CARTEL

ESTADISTICAS EN ESTA PLAZA

FESTEJOS
11
TOROS LIDIADOS
21
TROFEOS
24 orejas
y 2 rabos
PUERTAS GRANDES
9

INFORMACION RELACIONADA

Decima primera comparecencia de Pablo Hermoso de Mendoza en las Ferias Colombinas de Huelva, en una Feria que salvo en su ediciones del año 1999 y 2004, en las otras ocho, han visto salir por la puerta grande al rejoneador navarro, conquistando además todos los premios de la Feria otorgados al Mejor Rejoneador en las temporadas 1996, 2000, 2001 y 2002, 2003, 2005 y 2006.

La primera actuación en el coso onubense nos lleva al 1 de agosto de 1996, ante toros de María Palma y junto a Joao Moura, Javier Buendía y Andy Cartagena. Pablo, cortó dos orejas en su toro y dos en collera con Joao Moura, que precisamente reaparecía tras unos días parado por el fallecimiento en accidente de circulación de su hermano Benito. Cuando terminaron con el toro de collera, Joao Moura se fundió entre lágrimas, en un sincero abrazo con su amigo Pablo Hermoso de Mendoza y ambos brindaron el triunfo al cielo. El triunfo de Pablo contó con la colaboración de caballos como ALDABICA, GALLO, CHICUELO, CAGANCHO o PRINCIPE.

El siguiente año, y el mismo día, se presentaba un cartel de seis para seis, así Antonio Ignacio Vargas, Javier Buendía, Fermín Bohórquez, Pablo Hermoso de Mendoza, Paco Ojeda y Natalie, se enfrentaban a seis toros de Arruci. Pablo triunfó especialmente a lomos de CAGANCHO y mató de un rejonazo sobre VENTURA obteniendo las dos orejas del enemigo que le tocó en suerte.

La tarde más triste de Pablo en el coso colombino, fue la del 1 de agosto de 1999, compartiendo cartel con Fermín Bohórquez y Andy Cartagena, ante un pésimo encierro de Arruci. La cosa ya se comenzó a poner fea desde la mañana, con la llegada de los caballos a la Plaza de Toros, y con BATISTA con un fuerte cólico que hizo incluso temer por su vida. Así un equipo veterinario y el propio Pablo, que no se fue al hotel hasta la hora misma de vestirse para la corrida, atendieron al animal, tratando de deshacerle el "bolo" que interrumpía el intestino. Ya en la plaza por la tarde, Pablo se enfrentó al peor lote, dos auténticos armarios, que no se movieron de las tablas y que en ningún momento siguieron a las cabalgaduras, teniendo que hacer todo el caballero y pisar unos terrenos realmente comprometidos. En la lidia del segundo toro destacar a ALDEBARAN (en la imagen) que se la jugó una y otra vez ante el manso. A medida que avanzaba la lidia, un sector del público comenzó a corear el nombre de CAGANCHO, pidiendo su comparecencia en el ruedo, lo cual Pablo no consideraba oportuno dada la nula movilidad de los toros, y el poco lucimiento que el caballo iba a alcanzar con ellos. El griterío se iba haciendo mayor, cuando un espectador insultó a Pablo, y éste en un momento de nervios le hizo un gesto despectivo con la mano. Así, con un sector del público pitando y pidiendo a CAGANCHO y otro sector agradeciendo el esfuerzo del rejoneador ante tamaño toro, se llegó al final de la faena, en la que Pablo escuchó división de opiniones, habiendo saludado desde el tercio en su primer toro.

Pero la cosa no acabó ahí, porque tras la faena, Pablo, lo primero que hizo fue salir a comprobar el estado de BATISTA, y este gesto parte del público y de la prensa se lo tomó como que Pablo abandonaba la Plaza por el incidente anterior, incluso algún periodista, escribió que salió escoltado por la policía por el altercado. Pablo salió por ver el caballo y a los pocos minutos estaba otra vez en el callejón, esperando a que la corrida terminase.

Tras los hechos acaecidos en la temporada anterior, el 6 de agosto del 2000, Pablo se presentaba con cierta preocupación por el recibimiento que la afición le podía dispensar, pero, se demostró que lo del año anterior había sido un hecho aislado, y desde el mismo paseíllo se pudo comprobar la buena disposición del público onubense hacia el navarro. Así Pablo, se entregó como en las mejores tardes, cortando tres orejas a su lote de Javier Molina, saliendo a hombros, y conquistando los Trofeos más importantes de la Feria. El cartel lo completaban Leonardo Hernández y Fermín Bohórquez y esta vez, además de CAGANCHO, actuaron LABRIT, MAGRITAS, CHICUELO, ALBAICIN, SILVERIO y BORBA.

El 5 de agosto de 2001, Pablo toreó montando a LABRIT, TABASCO, DANUBIO, CAGANCHO, CHICUELO, BATISTA y MARIACHI, y volvió a triunfar ante una corrida de Viento Verde, de la que obtuvo una oreja de cada toro, saliendo de nuevo en hombros, sin poder triunfar aquella tarde, Javier Buendía y Fermín Bohórquez.

La misma ganadería se lidió el 4 de agosto de 2002, ahora con un cartel integrado por Leonardo Hernández, Fermín Bohórquez y Hermoso de Mendoza, que empleó esa tarde a caballos como EBANO, MONTERREY, CHICUELO, DANUBIO, ALBAICIN, BATISTA y MARIACHI (foto derecha) para obtener una oreja de cada uno de sus enemigos y abrir de nuevo la Puerta Grande de la Feria Colombina.

El 2 de agosto de 2003, los toros de Viento Verde fueron sustituidos por loa ganadería de Benítez Cubero y el cartel compuesto por el portugués Joao Moura y los hispanos Leonardo Hernández y Pablo Hermoso de Mendoza. Con su primer toro Pablo fue silenciado, pero obtendría las dos orejas del sexto de la tarde, proclamándose de nuevo máximo triunfador a caballo de las Colombinas de Huelva. MISTRAL, COYOTE, CHICUELO, GAYARRE, NATIVO, CAMPOGRANDE y CERVANTES fueron los triunfadores, junto a Pablo en esta tarde.

El 1 de agosto de 2004 fue la segunda ocasión en la que Pablo no pudo abrir la Puerta Grande del coso colombino. El motivo principal fue el pésimo juego de la corrida que envió la Viuda de Flores Tassara y ante la que poca cosa pudieron hacer ni Pablo, ni Leonardo Hernández, ni Andy Cartagena. Dos ovaciones fueron el premio para Pablo, CURRO, DE PAULA, NATIVO, FÓSFORO, SAMURAI, CAMPOGRANDE y CHICUELO.

Una historia diferente acontecería el 31 de julio de 2005 cuando Pablo se encontró con un gran toro de Fermín Bohórquez al que cuajó a placer, estructurando una extraordinaria faena que de seguro aún está fresca en la mente del aficionado onubense. ZAPATA, CHENEL, NATIVO y DOMINGUIN brillaron con luz propia, sobretodo el bayo y muy especialmente el castaño que tuvo una tarde cumbre. A pesar de un pinchazo de por medio el estellés obtuvo las dos orejas de su oponente, sumando a ellas una más de su segundo, en el que utilizó a EXCALIBUR, LABRIT, SILVETI, NATIVO y DOMINGUIN. El cartel de esa tarde lo completaban Fermín Bohórquez y Andy Cartagena.

Para el 2006, el 10 de agosto quedaró ligado para siempre a la centenaria plaza de toros de La Merced de Huelva, porque en esa tarde Pablo obtuvo el primer rabo que un torero a caballo conseguía cortar en los ciento cuatro años de funcionamiento de dicha plaza. Esta página de oro la escribió el estellés a un extraordinario toro de Bohórquez, al que simple y llanamente le bordó el toreo mágico y perfecto a lomos de SUPREMO, CHENEL, FUSILERO y SARMATA. Los alternantes de Pablo en esta ocasión fueron Fermín Bohórquez y Andy Cartagena. En su primero el navaro tuvo silencio, en una tarea donde empleó a VILAL, SILVETI y el recordado SARMATA.

FECHA 1 de Agosto de 2008
LUGAR Plaza de toros de Huelva, España
ENTRADA Lleno
TOROS
RESEÑA Fermín Bohórquez (silencio y silencio)
Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y dos orejas y rabo)
Diego Ventura (oreja y dos orejas)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Luís Terrón, número 26, 465 Kg; De salida CURRO (2 rejones de castigo); en banderillas SILVETI (2 banderillas) y FUSILERO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas, un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Luís Terrón, número 32, 580 kg; De salida ESTELLA (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) e ICARO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas, un par a dos manos de cortas y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

CHABOLA y NATIVO

Gran ambiente en la plaza de toros de Huelva que casi se llenó en su totalidad para presenciar el regreso de Pablo Hermoso de Mendoza a las Ferias de La Merced, tras un año de ausencia por motivos de calendario.

Expectación a la que el estellés respondió desde el primer momento y que al igual que hace dos temporadas, volvió a ser el triunfador máximo del festejo, obteniendo su segundo rabo consecutivo, únicos logrados por toreros a caballos en esta plaza.

Y aunque parezca fácil, Pablo estuvo por encima de las complicaciones que presentaba su primer enemigo, bonito de hechuras, pero pésimo en los primeros envites. CURRO tuvo que tirar de oficio para colocar ambos rejones de castigo, olvidándose de la brillantez ante un toro que se ponía siempre por delante de su pecho y que siempre echaba la cara arriba en la reunión. Todos esos defectos los fue puliendo y sobrepasando un enorme SILVETI que se vio sorprendido por esas cualidades en la primera banderillas, pero que luego con valor y mucha moral se fue haciendo con el toro y metiéndolo en la muleta de su cuerpo para terminar dando un recital de su toreo frontal. En varias ocasiones lo llevó encelado en su estribo, dando la barriga en los galopes y todo ante un toro que se defendía de fea manera. Con el toro más entregado después de tan potente lidia, FUSILERO brilló en banderillas muy en corto y sobre todo en piruetas rematadas en la cara que terminaron por hacer vibrar a un tendido al que todavía estaba entrando público. El final eléctrico y arrimista lo puso PIRATA con tres banderillas cortas, siempre muy cerca del toro, rematadas con la suerte del teléfono, librando Pablo los continuos cabezazos de un toro que nunca humilló y que siempre se defendía por arriba. Estaba tan entregado Pablo a la lidia, que agarró un par de cortas a dos manos, clavándolas en todo lo alto y ante el regocijo popular agarró el rejón de muerte y se entregó literalmente en la suerte, enterrando el hierro hasta el mismo cubillo y produciendo una espectacular muerte al toro. Dos orejas pedidas por absoluta mayoría y con total merecimiento para Hermoso de Mendoza ante un toro con muchas complicaciones. Faena de maestro.

El quinto de la tarde fue otra cosa y aunque de salida a lomos de ESTELLA tuvo que solventar alguna que otra brusquedad, lo cierto es que luego el toro se templó y tuvo calidad y colaboración en todo momento. Fue la propia ESTELLA la que paró al toro en círculos muy pequeños, toreando con la cola y dejando al toro en suerte. Luego galopó en largo y ya terminó con el toro entregado para el tercio de banderillas. Esa templanza la aprovechó CHENEL para disfrutar y volver a jugar con un toro de franca embestida y buen son. Obedecía a los galopes de costado y CHENEL los remataba con suavidad por los adentros, a modo de trincherazo, pero muy despacio y muy torero. Ovación honda para el caballo que en su retirada daba entrada a un ICARO inconmensurable, impresionante y cuantos más adjetivos se le quieran poner. Lleva una ascensión al reino de las estrellas equinas, que hoy en día es el caballo del que más se habla. Remató un gran tercio con un toreo digno del mejor DANUBIO o el mejor CAMPOGRANDE, pero con más expresividad. Pisa unos terrenos muy complicados, pero siempre con cabeza y sobre todo con personalidad y expresividad. En las banderillas ni una sola laguna, todo muy ligado. Faltaba el colofón de las cortas de PIRATA, también sin solución de continuidad, una tras otra, pero siempre dando la cara, metiendo el hocico entre los pitones y poniendo el colofón de un gran par de cortas a dos manos. El público estaba entregado al navarro y bramó de alegría cuando el rejón de muerte entró y Pablo descabalgó para acompañar la inmediata muerte del toro de Terrón. Pablo sigue haciendo historia y sobre todo marcando distancias en su carrera.