Jalisco es uno de lo estados mexicanos con mayor tradición dentro de los festejos de carnaval ya que el mismo se celebra de manera destacada en numerosas localidades de la zona. De entre todas ellas destaca, sin duda alguna, la fiesta que se lleva a cabo en Autlán, ubicada al suroeste de la capital del estado y que año tras año convoca a un gran número de personas de las localidades aledañas, haciendo de sus festejos uno de los más concurridos a escala regional.

Dentro de la fiesta es ya una tradición obligada la realización de festejos taurinos, en lo que se conoce como la Feria de Autlán, y por la plaza Alberto Balderas desfilan grandes exponentes del arte taurino. Así es ya también una costumbre la presencia en este corto serial del jinete navarro Pablo Hermoso de Mendoza, quien realizó su presentación ante esta festiva y conocedora afición el 24 de febrero de 2001, fecha en que compartió cartel con los matadores aztecas Fernando Ochoa y Alberto Ortega, despachando dos toros para rejones de Mariano Ramírez y cuatro de Los González para la lidia ordinaria. En aquella tarde Hermoso debutó con un singular éxito al realizar dos faenas intensas, de gran clase, que le redituaron un total de cuatro orejas.

Su siguiente actuación aconteció el 9 de febrero de 2002, alternando ahora con los diestros Alberto Ortega y Juan Salvador y lidiando toros de San Pablo para rejones y de Covarrubias para los de a pie. El primero del lote del navarro fue un toro imposible para la lidia a la jineta, por lo que Hermoso se prodigó al máximo con su segundo, para terminar cortándole las dos orejas y sumar su segunda puerta grande en esta plaza. RONCAL, ALBAICIN, DANUBIO, MARIACHI (captado en la foto superior), LABRIT, CHICUELO y VITI le acompañaron esa tarde.

Y dos días después, el 11 de febrero, tuvo lugar la tercera actuación de Hermoso en la Alberto Balderas, cuando entrando de emergente para sustituir a El Juli provocó otro lleno hasta la bandera, haciendo el paseíllo al lado de Alfredo Ríos "El Conde" y Leopoldo Casasola, despechando bureles de Teófilo Gómez y uno de San Pablo. El caballista español continuó con su marca perfecta de puertas grandes en este coso al obtener los máximos trofeos de su primero y tumbarle un apéndice a su segundo. En esta oportunidad vieron acción RONCAL, FUSILERO, DANUBIO, MARIACHI, LABRIT, ALBAICIN y VITI.

Al año siguiente Hermoso de Mendoza tomaría de nueva cuenta su lugar en la Feria, el 28 de febrero 2003, con otro lleno de no hay billetes respondiendo a un cartel que anunciaba aparte del estellés a los matadores mexicanos Ignacio Garibay y José Serrano, con toro de Los Martínez para la lidia ordinaria y de Refugio Peña para la de a caballo. Pablo se erigió en el triunfador absoluto del festejo al cortar una oreja de su primero y llevarse los máximos trofeos del segundo de su lote. Esa tarde tuvieron llamado a escena RONCAL, LABRIT, CHICUELO, MISTRAL, COYOTE, FUSILERO, GAYARRE y CERVANTES. Todos ellos colaboraron para que Pablo sumará su cuarta Puerta Grande (en la foto), manteniendo así su marca perfecta en este coso.

Este record se vería truncado durante la quinta presentación del caballista español en esta tierra jalisciense, acontecida el 23 de febrero de 2004, con otro lleno para seguir la costumbre, formando parte ahora de un cartel de rejoneadores integrado además por Gerardo Trueba y Eduardo Cuevas, lidiándose astados de Lebrija, los cuales dieron al traste con las aspiraciones de los actuantes por tener un tarde triunfal. Pablo fue ovacionado en su segundo, así como en el que debió matar por la lesión de Gerardo Trueba. Por parte del equipo equino esa tarde vieron acción CURRO, FUSILERO, CERVANTES, CHENEL, LABRIT y CHICUELO.

Más sin embargo la Puerta Grande si regresaría en la sexta actuación del centauro español en la Alberto Balderas, la cual tuvo lugar el 5 de febrero de 2005, tomando parte en un cartel mixto al lado de los matadores de a pie Antonio Bricio y Mauro Lizardo en la lidia de bureles de Refugio Peña y Reyes huerta para el montado y de Lebrija para la lidia ordinaria. Pablo se convirtió en el triunfador del festejo al fesorejar a su primero, siendo fuertemente ovacionado en su segundo. Los caballos que tuvieron llamado esa tarde fueron: EXCALIBUR, FUSILERO, TOSCANO, CURRO, CHICUELO, CHAPULIN y FOSFORO.

No pudo descorrerse el cerrojo durante la séptima comparecencia del navarro en esta plaza jalisciense, la cual tuvo lugar el 25 de febrero de 2006, formando parte de un cartel de rejoneadores al lado de Eduardo Cuevas y Gastón Santos, lidiándose bureñes de Fernando de la Mora y Hernaldo Limón. Pablo tuvo una actuación espléndida, cuajando dos extraordinarias faenas, sobretodo la segunda de ellas, pero lamentablemente el fallo a espadas hizo que solo pudiera llevarse una oreja en la espuerta, la cual obtuvo del primero de su lote. VILLA, LABRIT, MERLIN, DOMINGUIN, RONDEÑO, CHENEL y FUSILERO fueron los caballos con llamado esa tarde.

 
a
FECHA 17 de Febrero de 2007
LUGAR Plaza de toros Alberto Balderas, Autlán de Navarro, Jalisco, México
ENTRADA No hay billetes
TOROS
RESEÑA Arturo Macías (ovación y saludos)
Pablo Hermoso de Mendoza (ovación y saludos)
Víctor Mora (oreja y silencio)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Los Encinos, número 351, de nombre Autlense, 470 kg. De salida CHAMAN (2 rejones de castigo); en banderillas RONDEÑO (3 banderillas); y para el último tercio CHAVOLA (3 cortas, 1 par de banderillas a dos manos, y 1 rejón de muerte tras tres pinchazos).

Segundo toro de la Ganadería de Los Encinos, número 377, de nombre Cirileño, 504 kg. De salida CHAMAN (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (4 banderillas) y FUSILERO (2 banderillas); y para el último tercio SARMATA (3 cortas, 1 par de banderillas a dos manos y 1 rejón de muerte tras tres pinchazos).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

CURRO, CHICUELIN, SILVETI y RIO FRIO

a

Vaya pedazo de faena el que Pablo Hermoso de Mendoza le realizó al bravísimo Cirileño de Los Encinos en el ruedo de la Alberto Balderas. Una excepcional composición de torería que no pudo ser rubricada con el rejón de muerte.

Y no es que entremos al campo de las suposiciones, pero en verdad de haber acertado con el acero final al primer viaje Pablo le hubiera tumbado el rabo a su encastado oponente, que con toda justicia mereció los honores de la vuelta al ruedo. Desde que el cárdeno apareció en la arena evidenció sus grandes condiciones, mismas que de inmediato fueron apreciadas por el jinete estellés, que le ofreció la grupa de CHAMAN para hacerse rápidamente con su alegre embestida, llevándole a describir los consabidos círculos hasta reducirle el terreno y dejarlo fijo, muy fijo, pasando a quebrantarlo con dos hierros, de alto nivel técnico por la fuerza y codicia con la que el toro llegaba al encuentro del alazán, que le aguantó hasta someterlo, dejándolo listo para un tercio de banderillas memorable, iniciado por un espléndido CHENEL que se dio gusto galopando de costado, llevando prácticamente cosido a su cola a Cirileño, templándolo magistralmente en dos largas vueltas al redondel, rematándolas con monumentales pasadas por los adentros, auténticos trincherazos, que pusieron a la plaza boca abajo, y así se quedó con la actuación de FUSILERO, cuyas piruetas resultaron ceñidísimas, al grado de que en un momento parecía que el toro lo alcanzaba al salir del giro, pero magistralmente el tordo le volvió a cambiar el viaje para salir airoso del trance mientras se escuchaba una atronadora ovación. El ejemplar de Los Encinos aún tuvo fuelle para enfrentar a SARMATA y este también lo toreó a placer, tanto en cortas como en el par de banderillas a dos manos, con una ejecución de excepción, a ritmo lento, viendo en todo momento al toro y deteniéndose al momento de la reunión. Todavía viviríamos otro emotivo momento cuando en un alarde de valor Pablo tomó con las dos manos los pitones del astado, girando caballo y jinete en torno a él, con una gran proyección estética. Después de toda esta labor reiteramos que el rabo se servía en charola de plata, pero tres veces el rejón encontró hueso antes de entrar en forma definitiva para que Cirileño diese otra muestra de su casta, resistiéndose a doblar a pesar de estar muerto sobre sus cuatro patas, entregándose finalmente a los oficios del puntillero, dando sus restos la vuelta al ruedo en tanto que Pablo fue obligado a saludar desde el tercio como reconocimiento a su sensacional labor.

De otro corte fue su primera faena ante un toro que manseó y que jamás se entregó. CHAMAN, RONDEÑO y CHAVOLA cumplieron sobradamente dentro de una labor que en su conjunto mantuvo un buen nivel, pero que no pudo lucir lo deseado por la falta de transmisión del burel, que fue despedido entre pitos del ruedo mientras que Hermoso de Mendoza se retiraba entre palmas al callejón.

 
ACTUACIONES
8
TOROS
LIDIADOS
17
TROFEOS
OBTENIDOS
15 orejas
y 2 rabos
PUERTAS
GRANDES
5
 
 

 

   
Ir a Google