La gran y conocedora afición taurina meridense tuvo la oportunidad de ver por primera vez al jinete navarro el sábado 12 de Febrero de 2000, en una de sus últimas actuaciones dentro de su primer campaña por plazas mexicanas. En aquella ocasión compartió cartel con el matador de a pie Fernando Ochoa, en la lidia de astados michoacanos de Campo Alegre. Pablo no pudo tener un mejor debut, ya que encandiló con su toreo al público yucateco, realizando dos faenas excelentes, las cuales fueron recompensadas con un total de cuatro orejas y un rabo.

El caballista estellés regresaría ese mismo año a esta plaza, en dos fechas casi sucesivas, como parte de su segunda temporada por suelo azteca. La primera de ellas fue el 25 de Noviembre, alternando con los matadores Jorge Gutiérrez y Jorge Mora, en la lidia de astados de distintas ganaderías. Pablo le cortó las dos orejas al segundo de su lote, para salir nuevamente por la puerta grande del coso yucateco. Y tres días después, el 28 del mismo mes regresaría nuevamente a la plaza, en un festejo de rejones para compartir cartel con los jinetes mexicanos Jorge Hernández Andrés y Gerardo Trueba, despachando 5 toros de Guanamé y 1 de Fernando de la Mora. Desafortunadamente el pésimo juego de los toros, impidió que el caballista español lograra su tercer puerta grande, siendo ovacionado en sus dos toros.

La cuarta presentación de Hermoso de Mendoza en esta plaza sucedió el 23 de febrero de 2002, de nuevo en un cartel de rejones, acompañado por los caballistas aztecas Gerardo Trueba y Gastón Santos, lidiando astados de Fernando de la Mora, Gómez Valles, Montecristo y Hernández Andrés. El estellés resultó el triunfador del festejo al cortar a su primer toro las dos únicas orejas de la tarde; además de ello es de recordarse que con su segundo ejemplar Pablo pasó un trago amargo ya que el toro le propinó dos revolcadas, la primera cuando se arrancó de improviso y prendió de lleno a "VITI", haciendo que jinete y caballo fueran a dar al suelo, y la segunda cuando ya herido de muerte el animal acometió en contra de Hermoso quien había echado pie a tierra para acompañar la muerte del burel. Afortunadamente ninguno de los dos percances pasó a mayores. Los caballos que utilizó Pablo aquella tarde fueron: RONCAL, FUSILERO (en la imagen superior) , DANUBIO, MARIACHI (fotografía derecha), MAGRITAS, ZALACAIN Y VITI.

La siguiente actuación del centauro español en la arena meridense ocurrió el primer día del año de 2003, una vez más en un festejo de rejoneadores, esta vez al lado de Octavio Sánchez y Rodrigo Santos. Pablo tuvo una de las mejores tardes que se le recuerda en suelo mexicano, logrando un pleno de trofeos al cortar los máximos apéndices de sus dos oponentes, uno de Fernando de la Mora y otro de Puerta Grande, obteniendo así su cuarta Puerta Grande en la capital yucateca.

La sexta comparecencia del navarro en el albero de la capital yucateca tuvo lugar el día 30 de noviembre de 2003. El cartel para esta ocasión fue mixto y lo integraban aparte del estellés los matadores aztecas Rafael Ortega y Fermín Spínola, lidiándose astados de Bernaldo de Quiros para rejones y de Barralva para los de a pie. En esta tarde el acero le jugó una mala pasada a Hermoso de Mendoza, perdiendo por ello cualquier oportunidad de tocar pelo a pesar de haber brindado dos buenas faenas montando a FUSILERO, LABRIT, NATIVO, CHACAL, CHICUELO y CAMPO GRANDE.

Abriendo el 2004, de nueva cuenta el primer día del año, tuvo lugar la séptima presentación de Pablo en el coso merideño, participando en otro festejo de rejones, repitiendo cartel al lado de los jinetes mexicanos Octavio Sánchez y Rodrigo Santos ante astados de Puerta Grande. Hermoso de Mendoza se proclamó el triunfador absoluto de este festejo al obtener las dos orejas de su segundo, saliendo una vez más por la Puerta Grande de esta plaza cuya afición siempre le ve con especial cariño. Sus colaboradores equinos fueron esta vez FUSILERO, LABRIT, NATIVO, CERVANTES, CHACAL, MONTERREY y CHICUELO.

La siguiente actuación del jinete estellés en esta plaza tuvo lugar el 12 de diciembre de 2004, en el festejo guadalupano, alternando con el rejoneador local Fernández Madera y con los diestros de a pie Mario Coelho y José Luis Angelino, en la lidia de astados de Bernaldo de Quiros y Santa Rosa de Lima. Hermoso de Mendoza cumplió con otra gran tarde en el coso de la Reforma al obtener las dos orejas de su segundo, convirtiéndose así en el triunfador de la corrida y saliendo por sexta ocasión a través de la Puerta Grande de la plaza meridense.

Diecinueve días después, el 1 de enero de 2005, el coloso español estaría de nuevo haciendo el paseíllo en la capital yucateca, acompañado por Octavio Sánchez y de nuevo el caballista local Fernández Madera en la lidia de astados de Los Encinos. En este festejo se truncó la racha de Puertas Grandes consecutivas de Hermoso de Mendoza, que solo pudo cortar un apéndice, aunque a decir verdad la labor del estellés mereció cuando menos un par de orejas más, solo que la presidencia asumió una actitud sumamente rigorista en detrimento de la cosecha de premios que Pablo ganó con su esfuerzo en el ruedo. Para esta corrida los caballos que tuvieron participación fueron: CURRO, CHENEL, FUSILERO, TUAREG (ahora conocido como EXCALIBUR) FOSFORO, CHICUELO y CAMPO GRANDE.

Transcurrió más de un año para que Pablo regresase a la arena yucateca, lo hizo el 15 de enero de 2006, de nuevo en un festejo ecuestre al lado de Octavio Sánchez y Horacio Casas, lidiándose bureles de Los Encinos. En esta ocasión el coloso navarro no pudo tocar pelo, si bien en justicia debemos señalar que cuando menos debió salir de la plaza con dos apéndices en la bolsa, uno por cada faena, pedidos mayoritariamente y con intensidad por los asistentes, más sin embargo el presidente se negó a mostrar los pañuelos, siendo por ello fuertemente abroncado en ambas ocasiones. EXCALIBUR, LABRIT, SILVETI, DOMINGUIN, CURRO, CHENEL y FUSILERO fueron los caballos que pisaron esa tarde el albero del coso meridense.

 
a
FECHA 4 de Marzo de 2007
LUGAR Plaza de toros de Mérida, Yucatán, México
ENTRADA Lleno
TOROS
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (silencio y ovación)
Manolo Arruza (silencio y oreja)
Leopoldo Casasola (oreja y vuelta al ruedo)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de San Marcos, número 114, de nombre Navarro, 520 kg. De salida CHAMAN (2 rejones de castigo); en banderillas RONDEÑO (3 banderillas); y para el último tercio SARMATA (1 rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de San Marcos, número 69, de nombre Viajero, 480 kg. De salida RIO FRIO (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) y FUSILERO (2 banderillas); y para el último tercio SARMATA (3 cortas, 1 par de banderillas a dos manos y 1 rejón de muerte tras dos pinchazos).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

CURRO, CHABOLA y SILVETI

a

A pesar de haber brindado un gran esfuerzo, el centauro español se estrelló en Mérida ante un lote infumable que le impidió tocar pelo y echó por tierra su ilusión de triunfo en la arena yucateca.

Después de haber visto el comportamiento en el ruedo del primero de la tarde, nos quedó claro que necesitamos actualizar el concepto que teníamos sobre la mansedumbre. Jamás nos había tocado ver un animal tan descastado como este. Totalmente acobardado desde que salió de chiqueros, no quería ver ni caballos ni tela, huidizo, tirando coces, siempre al hilo de las tablas. En suma este no fue un manso de libro, fue de toda la librería, una res que no valía ni para el cencerro. Bueno ante semejante materia prima Pablo, que estuvo indispuesto, con fuertes dolores estomacales desde el medio día; debió de hacer gala de toda su experiencia para poder lidiarlo, si es que le podemos llamar lidia a tener que perseguir, cruzarse y abalanzarse encima del toro para poder colocar los hierros de cada momento de la faena. CHAMAN tuvo que ir al relance para poder hacerle sangre. RONDEÑO le buscó infructuosamente una y otra vez, y finalmente con SARMATA se pudo despenar al manso con un rejonazo, cazándolo, que mandó al toro a donde debería de haberse ido directamente desde la dehesa: al rastro.

Y cuando pensábamos que ya no podía salir nada peor, en el cuarto turno apareció por chiqueros un auténtico “regalito”, una alimaña con piel de toro que salió a vender cara su vida y obstaculizando cuanto pudo la labor del jinete en plaza. RIO FRIO batalló para poder reunirse con una res que ya desde ese momento se tapaba e intentaba ponérsele por delante. A pesar de que ya el burel había mostrado lo que llevaba dentro, Hermoso de Mendoza quiso a toda costa inventarse la faena y optó por CHENEL, el castaño debió hacer uso de toda su flexibilidad para salir bien librado del astado que se le vencía antes de consumar el embroque y además traía la cabeza como devanadora. FUSILERO le puso emoción a la faena, si bien por más que intentó solo pudo pegar una que otra pirueta pues el de San Marcos se quedaba parado y no quería dar ya ni un paso. SARMATA mostró su real valor pues el toro se le fue al pecho cada ocasión que lo tuvo cerca y además colaboró en un par de banderillas increíble por las condiciones de la res. Después de dos pinchazos el coloso estellés pudo pasaportar a su peligroso enemigo que le dejó de recuerdo un fuerte golpe en las costillas y otro en la pierna, esto aunado al malestar estomacal que le aquejaba le obligó a visitar la enfermería de la plaza, donde los médicos le administraron medicamentos, solicitando posteriormente el navarro a la presidencia permiso para retirarse del coso antes de que concluyera el festejo, mismo que le fue concedido. Así termino para Pablo una tarde en donde por más que hizo no pudo llegar el triunfo.

 
ACTUACIONES
11
TOROS
LIDIADOS
22
TROFEOS
OBTENIDOS
17 orejas
y 3 rabos
PUERTAS
GRANDES
6
 
 

 

   
Ir a Google