CARTEL

ESTADISTICAS EN ESTA PLAZA

FESTEJOS
7
TOROS LIDIADOS
14
TROFEOS
16 orejas
PUERTAS GRANDES
6

INFORMACION RELACIONADA

Pablo Hermoso de Mendoza se presentó en la Plaza Lorenzo Garza de Monterrey, Nuevo León, el 21 de noviembre de 1999, junto a Eulalio López "Zotoluco" y Fernando Ochoa, y lidiando un toro de Celia Barbabosa y otro de Jaral de Peñas, obteniendo ovación en su primero y las dos orejas de su segundo.

La grata impresión dejada en su anterior actuación, y lo triunfal de su temporada española, hicieron que el 5 de noviembre de 2000 se acabasen las entradas, tras muchos años sin que este hecho se produjese en esta Plaza. En esta ocasión, los toros fueron de Fernando de la Mora y los compañeros de cartel Eloy Cavazos y Jorge Gutiérrez. La tarde fue triunfal para Pablo, cortando una oreja de su primero y las dos del cuarto de la tarde, triunfo que apoyó en sus monturas LABRIT, MAGRITAS, DANUBIO, CAGANCHO, CHICUELO y BORBA (en la foto colocando un par a dos manos).

El 18 de noviembre de 2001, se volvió a llenar la plaza regiomontana, en esta ocasión para ver actuar a Pablo Hermoso de Mendoza junto a Eloy Cavazos y Jorge Gutiérrez, obteniendo Pablo una oreja de su primer toro y dos del segundo, ambos difíciles toros de De Santiago, y ante los que tuvo que poner toda la técnica que posee el y TABASCO, ALBAICIN, DANUBIO, LABRIT, FUSILERO, BATISTA, CHICUELO y MARIACHI.

El siguiente paseíllo del navarro en el albero regio tuvo lugar el sábado 26 de octubre 2002, fecha en la que aconteció la cuarta actuación del estellés en la Monumental de la capital neolonesa, realizando el paseíllo junto a Eulalio López "Zotoluco" y Rafael Ortega, con astados de las dehesas de de Begoña. La tarde fue de contrastes ya que Pablo realizó dos buenas faenas antes bureles nada fáciles, pero lamentablemente el rejón de muerte limitó su triunfo a una sola oreja de su segundo, siendo fuertemente ovacionado en que abrió plaza. Esa tarde actuaron bajo la rienda del navarro: RONCAL, FUSILERO, DANUBIO, MARIACHI, MONTERREY (foto derecha), ALBAICIN, CHICUELO y MAZANTINI.

Regresaría el jinete navarro a la Lorenzo Garza el 7 de diciembre de 2003, teniendo como compañeros de cartel a los matadores mexicanos Jorge Gutiérrez y Rafael Ortega, en la lidia nuevamente de bureles de Begoña. Hermoso de Mendoza tuvo una tarde muy completa, llevándose las dos orejas del sardo que le correspondió en primer lugar y sumando otra más de su segundo, dejando escapar el rabo de este astado al tener que recurrir al descabello. Los caballos que encandilaron a la afición regiomontana esa tarde fueron: FUSILERO, LABRIT, NATIVO, CHACAL, CHICUELO, CAMPO GRANDE y FOSFORO.

Al año siguiente, 2004, tendría lugar la que hasta el momento es la última actuación de Hermoso de Mendoza en el coso de la Colonia Del Prado. Así, el 5 de noviembre hacían el paseíllo además de Pablo los diestros Jerónimo y Juan Antonio Adame, en la lidia de ejemplares de Vistahermosa y Fernando de la Mora para el montado, y de Corlomé para los de a pie. El estellés ratificó su categoría, así como el poder de convocatoria entre la afición regia, casi llenando de nuevo la plaza y saliendo en hombros de ella gracias auna riñonuda faena realizada a su segundo, por la que le fueron concedidas las dos orejas, siendo ovacionado fuertemente en el que abrió plaza. CURRO, CHICUELO, CAMPOGRANDE, CERVANTES, SAMURAI, CHENEL, FUSILERO y FOSFORO tuvieron llamado a escena durante esa intensa función nocturna.

FECHA 18 de Noviembre de 2007
LUGAR Plaza de toros Monumental Lorenzo Garza, Monterrey, Nuevo León, México
ENTRADA Casi lleno
TOROS
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y ovación)
Eloy Cavazos (dos orejas y rabo y  dos orejas y rabo)
Alejandro Amaya (ovación y dos orejas)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Bernaldo de Quiroz, número 407, 470 Kg, de nombre Montañista: De salida ESTELLA (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (3 banderillas); y para el último tercio FOSFORITO (3 cortas, dos rosas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de  Bernaldo de Quiroz, número 351, 538 Kg, de nombre Viñador: De salida CURRO (2 rejones de castigo); en banderillas SILVETI (2 banderillas) y FUSILERO (2 banderillas); y para el último tercio DOMINGUIN (3 cortas, un par de banderillas a dos manos y dos rejones y un pinchazo).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

CHABOLA y RONDEÑO

Casi se llenó la Monumental regiomontana para asistir a la presentación del rejoneador navarro, quien en esta ocasión compartía cartel con la leyenda local, Eloy Cavazos y la joven promesa tijuanense, Alejandro Amaya.

Abrió plaza Hermoso de Mendoza y no lo pudo hacer mejor, ya que aprovechó hasta el máximo las condiciones de su primer toro y sobre todo en banderillas con CHENEL, pudo ejercitar ese toreo de frente, dejando ver los pechos del caballo y esos espectaculares galopes de costado que tan bien remata a modo de trincherazo por los adentros. Llevaba CHENEL algunos días en el “banquillo”, pero la inactividad no se le ha notado y ha cuajado un tercio perfecto, manteniendo al público en una continua emoción y levantándolo en numerosas ocasiones de sus asientos. En el primer tercio volvió a torear ESTELLA que debido al percance sufrido el pasado viernes en Monclova, para la cita del sábado en Ciudad Acuña, también guardó reposo. En nada acusó la valiente yegua el percance y con el valor que nos tiene acostumbrados atempero las galopadas iniciales del astado, para dejárselo en perfecto estado a CHENEL y que este armara el lío en banderillas. No bajó de intensidad la faena con FOSFORITO con quien tras colocar tres cortas, Pablo siguió la fiesta, ahora con dos rosas, todo reunido y en el morrillo. Y nuevamente volvió el nuevo caballo a ser letal con el rejón de muerte y así colaborar magníficamente en el doble trofeo de su jinete.

Menos mal que el caballero ya tenía casi la tarea hecha con su primero, porque el segundo fue un montón de carne mansa y desrazada que no ayudó en el lucimiento de ninguno de los caballos y que les puso siempre las cosas difíciles porque había que llegarle muy encima para que se interesara. Desde que apareció en el ruedo, apenas mostró interés alguno por CURRO, quien tras varios intentos por interesarle, al final se tuvo que poner frontalmente al astado y así llegarle a la misma cara y dejar los rejones. SILVETI se lució, pero se lució él, porque apenas pudo llevar al toro en un pequeño galope encelado y en las banderillas el atacante siempre fue él. Y lo mismo sucedió con FUSILERO que llegó a transmitir en las primeras piruetas, pero en las demás ya era todo a toro pasado. Curiosamente el toro pareció recuperar la bravura tras el par de banderillas largas a dos manos. Entonces fue cuando pegó una prolongada carrera detrás de DOMINGUIN, si bien pareció más un arrebato de su propia mansedumbre. Muy complicado de matar porque no daba el “pasito” que hace falta y por ello, Pablo necesitó de dos intentos antes de dejar un perfecto rejón de muerte.