CARTEL

ESTADISTICAS EN ESTA PLAZA

FESTEJOS
12
TOROS LIDIADOS
20
TROFEOS
16 orejas
PUERTAS GRANDES
6

INFORMACION RELACIONADA

LO MAS VISTO

BUSQUEDAS

En el sitio

Pablo debutó en “La Glorieta”, el día 21 de septiembre de 1995, con un complicado toro de Martínez Elizondo, siendo premiado con una vuelta al ruedo. Le acompañaron en su debut, el rejoneador Fermín Bohórquez y los matadores Rui Bento Vazquez, José Luis Ramos y Manuel Caballero, éstos con toros de Oliveira Irmaos y el navarro destacó especialmente montando a CAGANCHO y CHICUELO.

La segunda actuación fue en otra fecha tradicional del calendario salmantino, como es el Festival de las Hermanitas de los Pobres, que se celebra todos los años en primavera y que en el 1997, se hizo el día 12 de junio, con un cartel compuesto por Pablo Hermoso de Mendoza, César Rincón, Juan Mora, Andrés Sánchez, Pepín Liria, José Ignacio Sánchez y el novillero Sebastián Ruano. Hermoso de Mendoza desorejó doblemente a un toro de Miranda tras un sensacional tercio de banderillas con ALBAICIN.

Ese año, no actuó dentro de la Feria de septiembre, volviendo a la misma el día 21 de septiembre de 1998, esta vez junto a Joao Moura a caballo y a Pedrito de Portugal, Julián Guerra y José Ramón Martín a pie, lidiando un toro de Niño de la Capea, al que cortó las dos orejas, saliendo a hombros. Esta tarde no pudo actuar CAGANCHO herido el día anterior en Murcia, pero destacaron y brillaron a gran nivel GALLO, CHICUELO y ALDEBARAN.

Volvió el mismo día, pero ya en el año 1999, esta vez para cortar una oreja a un toro de Salvador Guardiola, compartiendo la tarde con el caballero Paco Ojeda y a pie Rui Bento Vázquez, Pepe Luis Gallego y Julián Guerra. Reapareció ante el público salmantino CAGANCHO (imagen derecha), quien junto a LABRIT, CHICUELO y MAZANTINI contribuyó al triunfo de su jinete.

El año 2000 el cartel estuvo compuesto por Pablo Hermoso de Mendoza, ya con dos toros de Barcial, y los matadores Rui Bento Vázquez, que se despedía, Domingo López Cháves y Alvaro de la Calle. Pablo escuchó palmas en su primero y saludó desde el tercio en su segundo. En esta corrida resultó herido leve el caballo CAGANCHO, donde un pitonazo en la entrepierna volvió a rasgar la piel que había sido herida en la Feria de San Isidro en Madrid y le produjo un corte, que pese a que no revestía gravedad, Pablo optó por que el caballo cortase la temporada y descansara hasta el periplo por tierras mexicanas. Mejor suerte corrieron los otros caballo que montó Pablo y que fueron MAGRITAS, FUSILERO, CHICUELO y BORBA.

En la temporada 2001, también actuó Pablo como único rejoneador en la feria salmantina, esta vez con dos toros de Pedro y Verónica Gutiérrez y con los toreros Luis Francisco Esplá, Pepín Liria y Juan José Padilla, siendo silenciado en el primero y obteniendo dos orejas del quinto, empleando en su labor a LABRIT, TABASCO, ALBAICIN, DANUBIO, CHICUELO y MARIACHI, dando por terminada con esta actuación su temporada europea en el año 2001.

El 21 de septiembre de 2002, se probó por primera vez en Salamanca, un cartel exclusivamente de rejoneadores, sustituyendo al tradicional cartel de tres matadores y dos toros para rejones, o sea ocho toros. El experimento no debió ser tan malo, porque se colocó el cartel de “no hay billetes” y lo malo fue que el juego dado por los toros de Francisco Galache, impidió que ni Joao Moura, ni Hermoso de Mendoza, ni Andy Cartagena, pudieran brillar como se esperaba. Pablo saludos y silencio fue su balance, tras montar a EBANO, FUSILERO, ALBAICIN, CAMPOGRANDE, MARIACHI y MAZANTINI.

La siguiente aparición de Hermoso de Mendoza en la Glorieta salmantina aconteció durante el mes de septiembre de 2003, el día 21 para ser exactos, repitiendo la formula de la corrida de rejoneadores, estando ahora acompañado el navarro por Leonardo Hernández y Rui Fernándes con toros de Sánchez Cobaleda. Pablo se proclamó triunfador absoluto de la corrida al obtener una oreja de su primero y las dos de su segundo en una tarde donde tuvieron participación FUSILERO, CAMPO GRANDE, NATIVO, COYOTE, GAYARRE (Templando de costado en la imagen) y CHICUELO.

No tendría tanta suerte el 12 de junio de 2004, cuando prologó una corrida mixta, junto a los matadores Javier Conde y Juan Diego. Y no tuvo suerte porque los toros de Los Espartales, sobre todo el cuarto de la tarde, dieron un muy pobre juego y consiguieron que Pablo se desesperara y que el público se aburriera. Pese a los intentos de CURRO (fotografía derecha), CHICUELO, CHENEL, FÓSFORO, SAMURAI y CAMPOGRANDE el resultado fue de saludos y silencio.

Pero de esta tarde gris, pudo resarcirse el mismo año en la tradicional corrida de San Mateo. El 21 de septiembre triunfo grande e incluso corto para los méritos obtenidos por el rejoneador navarro, sobre todo en el primer toro que lidió. Un gran toro de Sánchez Cobaleda, del que Pablo obtuvo una sola oreja merced a que el rejón de muerte cayó trasero. Una lástima porque la faena y el comportamiento del toro habían sido para más trofeos. En el quinto, un toro más rajado de la misma ganadería, Pablo tuvo que echar el resto y hacer casi todo él y un brillante CAMPOGRANDE para sacar al toro de sus querencias. En este sí hubo acierto con el rejón de muerte y las dos orejas cayeron de lado del estellés. Además del citado CAMPOGRANDE torearon esa tarde CURRO, CHENEL, SAMURAI y FÓSFORO y como compañeros de cartel actuaron Luis Domecq y Sergio Vegas.

Al año siguiente, 2005, tuvo lugar otra comparecencia del estellés ante el concláve salmantino, el día 21 de septiembre, alternando con Joao Moura y Andy Cartagena en la lidia de astados de Fidel San Román. El mal uso del rejón de muerte en el quinto de la tarde le privó a Pablo la posibilidad de una nueva puerta grande saliendo solo con una oreja en la espuerta lograda por una lidia técnica y completa a su primero. EXCALIBUR, CHENEL, FOSFORO. ZAPATA, FUSILERO y SILVETI llevaron ese día el peso de la responsabilidad en el ruedo de la Glorieta.

Misma fecha, pero del 2007, tuvo lugar la última actuación de Pablo en el albero charro, en una tarde pasada por agua donde alternó con Joao Moura y Sergio Vegas en la lidia de bureles de los Herederos de Angel Sánchez. Hermoso de Mendoza se llevó el triunfo y salio a hombros en solitario al cortarle las dos orejas a su segundo, teniendo silencio en su primero. ESTELLA, CHENEL, DOMINGUIN, CHABOLA, VITI y SILVETI integraron el equipo equino utlizado por el centauro navarro durante esa tarde.

FECHA 21 de Septiembre de 2008
LUGAR Plaza de toros La Glorieta, Salamanca, España
ENTRADA Lleno
TOROS
RESEÑA Fermín Bohórquez (ovación y ovación); Pablo Hermoso de Mendoza (oreja y dos orejas); y Joao Moura Jr. (oreja y dos orejas).
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Antonio Pérez, número 21, de nombre Indiscreto, 530 Kg; De salida ESTELLA (2 rejones de castigo); en banderillas SILVETI (2 banderillas) y FUSILERO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Ángel Sánchez y Sánchez, número 6, de nombre Albardero, 520 Kg; De salida CURRO (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) e ICARO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

ANNAPURNA, RONDEÑO y NATIVO

Ambientazo en los tendidos, a pesar de que el día y las previsiones meteorológicas amenazaban lluvias sobre la capital salmantina. Aguantó el tiempo y el público pudo disfrutar de una buena corrida de rejones, en la que los toros colaboraron con los rejoneadores, aunque todos tuvieron algún punto de mansedumbre, y estos pudieron sacar lo mejor de sí mismo.

La primera oreja de la tarde cayó en el saco del rejoneador de Estella, que supo aprovechar lo que de bueno tuvo el toro de Antonio Pérez. Fue noble y con temple, aunque algo rajado cuando se le dejaba un poco de distancia. Cuando lo recibió ESTELLA, el toro ni la miró. Pendiente de los burladeros y del callejón, la yegua se  cruzaba con él, pero el toro pensaba que estaba de su parte y pasaba de ella. Esto fue hasta que Pablo enterró el primer rejón de castigo en su lomo y el astado entonces sintió que ESTELLA era su peor enemiga y se fue por ella como un poseso. Ahí es donde salió lo más templado de la yegua, girando en redondo, toreando con la bandera y arrancando las primeras ovaciones de la lidia. El segundo rejón de castigo fue más frontal con el toro más colaborador y fue seguido de nuevo toreo con la bandera. SILVETI salió en banderillas y colocó al toro en el sitio oportuno para alejarse y colocar la primera banderilla con suavidad y torería. Luego toreó al astado con galopes templados, tanto de costado, como mirando al toro. La segunda banderilla fue de plaza a plaza, atacando de tablas y reuniéndose con el toro en los medios. Turno para FUSILERO que se plantó a escasos tres metros del toro, lo provocó con un pequeño temblor y le colocó la primera banderilla rematada con varias piruetas. Otra más y paso a PIRATA que se arrimó para la colocación de las tres banderillas cortas, muy pegado a la querencia del toro, pero siempre limpio y asomándose al balcón. Para matar, Pablo pidió al toro en los medios, se reunió con él y esperó a meter la mano, a verlo claro. Y lo vio, porque el rejón entró hasta la bola y a pesar de no ser de efecto rápido, sirvió para obtener el primer trofeo.

Duplicaría los trofeos en el quinto de la tarde, un tordo bravo, pero burriciego. Esta circunstancia le añadía un tanto importante de peligrosidad a un toro que no paró de embestir en toda la lidia y que en los primeros compases de salida y de banderillas, era un auténtico fórmula uno. Salió de chiqueros y se fue hasta la otra punta donde estaba CURRO, sin atender a capotes ni a nada y sin ninguna fijeza en la vista. Solo la suerte y la sangre fría de Pablo evitó el encontronazo, que desde luego hubiese sido de serias consecuencias, dada la fuerza y violencia que traída el astado. Una vez compuestos toro y caballo, se reunieron en los medios del ruedo y allí CURRO lo paró con maestría. Dos rejones de castigo, dando la cara y una pasada con la bandera dejaron al toro algo más atemperado, aunque todavía rebelde. Por esa circunstancia., CHENEL tuvo que ser el CHENEL de las grandes tardes, el CHENEL comprometido con una lidia dura y difícil y siempre triunfante. Vibró la plaza con los galopes de costado, veloces y arriesgados y sobre todo con los dos trincherazos por los adentros, sin apenas espacio entre toro y tablas. Sensacional CHENEL, dio el relevo a ICARO que pudo mostrar su toreo circular ante un toro ya afortunadamente algo más entregado. Toreando con el pecho, ICARO colocó dos banderillas, una de ellas, la segunda, marcando perfectamente todos los tiempos de la reunión. PIRATA salió y se enfadó con un toro ya bastante parado, pero al que su problema de vista no le daba fijeza y le complicaba el momento de la reunión. No obstante PIRATA nunca volvió la cara, se fue por el toro y Pablo no marró ni una sola de las cortas que colocó. Con esta premisa y con la posible petición de rabo por un público que estaba disfrutando de lo lindo, Pablo agarró el rejón de muerte y se fue por el toro. El rejón entró casi entero y fue definitivo para que el toro doblase, si bien sin la espectacularidad necesaria para que el público se entregue totalmente a la petición del apéndice. No obstante las dos orejas fueron solicitadas por absoluta mayoría y concedidas por la presidencia.


TIENDA DEL SITIO

PROXIMAS FECHAS

ENLACE DESTACADO