, MONTERREY, CHICUELO (en la imagen), DANUBIO, ALBAICIN, CAMPOGRANDE y MARIACHI.

Estos triunfos, auparon al navarro y lo convirtieron en una figura imprescindible dentro del abono almeriense, pese a que hace varios años que los rejones no son incluidos en el serial. Esto no impide que el día en que actúa Pablo se llene al coso hasta la bandera de un público al que sí gustan las evoluciones del estellés y sus caballos. Esto se pudo comprobar el 28 de agosto de 2003, con las evoluciones de MISTRAL, COYOTE (foto izquierda), LABRIT, CHICUELO, GAYARRE, NATIVO y CERVANTES, primero ante un buen toro de Murube del que pudo obtener una oreja y segundo ante un toro feo de baja condición de Luis Terrón, ante el que Pablo echó el resto y con el que recibió una fuerte ovación, pese al poco juego del astado. Tampoco esa tarde tendrían suerte los matadores Enrique Ponce y Fernando Robleño ante toros de Parladé.

Ovación y vuelta al ruedo fue el injusto balance obtenido el 25 de agosto de 2004. Decimos injusto por que Pablo se enfrentó a dos buenos toros de Carmen Lorenzo, ante los que hizo auténticas diabluras, primero con CURRO, CHENEL y FÓSFORO ante el que abrió plaza y luego con SAMURAI, CAMPOGRANDE, CHICUELO y FÓSFORO ante el quinto. Dos faenas de puerta grande que desgraciadamente se quedaron en nada porque ambos rejones de muerte tocaron la médula de los toros y los dejaron descordados. A pesar de todo se le pidió la oreja del quinto, pero la presidencia no juzgó procedente la concesión. Los toreros Enrique Ponce y Antón Cortés lidiaron esa misma tarde toros de Torrealta.

En el 2005, el 25 de agosto, Hermoso de Mendoza sí que pudo descorrer el cerrojo de la Puerta Grande almeriense. Ante la mejor entrada de la feria el navarro sorteó con maestría las dificultades que ofreció su lote de los Herederos de Angel Sánchez y Sánchez, obteniendo por ello una oreja del que abrió plaza y tumbándole las dos a su segundo, al que le consintió hasta la saciedad para poner prácticamente la plaza boca abajo con su toreo. CURRO, MONTERREY, FOSFORO, EXCALIBUR y CHENEL tuvieron un importante protagonismo en este triunfo, en una tarde donde también actuaron Ruiz Manuel y Sebastian Castella.

Para el 2007, el 23 de agosto, la empresa programó otro cartel mixto con Pablo, Sebastián Castella y Cayetano, con toros de Murube y Santiago Domecq. Pero la prolongada baja de Cayetano dejó la corrida en un original mano a mano entre el rejoneador y el matador de toros francés. La combinación no debió desagradar al público almeriense que abarrotó los tendidos de la bellísima plaza haciendo que se colocara el cartel de “No hay billetes” en las taquillas y que los tendidos presentaron un aspecto realmente precioso. Suele pasar en todas estas corridas mano a mano, o seis toros para un matador, que al final el resultado artístico o numérico no suele acompañar y eso fue lo que sucedió en esta ocasión para el torero navarro que obtuvo sliencio, palmas y oreja en su lote. CURRO, RONDEÑO, ORO VIEJO, LAGARTIJO, CHENEL, DOMINGUIN, ESTELLA, FUSILERO y SILVETI tuvieron la responsabilidad de lidiar los tres astados que enfrentó su jinete.

Para el 20 de agosto de 2008, nueva comparecencia del jinete navarro, que hizo el paseíllo al lado de José Antonio Morante de la Puebla y José María Manzanares, para lidiar astados de Bohórquez el montado y de El Tajo y la Reyna los de a pie. Pablo realizó dos buenas faenas, especialmente la primera, en la que injustamente le fue negada una merecida oreja, siendo ovacionado al igual que en su segundo. CURRO, SILVETI, ICARO, PIRATA, ESTELLA, CHENEL y FUSILERO tuvieron esa tarde llamado a escena en el ruedo almeriense.

FECHA 24 de Agosto de 2009
LUGAR Plaza de toros de Almería, España
ENTRADA Tres cuartos
TOROS
RESEÑA Fermín Bohórquez (vuelta y dos orejas)
Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y oreja)
Diego Ventura (silencio y vuelta)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Herederos de Ángel Sánchez y Sánchez, número 53, 518 Kg: De  salida CURRO (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) y ESPARTANO (2 banderillas); y para el último tercio MANZANA (tres cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Herederos de Ángel Sánchez y Sánchez, número 35, 510 Kg; De salida ESTELLA (2 rejones de castigo); en banderillas SILVETI (2 banderillas) e ICARO (2 banderillas); y para el último tercio MANZANA (tres cortas y un rejón de muerte y un descabello).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

TIZIANO, CAVIAR y TALISMAN

Almería dio por primera vez en la época moderna un cartel de rejones dentro de su Feria de la Virgen del Mar y lo cierto es que el público que acudió en buena medida a la llamada de los caballeros, se divirtió de lo lindo, sobre todo por el buen juego que dieron en general los toros de Herederos de Ángel Sánchez y Sánchez, posiblemente la ganadería  más en forma en festejos de este tipo en lo que va del año, aunque sí hubo un toro complicado y como no, fue el quinto, segundo de Pablo.

Excelente fue el que tocó a Pablo en primer lugar ¡!Por fin¡¡. Codicioso y siempre buscando a los caballos, Pablo lo paró con maestría sobre un CURRO que está siendo el de sus mejores tiempos. El caballo está siendo uno de los más regulares de este mes de agosto y en esta ocasión en cuanto el toro se fijó en su cola, ya no se separó de él, toreándolo en redondo, muy cerquita y castigándolo con dos rejones en todo lo alto, dejándose ver y siempre con el pecho por delante. El último muletazo lo pegó con la bandera, desplegando toda su clase en apenas tres trancos. Venía CHENEL de una mala experiencia el día anterior en Antequera ante un toro manso y entablerado, pero esta vez se encontró con la horma de su zapato. Un toro que quería guerra, que tenía qué torear y no iba a volver nunca la cara. CHENEL lo vio y se vino arriba. Lo templó de costado lo indecible, lo remató con trincherazos en espacios inverosímiles y en las banderillas se ajustó como sólo el lo hace. Cada vez que provocaba al toro con un leve movimiento de cuerpo hacía él, la gente respondía con "olés". Volvió loco al público de Almería que lo despidió con la ovación de la tarde. Pero esto no había terminado y la fiesta continuó con ESPARTANO, caballo fibroso y eléctrico, que se acerca mucho al toro para encelarlo con la cola y colocarlo en suerte. Colocó dos banderillas, pero donde realmente armó el taco fue en las piruetas, donde se la jugó dando siempre la ventaja al toro. Todavía había toro, pero también había torero, ahora montado en MANZANA colocó en la misma boca de riego las tres cortas, sin solución de continuidad, sin terminar de clavar una, Pablo ya preparaba la otra y es que este caballo se monta en el toro de una forma espectacular. Luego siguió los desplantes del teléfono, antes de enfilar el rejón de muerte. Midió Pablo e incluso pasó dos veces sin clavar, midiendo la embestida y dándose tiempo hasta que lo vio claro y entonces soltó el cañonazo. El toro se resistía a morir y Pablo le acompañó pie a tierra aplaudiéndole su bravura hasta el último instante.

Pero la cruda realidad de los sorteos volvió a hacer de las suyas y el único toro complicado y con malas intenciones de la corrida, volvió a tocar en suerte al jinete de Estella. De salida ya se plantó reservón, diciendo aquí estoy yo y si quieres ven por mí. ESTELLA tuvo que ir a su encuentro y aguantar los derrotes siempre a la altura de la grupa y saliendo por encima de la montura. Dos rejones de mucho mérito en la que la yegua se jugó la piel. NO era un toro parado o rajado, tenía movilidad y por lo tanto transmisión, pero un peligro sordo que sólo los entendidos apreciaban. Los entendidos y los caballos y a pesar de eso, SILVETI se arrimó y se la jugó en cada envite, en cada banderilla, el toro salía por encima de la grupa del castaño, derrotando en lo alto. Aún así SILVETI le consintió, se lo pegó al estribo o lo llevó encelado varis metros. Pablo estaba entregado a la faena y no volvió la cara en ningún momento a pesar de tener la puerta grande ya abierta. Quería más y sacó a ICARO y el bayo, como siempre y sin mirar las condiciones del toro, se fue por él, se metió entre los pitones, aguantó lo que ningún otro caballo aguantaría e incluso en un resbalón quedó a merced del toro. No le importó y continuó dando la cara y arrimándose para que el navarro dejase las banderillas. En el último tercio es donde más se le apreció al toro sus condiciones, porque aquí ya había perdido la movilidad y era todo girar sobre sus manos esperando a MANZANA. Pablo colocó tres cortas y entró a matar dejando un rejón en todo lo alto. Demasiado en lo alto y el toro no dobló necesitando un golpe de descabello para obtener otro nuevo trofeo, sudado y luchado con valor y fe.