CARTEL

ESTADISTICAS EN ESTA PLAZA

FESTEJOS
2
TOROS LIDIADOS
4
TROFEOS
5 orejas
PUERTAS GRANDES
1

INFORMACION RELACIONADA

El 8 de septiembre de 2.001 ha sido la única ocasión en la que Pablo Hermoso de Mendoza ha actuado en la plaza de toros de Andújar (Jaen). Lo hizo en un cartel mixto junto a los matadores Juan Mora y Eduardo Dávila Mihura y lidiando toros de Murube. Pablo tuvo una redonda actuación obteniendo dos orejas de cada uno de los astados.

 En el diario IDEAL, José Reca titulaba: "TRIUNFO DE HERMOSO DE MENDOZA EN LA FERIA DE ANDUJAR." y en el artículo escribía: "Tres cuartos de aforo de la plaza en la segunda y última cita taurina. Corrida mixta, con dos toros de Murube para el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza y cuatro de Guadimar para los espadas Juan Mora y Eduardo Dávila Miura. El ganado, en general, dio buen juego. Hermoso de Mendoza tuvo una excelente actuación, tanto en el toro que abrió plaza como en el cuarto. Brillante en las distintas suertes, clavando arriba rejoncillo y banderillas y certero en los rejones de muerte. Le fueron concedidas las dos orejas en cada toro. Salió a hombros.

En DIARIO DE JAEN era Juan Vicente Córcoles quien destacaba la tarde del navarrro: "EL TRIUNFO DEL REJONEO. PABLO HERMOSO DE MENDOZA CONSIGUE CUATRO OREJAS EN LA ULTIMA CORRIDA DE FERIA Y SALE A HOMBROS DEL COSO ILITURGITANO" Triunfo del rejoneo en la última corrida de feria. Toros de Murube y Guadimar. Pablo Hermoso de Mendoza, un rejón demuerte, dos orejas; rejón de muerte, dos orejas.......Pablo Hermoso de Mendoza protagonizó el espectáculo en la segunda corrida de feria, donde mostró a los aficionados del coso iliturgitano que es la cumbre del rejoneo, “un centauro” de la tauromaquia en donde caballero y caballo es uno. Ante sus dos bureles estuvo muy bien, ameno y variado, ajustándose mucho a las astas romas del animal a la hora de colocar rejones, banderillas cortas o rosas-escarapelas."

FECHA 8 de Marzo de 2008
LUGAR Plaza de toros de Andujar, Jaén, España
ENTRADA Casi lleno
TOROS
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (oreja y ovación)
Julián López “El Juli” (silencio y oreja)
Alejandro Talavante (ovación y ovación)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Fermín Bohórquez, número 65, de nombre Variado: De salida RONDEÑO (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) y ZAPATA (2 banderillas); y para el último tercio FOSFORITO (tres cortas y un rejón de muerte, tras pinchazo).

Segundo toro de la Ganadería de Fermín Bohórquez, número 120, de nombre Ingenioso; De salida ICARO (1 rejón de castigo); en banderillas MERLIN (2 banderillas) y SILVETI (2 banderillas); y para el último tercio FOSFORITO (tres cortas, un par de cortas a dos manos y rejón de muerte, tras pinchazo y cuatro descabellos).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

CHICUELITO

Con una cuadra muy remozada con relación a la que Pablo Hermoso de Mendoza desplazó el fin de semana pasado a sus primeras actuaciones, se presentó en esta ocasión en la plaza de Andujar, con un cartel estelar y con un gran ambiente en los tendidos, que rozaron el lleno al amparo de este bonito cartel.

Pablo enfrentó de inicio a un toro de Bohórquez que salió de chiqueros con muchos pies y buscando con ahínco la grupa de RONDEÑO. Largas carreras para templar al toro y hacerlo que se parara en los medios. Una vez allí atacó el caballo tordo para colocar el primer rejón y llevarlo toreado con la bandera. Otro rejón de castigo, de perfecta ejecución terminó por atemperar las embestidas del murubeño. Quizá sea este tercio en el que más a gusto vemos actuar a un caballo como RONDEÑO que en banderillas, a pesar de la pureza de sus embroques, siempre parece que le falta algo por esa facilidad que muestra en la cara del toro. En banderillas fue CHENEL el primero en torear al astado y lo hizo con el temple y la calidad que acostumbra. Decíamos en días anteriores que nos da la sensación que Pablo está intentando una nueva suerte con este caballo y es que a la que galopa de costado, va dando cambios con la grupa, cambiando la posición del caballo y dando como si fueran toques de muleta a uno y otro lado. En esta ocasión lo ejecutó de nuevo y lo cierto es que puede ser una bonita y variada suerte. Está en un gran momento CHENEL y se le nota en la plaza, donde nuevamente parece jugar con el toro y eso le permite llegar muy encima en los embroques, en esta ocasión, perfectos. ZAPATA estaba inactivo desde hace casi un año, cuando sufrió la cogida en Osuna y que tuvo apartado a Pablo casi mes y medio de los ruedos. El caballo no sufrió lesión alguna, pero tampoco había actuado desde entonces, pero ha demostrado que la apuesta que Pablo había hecho por él en aquella ocasión como caballo de banderillas, no era arriesgada o absurda. Se encara con el toro y le da el pecho en ese giro frontal que tan de moda pusieron caballos como DANUBIO, CAMPOGRANDE o el mismo SILVETI y da emoción y variedad al final del tercio. Muy parado se encontró FOSFORITO al toro para las banderillas cortas y además poniéndose mucho por delante. Aún así no pasó una sola vez en falso, aunque lo tuvo que hacer por los adentros en las tres cortas y en el rejón de muerte, colocado tras un mete saca en buen sitio. Cortó una oreja, se nos hace, un tanto rácana, porque hubo petición y merecimiento de un segundo trofeo.

Parecido comportamiento tuvo su segundo enemigo, que salió a la carrera detrás de ICARO, y este, ciertamente y como su nombre indica, tuvo que volar para templar las primeras acometidas. En la reunión con el rejón y antes que Pablo clavara el toro cayó a la arena y a partir de ahí se paró estrepitosamente. Eso hizo que la labor de MERLIN quedara totalmente deslucida, porque en los embroques el caballo no encontraba toro. Tras algunas pasadas en falso, colocó dos banderillas e intercaló piruetas, pero faltaba la emoción que corresponde al toro. El toreo arrimista de SILVETI sí llegó un poco más a la grada a pesar de lo breve de su actuación por falta de enemigo. Quien se echó la tarde a los lomos y calentó los tendidos fue FOSFORITO en las banderillas cortas y sobre todo en el par a dos manos asomando al balcón de los pitones, e incluso lanzando mordiscos al morrillo del toro. Con el triunfo nuevamente en las manos, Pablo colocó un rejonazo tras un pinchazo y echó pie a tierra a ver doblar a su enemigo, pero este se amorcilló e hizo que Pablo agarrase el descabello y perdiera los trofeos con la cruceta.