CARTEL

ESTADISTICAS EN ESTA PLAZA

FESTEJOS
4
TOROS LIDIADOS
8
TROFEOS
7 orejas
PUERTAS GRANDES
2

INFORMACION RELACIONADA

Solo en dos ocasiones ha comparecido el rejoneador navarro en la hermosa plaza de toros Jorge "Ranchero" Aguilar, ubicada en pleno centro de la ciudad de Tlaxcala, capital del taurino estado mexicano del mismo nombre.

La primera de ellas, su debut, tuvo lugar el 27 de octubre de 2001, cuando con un frío polar en el ambiente lidió dos toros de Mariano Ramírez, que apenas se movieron durante toda la lidia, comportándose como dos auténticas estatuas y ante los cuales los esfuerzos de los caballos TABASCO, DANUBIO, MARIACHI, LABRIT, ALBAICIN (en la foto) y CHICUELO fueron baldíos, siendo el navarro silenciado en su primero y ovacionado en su segundo. El resto del cartel estuvo compuesto por Jerónimo, que brindó su segundo toro a Hermoso de Mendoza y por Leopoldo Casasola.

La segunda tuvo lugar al año siguiente, el 9 de noviembre de 2002, en otro cartel mixto que abrío la amazona Paty Gómez, además de Pablo, Eulalio López "Zotoluco" y Leopoldo Casasola. El festejo estuvo pasado por agua y el centauro navarro rescató una oreja de un lote poco colaborador de la ganadería de Golondrinas, utilizando en sus faenas a EBANO, LABRIT, DANUBIO, MARIACHI, CHICUELO, CAMPO GRANDE Y MAZANTINI.

Y la tercera, y hasta el momento última actuación del navarro en la arena tlaxcalteca tuvo lugar el 23 de octubre de 2004, con otra gran entrada de por medio, alternando el navarro con los diestros Miguel Espinosa "Armillita" y José Luis Angelino, en la lidia de bureles de Refugio Peña para el montado y de Armilla Hermanos para los de a pie. Después de haber sido silenciado con su primero, Hermoso de Mendoza realizó a su segundo una gran faena, para terminar cortándole las dos orejas a su oponente y con ellas descorrer por vez primera el cerrojo de la Puerta Grande en la Jorge "Ranchero Aguilar". CALE, CHENEL, FOSFORO, SAMURAI, DE PAULA y FUSILERO fueron los caballos de los que echo mano el navarro durante esa tarde.
FECHA 27 de octubre de 2007
LUGAR Plaza de toros Jorge “Ranchero” Aguilar, Tlaxcala, México
ENTRADA No hay billetes
TOROS
RESEÑA

Uriel Moreno “El Zapata” (silencio y oreja)
Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y dos orejas con petición de rabo)
Joselito Adame (palmas y dos orejas)

CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Rancho Seco, número 183, de nombre Coqueto, 470 kilos de peso. De salida ESTELLA (2 rejones de castigo); en banderillas LABRIT (2 banderillas) y SILVETI (2 banderillas); y para el último tercio ORO VIEJO (4 cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Rancho Seco, número 172, de nombre Enamorado, 474 kilos de peso. De salida CURRO (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) y FUSILERO (2 banderillas); y para el último tercio ORO VIEJO (3 cortas, 1 par de cortas a dos manos y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

RONDEÑO, y DOMINGUIN

Llenazo de no hay billetes, una afición cariñosa y entregada, cuatro orejas en la espuerta, con  una fuerte petición de rabo que finalmente no se concedió, y la cuadra rayando a gran nivel; en suma este es el balance que podemos hacer del festejo con el que Pablo Hermoso de Mendoza inició este sábado su temporada mexicana.

Había gran expectación en torno a este festejo, con el que se abrió la Feria de Tlaxcala, y eso quedó reflejado en los tendidos. donde no cabía ni un alfiler más. La preciosa “tacita de plata” (como se le conoce a la plaza Jorge “Ranchero” Aguilar”) lució esplendorosa, como esplendorosa fue la actuación del jinete navarro que a pesar de tener todavía molestias en el hombro, desde el principio dejó muy en claro que viene a por todas. ESTELLA hizo su presentación en ruedos aztecas, enfrentando a un bravo ejemplar de Rancho Seco, al que la yegua paró magistralmente, haciéndole describir esos cada vez más pequeños círculos que provocaron los primeros “olés” en las gradas. Habiéndolo descongestionado con 2 hierros en el morrillo, tocó el turno al veterano LABRIT, que como los buenos vinos, cada vez se paladea mejor. El tordo realizó dos quiebros marca de la casa, temerarios y perfectos, de gran merito ambos porque el toro se le venía con gran fuerza y casi parecía que le arrollaba. En seguida apareció SILVETI para de inmediato darle la cara a una res que se venía a más. La confrontación entre el castaño y Coqueto fue en verdad emocionante, con el caballo metiendo casi la cara entre los pitones, llevándolo en el galope enroscado al cuerpo. ¡Eso es torear a caballo! Para el final otra novedad en México, la de ORO VIEJO, ya totalmente recuperado; que se lució en las cortas para después tomarle rápidamente el sitio al ejemplar azteca, permitiéndole a Pablo sepultar el rejón de muerte en sitio para obtener así las dos primeras orejas de la tarde y de la temporada.

Y con su segundo llegó un recital de toreo aún mejor, aprovechando al máximo las condiciones de un gran ejemplar de Rancho Seco, bravo y noble, que lució una gran calidad y son al embestir, como quedo demostrado cuando CURRO se hizo de inmediato con él, marcándole los terrenos, cambiándole el ritmo para dejarlo listo con dos rejones de castigo, luciendo además al torearle con la bandera. El burel metía el morro con gran claridad y CHENEL simplemente hizo lo que mejor sabe hacer: bordarlo, tanto en los galopes a dos pistas, como en las pasadas por los adentros y consumando dos banderillas de excepción. Pero aún faltaba la emoción del otro veterano de la cuadra. FUSILERO, que paró de cabeza a los tendidos con otras dos grandes banderillas, aprovechando al máximo la acometividad que aún mostraba Enamorado, hilvanando series de hasta tres piruetas, con gran emotividad por el celo del burel que le pasó muy de cerca una y otra vez. La plaza era un hervidero de emoción y ORO VIEJO puso el digno colofón con un par de cortas a dos mano que de seguro quedó grabado en la impronta de los aficionados por su despaciosidad, culminando toda la obra con un rejonazo hasta la empuñadura, impecable de ejecución y sitio, que hizo doblar espectacularmente al buen ejemplar de Rancho Seco. Fortísima petición de rabo que la Presidencia se negó a conceder, siendo abroncada por ello. Dos orejas más para Pablo que las paseó con alegría y sumo orgullo, siendo al término del festejo sacado en hombros por la Puerta Grande del escenario tlaxcalteca. La primera de muchas más que esperamos se vayan sumando en este nuevo periplo azteca.