Cinco son las ocasiones en las que Pablo Hermoso de Mendoza ha actuado en la plaza de toros Alejandra de Durango, siendo la primera de ellas el 20 de octubre de 2001, cuando con los tendidos casi llenos, se presentó junto a los también rejoneadores Horacio Casas, Gerardo Trueba y Gastón Santos, para lidiar toros de Mariano Ramírez, en la actualidad Puerta Grande. Pablo tuvo posiblemente la tarde más completa desde que debutó en México, con dos extraordinarias faenas en las que obtuvo cuatro orejas y dos rabos. Los caballos que contribuyeron a una tarde tan redonda fueron LABRIT, TABASCO, FUSILERO, BATISTA (estos dos últimos, precisamente debutaron en México en esa corrida), CHICUELO, DANUBIO, GÜERO y MARIACHI (en la ilustración participando en un "telefono").

Fue tal la conexión entre Pablo y el público de Durango, que en las vueltas al ruedo del estellés, aventaron al ruedo todo tipo de objetos como símbolo de generosidad hacia el espectáculo que habían presenciado, pero con tan mala suerte que una bota golpeó con su tacón en la cabeza de Pablo, produciéndole un pequeño corte que hubo de ser atendido en la enfermería, proporcionándole cuatro puntos de sutura. Fue la anécdota de la tarde, que no pasó de eso, de una pura anécdota.

La segunda comparecencia del estellés en la tierra de los alacranes tuvo lugar casi un año después, el 19 de octubre de 2002, ahora participando en un festejo mixto al lado de los diestros Alfredo Ríos "El Conde" y Manuel Martinez, lidiando el navarro bureles de Celia Barbabosa y San Martín. De nueva cuenta Hermoso de Mendoza cumplió con una labor de alto nivel, tumbándole una oreja a su primero y llevándose los máximos trofeos de su segundo, ayudado por: MONTERREY, FUSILERO, DANUBIO, MARIACHI, RONCAL, CHICUELO y MAZANTINI (fotografía derecha).

La tercera y hasta el momento última presentación de Pablo en la arena duranguense se llevó a cabo el 6 de marzo de 2004, fecha en que montando a SAMURAI, CURRO, NATIVO, DE PAULA, SULTA, CHENEL FUSILERO y REBUJO; desorejó por partida doble a un buen lote proveniente de las dehesas de Luis Felipe Ordaz. En esa tarde le acompañaban en el cartel Fernando Ochoa y Christian Aparicio.

El 12 de marzo de 2005 tendría lugar la cuarta actuación del navarro en la tierra de los alacranes. El centauro español escribió esta tarde una página histórica dentro de la tauromaquía moderna al indultar al segundo de su lote, de nombre Palomo, de las dehesas de Bernaldo de Quiros, después de cuajarlo a plenitud con una actuación sobresaliente de CURRO, FUSILERO, CHAPULIN y TOSCANO. De esta manera le fueron concecidas, de manera simbólica, dos orejas y rabo con los que se convirtió en el triunfador del festejo. Alternaron con Pablo los diestros mexicanos Eulalio López "Zotoluco" y Mario Zulaica, quienes despacharon astados de Cerro Viejo. Hermoso de Mendoza enfrentó además a un burel de Puerta Grande, malo, con el que fue silenciada su labor y en donde vieron acción SAMURAI, DELFIN y CHICUELO.

Y vendría un nuevo triunfo para el estellés, este de dos orejas, durante su quinta comparecencia en la Alejandra, la cual tuvo lugar el 4 de marzo de 2006, teniendo de nueva cuenta un lleno total en el coso duranguense. CURRO, MERLIN, SILVETI, DOMINGUIN, VILLA, CHENEL y FUSILERO tuvieron llamado a escena durante esa tarde en la que su jinete alternó con Alfredo Ríos "El Conde" y Fernando Ochoa, lidiándose astados de Fernando de la Mora y Garfias para el caballista y de Tino Ramírez para los de a pie.

 
a
FECHA 17 de Marzo de 2007
LUGAR Plaza de toros Alejandra, Durango, México
ENTRADA Tres cuartos de plaza
TOROS
RESEÑA Alfredo Gutiérrez (silencio y oreja tras aviso)
Pablo Hermoso de Mendoza (silencio y silencio)
Arturo Macías (oreja y dos orejas)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Refugio Peña, número 314, de nombre Madrileño. De salida CHAMAN (1 rejón de castigo); en banderillas CHICUELIN (3 banderillas); y para el último tercio RIO FRIO (3 cortas y 1 rejón de muerte tras 4 pinchazos).

Segundo toro de la Ganadería de Fernando de la Mora, número 234, de nombre Manzano, 470 kg. De salida LAGARTIJO (1 rejón de castigo); en banderillas RONDEÑO (2 banderillas) y FUSILERO (2 banderillas); y para el último tercio SARMATA (3 cortas, 2 pares de banderillas a dos manos, 3 pinchazos y 7 descabellos).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

SILVETI y CHENEL

a

Muy pocas veces podemos consignar el que Pablo haya sido silenciado en sus dos actuaciones durante una misma tarde. Hoy sucedió en Durango, y la causa fue una: los fallos repetidos a espadas.

Fue una tarde en la que Pablo tuvo el santo de espaldas no solo a la hora de buscarle la muerte a sus toros, sino que desde la misma salida al ruedo de su primero, ya que la gente protestó la presencia justa del de Refugio Peña, canalizando su sentir hacia la figura del jinete en plaza, que por más que se esforzó no pudo remontar con su entrega esta circunstancia. Así debió resolver la papeleta con un burel que no era nada fácil y al que CHAMAN, CHICUELIN y RIO FRIO se encargaron de trabajar, con más eficacia que lucimiento, pasando ya problemas Hermoso de Mendoza para poder despenarlo y mandarlo al rastro.

Su segundo fue la otra cara de la moneda por cuanto a trapío, un imponente torazo de Fernando de la Mora que originalmente estaba reseñado para ser lidiado por el navarro durante su fallida comparecencia en la Plaza México. El toro siguió con son y celo a un asentado LAGARTIJO que se mostró seguro y poderoso ante semejante adversario. Pablo decidió dejarlo algo crudo pasándolo con un solo rejón de castigo y esta decisión pesó al final ya que el burel se tornó muy complicado, poniéndose imposible en la parte final de la lidia. Y aunque en banderillas ya empezaba a cortarle el paso a los caballos, esto no fue impedimento para que primero RONDEÑO y posteriormente FUSILERO le metieran en vereda, demostrando ambos lo mejor de su repertorio, emocionando de paso al público que hizo una buena entrada en la tierra de los alacranes. Las cosas seguían por buen camino, hasta el punto de que el navarro debió de colocar, por aclamación general, un segundo par de banderillas a dos manos, llevando la algarabía hasta las nubes, proyectando lo que muy probablemente sería el corte del quinto rabo en forma consecutiva, pero las complicaciones del toro se agudizaron al máximo, haciendo que Pablo fallase una y otra vez primero con el rejón de muerte y posteriormente con el descabello. Con un respetuoso silencio la afición duranguense observó como Hermoso de Mendoza, desilusionado por no poder triunfar, se retiraba al callejón de la Alejandra.

 
ACTUACIONES
6
TOROS
LIDIADOS
12
TROFEOS
OBTENIDOS
15 orejas
y 4 rabos
PUERTAS
GRANDES
5
 
 

 

   
Ir a Google