CARTEL

ESTADISTICAS EN ESTA PLAZA

FESTEJOS
6
TOROS LIDIADOS
12
TROFEOS
11 orejas
y 2 rabos
PUERTAS GRANDES
3

INFORMACION RELACIONADA

LO MAS VISTO

BUSQUEDAS

En el sitio

En la década de los noventa, Pablo Hermoso de Mendoza fue muy habitual en los carteles de la Feria de Cuellar, famosa por sus encierro, que dicen son los más antiguos de España.

El 29 de agosto de 1994 debutaba Pablo en esta feria junto a Joao Moura y los Hermanos Domecq. Pablo tuvo una tarde redonda y obtuvo dos orejas en solitario y otras dos en collera con Moura, todo ello ante toros de Luís Albarrán de buena condición.

Este éxito no lo pudo refrendar al año siguiente con toros de José Miguel Arroyo y ahora con Joao Moura, Ginés Cartagena y Fermín Bohórquez en el cartel. Obtuvo una oreja y dio la vuelta al ruedo en la collera con Fermín Bohórquez.

Nuevo éxito el 26 de agosto de 1996 merced a las dos orejas que cortó a un toro de Concha Navarra. En la collera con Fermín Bohórquez fueron ovaciones y completaron el cartel Luís y Antonio Domecq.

También triunfó, aunque con nueva fórmula, el 1 de septiembre de 1997. Ahora el triunfo vino en la collera con César de la Fuente, donde obtuvieron dos orejas. En su toro de Martín Arranz, Pablo dio la vuelta al ruedo y fueron testigos de ello Fermín Bohórquez y Paco Ojeda.

El 31 de agosto de 1998, Pablo se enfrentó en esta localidad a un encierro de Partido de Resina, hierro duro y poco habitual en las corridas de rejones. El navarro cortó una oreja de cada uno de sus enemigos y salió a hombros por la puerta grande. Este año, por fín, se puso la modalidad de terna compuesta por Joao Moura y César de la Fuente.

Tras un año sin torear en Cuellar, Hermoso de Mendoza volvió el 28 de agosto de 2.000 y nuevamente volvió a obtener una oreja de cada uno de sus toros, en esta ocasión de Diego Puerta. El cartel lo cerraron Joao Moura y Sergio Vegas.

Con la sustitución de Joao Moura por Fermín Bohórquez y de los toros de Puerta, por los de Francisco Galache, el 29 de agosto de 2.001, Pablo obtenía tres orejas y volvía a salir en hombros del coso segoviano.

Volvió a estar contratado para actuar en dicha feria en los años 2006 y 2007, pero en ambos casos la vieja lesión en su hombros le impidió acudir a esta cita.

FECHA 1 de Septiembre de 2008
LUGAR Plaza de toros de Cuéllar, Segovia, España
ENTRADA Casi lleno
TOROS
RESEÑA Fermín Bohórquez (ovación y silencio)
Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y dos orejas y rabo)
Diego Ventura (ovación y dos orejas)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Benítez Cubero, número 87: De salida ESTELLA (1 rejón de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) y FUSILERO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas, un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Benítez Cubero, número 113; De salida RIVERITO  (1 rejón de castigo); en banderillas SILVETI (2 banderillas) e ICARO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

CURRO, NATIVO y CHABOLA

Regresaba Pablo Hermoso de Mendoza a la ciudad de Cuellar después de estar ausente de la misma desde el año 2002. Motivos empresariales y algunas lesiones, le habían impedido actuar en la ciudad de los encierros más antiguos de España, pero en esta ocasión se ha podido comprobar que los aficionados segovianos echaban de menos al estellés, porque la plaza volvió a mostrar un ambiente como hacía  varios años no se veía por aquí.

Pablo tuvo que responder a esa expectación y lo hizo de la mejor forma posible: apretando el acelerador desde el primer instante y triunfando ya divirtiendo desde el primer toro. Los toros por la mañana corren un encierro de cinco kilómetros y eso lo acusan sobre todo, en las querencias en la plaza. Pablo abrió su tarde con un toro, quizás de los menos aquerenciados, aunque tampoco excesivamente codicioso con los caballos. Por eso desde los primeros instantes tuvo que pisar los terrenos del toro montando a ESTELLA y tras clavar el primer rejón de castigo con oficio, encelar y hacer que el toro se interesara por la bandera. En banderillas CHENEL dio muestras del gran momento que atraviesa y formó todo un lío, sobre todo atacando al toro de frente y quebrando con mucha suavidad y muy a última hora. Desde los buenos años de LABRIT, no habíamos visto quiebros tan milimétricos como los que en las últimas tardes está ejecutando el hijo de GALLO. Galopó a dos pistas, pero galopes cortos porque el toro no tenía mucho recorrido. FUSILERO también se puso con el toro en la distancia corta y también lo provocó, aunque tuvo que ser el caballo el que atacara y el que aprovechara esa corta arrancada del toro para ejecutar las piruetas, destacando una en la puerta de chiqueros en la que el toro rozó la cola del caballo. Para finalizar Pablo montó a PIRATA, caballo clave en este finalizado mes de agosto. Se arrima como un perro al toro, para que Pablo solo tenga que dejar las banderillas en el morrillo o pueda hacer la suerte del teléfono. Pero además de arrimarse, lo hace componiendo la figura, mirando de frente al toro y con torería. Esto hace que le coloque al toro muy debajo del estribo a su jinete y este con el rejón de muerte lo vea muy claro. Antes colocó un gran par a dos manos en los medios, para a continuación enterrar un rejonazo en todo lo alto y de efecto letal.

Pero todavía apretaría más los dientes en el quinto, el toro más grande de la corrida y que dio un juego más que aceptable. Tampoco se extendió mucho de salida el navarro, ahora con RIVERITO, con quien a pesar del volumen del toro, sólo le colocó un rejón de castigo. Pablo quería toro y quería triunfo. Con esa materia prima SILVETI se dedicó a hacer su toreo despacioso, sus movimientos cadenciosos tanto en la cara del toro, como cuando lo lleva encelado. Pero sería ICARO el que terminaría por entregar a un tendido que vibró con el caballo bayo. Giraba y giraba el caballo mirando a la cara del toro y cuando este se arrancaba hacia él, pasaba suavemente por sus pitones, para volver enseguida a enroscarse con el toro. Gran final de banderillas y colofón excelente con un PIRATA en estado de gracia. Valiente y crecido el caballo puso con un toro ante el que nunca se afligió. Nuevo rejón letal y PIRATA que se abalanza sobre el toro en un signo de triunfo. Delirio en los tendidos y dureza presidencia para conceder un rabo que el público arrancó del palco y se lo entregó al jinete de Estella.


TIENDA DEL SITIO

PROXIMAS FECHAS

ENLACE DESTACADO