CARTEL

ESTADISTICAS EN ESTA PLAZA

FESTEJOS
11
TOROS LIDIADOS
22
TROFEOS
26 orejas
y 5 rabos
PUERTAS GRANDES
9

INFORMACION RELACIONADA

La plaza de Toros de la localidad francesa de Bayona es el escenario en el que Pablo Hermoso de Mendoza iniciará en el presente mes de agosto, cumpliendo así su decimo compromiso con dicho coso.

Pablo debutó en esta Plaza la temporada 1998, y si tardo tanto en debutar no fue debido a la falta de interés ni de la Empresa, ni del propio torero, sino a la coincidencia de fechas de esta Feria, con otras como San Jaime de Valencia, Santa Ana de Tudela, o con la portuguesa de Setúbal. Incluso el año 1998, tampoco Pablo podía actuar en la corrida de rejones de al feria por tener la fecha comprometida en otro lugar, por lo que la empresa y el gestor de Pablo decidieron que no pasará otro año más sin actuar en Bayona, y así, el 24 de julio, Pablo, fue incluido en una corrida mixta, junto a los matadores Miguel Báez "Litri", Manuel Caballero y Manuel Díaz "El Cordobés", lidiando un toro de Santiago Domecq, al que cortó una oreja.

La temporada siguiente ya estaba contratado para la fecha de agosto, pero después de haber realizado el paseíllo, con María Sara ya en el ruedo y con la puerta de chiqueros abierta, descargó sobre Bayona una monumental tormenta, que hizo que el festejo se aplazase para el 3 de septiembre de 1999, con los mismos actuantes, esto es, María Sara, en la temporada de su despedida de los ruedos, Pablo Hermoso de Mendoza y Paco Ojeda, con toros de Benítez Cubero, a los que Pablo cortó una oreja a cada uno de su lote, saliendo a hombros y siendo premiado como el triunfador de dicha corrida, pese a que esa tarde no contó con la colaboración del que entonces era su caballo estrella: CAGANCHO.

La tercera comparecencia del navarro en Bayona, fue el 5 de agosto del 2000, también con toros de Benítez Cubero, y junto a Leonardo Hernández y Martín González Porras, cortó una oreja en su primero, cuajándo una soberbia faena en el quinto de la tarde, lo que le llevó a obtener los máximos trofeos de dos orejas y rabo. Los caballos utilizados esa tarde fueron LABRIT y MAGRITAS para salida; CAGANCHO, CHICUELO y ALBAICIN en banderillas; y SILVERIO y BORBA, en el último tercio, uno en cada toro.

Repitieron los toros de Benítez Cubero el día 4 agosto 2001, y también repitió Leonardo Hernández, que por cierto esa tarde sufrió la muerte de su caballo Zalduendo al ser corneado en la zona inguinal y debutaba el joven Alvaro Montes. Pablo obtuvo una oreja de su primer toro y dos del segundo, saliendo de nuevo a hombros de los mozos locales, habiendo montado esa tarde a LABRIT, TABASCO, DANUBIO (en la foto), CAGANCHO, CHICUELO, BATISTA y MARIACHI.

En la temporada 2002, el día 3 de agosto, también resultó el máximo triunfador de la corrida de rejones tras obtener dos orejas del segundo de la tarde, y dos orejas y rabo del quinto, ambos toros, como el resto de la corrida de Benítez Cubero. Los caballos que Pablo montó esa tarde fueron EBANO (imagen izquierda), MONTERREY, CHICUELO, DANUBIO, ALBAICIN, BATISTA y MARIACHI y los compañeros de cartel Luis Domecq y Alvaro Montes.

Nuevo reconocimiento como el mejor rejoneador, obtuvo el 2 de agosto de 2003, donde por primera vez lidió tres toros en la Plaza de Bayona. El motivo fue que María Sara, debía abrir el cartel, con Pablo actuando en segundo lugar y el jienense Alvaro Montes cerrando la tarde. Pero unos días antes la rejoneadora francesa avisó que cortaba la temporada y las dificultades para encontrar un rejoneador de garantías en esas fechas, hizo que la Empresa, con el visto bueno de ambos actuantes, dejara en un mano a mano Hermoso-Montes. Pablo salió por la puerta grande en solitario tras haber obtenido dos orejas del segundo toro que lidió, saludando en el primero y con silencio en el tercero. La poderosa cuadra de Pablo, compuesta por MISTRAL, COYOTE, LABRIT, CHICUELO, DANUBIO, GAYARRE,. NATIVO, CAMPOGRANDE y CERVANTES dieron una tarde completa de rejoneo, en la que solo falló la hoja de peral para haber obtenido más trofeos ante los toros de Benítez Cubero.

El 7 de agosto de 2004 el rejoneador de Estella no tuvo suerte con los toros de la ganadería de Benítez Cubero que le tocaron en suerte. El primero fue un marmolillo ante el que poco pudo hacer Pablo. Lo intentó una y otra vez montando a CURRO, CAMPOGRANDE y FÓSFORO, pero aquello era inútil por la mansedumbre del astado. El segundo, tampoco fue bueno, pero el rejoneador echó el resto, ahora con SAMURAI, CHENEL,CHICUELO y FÓSFORO y tras un gran rejón de muerte, obtuvo las dos orejas del Cubero. Esa tarde acompañaron al navarro en el paseíllo María Sara y Sergio Galán.

Tampoco en el 2005 Hermoso de Mendoza pudo abrir la Puerta Grande en Bayona, a pesar de haber hecho muy bien las cosas. realizando dos faenas pulcras que fueron medidas con diferencia por la afdición, siendo premiado con una oreja en su primero y ovacionado en su segundo. El cartel de ese día, 6 de agosto, lo completaban Diego Ventura y Paulo Jorge Santos que tomó la alternativa, con astados de Los Bayones. Para esta ocasión los caballos que tuvieron llamado fueron: FUSILERO, CHENEL, CAMPOGRANDE, FOSFORO, EXCALIBUR, LABRIT y SILVETI.

Pero la historia fue muy diferente para el 2006, ya que el torero de Estella escribió otra tarde de gloria en la arena landesa al obtener un rabo, el tercero en este importante coso galo. El navarro le realizó una sensacional faena al primero de su lote, al que le tumbó los máximos trofeos, perdiendo cuando menos las orejas del segundo al fallar con el acero de muerte. Este festejo se realizó el 5 de agosto de 2006, estando además en el cartel María Sara y Deigo Ventura, lidiándose astados de Antonio Pérez. Pablo utilizó en esta ocasión a CURRO, CHENEL, SARMATA, SUPREMO, SILVETI y FUSILERO. Parael 2007, el día 4 de agosto, Pablo salió nuevamente a redondear una gran tarde y ya en el primer toro consiguió emular la faena del año anterior paravolver a obtener un rabo en una de las plazas francesas de primera categoría.Además redondeando una gran tarde le tumbó las dos orejas a su segundo para volver a ser declarado como el mejor rejoneador del festejo. ESTELLA, FUSILERO, CHENEL, SARMATA, LAGARTIJO, RONDEÑO, SILVETI y PRINCIPE colaboraron para el triunfo del estellés, que alternó con sergio Galán y Curro Bedoya, a quién otorgo la alternativa, enfrentando a astados de Pedro y Verónica Gutiérrez.

FECHA 2 de Agosto de 2008
LUGAR Plaza de toros de Bayona, Francia
ENTRADA Lleno
TOROS
RESEÑA

Antonio Ribeiro Telles (silencio y oreja)
Pablo Hermoso de Mendoza (ovación y dos orejas y rabo)
Sergio Vegas (oreja)

CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de San Pelayo, número 35, de nombre Señorito; De salida ESTELLA (2 rejones de castigo); en banderillas SILVETI (2 banderillas) y FUSILERO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas y un rejón de muerte y dos descabellos).

Segundo toro de la Ganadería de San Pelayo, número 2, 535 kg, de nombre Canastito; De salida ESTELLA (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) e ICARO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas, un par a dos manos de cortas y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

CHABOLA, CURRO y NATIVO

Tras cruzar España de punta a punta y con el regusto del triunfo de la noche anterior en Huelva, Pablo Hermoso de Mendoza, se presentaba en la plaza francesa de Bayona, ante un encierro de San Pelayo, propiedad de Pedro Gutiérrez Moya “Niño de la Capea”, bien presentado y en general de buen juego. Pareció no notar ni el  navarro, ni sus caballos la paliza de viaje, porque en el coso vasco-francés volvieron a dar toda una exhibición de toreo a caballo.

Confirmó el torero el buen momento que atraviesa ya desde los inicios de su primer toro. Un toro para toreros, un toro que no fue fácil y al que había que someter. Lo tanteó con ESTELLA, metiéndose en sus terrenos que era la única forma que el toro embistiera en esos momentos. Ante las provocaciones de la yegua, el toro acudía y se vivieron momentos preciosos de toreo largo que terminaron con Pablo colocando el sombrero en el testuz del astado. Todavía con un toro violento, apareció en el ruedo SILVETI que continuó la labor de sometimiento y que lo consiguió a base de consentir y de torear encima del astado. Brillante y valiente el caballo llegó al toro jugándose la barriga ante los arreones del Capea. Poco a poco el toro calmó esa bravura y comenzó a templarse, lo que pausó la faena y el toreo de SILVETI que pudo ser mucho más pausado. FUSILERO puso el colofón al tercio con dos banderillas clavadas al estribo y varias piruetas en la cara del toro. El veterano caballo confirma cada día estar más “joven”. Puso la plaza en pie con sus piruetas y fue despedido en olor de multitud. PIRATA toreó con una pequeña cornada recibida el día anterior en Huelva y pareció que la herida le dio más torería y valor. Perfectamente reunido en las tres banderillas cortas, siempre dibujó la suerte perfecta. Al ejecutar la suerte del teléfono, Pablo notó un fuerte pinzamiento en la espalda que le dificultó el manejo del rejón de muerte. No obstante el navarro se fue por el toro y dejó un rejón trasero, que necesitó de dos descabellos pie a tierra. Una pena porque la lidia era de dos orejas seguras y por el descabello quedó en ovación y paso a la enfermería donde se le aplicaron unos anti-inflamatorios para su espalda.

Los medicamentos debieron hacerle efecto porque la demostración de temple, de poderío y de maestría que Pablo marcó en el quinto de la tarde esta solo al alcance de los privilegiados y el estellés lo es, y mucho. Si a todos estos aditivos, sumamos un toro de calidad, con son, con temple, que se ganó a pulso la vuelta al ruedo póstuma, pues da un cóctel explosivo y por supuesto, de rabo. Despacio fue la palabra que define esta lidia. Despacio lo paró ESTELLA, los llevó templado a lo largo del anillo, despacio se fue a reunir en los rejones de castigo y luego, despacio, se presentó CHENEL que ejecutó los galopes de costado a cámara lenta y que se cansó de rematarlos por los adentros, a base de trincherazos de una suavidad y de un temple casi imposibles de imaginar. Entre galope y galope, el caballo se alejaba, se colocaba y muy despacio atacaba al toro, clavando el navarro al estribo. La plaza en pie despidió a CHENEL y dio paso y un debutante en Bayona: ICARO. Volvemos a la palabra “despacio” para definir el toreo de ICARO y es que el caballo galopó de espaldas, hecho un arco y con el toro en el estribo. Pasajes preciosos y precisos que dejaron imágenes difíciles de olvidar. PIRATA con las carnes abiertas, también se sumó a esa despaciosidad y ni si quiera se fue de la cara del toro para clavar las banderillas. Una tras otra fueron cayendo en el morrillo del animal, que todavía a estas alturas colaboraba con el caballo. Un par de cortas a dos manos casi imposible por el ajustado espacio entre toro y tablas, dio pase a un especular y mortífero rejonazo. Pablo besó al toro en su agonía, lo aplaudió y le agradeció toda su colaboración. Dos orejas y rabo para el estellés y vuelta al ruedo para el toro, todo en medio de una plaza puesta en pie y totalmente entregada al rejoneador de Estella.

Al final y un año más, Pablo fue elegido mejor rejoneador del festejo y recibió su trofeo sobre el propio ruedo.