CARTEL

ESTADISTICAS EN ESTA PLAZA

FESTEJOS
4
TOROS LIDIADOS
6
TROFEOS
7 orejas
PUERTAS GRANDES
2

INFORMACION RELACIONADA

A Pablo le costó tres años triunfar numéricamente en Mérida (Badajoz) y salir por la Puerta Grande de su plaza. En las dos primeras ocasiones, dejó muestras de su categoría, pero a pesar de que siempre obtuvo trofeos, no fueron suficientes para que lo alzaran en hombros.

La primera fue el 5 de septiembre de 1997 con novillos de José Luís Marca y en un cartel de seis rejoneadores que fueron Joao Moura, Luís Domecq, Antonio Domecq, Paco Ojeda y Andy Cartagena. Pablo fue premiado con una oreja.

Volvió un año después, ahora en un cartel de cuatro rejoneadores y también obtuvo una oreja, en esta ocasión en collera con Andy Cartagena y con un novillo también de José Luís Marca. Completaron el cartel de esa tarde, Fermín Bohórquez y Paco Ojeda.

A la tercera fue la vencida y por fin en un cartel compuesto por una terna, Joao Moura, Fermín Bohórquez y Pablo Hermoso de Mendoza, el navarro consiguió salir a hombros de Mérida obteniendo una oreja de cada uno de los toros de Francisco Galache que lidió.

FECHA 29 de Agosto de 2008
LUGAR Plaza de toros de Mérida, Badajoz, España
ENTRADA Media plaza
TOROS
RESEÑA Juan Carlos Jiménez, que tomó la alternativa (ovación y dos orejas)
Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y oreja)
Joao Moura Jr (oreja y silencio)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Luís Terrón, número 18, 547 Kg: De salida RIVERITO (2 rejones de castigo); en banderillas SILVETI (2 banderillas) y FUSILERO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Luís Terrón, número 60, 473 Kg; De salida CURRO (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) e ICARO (2 banderillas); y para el último tercio NATIVO (dos cortas, un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte, tras dos pinchazos).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

ESTELLA y CHABOLA

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, los nombres de los caballos se los ganan ellos mismos en el ruedo, con sus actuaciones y con sus evoluciones. RIVERITO es un caballo adquirido por Pablo hace apenas quince días en Portugal y que responde a ese momentáneo nombre por la persona de la que Pablo lo adquirió. En esta corrida de Mérida, RIVERITO, con apenas tres actuaciones se ha consolidado como un caballo que puede ser importante en el equipo del estellés y al que en los próximos días, habrá que bautizar con un nombre definitivo. Paró muy bien al despistado primero y con oficio colocó el primer rejón a un toro que todavía no le había mirado en ninguna ocasión. A partir de este rejón, el toro ya fue más colaborador y en el siguiente rejón y en dos pasadas son clavar muy toreras, el caballo dejó entrever la calidad que se le suponía tenía. Atacó muy de frente, para salir cuarteando y toreando con todo el cuerpo. SILVETI templó al toro galopando sobre sus pasos, llevándolo muy cerca y aprovechando el buen son que el de Terrón tenía. Atacó muy de largo en las banderillas cuarteando muy despacio y dando pie a FUSILERO, que por el contrario atacaba en corto y quebraba con más vigor. Piruetas del tordo que como siempre llegaron mucho a los tendidos y un último tercio con un PIRATA entregado, crecido y asomándose a los pitones en cada acción. Fueron tres las cortas consecutivas y casi sin abrirse de la suerte para dar paso a un eterno giro sobre el toro con Pablo tocando el testuz. Rejonazo arriba que parecía inmediato, pero que a pesar de que tardó en hacer efecto, fue mortal de necesidad y dio paso a un nuevo trofeo doble para Hermoso de Mendoza.

El cuarto de la tarde fue mucho más reservón y la faena que Pablo dibujo tuvo sus altibajos y fue de menos a más. Comenzó ejecutando bien las suertes con CURRO de salida, pero los hierros no cayeron en muy buen sitio. Luego con CHENEL tardó mucho en acomodarse a un toro que no ayudaba nada. Dos banderillas y algún galope corto de costado, porque el toro no quería más y tampoco permitía ni intentarlo. Con ICARO la faena se comenzó a levantar y es que el caballo bayo con su toreo tan cercano, sí consiguió arrebatar alguna embestida del toro. No obstante cuando el toro no quería, el caballo ponía todo de su parte y consiguió levantar aquello. La entrega total llegaría en el último tercio con NATIVO y las banderillas cortas, pero sobre todo con un par a dos manos, atacando en corto y de frente que quedó muy reunido y que provocó que el público se levantara. A igual que en la corrida de Calahorra, Pablo intentó matar muy en corto y muy de frente, y al igual que en esa corrida, pinchó en dos ocasiones, acertando a la tercera de un espectacular rejonazo.