CARTEL

ESTADISTICAS EN ESTA PLAZA

FESTEJOS
6
TOROS LIDIADOS
12
TROFEOS
11 orejas
y 2 rabos
PUERTAS GRANDES
3

INFORMACION RELACIONADA

LO MAS VISTO

BUSQUEDAS

En el sitio

La plaza de toros de Saintes Maries de la Mer, situada en plena camarga francesa, ha sido, desde el verano de 1996 en que Pablo debutó en ella, una de las citas casi fijas del navarro dentro del calendario francés.

En esta bonita plaza situada en la misma playa, junto al mar Mediterráneo, se celebran varios festejos de todo tipo, destacando varios de ellos de rejones por la gran afición que existe al caballo en esta zona camarguesa.

Las dos fechas más importantes de ese calendario la constituyen el 14 de julio, fecha en la que se celebra la tradicional corrida del Centauro de Oro, trofeo que se disputan los participantes en ese festejo. Y la otra es el día 14 de agosto, con la disputa del trofeo conmemorativo a Ginés Cartagena.

Como hemos dicho anteriormente pocas han sido las ausencias de Pablo a estas citas desde que debutara el 14 de julio de 1996, en un mano a mano con Fermín Bohórquez, con toros del hierro de Fermín Bohórquez Escribano, y donde al navarro se alzó con el trofeo Centauro de Oro tras obtener cuatro orejas de los tres toros de lidió. Este triunfo fue compartido con los caballos ALDABICA, GIRALDA, BUENAVENTURA, CAGANCHO, CHICUELO, GALLO, PRINCIPE y BORBA, con el que colocó un par a dos manos, que era el primero en la carrera de este caballo en esta modalidad.

Esa temporada no pudo actuar en la corrida de agosto, pese a estar contratado, por un percance sufrido en la plaza de toros de Vitoria que le hizo perder varias fechas, entre ellas la de Saint Maries de la Mer.

Al año siguiente, y como siempre el mismo día 14 del mes de julio, volvió Pablo a lidiar una corrida, también de Bohórquez, pero ahora para una terna formada por Fermín Bohórquez, el propio Pablo y Andy Cartragena. Esa tarde Pablo obtuvo una oreja de cada uno de sus enemigos, que dieron un muy pobre juego y montó a caballos como GIRALDA, ALDEBARAN, SABICAS o CHICUELO, que fue el más destacado de la tarde.

Ese mismo año. Pablo toreó en la corrida del mes de agosto, en un cartel compuesto por Fermín Bohórquez, Maria Sara, Pablo Hermoso de Mendoza, Joao Salgueiro, Paco Ojeda y Andy Cartagena, que lidiaron toros de Apolinar Soriano, obteniendo dos orejas el rejoneador navarro y otras dos el portugués Joao Salguerio que tuvo una extraordinaria tarde montando a un caballo que luego sería de Pablo: FUSILERO.

No pudo triunfar al año siguiente en la primera comparecencia, el 14 de julio, donde fue ovacionado en su toro y en el que lidió en collera con Paco Ojeda. El resto del cartel lo componían Fermín Bohórquez y Andy Cartagena, quienes lidiaron una corrida de Viuda de Flores Tassara.

Pero si en la corrida del Centauro de Oro de ese año no tuvo suerte, en la de agosto, sí obtuvo el Trofeo Ginés Cartagena, tras una memorable faena en la que obtuvo dos orejas y un rabo, con un inconmensurable CAGANCHO que precisamente reaparecía tras su cornada en Valencia, quince días antes. Los toros fueron de Los Espartales y el resto del cartel lo compusieron Fermín Bohórquez, Joao Salgueiro, María Sara, Nathalie y Andy Cartagena. También esa tarde-noche brilló CHICUELO.

En la edición de 14 de julio de 1999 se volvió a apostar por un mano a mano, esta vez, entre Hermoso de Mendoza y Andy Cartagena. Pablo brilló en las lidias de sus tres toros, pero falló con los rejones de muerte y sólo obtuvo una oreja y dos ovaciones, ante los toros de Los Espartales y montando a MARTINCHO, BATISTA (en la foto superior llegando muy de frente), CHABELA, LABRIT, CAGANCHO, QUECHUA, FUSILERO y CHICUELO. Pablo no obtuvo el trofeo al Centauro de Oro, pero CAGANCHO fue distinguido como el mejor caballo de la tarde (en la foto).

Ese año, la corrida agosteña, se adelantó dos días, y se celebró el día 12, con un cartel nuevamente de seis rejoneadores, donde predominaba la juventud y donde Pablo obtuvo una oreja de su toro de la Viuda de Flores Tassara. Los otros alternantes fueron María Sara, Francisco Benito, Martín González Porras, Patricia Pellen y Andy Cartagena.

El 14 de julio de 2000 regresó de nueva cuenta el coloso español al albero galo, con una corrida de Luis Terrón y junto a Fermín Bohórquez y Andy Cartagena, obteniendo una oreja y montando a LABRIT, MAGRITAS, FUSILERO, CAGANCHO, ALDEBARAN y un jovencísimo SILVERIO (en la foto calentando en la playa).

Tras una ausencia de dos años, como fueron las temporadas 2001 y 2002, fue el 14 de julio de 2003, cuando de nuevo Hermoso de Mendoza volvía a las arenas playeras de Saint Maries, junto al portugués Joao Salgueiro y al alicantino Andy Cartagena. Lidió dos toros también portugueses, pero de diferentes ganaderías. El primero fue de Santa María y Pablo consiguió obtener dos orejas y el segundo de Rosa Rodríguez, con el que Pablo fue silenciado. Tras el tiempo transcurrido desde su última comparecencia, solamente LABRIT y CHICUELO repetían actuación, siendo debutantes caballos como MISTRAL, CHACAL, GAYARRE, NATIVO y CERVANTES. Al final del festejo NATIVO fue elegido por el Jurado como el mejor caballo de la tarde.

El mismo día de un año después, realizaban el paseíllo Leonardo Hernández, Pablo Hermoso de Mendoza y Alvaro Montes, que lidiarían una extraordinaria corrida de José Rosa Rodríguez. Sólo hubo un “garbanzo negro” en los toros y fue precisamente el quinto que tocaba lidiar a Pablo. A este lo despachó de un rejonazo y obtuvo su única oreja de la tarde. Antes había bordado el toreo en el segundo de la tarde, destacando con CHENEL y aquí el rejón de muerte le privó de trofeos y dejó todo en ovación con saludos. CHENEL fue elegido como el mejor caballo torero de la tarde. Actuaron además del joven castaño, CURRO y FÓSFORO en el primer toro, y SAMURAI, CAMPOGRANDE y FÓSFORO en el manso quinto.

Y en la misma fecha, solo que del año 2005, tuvo lugar la siguiente actuación del jinete navarro en este ruedo francés, ocasión en que de nuevo se hizo con el trofeo Centauro de Oro al realizar dos faenas de gran poderío técnico las cuales le redituaron en total dos orejas, trofeos que pudieron haberse incrementado notablemente de no ser porque el rejón de muerte no entró al primer intento. Con esta cosecha de apéndices Pablo se erigió el triunfador del festejo, saliedo en solitario por la Puerta Grande de la plaza, en un festejo donde también tomaron parte Joao Moura padre e hijo, despachándose astados de Pío Tabernero. EXCALIBUR, LABRIT, SILVETI, CURRO, CHICUELO, CAMPO GRANDE y NATIVO fueron los córceles que ayudaron a su jinete a llevarse este galardón a sus vitrinas.

Y para el 2006, misma fecha y de nueva cuenta el trofeo se fue a manos del estellés, así como la mención a CHENEL como el mejor caballo del festejo. ZAPATA, SILVETI, NAPOLEON, SARMATA, VILLA y FUSILERO completaron la cuadra utlizada esa calurosa tarde por el jinete navarro que en su segundo obtuvo la única oreja del festejo. Los toros fueron de Mercedes Pérez Taberbero y Pablo alternó con Antonio Ribeiro telles y José Luis Cañaveral.

FECHA 14 de Julio de 2008
LUGAR Plaza de toros deSaintes Maries de la Mer, Francia
ENTRADA Casi lleno
TOROS
RESEÑA Fermín Bohórquez (oreja y silencio)
Pablo Hermoso de Mendoza (oreja y dos orejas)
Alvaro Montes (oreja y oreja)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Mercedes Pérez Tabernero, número 7; De salida ESTELLA (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) y FUSILERO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Mercedes Pérez Tabernero, número 13; De salida CURRO (2 rejones de castigo); en banderillas SILVETI (2 banderillas) y FUSILERO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas y un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

CHABOLA, ICARO y NATIVO

Buen tiempo, aunque no el calor al que nos tiene acostumbrados la bonita localidad marítima de Saintes Maries de la Mer, en el Mediterráneo francés y es que andaba un suave viento, incómodo para el toreo (a pie) pero muy agradable para la temperatura.

Con esta climatología, Pablo volvió a ser el triunfador de la corrida del Centauro de Oro, obteniendo al final de la corrida el trofeo acreditativo al mejor rejoneador y su caballo CHENEL fue distinguido como el mejor caballo de la tarde, dando la vuelta al ruedo final ambos entre el delirio del público.

Pablo comenzó su primera labor con ESTELLA tratando de encelar a un toro que estaba más pendiente de lo que sucedía en el callejón de la plaza que en el propio ruedo. Casi sin enterarse de la presencia del montado, el toro ya tenía su primer rejón de castigo en el morrillo. Esto no cambió su actitud y solo el valor de la yegua y el meterse continuamente en sus terrenos, obligo al astado a embestir a ESTELLA y a arrancar las primeras ovaciones del público. Antes del segundo rejón se produjeron los momentos de más colaboración del toro, galopando detrás de la yegua que lo tocaba con un leve galleo lateral o lo toreaba con la cola. Con CHENEL ni un solo galope de costado, ni un solo arranque a pesar de las muchas intentonas del caballo. Todo lo tuvo que basar CHENEL y su jinete en el toreo frontal, en la colocación de las banderillas y en varias pasadas con el pecho de pitón a pitón y todo ello ante un toro muy parado y rajado. Más de lo mismo con FUSILERO que tuvo que atacar muy en corto para burlar la embestida y casi a toro parado y sin apenas dejar tiempo muerto de la banderilla, hacer las piruetas. PIRATA colocó tres cortas a un toro totalmente parado y que restaba emoción a lo que hacía Hermoso y sin ni siquiera intentar hacer la suerte del teléfono, Pablo agarró el rejón de muerte para acabar a la primera agresión. Una oreja para Pablo y sus caballos, porque desde luego el toro poco mérito tuvo en ella.

El quinto fue un gran toro y Pablo lo vio pronto. Solo un rejón de castigo a lomos de CURRO y luego mucho toreo de frente con la bandera y simulacros de clavar, pero sin rejón, para deleite de los espectadores que jaleaban con “olés” las evoluciones del navarro. SILVETI volvió a sentar cátedra de ese toreo elegante y barroco del que hace gala. Colocó dos banderillas en el morrillo muy despacio, marcando todos los tiempos de la suerte y luego llevó al toro cosido a su cuerpo a lo largo del anillo en varias ocasiones. Tanta calidad y tanta embestida tenía el toro, que Pablo decidió repetir a FUSILERO y que hacer así que el veterano caballo no pasara inédito por Santa María. Ahora sí que las piruetas tenían transmisión y emoción por que el toro nunca volvía la cara, como no la volvió a PIRATA y a las banderillas cortas, ni al par a dos manos, también cortas, en el mismo centro de la plaza. Rejonazo que no partió, pero que fue el colofón final para una labor de dos orejas y para la obtención de uno de los trofeos más prestigiosos que se entregan en el país vecino.


TIENDA DEL SITIO

PROXIMAS FECHAS

ENLACE DESTACADO