FECHA 6 de Mayo de 2007
LUGAR Plaza de toros La Ribera, Logroño, La Rioja, España
ENTRADA Media plaza
TOROS
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (ovación y dos orejas)
José María Manzanares (ovación y ovación)
Eduardo Gallo (ovación y oreja)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Murube, número 34, 482 kilos: De salida CHABOLA (2 rejones de castigo); en banderillas VITI (2 banderillas) y SILVETI (2 banderillas); y para el último tercio SARMATA (tres cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Murube, número 14, 596 Kg: De salida LAGARTIJO (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) y FUSILERO (2 banderillas); y para el último tercio SARMATA (2 cortas, un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte, tras pinchazo).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

CURRO, LABRIT y RONDEÑO

 
 
 

Se sacó la espina Pablo de la desafortunada actuación que tuvo en esta plaza en las pasadas ferias de San Mateo de 2006, en la que además su caballo SARMATA sufrió una cornada y CHENEL terminó lesionado. En esta ocasión todo corrió a la perfección y Pablo abandonó el coso de La Ribera a hombros tras una gran actuación en el quinto de la tarde.

Tuvo una labor inicial con buenos momentos, pero con algunos altibajos, fruto sobre todo de las irregulares embestidas del toro que provocaron algunos toques a los caballos. El murubeño tenía transmisión, pero no era fácil, porque su embestida no era uniforme ni templada. Recibió dos rejones de castigo con Pablo montando a CHABOLA, el primero de los cuales quedó clavado superficialmente y apenas hizo sangre. Ese detalle fue determinante para que el toro se fuese viniendo arriba a medida que avanzaba la lidia y ya en primera instancia VITI fue tocado en alguna ocasión por las astas del toro. No obstante destacó en dos banderillas a pitón contrario y en galopes de costado que no eran fáciles por la fuerza del toro. También SILVETI necesita un toro con más temple y se vio un tanto sorprendido, aunque solventó la papeleta con más veteranía que su “primo”. El rejonazo de muerte en todo lo alto y en los medios, casi por sí mismo valía una petición de oreja, pero el derrame del toro enfrió los ánimos del respetable.

El triunfo vendría en el quinto, ante un toro casi tan alto como LAGARTIJO que fue quien lo paró de salida y donde quizá el toro mostró su peor cara. Le costaba galopar certero detrás del menudo caballo mexicano, quien con buen hacer y porfiando continuamente, logró superar esas dificultades y hacer del toro un gran toro. Un gran toro que aprovecharon hasta la extenuación CHENEL y FUSILERO. Dos caballos acostumbrados a tener tardes memorables en este coso logroñes y que en esta ocasión lidiaron a este toro como en sus mejores días. CHENEL estuvo templado como acostumbra, llevando al toro embebido en su cola y colocando dos banderillas perfectas. Luego FUSILERO puso los tendidos como una olla a presión. Atacando en corto en banderillas, saliendo rematando la suerte y ejecutando piruetas perfectas, emotivas y emocionantes. Continuaban las emociones en todo lo alto cuando SARMATA colocó dos cortas antes de ejecutar un gran par de las mismas, pero ahora a dos manos y varios desplantes de su jinete sobre la testuz del toro. El rejonazo perfecto, en todo lo alto no quedó emborronado para nada por el pinchazo previo. Al final, precioso desplante con el toro todavía en pie frente a SARMATA y éste mordiendo el testuz del astado todavía como decimos, sin doblar.