FECHA 20 de Julio de 2007
LUGAR Plaza de toros de Valencia, España
ENTRADA Casi lleno
TOROS
RESEÑA Fermín Bohórquez (ovación y ovación)
Pablo Hermoso de Mendoza (oreja y dos orejas)
Andy Cartagena (silencio y silencio tras dos avisos)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Fermín Bohórquez, número 76, de nombre Indultado, 567 Kg: De salida CURRO (2 rejones de castigo); en banderillas RONDEÑO (2 banderillas) y SILVETI (2 banderilla); y para el último tercio SARMATA (tres cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Fermín Bohórquez, número 142, de nombre Hondureño, 549 Kg: De salida CHABOLA (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) y FUSILERO (2 banderillas); y para el último tercio SARMATA (un par de cortas a dos manos  y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

PRINCIPE, GALLITO y VITI

Incontestable triunfo de Pablo Hermoso de Mendoza en la plaza de toros de Valencia en la que a punto estuvo de cortar un rabo del quinto de la tarde, pero que la presidencia en un gesto de pillería de lo birló al navarro cuando la plaza lo pedía. Todo fue tras una obra maestra ante un toro manso por momentos al que Hermoso hizo embestir y consiguió tapar todos los defectos que tenía. CHABOLA fue el encargado de colocar un primer rejón en el que tuvo que aprovechar una de las huidas del toro para cruzarse en su camino y enterrar el hierro. Tras esta rejón el toro galopaba por toda la plaza huyendo del caballo y barbeando tablas por momentos. Unos certeros capotazos de Paco Cartagena hicieron que el toro se centrara nuevamente y Pablo pudiera colocar el segundo rejón y templar las embestidas con la bandera. En banderillas vino una sinfonía perfecta de CHENEL que hizo de maestro para el toro, enseñándole a embestir, llevándolo muy templado en la cola y rematando las suertes por los adentros. Parecía que por fin el toro ya estaba metido en la canasta, pero había momentos en los que cuando veía a CHENEL de frente, se daba la vuelta y huía al hilo de las tablas. Vuelta a empezar para encelarlo y vuelta de mostrar el magisterio del caballo y caballero. Enorme poderío torero como el que demostró luego FUSILERO, atacando muy en corto, para que el toro no se escapara y rematando con piruetas en los medios muy precisas. El primer error de la presidencia vino en este momento cuando tras las cuatro banderillas clavadas al toro, cambio el  tercio y Pablo que estaba montando a SARMATA con dos cortas en la mano, tuvo que pedir permiso para colocarlas como si fuesen extras y hacerlo a dos manos, con lo que su labor quedó reducida. No obstante el de Estella clavó las dos banderillas al primer intento en los medios y en todo lo alto, dando paso a una vuelta agarrado a los pitones del toro  y a la entrega total del público ché. Luego vendría un rejón de muerte perfecto de ejecución, colocación y efectos que dio paso a la locura en los tendidos y a la petición de los máximos trofeos. La presidencia ante el compromiso y cuando había concedido dos orejas y ante la fuerte petición de rabo, optó por sacar el pañuelo azul que premiaba ¡al toro! Con la vuelta al ruedo. Así confundió a la gente que pensaba que había concedido el rabo y dejaron de pedirlo. Cuando el respetable vio que al toro se le estaba dando la vuelta al ruedo, la acompañó con una sonora pitada como cuando Pablo recogió las dos orejas de manos del alguacilillo. Muy hábil la maniobra presidencial.

Brioso y un tanto bruto había salido el primer toro que lidió Pablo Hermoso de Mendoza y que incluso le llevó a estrellarse en dos ocasiones contra los burladeros de la plaza. Fueron ímpetus iniciales, porque después de paró y perdió todas ganas de embestir, si bien sí tuvo nobleza y unas pocas arrancadas detrás de los caballos que tuvieron que poner todo de su parte para paliar la emoción que el toro no tenía. CURRO colocó dos rejones de castigo llegando muy encima y toreándolo con la bandera, aunque faltaba la emoción de la bravura. Tras los rejones, toreó Hermoso primero con la bandera y luego con el sombrero al murubeño retirándose a continuación y saliendo montando a RONDEÑO. Inició bien la labor el hijo de CAGANCHO llevando al toro enganchado de costado hasta la presidencia donde colocó la primera banderilla al sesgo muy ajustada. Luego el toro se vino abajo y el navarro pasó un par de veces en falso porque el toro no daba un solo paso. Ante esta circunstancia, Pablo se alejó del toro, se puso de plaza a plaza, lo atacó en los medios y aquí sí que el toro no tuvo otra que colaborar y tragarse la banderilla, tras la cual, enrabietado, salió tras RONDEÑO que lo templó en una carrera lateral con los pitones en el estribo que llegaron mucho a los tendidos. La cosa estaba caliente y SILVETI consiguió que el termómetro subiera, primero con su sola presencia en la cara del toro y luego con ese toreo tan frontal, siempre dando la cara, llevando el hocico entre los pitones en un galope casi de espaldas y haciendo gala de una imponente doma. Fueron los momentos más toreros de una faena que terminó SARMATA con tres banderillas cortas al hilo de las tablas, esquivando los tornillazos de un toro que ya se defendía más que atacaba y fulminándolo de un rejón de muerte en lo alto que hizo que el toro doblase sin puntilla. Hubo petición de dos orejas pero que la presidencia entendió que sólo debía ser uno el trofeo para el navarro y así lo concedió, quizás porque al toro le faltó en algunos momentos emoción en la lidia.

 
 
ACTUACIONES
18
TOROS
LIDIADOS
29
TROFEOS
OBTENIDOS
22 orejas
PUERTAS
GRANDES
8
 
   
Ir a Google