CARTEL

ESTADISTICAS EN ESTA PLAZA

FESTEJOS
6
TOROS LIDIADOS
11
TROFEOS
16 orejas
y 4 rabos
PUERTAS GRANDES
6

INFORMACION RELACIONADA

Tras una ausencia de cinco años, Pablo Hermoso de Mendoza regresa este domingo 28 de octubre a la plaza de toros Vicente Segura de la capital hidalguense. Esta será la sexta presentación de Pablo en este coso, donde debutó el 14 de enero de 2000, en un Festival Benéfico, con un frío polar y con un auténtico cartelazo: Pablo Hermoso de Mendoza, Eloy Cavazos, Pedro Moya "Niño de la Capea", Miguel Espinosa "Armillita", Jorge Gutiérrez y Julián López "El Juli". Pablo obtuvo dos orejas del toro que lidió de la Ganadería "La Guadalupana".

Ese día Pablo deseaba vestir a la usanza charra, y el añorado matador Joselito Huerta, se ofreció a prestarle un traje de charro para la ocasión, pero por motivos de tráfico, el traje no pudo llegar a la hora para que Pablo actuase vestido de charro como era su deseo. Por este motivo en su siguiente presentación en Pachuca, el 11 de noviembre de 2000, Pablo tenía claro que su vestimenta ese día sería la de charro, primero porque creía tener una deuda con el público hidalguense y segundo porque en esos días se celebraba en la Villa Charra de la ciudad, apenas a 200 metros de distancia de la Plaza de Toros, el Campeonato Nacional de Charrería.

Por todo ello, vestido de charro, inició el paseíllo por delante de Carlos García Mendes (que tomó la alternativa), Eloy Cavazos y Jorge Gutiérrez, lidiando un primer toro de Javier Garfias, con el que escuchó palmas y un segundo, extraordinario, de Fernando de la Mora, al que cortó dos orejas y rabo, dando la vuelta al ruedo junto al ganadero de Tequisquiapan y abandonando posteriormente el coso en hombros por la Puerta Grande.

Otro rabo volvió a cortar en su tercera comparecencia, el 20 de enero de 2001, en un festejo triunfal, junto a Eulalio López "Zotoluco", Rafael Ortega y Julian López "El Juli", y pese a que los toros de San Martín no estuvieron a la altura del rejoneador, como incluso reconoció el propio ganadero, Pablo puso todo de su parte y tras ser silenciado en su primero, cortó dos orejas y rabo a su segundo toro y volvió a abandonar el coso Vicente Segura, en hombros.

Y aunque no obtuvo rabo en su cuarta tarde en Pachuca, sí que consiguió cuatro orejas antes dos toros de La Estancia en la tarde del 1 de diciembre de 2001 y compartiendo cartel con José Miguel Fernández y los matadores Eloy Cavazos y Eulalio López "El Zotoluco".


El 6 de octubre de 2002 tuvo lugar la que hasta el momento es la última comparecencia de Pablo en la arena de la bella airosa. Así, ante un lleno histórico hacían el paseíllo además de Pablo, Miguel Urquiza. Jorge Gutiérrez y Guillermo González "Chilolo"; enfrentando toros de Golondrinas para el navarro y de Chucho Cabrera para las infanterias. En esta ocasión el estellés se destapó con dos completas faenas que enloquecieron al público hidalguense, obteniendo por ellas la más alta cosecha de trofeos en la Vicente Segura: dos orejas de su primero y dos orejas y rabo de su segundo. EBANO, LABRIT, ZALACAIN, MARIACHI, RONCAL, ALBAICIN y CHICUELO fueron los protagonistas para este gran triunfo de su jinete.
FECHA 28 de Octubre de 2007
LUGAR Plaza de toros Vicente Segura, Pachuca, Hidalgo, México
ENTRADA Lleno
TOROS
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (saludos y dos orejas y rabo)
Eloy Cavazos (saludos y dos orejas)
Eulalio López “Zotoluco” (dos orejas y dos orejas y rabo por indultar al séptimo de la tarde)
Rafael Ortega (silencio y dos orejas)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Fernando de la Mora, número 70, de nombre Tintorro, 465 kilos de peso. De salida ESTELLA (1 rejón de castigo); en banderillas SILVETI (2 banderillas); y para el último tercio ORO VIEJO (2 cortas, 1 par de cortas a dos manos y un rejón de muerte tras dos pinchazos).

Segundo toro de la Ganadería de Fernando de la Mora, número 114, de nombre Caracol, 480 kilos de peso. De salida CURRO (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) y FUSILERO (2 banderillas); y para el último tercio ORO VIEJO (3 cortas, 1 par de cortas a dos manos y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

LABRIT, RONDEÑO, y DOMINGUIN.

Regresaba Pablo a la Vicente Segura de Pachuca, tras cinco años de ausencia, y aún con ciertas adversidades de por medio pudo remontar la tarde para terminar cortando su primer rabo de esta incipiente campaña mexicana, manteniendo así su record perfecto de Puertas Grandes en el coso de la capital hidalguense.

La plaza se llenó a pesar del clima casi gélido y de la lluvia intermitente que estuvo cayendo gran parte de la mañana y que impactó negativamente en las condiciones del ruedo. En primer lugar el rejoneador navarro enfrentó a un astado que a poco de salir al ruedo se lastimó aparentemente una pata. El palco no autorizó la sustitución del burel, pensando probablemente que se trataba de calambres que se resolverían al descongestionarlo. El navarro, montando a Estella, le hizo sangre con un solo rejón y el toro mejoró ostensiblemente de condición, pero a esas alturas el público estaba ya enfadado y no tomó en cuenta la labor que realizó el centauro español en pos de agradarles. Así las banderillas con SILVETI y los hierros finales con ORO VIEJO pasaron de largo para los asistentes, dándose además la casualidad de que Pablo pinchó en dos ocasiones antes de poder sepultar la hoja de acero para pasaportar a su oponente.

Acicateado por esta adversidad, Hermoso de Mendoza salió a sacarse la espina con el quinto de la tarde y de entrada se topó con un ejemplar muy complicado, sin clase, distraído y violento, que en sí no ofrecía garantía alguna de triunfo. Pero porfiando el estellés fue inventándose de inicio a fin una lidia de rabo. Meritoria desde la manera en que ofreció el cuerpo de CURRO para intentar fijar la atención del animal, llevándolo después muy en corto tras la grupa del caballo y metiéndole casi la bandera en el hocico para tocarlo. Después de ser castigado, el de Fernando de la Mora empezó a embestir pegando violentos arreones, y aquí se evidenció la gran capacidad lidiadora de CHENEL, el castaño impuso su condición a base de pisarle los terrenos al burel, de esperarle y aguantarle para así poder templarlo y ganarle limpiamente la cara en dos banderillas de auténtica cátedra, además para rematar todavía se dio el lujo de pegarle una extraordinaria pasada por los adentros que hizo estallar de emoción al público. La lucha siguió con FUSILERO, repitiendo la fórmula de cercanía y elevando la temperatura del tendido al tener que dominar la fuerte, pero inconsistente acometida de su oponente, consumando banderillas y piruetas con especial brillantez. ORO VIEJO regresó a la arena para adornar el morrillo con las cortas y con un excelente par de ellas a dos manos, toreando verdaderamente en la reunión, yendo con despaciosidad y valentía al terreno en donde estaba ya muy parado el complicado astado, el esfuerzo tenía que rematarse y Hermoso de Mendoza enfilándose en corto cobró un fenomenal rejonazo, mortal de necesidad, que acabó con la vida del burel, siéndole concedidos a Pablo los máximos trofeos, acompañados del total reconocimiento del conclave hidalguense que disfrutó enormidades con su actuación.